Navegacion

martes, 24 de enero de 2012

HABLEN CLARO IV

Alberto Quiros Corradi

Empresas Básicas Mi primera recomendación es que se olviden del concepto de empresas básicas como se utilizó en el pasado (debían pertenecer en su totalidad al Estado) Su privatización total o parcial era impensable pese a que el experimento de Sidor resultó en un aumento de la productividad en poco tiempo. Hablen de empresas “importantes” y hagan ofertas creativas. Piensen que el punto de partida es difícil. Las empresas están técnicamente quebradas pero los problemas no son solo financieros, son también operativos. Falta de gerencia y de mantenimiento. Conflictos laborales. Todo apunta a que habrá una salida viable si al capital requerido para recuperarla se le puede garantizar paz laboral lo que obliga a que el movimiento sindical sea parte de la solución. Para poder armonizar los intereses de la nación con los recursos disponibles no hay otra salida que la colaboración del sector privado nacional y extranjero con el proceso. Creo que la salida son empresas mixtas con un operador privado, dueño de por lo menos 50% del capital accionario, 20% para los trabajadores (dentro de un fondo que beneficie al trabajador activo con representación en la junta directiva) y 30% propiedad del Estado. Estas proporciones pueden variar de empresa a empresa. Los candidatos deben buscar información lo más precisa posible sobre cada una de ellas. Rescatar, por ejemplo, a Sidor no tiene el mismo grado de dificultad que hacer rentable a Alcasa. Edelca que junto a Sidor fueron alguna vez las joyas de la corona tiene problemas bajo la nueva estructura del sector eléctrico. Por cierto, devolverle a la ciudadanía un servicio eléctrico sin apagones y sin restricciones presentará grandes dificultades. Por sus diferentes prioridades no será fácil coordinar de manera eficiente las necesidades de gas y gasoil de las empresas de Guayana con las de la industria petrolera de hoy que sufre de grandes restricciones operativas. Una de las acciones imprescindibles es desarrollar costa afuera los yacimientos de gas cuanto antes. Las empresas de Guayana no pueden mantenerse restringidas en su capacidad productiva por falta de este insumo. Además de las empresas de Guayana tradicionales están las que han sido confiscadas, como por ejemplo, Sivensa. Estas y otras deben regresarse a sus legítimos dueños o sacarlas a licitación pública para que el sector privado se encargue de recuperarlas. Los recursos del Estado no son infinitos y habrá que establecer prioridades para la reinversión en todo lo que hoy es de su propiedad. Los precandidatos deben despojarse de los atavismos de antaño y reconocer públicamente que el Estado por sí solo no puede rescatar a las empresas de Guayana. En resumen los precandidatos deben: 1. No hablar de empresas básicas. 2. No ofrecer su rescate manteniendo la propiedad 100% del Estado. 3 La oferta de empresas mixtas parece la mejor hoy. 4. Los trabajadores, a través de un fondo, deben tener la propiedad de un 20% de las acciones de esas empresas y una representación en su junta directiva. 5. El capital privado nacional o extranjero, el Estado y el movimiento sindical deben acordar un modus operandi que asegure la paz laboral de estas empresas. 6. Las empresas que pertenecían al sector privado y fueron confiscadas deben regresar a sus legítimos dueños. 7. No hay que ofrecer lo imposible. La recuperación de estas empresas representará un sacrificio colectivo tanto del sector privado como del Estado y de los trabajadores.

0 comentarios: