Navegacion

viernes, 24 de febrero de 2012

Derroche en Macagua I

DAMIÁN PRAT C

En Macagua I están los MW más caros del planeta. Contrato "a dedo", sin licitación, impuesto a Edelca y sin utilidad alguna, denuncian expertos. Con los 450 millones de dólares que va costando la obra se lograría un aumento de generación de 120 MW. Esa misma inversión serviría para construir una planta térmica de ciclo combinado para 700 MW

 
Macagua I



 
   

Un contrato, calculado por los técnicos de Edelca en 2003 para que costara 80 millones de dólares, fue acordado en una cumbre presidencial de 2004 en 142 millones de dólares. A Edelca la obligaron "a juro" a aprobarlo sin hacer licitación, por órdenes de Miraflores (memorándum de cancillería N° 007263) y se firmó por 243 millones de dólares.

En marzo de 2010 ya se había "tragado" 365 millones de dólares y a la fecha de hoy, seis años más tarde, ya estaría costando 455 millones de dólares, pero la obra aún no se concluye y, peor aún, todos dentro de la ex Edelca creen que no servirá de nada porque ni siquiera los "pírricos" 120 MW que en teoría produciría serán realidad en la práctica.

"Esos son los MW mas caros de todo el planeta Tierra y encima los mas inútiles", nos explican ingenieros y técnicos de la destruida Edelca, hoy empleados inquietos del monstruo burocrático que es Corpoelec, a quienes es menester proteger en su identidad debido a las represalias que se tomarían contra ellos.

"Con 450 millones de dólares de inversión se construye una planta termoeléctrica de ciclo combinado, a gas, con alternativa de diesel, para producir 700 MW, de modo que esos 120 MW que aumentaría Macagua I demuestran lo absurdo e injustificado de ese gasto", advierten.

Se trata del contrato acordado en Margarita entre los presidentes Hugo Chávez y Néstor Kirchner bajo la negociación en segundo plano pero definitoria del cuestionado ministro de Planificación de Argentina Julio DeVido y Rafael Ramírez (Pdvsa Venezuela) para "repotenciar la represa Macagua I", antigua planta que ya cumple 50 años y fue la pionera del sistema hidroeléctrico del Caroní.
Como dato anecdótico cabe destacar que la empresa alemana Voith, fabricante original de las turbinas, ofreció en el año 2000 repotenciar esas turbinas por un precio simbólico de un dólar sólo por hacer propaganda ante el mundo de la calidad de sus equipos que, para ese momento, 40 años después seguían funcionando perfectamente.

ANTI-ECONÓMICO
En Edelca analizaron largamente por mucho tiempo si clausurar la represa o mantenerla semiactiva por motivo "sentimentales" e históricos, ya que la cantidad de agua que "turbinan" las seis unidades de Macagua I es idéntica a las que procesan las turbinas de Macagua II y III pero éstas últimas aportan 2.600 MW con sus 12 unidades mientras Macagua I solo produce 360MW con 6.

Se gasta igual volumen de agua para mover una turbina de Macagua I para producir 60 MW que una de Macagua II para aportar 210 MW. Es antieconómico y solo se justificaría en los dos o tres meses de cada año, cuando el volumen de las lluvias rebasa la capacidad de procesamiento de la presa y se hace necesario abrir el aliviadero y "botar" agua.

Para colmo, el aumento de capacidad de generación de cada turbina de Macagua I de 60 a 80 MW al modernizarle el diseño, es solamente teórica porque para que sea real debería elevarse el nivel de la presa al menos 5 metros para que la altura de la caída del agua y el volumen sirvan para ese aumento.

Y esa obra no está contemplada en el contrato ni se está ejecutando, de modo que cuando terminen la obra y hayan gastado 450 millones de dólares, o más, las turbinas de Macagua I seguirán aportando lo mismo que en toda su vida anterior y solamente en los meses "pico" de lluvias.

¿Por qué entonces el gobierno de Chávez decide gastar 243 millones de dólares (que luego se han convertido en 450 millones de dólares) en una obra inútil?

"La única explicación posible es que fue una forma de ganar la amistad política de los Kirchner y su gobierno, al favorecer a una empresa capitalista del "entorno" de negocios del ministro DeVido en aquel país", es la conclusión de técnicos y políticos, incluso en Argentina, donde el tema también ha saltado a los medios de comunicación en reportajes de investigación.

De aquella "cumbre" de Margarita y otra posterior en Macagua, docenas de grandes empresas de Argentina salieron "buchonas" con grandes contratos, algunos de los cuales luego dieron pie al escándalo de los "coima gates" por los sobornos y comisiones.

EL GUISO CON IMPSA
La empresa favorecida, Impsa, está contratada también para hacer trabajos con la fabricación de las turbinas de Tocoma y se les vio junto a Chávez y a DeVido en la "cadena" de TV del pasado 18 de enero desde un helicóptero en Tocoma.
Un detalle final que causa mucha irritación en Edelca es que Impsa había sido suprimida del registro de contratistas porque varios años atrás no fue capaz de cumplir con un contrato que había ganado en licitación para fabricar una compuerta de seguridad en Guri.

0 comentarios: