Navegacion

viernes, 25 de noviembre de 2011

Vuelve Salazar Er Espía



Desde hace meses, deje de escribir sobre política venezolana por instrucciones de mis superiores Güasinton,  que como Jefe de Estación de la CIA en Er Valle der Espíritu Santo, Margarita Island, Pearl of the Caribbean Sea, debo acatar. Pero, aún poniendo en peligro mi honroso cargo, no he resistido la tentación de comentar las declaraciones der  Procónsur de Cuba en Caracas sobre los precandidatos de la oposición nuestra, es decir la Pitiyanqui. Por eso le contesto las marisqueras que dijo. Aquí les va.

Comenzó er tipo [también conocido como Er Guasón, Don Regalón, Chacumbele, Cara e’ Luna,  Hugo Er Cubano, er Quimioterapeutizado, y más genéricamente como er Coño e’Madre Ese ] diciéndole a las focas que “…ojalá hubiera un candidato que de verdad, que más o menos estuviera en el ranking de uno…¿ranking llaman no…? ” ¡Este sí que las tiene bien rayadas! Esa vaina compai es imposible: nadie está en tu “ranking”, nadie te llega a los tobillos, eres insuperable… pero no te hagas ilusiones, no te creas que te estoy poniendo por las nubes o te estoy jalando bolas. No. No te digo esto porque seas un “vergatario”, sino porque no hay en Venezuela ni sus alrededores un político o un gobernante que te iguale en incompetencia, chabacanería, ignorancia, prepotencia y corrupción, sarvo tus panitas Mario Sirva y Giordani que te llegan más menos cerca.

 Afortunadamente dentro de los precandidatos de la oposición, y más allá de los precandidatos, en la dirigencia de la oposición, no hay nadie en ese “ranking” tuyo, que es er de los dictadores, violadores de derechos humanos, peculadores, aliados der narcotráfico y de las FARC,  etc. Eres er número uno en complejos, resentimientos sociales y en er curtivo y promoción der odio entre los venezolanos.   Eres er rey de la corrupción, protector, benefactor y padre de la Boliburguesia ladrona.  Como militar, después de la dura batalla der Museo Militar, las únicas batallas que has ganado han sido la de la destrucción de Venezuela y la der asarto ar tesoro público, en las que has mostrado una ferocidad digna de Atila. Como destructor superas todos los records der Terminator. En eso sí que eres un vergatario. Pero debo darte la razón no hay venezolano, sarvo argunos de tus cómplices, que estén en tan ranqueados como tú en esos terrenos.

Dijiste de los precandidatos opositores que “…No hay uno que se le pueda ver la cara y decir oye este, este es un señor, que uno pueda decir pues vale la pena un debate ideológico, político, ¡No! Puro majunche. Son unos majunches…” claro entiendo que no entiendas que significa decir que arguien es “un señor”, porque tú te crees  “er señor” feudar propietario de un feudo que se llama Venezuela y que los venezolanos somos tus siervos de la gleba. Pero en realidad eres “er señor” de la vulgaridad y la cobardía, que insultas a mansarva porque sabes que ninguno de los ofendidos se te puede acercar, y a la venezolana, darte unos buenos coñazos porque estas amparado por tus “anillos” cubanos de  seguridad.  Y hablando de “anillos” y cubanos, ninguno de los precandidatos de la oposición sufre de tu debilidad por tu “anillo”, que despierta ante la presencia o er simple recuerdo de tu adorado Fidel, lo que te ha llevado a entregarle er gobierno de los venezolanos y aceptar ser su procónsul en Venezuela. Todo por esa tu debilidad “anillar”.

Y sigues hablando pendejadas de los precandidatos de la oposición, que te tienen las bolas de corbata,  y dijiste que “…No hay uno… que uno pueda decir pues vale la pena un debate ideológico, político, ¡No!...” Primero debo decirte que ahora te la das de ideólogo… creo esa vaina es producto de los efectos secundarios de la quimioterapia mezclados con los efectos primarios de la mercancía que te manda Evo para que mastiques e inhales antes de cada cadena. ¡Coño tú ideólogo! ¡Verga camarada, eso es como decir que tu pana Joselo es especialista en física cuántica! Además, dudo que tú, acostumbrado a tus monólogos, puedas debatir exitosamente con nadie. Tú estás acostumbrado a hacer rounds de “sombra”, no estás acostumbrado a enfrentarte a nadie, estás acostumbrado a insultar, acostumbrado a la procacidad, acostumbrado a que las focas te oigan extasiadas, o aparentando estar extasiadas y que tus sandeces les provocan reacciones multiorgásmicas. Por eso desde ya rehúyes er debate diciendo que no hay uno que pueda debatir contigo. No es otra cosa que tu eterno culillo.

Y sigues justificando tu terror ar debate diciendo “…¡No! Puro majunche. Son unos majunches. No hay ni uno que uno pueda decir este tiene experiencia de verdad, tiene condiciones morales, ética, política para ser un líder nacional. No es fácil esto, no es fácil esto. Para mantener la unidad nacional, la cohesión nacional, el rumbo nacional…” No puede uno menos que reírse de tus palabras. Fíjate y recuerda lo siguiente: para desgracia de los venezolanos tú fuiste una vez elegido presidente con CERO experiencia administrativa, sarvo la administración der “rancho” de un cuarter y a lo mejor de allí fue que “er rancho” te quedó en la cabeza. Tu ignorancia y prepotencia, entre otras cosas, te llevarán a la cárcer si sobrevives lo suficiente ese cáncer que te come vivo. Fuiste elegido a pesar de tu pobre formación académica que no te permitió pasar de ser un cadete de mediocre pa’ malo en la Academia Militar, en términos militares estabas entre “lacio” y “lastra”. Te rasparon en er curso de estado mayor y tuviste que jalar la bola que jode para pasar. ¡Y en cuanto a la ética! En cuanto a la ética, comenzaste por traicionar er juramento de respeto a la constitución y las leyes con los intentos de gorpe de 1992 y no hablemos tu ética personar, ni de tu paternidad irresponsable (tienes una carajita escondida de 6 añitos y no la querías reconocer), ni de tu condición de agresor de las mujeres que han pasado por tu vida, ni de ciertas aficiones e inclinaciones tuyas que corren de boca en boca entre tus mismos allegados, que no son precisamente expresión de una conducta ética ni morar. Tratar de comparar la formación profesionar, las cualidades morales y éticas de quienes se han ofrecido para enfrentar er caos y la destrucción que dejas a tu paso por el gobierno debido, entre otras razones, a tu escasa y primitiva formación personar y tus inexistentes principios éticos y morales, es un atrevimiento que solamente se puede explicar porque te has creído a pie juntillas las loas de los delincuentes que te acompañan en tu asarto a la Nación.

Pero en tu audacia se desata  la peor de las enfermedades que sufres: la diarrea verbar y haces sufrir sus consecuencias a todos los venezolanos en tus cadenas (que son más pavosas que arpargata con medias). Esa es una enfermedad en que er enfermo hace sus deposiciones vía verbar en lugar de la vía que la naturaleza diseñó a tar efecto.  Y es así como medio de una de tus diarreas verbales dijiste que ninguno de los precandidatos de la oposición podría “…mantener la unidad nacional, la cohesión nacional, el rumbo nacional…”  Vamos por partes. ¿De cuár unidad nacionar hablas tú vale? Si tú has sembrado er odio y la división de los venezolanos y de la nación. Si cada vez que nos ladillas obligándonos a oír las marisqueras que hablas es para sembrar más odio y más división en nuestra sociedad. Si cada vez que apareces con esa cara grotesca y deforme, que como er Retrato der tar Dorian Grey pone ar descubierto tus torcidos sentimientos, resentimientos y odios, lo haces para sembrar más odio y ofendernos con tu lenguaje procaz. ¿De cuár cohesión nacionar hablas? En lo que si tienes razón es en decir que quien sea elegido como candidato UNICO [es lo que te tiene cagao] de los sectores democráticos no seguirá lo que pomposamente llamas er RUMBO NACIONAR para referirte ar rumbo suicida que tú le has impuesto ar país que ha resultado en la destrucción de la industria petrolera, de las empresas básicas, de la industria privada, der agro, der sistema de energía eléctrica, de todos los servicios públicos, de la infraestructura vial, der sistema de salud pública, la entrega de la nación ar gobierno cubano, er descomunar endeudamiento externo, er sistemático asarto der tesoro por la boliburgiesia y tu misma familia, la persecución a los medios de comunicación, las agresiones a la libertad de expresión, la limitación der derecho a la información y er chisme, er estímulo ar hampa y a la inseguridad ciudadana, la impunidad,  la persecución política, los presos y ersiliados políticos, la politización de la fuerza armada, la conversión de la fuerza armada en brazo militar der PSUV,  etc., etc., etc. Ese rumbo, puedes estar seguro, no lo seguirá er próximo presidente, er viraje será de ciento ochenta grados.   

Y para terminar, dijiste que ninguno de los precandidatos a derrotarte podría “…mantener a Venezuela en el sitial que ha venido ocupando en estos años de revolución. Venezuela hoy es respetada hasta por nuestros más enconados adversarios y el ritmo que lleva nuestro país y el rol que juega Venezuela hacia adentro y hacia afuera…” ¡Coño ar fin pegas una! Los sitiales que hemos venido ocupando durante tu Robolución son, entre otros, los siguientes: Primer lugar mundiar en inflación; penúrtimo lugar mundiar en seguridad para las inversiones; primer lugar en homicidios con 82 por cada cien mir habitantes; primer lugar entre las bases operativas der tráfico de drogas hacia Europa, Africa y Centroámerica y México; primer lugar en América en endeudamiento externo; primer lugar en er precio más bajo a que se vende un barrir de petróleo ar venderlos a China en $ 40; primer lugar en funcionarios señalados como narcotraficantes en complicidad con las FARC; primer lugar en lavado de dinero;  cabeza a cabeza peleando er primer lugar mundiar en corrupción; ¡La verdad es que son muchos primeros lugares! Pero espero que en todos ellos bajemos ar último lugar.

No te veré en La Haya como quiere Diego Arria porque un pasaje pa’ esa vaina cuesta una bola de billetes y yo pa’ vete a ti no gasto ni una locha, porque cada vez que te veo me haces coger tremenda arrechera. Ahora si podría, y me encantaría, ir a verte en er Rodeo I, cuando vaya de paso pa’ Caracas a rendir cuenta en la Embajada. Así se lo pido a mi virgencita der Valle.  Y se me orvidaba decirte que eres un dictadorzuelo “majunche”, los dictadores arrechos no hablan tanta marisquera. 

Jose Miguel Salazar [a.k.a. Salazar Er Espía]

0 comentarios: