Navegacion

miércoles, 17 de agosto de 2011

Chávez planea saquear $29 mil millones de las reservas de Venezuela



Roger Noriega

El diputado de la oposición venezolana, Julio Montoya, reveló esta mañana un documento secreto en el cual el dictador Hugo Chávez autoriza la transferencia de todas las reservas internacionales de Venezuela, que constituyen $29 mil millones en reservas de oro y dinero en efectivo en cuentas de banco en Suiza, Gran Bretaña, y EE.UU., a cuentas en China y Rusia. Una decisión de esta envergadura podría destruir la confianza internacional en Venezuela, acabar con los ahorros de los ciudadanos y sofocar a una economía ya tambaleante.
 
Esta decisión demuestra que los colaboradores más cercanos de Chávez están preocupados por la salud del dictador y que podrían tener que ceder el poder. Evidentemente, ellos están más preocupados por su propio destino que por el bienestar del pueblo venezolano. No es demasiado tarde para detener este plan si se logra convocar al pueblo en protesta al saqueo de los ahorros de la nación. Esta es una oportunidad para que los políticos democráticos demuestren que pueden liderar a su nación y sacarla del desastre provocado por 12 años de chavismo.

Cualquier persona responsable debería aceptar que las reservas internacionales de Venezuela no se deberían mover hasta que la gente entienda cómo esta decisión afectaría sus vidas, sus empleos y sus ahorros. Según los expertos que he consultado, todos los venezolanos se verían afectados si estos fondos se transfieren a bancos menos fiables. La moneda de Venezuela podría devaluarse, la escasez de los bienes importados  empeoraría y empresas que dependen de las divisas quedarían asfixiadas; y por supuesto, las personas más pobres y a las que Chávez dice proteger serían las más afectadas. Al igual que el resto del país, estas personas están siendo abandonadas por individuos que codician la riqueza y el poder.
 
Es claro que los hombres de Chávez quieren tener acceso a las reservas de Venezuela ya que están preocupados por perder el poder. El hecho de que esta decisión haya sido tomada en secreto durante la estancia de Chávez en Cuba, demuestra que los colaboradores de Castro y Chávez quieren preservar su acceso a las riquezas de Venezuela. Los miembros patrióticos de las fuerzas armadas deberían preocuparse de que su futuro está siendo apostado mientras que el círculo más cercano de Castro y Chávez protege sus intereses egoístas.
 
La decisión precipitada de tomar las reservas internacionales de Venezuela de las cuentas en Europa y Estados Unidos para luego transferirlas a China y Rusia, probablemente conduciría a los mercados mundiales a dudar sobre la confiabilidad del mercado venezolano. Venezuela ya no tendría las reservas internacionales que se requieren para sostener una economía moderna. La capacidad de la empresa petrolera estatal, PDVSA y la de la República para generar y atraer inversiones de capital se verían seriamente afectadas. Es posible que el círculo de Chávez este conforme con la transferencia de estas reservas a bancos que actualmente son los máximos acreedores de crédito venezolano en China y Rusia, pero este es un riesgo inaceptable para el pueblo venezolano.
 
Por qué líderes notoriamente corruptos querrían tener en sus manos miles de millones en oro no es una pregunta muy complicada. Sin embargo, es importante señalar que una de las razones citadas expresamente en el documento, es la posibilidad de que los fondos de Venezuela o de las transacciones en dólares podrían ser congelados por Estados Unidos. Sin duda, los asesores de Chávez saben que las leyes de EE.UU. sólo permiten dichas sanciones en el caso de narco-estados, patrocinadores de terrorismo o asesinos en masa. Sabemos que el hermano de Chávez ha prometido una lucha armada para mantener el poder y que el jefe del ejército ha dicho que nunca aceptaría la elección de un presidente de oposición en diciembre de 2012. ¿Podría ser posible que los sucesores de Chávez estén planeando masacres al estilo de Gadafi o Assad? ¿Si irían tan lejos, por qué incluso correrían el riesgo de celebrar elecciones?
 
La idea de que los chavistas recurran a la represión brutal o a que se anulen las elecciones presidenciales del año próximo es impensable para muchos. Sin embargo, ayer mismo pocos podían imaginar que Chávez y sus allegados habían apostado la economía del país  para su propio beneficio político y personal. Si Chávez tiene éxito en tratar las reservas internacionales del país como una caja chica o como un fondo de pensiones para su círculo más cercano el destino de Venezuela se entregará a una nueva generación de líderes corruptos.

0 comentarios: