Navegacion

lunes, 5 de marzo de 2012

EL ESCENARIO PERDIDO

Alberto Quiros Corradi

Un lector cuyo nombre me reservo, por no contar con su autorización, me ha comentado mi último artículo (Escenarios, 26-02-12) sugiriendo que a mis cuatro escenarios le faltó uno. Yo había descrito los siguientes: 
 
1. “El Milagro” (Operación exitosa. Tumor benigno) 2. “Pura Voluntad” (Operación exitosa. Tumor maligno. Chávez candidato disminuido) 3. “Lo que Dios Quiera” (Operación exitosa. Tumor maligno. Chávez cansado pasa el testigo a un sucesor) 4. “La hora del Perdón” (Operación fracasa. Desenlace fatal) Por lo escueto de los informes recibidos pareciera que la operación fue exitosa lo cual, por los momentos, elimina el escenario 4. Digo esto, porque al no saber si el tumor extirpado es o no maligno no se puede descartar otra intervención quirúrgica, lo cual restablecería el escenario 4. 
 
El escenario 5, que me envía mi lector pudiera titularse “I will come back”. Chávez responde bien al tratamiento y tiene un pronóstico de vida largo. Así las cosas, se sienta a analizar la situación del régimen y sus posibilidades de ganar las elecciones de octubre 2012. Después de consultar con las encuestas, de ver las reacciones negativas en aumento de los diferentes sectores del país y de sostener conversaciones con sus aliados más cercanos, por primera vez, quizás como resultado de haber visto cuestionada su presunta inmortalidad, mira objetivamente al futuro inmediato y llega a la conclusión de que puede perder las elecciones. Vista esa situación Chávez se hace dos preguntas ¿Cómo podre sobrevivir a un nuevo gobierno? y ¿Qué hacer para regresar al poder? 
 
Planteado el problema Chávez decide lo siguiente: 1. Anunciar la necesidad de un largo periodo de recuperación y, por lo tanto, no podrá ser candidato. 2. Seleccionar a un sucesor que sea a la vez creíble y sacrificable en el corto plazo 3. Negociar secretamente con la oposición una entrega del poder tranquila, sin cuestionar los resultados y sin promover la violencia. 4. Pierde las elecciones pero conserva el control de todos los poderes públicos. 5. Se mantiene como el líder de la revolución (el perdedor visible es el candidato derrotado) 6. Como jefe del chavismo boicotea de frente y silenciosamente, cuando le conviene, al nuevo gobierno e impedirá que las difíciles políticas que habrá que implementar tengan tiempo de producir resultados positivos. 7. Mantendrá al país en zozobra por tres años creando la impresión de que sin él, el resultado es el caos. 8. A los tres años el país está peor que nunca y ante esa situación Chávez recoge firmas para convocar a una asamblea constituyente. 9. Visto los resultados negativos del gobierno el pueblo le presta de nuevo su apoyo. Gana la constituyente y la reelección. Esta vez será difícil sacarlo de la presidencia. 
 
No hay duda de que este escenario me faltó pero tiene un bemol muy fuerte, con el rabo de paja de corrupción y violaciones constantes a la Constitución que ha tenido este régimen ¿le va a permitir a Chávez un nuevo gobierno que lo sabotee por tres años sin someterlo a la justicia? Recordemos que en el 2015 se renovara la Asamblea Nacional y por lo tanto se podrán cambiar todos los poderes públicos.
“Guerra anunciada no mata soldado”. Si el éxito de Chávez, bajo este escenario, depende de que se le deje actuar libremente una vez derrotado, entonces, hay que estar “mosca” para que lo que se negocie al comprar un cambio de gobierno tranquilo no resulte ser un detonante oculto. Gracias a mi lector por tan interesante idea y le pido excusas por las vueltas que le di a su escenario.

0 comentarios: