Navegacion

miércoles, 11 de mayo de 2011

Guillen se declara culpable. Juan Fernández

No mas presos políticos, ni exiliados.
La noticia comienza indicando al Fiscal David B. Fein de los EEUU para el Distrito de Connecticut explicando la declaración de Juan Carlos Guillen Zerpa aceptando su culpabilidad en el caso de la estafa hecha a la SEC y por ende al Fondo de Pensiones de Jubilados de PDVSA. Una estafa comenzando en 2006 en donde Illaramendi maneja fondos de cobertura, en donde pierde millones dólares, lo lleva a la búsqueda de mas fondos en donde los reales del Fondo de Pensiones son probablemente la mayor cantidad estafada. Dentro de lo que llaman los expertos el Fondo de Liquidez de Corto Plazo, una especie de cuenta a la vista es decir de fácil convertibilidad en efectivo, se falsea indicando que han hecho préstamos a empresas Venezolanas, estima la oficina del fiscal unos 275 millones de dólares. Entonces la acción de Guillen como auditor independiente también asociado con una firma internacional de auditoría, elabora una carta en Enero de 2011 haciendo ver que esos préstamos son verdaderos y se le suministra a la US Securities and Exchange Commission (SEC). Guillen lo hace a cambio de recibir 1 millón de dólares por su firma en la carta, de los cuales se conoce se transfirieron 250 mil a una tercera parte a beneficio de Guillen. El juez de la causa Underhill, tiene previsto para el mes de Julio dictar sentencia a Guillen que tiene una pena máxima de 20 años de prisión y una multa de 2.5 millones de dólares. En la espera Guillen se encuentra bajo arresto domiciliario, luego de garantizar 1.35 millones de dólares en una fianza.
Cuando uno enlaza la amistad de Illaramendi con personeros del gobierno de Chávez, su trabajo como asesor de PDVSA en los temas de financiamiento , colocación de bonos, y captación de recursos para su manejo, la entrada de la firma de auditores en donde Guillen es socio relacionado del fondo como parte del esquema de la estafa y la participación en la toma de decisiones del Director Ejecutivo de Finanzas, nombrado por Rafael Ramírez y la junta directiva de PDVSA, el rol permisivo del auditor general de PDVSA para el momento de esta situación Jesús Villanueva, y el de su reemplazo Silvestre Molero como auditor. Con silencio cómplice, es lógico pensar que esta componenda es ejecutada en complicidad de todos y poco importan los dineros públicos, lo importante es la chequera personal.
Los jubilados en asamblea y así se lo han hecho saber a la AJIP que los representa quieren se denuncie penalmente a Eudomario Carruyo y a Jesús Villanueva ante la Fiscalía General de la Republica por malversación de fondos del fondo de Pensiones, se investigue al complicidad e Illaramendi, Juan Montes y Sanso, designando un fiscal para el caso.
PDVSA obligada a reponer el monto estafado al fondo, solo dice espera un informe de auditoría, (que jamás llega) y el propio Ramírez anuncio el 27 de Abril un aumento en la tarjeta de alimentación a los jubilados que tampoco se ha hecho efectivo, como para calmar los ánimos
Todo lo anterior, significa tomando como ejemplo Ramírez y su combo como parte de la gerencia publica de los recursos de todos los venezolanos, la mediocre, corrupta y hasta escandalosa forma de manejarlos. Si así se hace con el dinero de los jubilados como se hará con los demás recursos. La pregunta es; ¿Le entregaría usted 60.000 millones de Bs.F equivalentes a 15.000 mil millones de dólares para la construcción de viviendas a Ramírez a dedo como lo hizo Chávez?, o será que ambos bailan al mismo son.

0 comentarios: