Navegacion

lunes, 19 de diciembre de 2011

La resistencia del sector eléctrico nacional

Natalie García ( Correo del Caroni 19-12-11)

La llegada de diciembre supone un incremento en la demanda de consumo de 12 por ciento, que se traduce en 18 mil 550 megavatios. Este aumento previsible no es el único obstáculo que enfrenta la industria energética y los consumidores, sino los tropiezos en la consolidación de la Corporación Eléctrica Nacional, pasivos laborales, la expansión termoeléctrica sin contar con una infraestructura de combustibles necesarios, la falta de mantenimiento oportuno y la corrupción.



El manejo que el gobierno ha hecho de la crisis eléctrica, que cumple dos años, complica el futuro en el sector, según apunta el experto José Aguilar, quien cuantificó las pérdidas a causa del racionamiento en Bolívar y llegó a la conclusión de un sin número de datos reveladores y que despiertan preocupación.

Entre sus balances, usando fórmulas internacionales y datos oficiales de los organismos como el Banco Central de Venezuela, Corpoelec y el Ministerio de Petróleo y Minas encontró que las pérdidas sólo en la región Guayana ascienden a  67 mil millones de dólares.

La misma investigación da a conocer que el 83,1 por ciento de lo racionado a nivel nacional ocurre en Guayana, y el restante 16,9 por ciento fuera de Bolívar pero sin que sea tocada la Gran Caracas. El análisis muestra como casi el 85 por ciento de las interrupciones en el servicio fuera de Guayana fueron causadas para no dejar a la capital del país sin luz, lo que a juicio de Aguilar demuestra una “discriminación eléctrica injusta”.

Traspiés
Pero ahondando en estos detalles, más allá de los números el consultor internacional destaca que a simple vista está el erróneo manejo de la crisis. A su vez señala que los desaciertos en lo técnico, organizacional, político e inclusive mediático dan cuenta de que el sector es conducido hacia un destino incierto, pero lleno de obstáculos y problemas.

En el ámbito técnico resalta que Venezuela tenía los megavatios (la potencia) necesaria para atender una demanda (consumo) de hasta 21 mil 500 megavatios, pero la gran dificultad es que estos pese a estar instalados no están disponibles. Es decir están las máquinas, pero no todas estas funcionan y permiten la generación de la electricidad.

Sin embargo, muchas de las fallas o limitaciones en el sector en cuanto a la indisponibilidad no requieren de grandes inversiones ni tiempo para solventarlas. Es más, Aguilar afirma que de haberse hecho los mantenimientos a tiempo y las reparaciones el país no tendría que estar incorporando megavatios nuevos para atender la demanda, y pudiese resolver de manera más sólida los problemas planificando con más tino el crecimiento del sector.

Comenta que en medio de la crisis se han podido incorporar más de 7 mil megavatios indisponibles, pero instalados, lo que habría significado menos inversión y una solución expedita.

“Esto no se ha hecho en 13 años, ya la gestión y la razón es clara, el mantenimiento no genera suficiente ganancias para la rapacidad de unos pocos. El comprar máquinas nuevas con sobreprecios exagerados, sin repuestos, sí genera billete”, opinó.

Aunado a esto advierte el experto en materia técnica la cumbre de los desaciertos incluye la expansión termoeléctrica “sin disponer de la infraestructura de combustibles requeridos”.

Momento inadecuado
En lo organizacional el haberse aventurado en la consolidación de una Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) en un momento de crisis, aceleró los problemas y vino a complicar la situación.

En este sentido también indica que “hay muchos vicios” como la corrupción que impiden un avance en los proyectos y mantenimientos necesarios. Aderezando el ya enrevesado panorama está la desprofesionalización del sector y la desmoralización del personal que ha visto mermado sus beneficios.

En el campo político y mediático la falta de auditorías, y el “engaño” han generado mentiras para escurrir el bulto, achacando la responsabilidad a los consumidores y no a quienes han administrado el sector estos últimos trece años.

Pese a las revelaciones de José Aguilar, Corpoelec a través de un comunicado ha dado a conocer como “exitoso” su balance en generación durante 2011. Sin embargo, la nota no da cuenta de las cifras de esa generación y apenas si denota mantenimientos y rehabilitaciones en las unidades del bajo Caroní.

Entre los trabajos anunciados está que en Planta Guri habrá un Proyecto de Modernización de las Unidades de la 1 a la 6 de casa de máquinas I, que contempla la sustitución completa de las generadoras, aprovechando sólo la estructura civil instalada, porque dichas máquinas tienen más de 40 años de funcionamiento.

0 comentarios: