Navegacion

jueves, 18 de junio de 2009

Escenarios Petroleros 2020 (Mundo, Hemisferio Occidental y Venezuela)

Ramon Espinasa

Presentación en la cual se desarrolla un escenario del Mercado Petrolero Mundial y dos escenarios del Balance Petrolero del Hemisferio Occidental al año 2020. En este contexto se estudia el potencial de crecimiento de la producción de Venezuela en el período.

El ejercicio es meramente descriptivo y pretende tan sólo mostrar las principales tendencias de demanda, oferta y precios para el mundo y el Continente en décadas recientes y, a la luz de estas tendencias, dibujar los escenarios al 2020. En este contexto hago una primera aproximación al esfuerzo que debería realizar Venezuela para recuperar el nivel de producción de hace diez años el cual, con esfuerzo, se alcanzaría en 2020.

Entre las principales conclusiones destacan:

Escenario Mundial

- Por agotamiento de reservas en los países de la OCDE y regulación del acceso a las reservas en el resto del Mundo, en particular en los países de la OPEP, se produce un salto cuántico en el costo marginal de desarrollo de reservas y por consiguiente en el precio del crudo. En el escenario se supone en promedio para el período 2010-20, 56 $/b, el doble de los 28 $/b del período 1986 - 2002 y cuatro veces el precio promedio del período 1935 - 1973 de 14 $/b. Todo en $ reales de 2008.
- El mayor precio se traduce en una menor tasa de crecimiento del consumo respecto a las últimas cuatro décadas. El consumo en los países de la OCDE apenas llega en 2020 al nivel de 2007. El crecimiento del consumo mundial se concentra en los países en desarrollo, los cuales para 2020 representan la mitad del consumo mundial.
- La producción seguirá declinando en los países de la OCDE y la oferta adicional provendrá fundamentalmente de los países de la OPEP. Aproximadamente la mitad de la demanda incremental a partir de 2010 provendrá de capacidad de producción actualmente cerrada, fundamentalmente en los países de la OPEP. Puesto de otra manera, la necesidad de desarrollo de capacidad de producción adicional será tan sólo la mitad del incremento de la producción en el período 2010 - 2020.

Escenario Hemisferio Occidental

- La declinación de la producción en Norteamérica y el estancamiento de la producción en Suramérica han acelerado la apertura de la brecha de suministro de petróleo y energía del Hemisferio Occidental a lo largo de la última década.
- Si se mantienen las tendencias actuales a lo largo de la próxima década, Suramérica se puede hacer deficitaria como subregión en cuanto a su suministro de petróleo y el déficit del Hemisferio Occidental se puede incrementar en hasta 40% de 10 a 14 Mbd.

Venezuela

- Aún suponiendo que la producción fuera a crecer a la tasa más alta en los períodos de expansión sostenida en la historia petrolera nacional (135 mbd por año), Venezuela tardará diez años en recuperar el nivel en recuperar el nivel de producción de hace diez años de 3.6 Mbd.
- En términos esquemáticos, se supone que se mantiene la producción actual de 2 Mbd mediante actividad sostenida en las áreas tradicionales y la expansión de capacidad proviene de proyectos discretos en la Faja de aproximadamente 135 mbd, que entran uno por año.
- Mantener la producción actual de alrededor de 2 Mbd, requiere una inversión anual de $6000 Millones, suponiendo una declinación de 20% por año y una inversión de $15000 por barril día de capacidad instalada.
- Cada proyecto integrado de la Faja para expandir la capacidad a 135 mbd por año requiere una inversión de $5000 M, se supone que esta es la inversión promedio por año en la medida que se van solapando proyectos.
- Así la inversión necesaria por año para crecer a 135 mbd por año es de $11000 Millones: $6mM para sostener una capacidad de 2 Mbd en las áreas tradicionales y $5mM para crecer a 135 mbd por año mediante proyectos integrados de la Faja.
- El presente esquema institucional está agotado para detener y revertir la caída del potencial de producción por las siguientes razones: incapacidad de ahorro para financiar este nivel de inversión; falta de acceso a tecnología especializada requerida e insuficiente capacidad de ingeniería.
- Detener y revertir la caída de potencial de producción requiere detener el deterioro y estabilizar la capacidad de producción actual de PDVSA y, además, de la participación de capital privado.


0 comentarios: