Navegacion

viernes, 10 de febrero de 2012

Pdvsa: Desprecio por la vida y el ambiente


                                                                                                          Eddie A. Ramírez S.
Los dos últimos accidentes en instalaciones de Pdvsa evidencian el desprecio de la Directiva y de la gerencia de la empresa por la vida de sus  trabajadores y por el ambiente. Desde el 2003, en las instalaciones de la Pdvsa roja  han fallecido 72 trabajadores en accidentes laborales. La falta de compromiso de quienes dirigen la empresa hacia las normas de seguridad y de protección ambiental es la principal causa de los frecuentes accidentes, además de la escasez de personal supervisor competente y de la falta de mantenimiento de las plantas.
Mientras los directivos sigan dedicándole más tiempo a la política y a otras actividades no relacionadas con el negocio petrolero continuarán los accidentes. En anteriores artículos nos hemos referido a este tema. Hoy solo queremos mencionar los dos últimos eventos. El 6 de este mes, en los talleres de Pdvsa en Puerto Ordaz falleció un trabajador y otros cuatro resultaron intoxicados mientras soldaban una cisterna que había contenido combustible. Por desconocimiento o por incumplimiento de las normas de seguridad, no utilizaron el desgasificador para extraer los gases explosivos que permanecen dentro de una cisterna usada, ni realizaron la prueba para comprobar la ausencia de gases. Este error imperdonable enluta humildes hogares venezolanos.
El otro accidente se refiere al grave daño ambiental ocasionado por un derrame de petróleo en Jusepín, Estado Monagas, ocurrido el 4 de este mes, el cual contaminó el rio Guarapiche y obligó la suspensión del suministro de agua a gran parte de la población. El derrame ocurrió porque la tubería no fue reemplazada a tiempo y presentaba corrosión, pero lo más grave fue que el cierre del flujo del petróleo tardó   21 horas y el volumen derramado puede llegar a 60.000 barriles. Al respecto surgen varias preguntas ¿acaso el personal entrenado para controlar este tipo de accidente  en un tiempo razonable estaba en Caracas asistiendo al inmoral desfile del 4F, como se rumora en Maturín? ¿Será que las válvulas de seguridad que cortan el flujo de petróleo en caso de emergencia estaban dañadas?
La tardanza en cerrar el flujo de petróleo es grave, como grave es que los trabajadores que están recogiendo el derrame no lleven ningún tipo de protección, laborando con el torso desnudo y sin guantes, como se aprecia en las fotos. Irresponsables son las declaraciones del señor Eulogio Del Pino, Director de Pdvsa, quien afirmó que “Las lluvias aumentaron el caudal del rio Guarapiche y  por eso el  hidrocarburo se desplazó hacia Maturín”. Además, mientras la página web de Pdvsa informa engañosamente que “La oposición quiere privatizar Pdvsa”, omite este accidente que tiene un elevado impacto ambiental y ocasiona grandes inconvenientes a la población managuense. Instamos al Ministero del Ambiente y al Ministerio del Trabajo a tomar las acciones del caso. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!.

0 comentarios: