Navegacion

martes, 12 de enero de 2010

Devaluación=Pobreza= Control.

Juan Fernandez

Durante este 2010 se cumplirán doscientos años que Venezuela inicio pasos firmes para ser independiente, el 19 de Abril de 1810 los caraqueños de esa época hicieron historia, revelándose y al Capitán General Vicente Emparan, esa semilla nos permitió ser una nación con identidad propia. Hoy a doscientos años de ese hecho somos un país gobernado por un grupo de individuos cuyo propósito es permanecer en el poder, imponer un sistema de vida fracasado y para ello un paso dentro de su estrategia es implementar políticas que solo generen más pobreza, para de esta manera poder dominar al pueblo, ejerciendo mayor control sobre nuestras vidas. ¿Sera que tendremos que invocar el espíritu de los forjadores de la patria para salir del totalitarismo que nos gobierna?

Hoy en pleno siglo XXI un gobierno que no tiene vergüenza o sinvergüenza, engaña a sus ciudadanos subestimándonos como si fuésemos todos tontos. El Presidente Chávez, nos da una explicación a los venezolanos sobre una medida económica parcial para reactivar la economía, que ni el mismo se cree. Llamar ajuste cambiario a una maxi devaluación del llamado bolívar fuerte, rodeado de un equipo ministerial mediocre, diciendo luego de 10 años se busca reactivar el aparto productivo, cuando ni siquiera hay energía eléctrica suficiente para alumbrar los hogares de los venezolanos.

El aplicar correctivos a la economía es una obligación del estado en su conjunto, las políticas económicas hoy en día deben ser integrales, es decir una medida de devaluación debe contemplar otras medidas fiscales, financieras, salariales, arancelarias, etc... Para su diseño, implementación y ejecución deben contar con todos los sectores de la sociedad, no solo el GOBIERNO central y mucho menos explicado por alguien que de ECONOMIA ciertamente no sabe. El pronóstico de este Viernes Rojo como se ha dado por llamar, será otro fracaso para mejorar el bienestar de los ciudadanos.

En un año supuestamente electoral el gobierno al utilizar el dólar petrolero para determinar sus ingresos, duplica la cantidad de dinero en la economía, pero los bienes y servicios no aumentan en esa proporción, solo el gasto publico. Por lo tanto, es fácil entender el aumento de precios y la consecuente inflación. Por otro lado, el gobierno se reserva un privilegio para efectuar sus egresos a 2.60, un ejemplo de un sector tan deficitario en Venezuela como es el de los alimentos y donde la participación del sector privado es fundamental. ¿Cómo podrá competir con una importaciones a un dólar privilegiado para el gobierno chavista?. Veremos cómo serán acusados de acaparadores, capitalismo salvaje, y todos los demás clichés del Presidente para justificar aun más la intervención en la economía, tapando el desastre de la política económica.

PDVSA la cual aparentemente por este efecto de ilusión monetaria duplicara sus ingresos en bolívares, esconde la ineficiencia de unas exportaciones cada vez menores en volumen por la caída de la producción, sin poder ser compensadas por el aumento del precio de petróleo. Un buen estimado indica apenas un millón barriles por día serian exportados, de ahí la verdadera necesidad de la devaluación, “LOS INGRESOS EN DOLARES DE PDVSA NO LLEGAN”. Si a esta situación le sumamos las perdidas en el mercado interno de gasolinas producto de la inflación por devaluación, generan una perdida aun mayor para PDVSA, una conclusión adicionales para los acreedores y socios de PDVSA al perder de un solo plumazo la mitad del valor de sus cuentas por cobrar.

Estas medidas traerán sus consecuencias en la ya mínima inversión extranjera, puesto que las deudas generas por CADIVI para repatriar dividendos por ley a 2.15 no se ejecutaran se redujeron a la mitad, al igual que los ingresos, pero los costos aumentan en la dirección contraria. Mas grave aun es que las divisas que debieron ser entregadas a 2.15 con toda seguridad no serán vendidas a ese valor aun cuando CADIVI tenga registrada la obligación

En fin el panorama solo por la miopía intencional del régimen de recibir más bolívares, nos lleva a la igualdad perversa de INFLACION=POBREZA=CONTROL. La INFLACION es un impuesto pagado por todos los ciudadanos, además la inflación va en ascensor y los salarios a pie. En consecuencia aumenta la POBREZA con el objetivo del CONTROL al ciudadano plenamente en ejecución. Lo mínimo por hacer es sacudirnos de la olla de agua tibia y darnos cuenta de la realidad y no permitir nos sancochen, o tendremos que invocar a los espíritus de 1810.

0 comentarios: