Navegacion

domingo, 17 de enero de 2010

LA BOLA DE CRISTAL 2010 (IV)

Alberto Quiros Corradi

LO SOCIAL

En el año 2009 se puso al descubierto el visible fracaso del régimen en lo social y en la violación constante de los derechos humanos de los ciudadanos.

Todos los planes sociales que en su inicio, supuestamente servirán para resolver muchos sinsabores, resultaron ser improvisaciones de corto plazo. Sin ninguna posibilidad de convertirse en planes estructurados para perdurar en el tiempo. Han sido y serán ilusiones de lo posible, hechas a realazos. Barrio Adentro no será nunca, por su deficiencia estructural, la solución de la salud en Venezuela. Marino González, experto en la materia, ha demostrado su comprobada ineficiencia. Así con todos los planes sociales del gobierno, ninguno de los cuales resiste auditorias técnicas y financieras. Más aún, los pocos que se han analizado han puesto al descubierto las mentiras con las cuales el régimen encubre sus fracasos.

Para el año 2010 no se hará nada para aliviar la pobreza. No se diseñará ni se implementará un programa de seguridad social solidario de amplia cobertura, que incluya seguros de salud, subsidio escolar, pensiones adecuadas y un seguro de desempleo que proteja no solo los desempleados sino también a los de la economía informal.

CALIDAD DE VIDA
Nunca en la historia moderna del país se había deteriorado tanto la calidad de vida del ciudadano. Repasemos las deficiencias, convencidos de que en el 2010 éstas empeorarán aún más: habrá problemas con el suministro de electricidad en todo el país y de agua en el centro. La recolección de basura en Caracas no tendrá solución. No se construirán viviendas suficientes para solucionar el déficit nacional. La vialidad seguirá siendo un desastre y las calles de nuestras principales ciudades se harán aún más intransitables.

DERECHOS HUMANOS
Han sido violados descaradamente sin el menor pudor. Se castiga y se condena el derecho a la protesta consagrado en la Constitución. Se persigue la libertad de expresión hostigando y agrediendo a los periodistas. Se viola el debido proceso al enjuiciar, privados de libertad, a ciudadanos cuyos presuntos delitos deben ser juzgados en libertad. Se encarcela sin causa justificada y se demora el proceso de enjuiciamiento. Se condena a penas exageradamente punitivas a los presos por razones políticas. Se envían a nuestras cárceles, verdaderos museos del horror, a ciudadanos inocentes que han sido sometidos a una farsa jurídica solo para disuadir a los demás ciudadanos de ejercer la protesta legítima y el derecho a tener un pensamiento distinto al del régimen.

En el año 2010 nada de lo anterior será corregido por estar en la naturaleza del régimen cometer esos abusos. Además, parece insólito que en un país que pretende ser civilizado sus ciudadanos permitan la existencia de cárceles en las cuales no merece estar recluido ni el más infame de los criminales. Estos recintos están podridos de corrupción, de drogas y de criminalidad por parte de algunos de los administradores y vigilantes. Son estos últimos los criminales mayores, traficantes, proveedores de armas a los presos, instigadores de riñas entre los diferentes grupos y aplicadores de castigos corporales prohibidos por nuestras leyes y nuestros compromisos con acuerdos internacionales sobre protección de derechos humanos.

Este régimen, que pretende defender a los pobres y a los excluidos no ha movido un dedo para resolver, por lo menos, algunos de los problemas aquí enunciados. La mala noticia es que en el 2010 tampoco hará nada. Sus prioridades están en otras “cosas”, ajenas a nuestro bienestar.

0 comentarios: