Navegacion

miércoles, 24 de agosto de 2011

Las mentiras sobre las Reservas Internacionales


JOAQUIN CHAFFARDET

 El oro, como si fuera ganado que merma su peso en la travesía al matadero o algún producto que se evapora con el paso del tiempo o los cambios de temperatura, va desapareciendo, va mermándose en la ruta, no porque se deshidrate o se evapore, sino que desaparece progresivamente devorado por la jauría chavista. 

El argumentos dado por el régimen en la asamblea nazi-onal para mover las reservas internacionales a “países aliados” es la “inestabilidad financiera” de los países de la Comunidad Europea  y los Estados Unidos, que según ellos podría conducir a la pérdida de las reservas con el posible colapso de las instituciones financieras donde están depositadas. Sin embargo, el argumento expuesto en el famoso Punto de Cuenta al Comandante-Presidente es otro, que se encuentra expuesto en la páginas 10 y 11 de dicho documento y que a la letra dice:

·        Es importante resaltar que toda operación electrónica sobre el uso del Dólar norteamericano como sistema de pago (Cámara de compensación) debe ser conocimiento de la Reserva Federal. Por lo tanto, ésta puede tener injerencia sobre el destino y propósito, en otras palabras puede “congelar” recursos en dólares.
·        En caso de realizar depósitos u operación en dólares en cualquier banco del mundo, lleva consigo un riesgo implícito, porque toda operación debe ser de conocimiento de la Reserva Federal. Como solución a esta situación se sugiere utilizar otra divisa para las operaciones de la República.

Lo que sugiere varias razones posibles: que el gobierno se dispone a incumplir sus obligaciones internacionales o que planea realizar operaciones financieras internacionales al margen del ordenamiento jurídico internacional (Ej. acuerdos de Naciones de Unidas de sanciones económicas contra Irán, Libia, etc. o financiamiento de grupos terroristas) y dar lugar a un congelamiento de sus cuentas. O que en el orden interno se esté preparando un desconocimiento de la voluntad popular por la vía de las armas que podría dar origen a sanciones internacionales que incluyan en congelamiento de cuentas de la república. De allí la nueva calificación que las calificadoras de riesgo le han dado a la deuda venezolana.

En ese documento, en letras rojas como a manera de advertencia, se expone que ninguno de los “países aliados” cumple con los requisitos establecidos en las “metodologías utilizadas por el BCV” para hacer colocaciones de las reservas internacionales:

·         En tal sentido, se está en proceso de transferir las Reservas Operativas a instituciones financieras y países como China, Rusia, Brasil y otros países asiáticos y de América Latina.
·        Sin embargo, de acuerdo a las metodologías utilizada [sic] por el BCV para la colocación de Reservas Internacionales, países como Rusia y Brasil, o cualquier otro país de Latinoamérica o en desarrollo, no calificarían para ser depositario de reservas.

Pero “sin embargo” , a pesar de que no califican, terminan proponiendo mover las Reservas Operativas  a Rusia, China y Brasil y quién sabe si a Cuba. 

Y en la página 12 concluyen los proponentes pidiéndole autorización al “Comandante-Presidente de la República” su autorización para:
·        Realizar las transferencias del Oro monetario perteneciente a la [sic] Reservas Internacionales, que se encuentra custodiado en el exterior, hacia las Bóvedas del BCV en Venezuela, en un plazo máximo de dos meses.

Por simple curiosidad, ya que no soy economista ni contador público, me puse a revisar las cifras referentes al “oro monetario”, pues me llamó la atención la atención las declaraciones de expertos en seguridad bancaria de Inglaterra, en las que afirmaban que el traslado de ese oro a Venezuela sería la mayor operación de esa naturaleza de la que ellos tengan memoria, a la vez que la calificaban de casi imposible y extremadamente riesgosa, pues ninguna compañía transportista ni aseguradora tomaría el riesgo o estaría en capacidad de asegurar ese traslado de un volumen de oro valorado en más de siete mil millones de libras esterlinas.  

La revisión de los datos sobre el “oro monetario” de nuestras reservas, contenidos en la página 8 del Punto de Cuenta, produjo resultados que yo no esperaba. La verdad es que la capacidad del régimen para sorprendernos no tiene límite. Y en pocas palabras, encontré que las cifras del valor del “oro monetario” que forma parte de las Reservas Internacionales presentadas por el ministro Giordani y el presidente del BCV, Merentes, contienen errores graves, que hacen que la cifra de 29.07 millones de dólares anunciada como el monto de las Reservas Internacionales al 8 de agosto, resulten falsa, como se puede ver a continuación: 

DISTRIBUCION DE LA CUSTODIA y MONTO DEL ORO MONETARIO VENEZOLANO  
AL 08 DE AGOSTO DE 2011
NOTA: El cuadro es copia exacta del presentado en el Punto de Cuenta (Pág. 8). La fila y la columna en amarillo han sido agregadas por mi. En ella se observa que el valor atribuido a la tonelada de oro, por alguna razón que desconozco,  varía de un banco a otro.
CUADRO 1


0 comentarios: