Navegacion

martes, 5 de enero de 2010

La nueva década.

No más presos políticos ni perseguidos.

Juan Fernández.

El comienzo del año y a su vez de la segunda década del siglo XXI, necesitamos convierta al país en un modelo de desarrollo sostenible, atacando a la pobreza tanto material como la espiritual, generar un estado de bienestar y creación de riqueza, de oportunidades para todos, la vuelta a la Democracia, es decir generar una esperanza a los ciudadanos diferente, realista con futuro.

Quienes vivimos en el exilio nos preguntamos muchas veces la razón por la cual la esperada reacción de tanto abuso gubernamental, de tanta incertidumbre, de un deterioro constante de la calidad de vida, no genera un mayor reclamo, mayor presión social en especial por su dirigencia. Obviamente un gobierno totalitario todos sabemos pretende ignorar la realidad del reclamo popular el cual sin duda se ha venido incrementado en el último año. También destaca el cerco comunicacional del propio gobierno, por ello a veces la situación que vivimos no nos permite ver el bosque, es decir tener una amplitud para ver el problema desde todos sus ángulos y quizás por ello nos enfocamos en una especie de respuesta aislada a cada situación sin que exista coherencia global. Dentro de la situación del país, también es cierto es la absurda realidad de la coexistencia de algunos con el gobierno, prefieren mantener el status quo a cambiar, privilegios económicos, políticos, etc., se equivocan aplicando aquello que primero yo y luego el país.

Obviamente la idea de futuro, requiere de una verdadera ESTRATEGIA GLOBAL DE CAMBIO, de parte de los Demócratas venezolanos, tanto de los partidos políticos como de la sociedad civil, del ciudadano de a pie, del profesional, del estudiante. Como formular esa estrategia de cambio, es a la vez de un reto es una obligación. La mesa de UNIDAD de los partidos políticos es la primera llamada a conceptualizar el método para desarrollar esa estrategia que nos llevaría a esa visión compartida de país. El siguiente paso es diseñar planes con metas y objetivos, la necesaria estructura y organización, de esta manera poder estar amalgamados alrededor de una Venezuela diferente.

Este 2010 comienza con muchos retos para todos, desde lo político con el calendario electoral y la selección de unos candidatos a la asamblea representativos de toda la sociedad, en donde un espacio para el exilio es fundamental. Pero a su vez el enfoque político debe contener otros escenarios y su respuesta, ya se especula la imposición del modelo fracasado del supuesto socialismo del siglo XXI a través de una constituyente que además reformaría todo el estado para imponerlo a la sociedad. La distribución del mapa electoral hecho a la medida de la conveniencia del partido de gobierno, y así cualquier aspecto desde lo económico, social y de política internacional esas relaciones del Presidente Chavez con los enemigos de la democracia, nos traerá consecuencias.

Este 2010 en el área petrolera comienza también con bastante incertidumbre, no hay una claridad en cuanto al comportamiento de la demanda, los expertos esperan un aumento de la demanda de entre 1.5 y 2.0 millones de barriles diarios, que serán producidos por países no OPEP y la demanda crecerá fundamentalmente por China y la India. Los precios del petróleo hoy alrededor de 78 Us$ el barril de WTI, el mayor porcentaje de analistas coincide estará por esos niveles en 2010. Por lo anterior, podemos inferir las dificultades de un gobierno rentista, populista como el del Presidente Chavez, en consecuencia será muy complicado económicamente y la pregunta es; ¿Si continuara con la regaladera del patrimonio público para mantener su imagen?

La nueva década tiene que marca el cambio de rumbo de toda la sociedad, para ello cada uno debe ser un vocero, un líder, ese factor de cambio para rechazar cualquier intento de sancocharnos.

0 comentarios: