Navegacion

miércoles, 16 de enero de 2013

LA IRRESPONSABILIDAD DEL 10E



Roberto Muñoz
                                          
Ha habido todo tipo de opiniones sobre lo acontecido el 10E, que  hubo falta temporal, que no la hubo, etc., etc., por ello no voy a seguir en ese debate, lo que pasó se puede  llamar como sea, pero la realidad es que el país está pasando por sus  peores momentos, que se reflejarán en  el empeoramiento de sus mil y un problemas.    El país está viviendo  momentos críticos, pues ahora no tiene presidente o sea es un barco a la deriva; Maduro no tiene las atribuciones, ni la experiencia, para tomar muchas decisiones y Hugo Chávez tampoco puede hacerlo pues se encuentra, gravemente enfermo, en una sala de cuidados intensivos; los perjuicios, sobre el país, por esta situación son innumerables y catastróficos.                                                        
Lo decidido el 10E no es sino la corona de la cantidad de irresponsabilidades rojas que tienen al país sumido en un verdadero caos económico, social y político. Anteriormente, cometieron el irresponsable acto de  postular a Hugo Chávez como candidato presidencial, eso no tiene perdón de Dios. Ahora todos los rojos están diciendo, a cada minuto, que el comandante estaba curado y por eso se lanzó a la contienda presidencial; mentira, no hay que ser médico para saber que esa es la falsedad más grande, la mentira más grande del siglo y esa mentira costó al país una cantidad inmensa de dinero,  tiempo,  esfuerzo, de paralización de esfuerzos productivos para dedicarse a la campaña y a la elección; el daño causado a la nación fue inmenso. Y el no tener realmente presidente  sigue causando daño, pues asuntos importantes no podrán ser resueltos  y los delfines, en disputa, dedicarán todo su esfuerzo a afianzarse en el poder, olvidándose de resolver los  problemas que están estrangulando al país.   Indudablemente esta actitud  no es sino la confirmación de que los rojos harán lo que sea, no importa el daño al país, para mantenerse en el poder.                      
Entonces qué hacer?, no me queda sino recordar textualmente algo que escribí, hace muchos años, lo cual impulsaba a no olvidar la desobediencia civil, la cual no existe en la mentalidad de los políticos opositores, pues ellos actúan  como si  existiera  un gobierno democrático, pero no es así. Se debe seguir actuando con los métodos electorales acostumbrados,  pero sin olvidar la  desobediencia civil, la cual no se debe  practicar con temor o con sentido de culpa, como si fuese algo pecaminoso, pues es enteramente constitucional, según el Artículo 350. La historia está llena de grandes hombres que practicaron la desobediencia civil,  los más conocidos son Gandhi, el Mahatma, y Martin Luther King quien dijo que tenía la responsabilidad moral de desobedecer las leyes injustas porque como dijo San Agustín “una ley injusta no tiene nada de ley”.  La anterior recomendación ha sido dada, por muchos, en multitud de ocasiones, pero no ha sido oída, es necesario que los políticos opositores abran sus oídos y escuchen lo que viene de afuera de su cerrado círculo.
                                                                                  Roberto Muñoz E.

0 comentarios: