Navegacion

domingo, 19 de mayo de 2013

La revolución decreta la soberanía intestinal

Gustavo Coronel



Como presidente obrero, Nicolás Maduro sabe lo importante que es limpiarse. De allí que haya tomado una decisión no solo transcen- dental, pués va bastante más allá de los dientes, sino trans- intestinal. Posponiendo la importación de gasolina, ha destinado ese dinero a la importación de 50 millones de rollos de papel tualé artesanal fabricados en China. Con esta decisión se beneficiarán los 6 millones de venezolanos y venezolanas quienes apoyaron mi candidatura. Mientras la revolución se limpia, la contra-revolución seguirá empatucada ”, exclamó Maduro desafiante.

El énfasis dado a lo peristáltico por los líderes castro-comunistas se mantiene alto, inclusive a niveles obsesivos. El país aun recuerda la cadena nacional en la cual el difunto habló de sus angustias gastrointestinales en el Túnel de la Cabrera. Maduro no desea que a ningun patriota le falte lo esencial cuando se trate de limpiarse el rabo. “Allá los apátridas, que se limpien con una tusa”, rió Maduro, consciente de haber obtenido una victoria importante sobre los escuálidos. Esa obsesion peristáltica viene de Cuba, donde Fidel tiene un implante biomecánico que ha reemplazado sus orificios naturales por conductos metálicos que llevan sus excrementos a recipientes plásticos. A eso llegó la revolución cubana

Se estima que los rollos chinos que llegarán a Venezuela a tiempo para bajar la válvula durarán, a lo sumo, tres meses, estimando un consumo de cinco millones de rollos a la semana para los seguidores de la revolución. Por ello el presidente recomendó no ir al baño todos los días. “Así como he decidido recortar la jornada laboral para ahorrar electricidad, y así como mi padre el comandante-presidente-cristo de américa nos decía que nos bañaramos en tres minutos para ahorrar agua, así les ordeno, ahora, no cagar más de tres veces a la semana”.

Añadió el conductor del país: “El buen revolucionario trabajará menos horas , no se bañará largo y dejará de cagar a diario para servir los fines de la gloriosa revolución que hemos heredado de nuestro padre, el comandante-presidente- cristo de américa, con quien me comunico a diario via nuestro medium Julián Isaías Rodríguez”.

Esta nueva decisión del gobernante Maduro complementa la política menstrual relacionada con las toallas sanitarias de tela lavables. Eso sí, las toallas serán lavadas solo una vez a la semana por el problema del agua y a mano, por el problema de la luz. La sangre menstrual recolectada será transportada a los centros agrícolas, para servir de abono, por los batallones de combatientes Ché I y Ché II, al mando de Pedro Carreño e Iris Varela, ambos con experiencia en la utilización rentable de la sangre menstrual.

“De ahora en adelante”, sentenció el líder, “la revolución tendrá como primera prioridad la soberanía intestinal. PDVSA, la de Rafaél Ramírez, nos ha dado la soberanía petrolera. Uruguay y Argentina nos dan, dia trás dia, la soberanía alimentaria. Cuba nos enseña cual es la soberanía política. Ahora China nos permite abrir nuestros glúteos, como crisantemos en primavera, al proceso purificador. Que vengan los millones de gloriosos rollos chinos a perfumar el trasero de nuestra revolución.”

0 comentarios: