Navegacion

domingo, 3 de mayo de 2009

La subordinación de la cobardía.

Juan Fernández

Una vez mas se demuestra como Chavez y su grupete, le teme al pueblo en la calle. Lo ocurrido el Primero de Mayo, descrito por todos los ciudadanos demócratas como un atropello de mala intención por la arremetida sin razón, confirma que la subordinación del componente militar, esta vez de la Guardia Nacional y de la secuestrada Policía Metropolitana, solo obedece a la cobardía.
Como muchos venezolanos, sabemos que dentro de la fuerza armada debe haber personas con dignidad, principios y valores democráticos, y por supuesto sabemos de militares opuestos al Totalitarismo los cuales son presos o perseguidos políticos.

Durante ya una década, los militares vienen ocupando posiciones en todo el estamento del estado, demostrando lo mediocre de su gerencia publica, sean activos o en retiro, con solo pasearnos por el tren Ministerial del régimen ya lo vemos. Destaca su falta de preparación para administrar los recursos y su falta de talante democrático, pero les sobra la adulación y la obediencia ideológica. Desde aquel famoso Plan Bolívar 2000, en el cual se gasto dinero sin ningún control, los casos de los centrales azucareros, y recientemente la complacencia en la frontera con la narco-guerrilla, de las FARC, son solo algunos de los casos.

Pero su delito mayor, es por la violación de los derechos humanos de los ciudadanos, será un reclamo continuo de la Democracia, NO PRESCRIBE, y la Justicia prevalecerá. También, el juicio de la historia de este régimen, tendrá en los militares que acompañan la supuesta revolución, la condena de sus actos y quedaran como tontos útiles de un gobierno inútil e incapaz para brindar paz y tranquilidad a sus ciudadanos.

La alternativa democrática y ciudadana, al momento de recuperar al país, debe tener muy claro el rol de quienes mantienen el monopolio de la violencia. La redefinición de su objeto, alcance y cantidad de efectivos, sometidos a la subordinación del PODER CIVIL, un gobierno de ciudadanos por decisión del pueblo. Deberán volver a sus cuarteles, para ejecutar su primordial labor de proteger las fronteras del país y brindar seguridad a todos los ciudadanos. El gasto militar complaciente y excesivo de este gobierno debe ser disminuido y ajustado a las necesidades reales, NO IMAGINARIAS como son ahora las de Chavez. Mas vale invertir en EDUCACION para el pueblo, que en armamento que da ingresos a otros países.

Lo ocurrido este pasado 1/05/09 será un fortalecedor de la protesta ciudadana, el liderazgo político que se mostró dispuesto al respecto de la constitución y leyes, los trabajadores que no permitirán la eliminación de su contratación colectiva, y los ciudadanos de a pie, llenos todos de fuerza, fe y esperanza, continuaran en las calles. Es el reclamo en las calles es el mayor miedo de los inquilinos temporales de Miraflores. No estamos sacudiendo del agua tibia que nos pretende sancochar y continuemos sin permitir nos sancochen.

0 comentarios: