Navegacion

martes, 3 de mayo de 2011

El engaño el Día del Trabajador. Juan Fernández

NO MAS PRESOS POLITICOS, NI EXILIADOS.
El día del trabajador en todo el mundo es la oportunidad para que los trabajadores abiertamente expresen sus reclamos, con ello exijan los objetivos de una remuneración, de seguridad social, de la adaptación a los cambios, y en la actualidad la instrumentación de políticas que permitan la creación y estabilidad laboral, uno de los mayores desafíos en todo el mundo.
En nuestro país, nuevamente la distorsión y la mentira son utilizadas por el aparato propagandístico del estado, para convertir el Día del Trabajador en un escenario de alabanza hacia Chávez del supuesto socialismo (en realidad comunismo), de abuso y de campaña electoral.
La distorsión mayor viene dada por el aumento por decreto del salario mínimo, obviamente como dicen en nuestro país agarre aunque sea fallo. Las necesidades son muchas y el costo de la vida por la mediocridad de las políticas económicas inalcanzable con el salario mínimo, no hay estimulo a producir mayor cantidad de bienes y servicios, solo el flujo del ingreso petrolero, y eso conlleva a la inflación. Además como todos sabemos su aplicación será inmediata en el sector privado, sin embargo en el gobierno se convertirá en una deuda que dentro de unos meses veremos como la protesta, la huelga serán los instrumentos para que se cancelen las deudas derivadas del anunciado aumento.
El gobierno patrono, llevo por las avenidas de Caracas a una representación de los trabajadores traídos desde todos los rincones del país. Tuve la oportunidad de ver sus entrevistas todas en común, con los siguientes cuatro aspectos; Primero, solo gracias a Chávez se tiene trabajo, se tiene salario, se tiene aumento, el aporte del trabajador ni siquiera pasa por la mente. Lo segundo, es fustigar a lo que llaman capitalismo, es decir todo lo malo o lo que no se ha dado como por ejemplo seguridad social es culpa del imperio y no de Chávez, o los antiguos dueños eran los malos. Tercero, se convirtió el acto del trabajador en una acto electorero, tan preocupado tiene que estar Chávez para que desde ya tenga la necesidad de adelantar su campaña por mantenerse en el poder. Cuarto, todos para terminar y como si se tratase de una respuesta al caletre de la escuela terminan, “Patria, Socialismo o Muerte” a veces dudo si digerimos el negativo mensaje que significa realmente.
Lo anterior, es sin duda un engaño relativo al Día del Trabajador se aprovecha el gobierno y Chávez abusa de la buena fe de muchos venezolanos que viendo como el gobierno se ha convertido en ente todo poderoso, del cual se es mas dependiente como personas, pues las alternativas que con todo derecho debe de tener el ciudadano se limitan día a día. Es decir, si no me monto en la onda del ‘”proceso”, de las empresas de propiedad social, del lenguaje comunal, las posibilidades de nuestra gente de conseguir casa, trabajo, salud, educación, son cada vez menores.
Gran responsabilidad tenemos los venezolanos de cambiar este rumbo, de fracaso comprobado, solo veamos como países latinoamericanos, vienen progresando diversificando y haciendo crecer sus economías en el sector público y privado como Brasil, Chile, Colombia, Perú, etc., con políticas sociales y de generación de riqueza.

0 comentarios: