Navegacion

martes, 26 de enero de 2010

Actual huso horario implica mayor consumo de energía

Sugieren también reducir en 30 minutos el encendido del alumbrado público

Tomado del Universal (26-01-10)

Propician diversas alternativas para mitigar crisis eléctrica

Las medidas de racionamiento eléctrico que se aplican en el interior del país, y en las cuales estaría incluida próximamente Caracas, deben estar precedidas de una "concientización a la población sobre el uso racional y eficiente de la energía", pues "los ahorros no se hacen mediante decretos", sostiene el analista Nelson Hernández.

Según el consultor en materia de energía, esta crisis fue anunciada hace más de diez años y las autoridades "Conocían de esta situación" cuando sucedieron los apagones en 2009. En su opinión, "El Gobierno (Presidente) debe reconocer públicamente la culpabilidad de la crisis eléctrica y no seguir buscando artilugios para taparla. Esto hará que la población esté dispuesta a colaborar".

En un documento de su autoría denominado Aciertos y desaciertos de la crisis eléctrica en Venezuela, señala algunas acciones que requieren "poca inversión y ayudan a mitigar" el problema como es el cambio del huso horario, reducir en 30 minutos el encendido actual del alumbrado público (en sintonía con ese ajuste) e instalar nuevos timer o celdas fotoeléctricas; modificar horarios y temperaturas de aires acondicionados en inmuebles públicos y privados.

Advierte que "una acción que el pueblo no entendió fue el cambio horario. Los expertos mencionaron que si se iba a cambiar la hora legal de Venezuela se atrasara una hora (a -3.00 GMT) en lugar de -4.00 GMT que era la que se tenía. Con este cambio se reduciría diariamente en una hora la demanda máxima de electricidad. Con un horario de -3.00 GMT el sol se ocultaría a eso de las 7 de la noche, ganando una hora más de claridad".

En otras palabras, explica Hernández, el que haya menos luz en la mañana hace que se gane más claridad en la tarde. El desacierto fue que el Gobierno, en lugar de adelantar, lo que hizo fue disminuir en 30 minutos la hora legal de Venezuela (-4.30 GMT), es decir, hay oscuridad 30 minutos antes de lo que naturalmente debe ocurrir, lo cual implica un mayor consumo de electricidad, aspecto contrario a lo indicado" por el Gobierno y por el momento actual.

Otras opciones Hernández precisa que fue un acierto la política oficial de sustituir más de 52 millones de bombillos, porque "permitió un ahorro de 1.000 Megavatios (Mw). El desacierto ocurre cuando esas luminarias se empiezan a quemar y ello se debe a que "necesitan de una conexión eléctrica firme de tal manera que no haya variaciones de voltaje y amperaje, aspecto difícil en las barriadas de Venezuela".

Asegura que la reducción del horario en centros comerciales es oportuna, pero insuficiente. "Restringir la luz en esos locales cuando ya el pico de la demanda ha sucedido (7 pm) no tiene sentido. Según cifras de Caveinel de 2007, el comercio a escala nacional consumió 13.304 gigavatios/hora, lo que implica un consumo de 36 GWh al día, equivalente a 3 GW por cada hora en operación, que en promedio es de 12 horas diarias. Con el horario del decreto para estos establecimientos estaríamos hablando de 2 GWh, que equivaldrían a una reducción de la cota del embalse de Guri de 0,1 centímetro (1 milímetro) diario& parece que es peor el remedio que la enfermedad".

0 comentarios: