Navegacion

lunes, 16 de enero de 2012

Gastan más de $9 millones diarios importando gasolina

Los accidentes, incendios y fallas operacionales en las refinerías nacionales, crearon una crisis en la primera semana del 2012 que generó  un déficit de  producción de 80 mil a 120 mil barriles diarios gasolinas. Para solucionar la situación, en los últimos 10 días el Gobierno está importando cargamentos de gasolina a un costo de 9 millones de dólares diarios.

Las primeras señales fueron a partir del 5 de diciembre pasado, cuando se reportó una parada de emergencia en la unidad de coquización retardada de Amuay, y casi de inmediato se registró otra parada en una unidad destiladora, obstaculizando la producción de kerosene y otros destilados para fabricar lubricanes.
El 6 de diciembre paró la unidad de coquización retardada de Cardón por una falla que detuvo la producción de nafta, butano y propano en las plantas de la catalítica y el 24 de diciembre vino otra falla obstaculizando la producción de aceites.
El 3 de enero, un comunicado de Petróleos de Venezuela advirtió que se paralizaría 5 dias la planta de craqueo catalítico, de la refinería El Palito. El viernes 6 de enero una explosión en el reformador de Cardón, volvió a afectar la producción de naftas y gasolinas y la situación de la planta se complicó por una falla eléctrica de Genevapca, que dejó sin servicio eléctrico la catalítica de Cardón.
El mantenimiento del “crack” de Amuay que estaba programa para llevarse a cabo en octubre, fue diferido para el 8 de enero, al producirse por segunda vez la caída de El Palito.
De la refinería Isla, en Curazao, no puede pedirse ayuda ya que su capacidad de proceso de 220.000 barriles diarios, ha bajado a 160.000 barriles diarios, debido a fallas crónicas, principalmente en el suministro eléctrico.
En esta circunstancia Petróleos de Venezuela está enfrentándose a una de las situaciones más críticas de la actividad refinadora. En estos momentos tiene un déficit entre 80.000 barriles diarios a 120.000 barriles diarios de gasolina, para atender el mercado interno.
Una fuente confiable declaró a “TalCual”, que el Gobierno está importando un aproximado de 80.000 barriles diarios de gasolina de las refinerías del golfo de México, a seis dias de travesía marítima que ocasionan desembolsos de 9 millones de dólares diarios calculando que el barril de gasolina importado tiene un valor de 120 dólares.
La edición de TalCual del 9 de enero pasado, ya registraba esta situación.
Los traders consultados confirmaron que no habrá escasez en el mercado interno, porque han firmado contratos de cargamentos de suministro, pero a un alto costo económico para la tesorería de Pdvsa.
Existen otros inconvenientes. Algunos traders consideran a Pdvsa como el mejor cliente, pero desde el año pasado no le venden los cargamentos de gasolina, con la tradicional “cuenta abierta con carta de crédito”,  porque no paga puntualmente.  Cada cargamento vale más de 27 millones de dólares. Es enojoso decirlo, pero algunos traders han intentado pedir “prepago” en las ventas de gasolina.
Para fabricar un litro de gasolina se requieren de unos 7 componentes. Las refinerías nacionales desde hace más de una década debieron hacer fuertes inversiones, para actualizarse a las nuevas normas ambientales y tecnológicas, pero no lo hicieron.
Desde 2005 empezaron a importar un discreto monto de 20.000 a 30.000 barriles diarios de “mtbe, alquilatos y otros componentes” para mezclar y cumplir algunos contratos. El déficit de producción llegó a un climax la primera semana del año, con la coincidencia de las paradas y las fallas.
Un experto en el mercado dijo que esa gasolina que Venezuela importa la regala a las estaciones de servicio, y adicionalmente paga a las mismas de 50 a 60 bolívares “por litro vendido” como subsidio a la cadena de comercialización.
Aun no existe una cifra exacta de los millones de millones de dólares que al  Gobierno le han costado las paradas programadas, las imprevistas, los incendios, las fallas ocasionales y todo tipo de sucesos, muertos y heridos.
El dirigente obrero petrolero Ivan Freites, miembro del Comité Ejecutivo de la Futpv, declaró que desde el 2003 después del paro petrolero, se han reportado 304 eventos (accidentes y fallas) que han ocasionado la muerte de 68 trabajadores y 264 heridos, y la tristeza en cientos de hogares que no se pueden contabilizar.

0 comentarios: