Navegacion

lunes, 11 de mayo de 2009

ATURDIDOS

Juan Fernández.

Pienso que en la actualidad “Aturdidos” puede ser una buena palabra para definir como nos encontramos los ciudadanos. La lista de ataques recientes desde todo ámbito por parte del Presidente, como por ejemplo, la eliminación del Alcaldía Mayor, continua la persecución política ciudadanos incluyendo a Rosales y Baduel, la sentencia del tribunal para los Policías Metropolitanos, la amenaza de cierre de medios de comunicación entre ellos Globovisión, la caída de helicópteros de la fuerza armada, la invasión de tierras y lo mas reciente la expropiación como método para estatizar unas 60 empresas contratistas de PDVSA, mas la inseguridad, corrupción, etc., etc. En consecuencia, luego de tanto vapuleo definitivamente es para estar Aturdidos.

Por cierto esta situación derivada de la aplicación de una ley a la medida para expropiar a las contratistas petroleras, mas bien parece una acción para esconder la insolvencia de PDVSA para con sus contratistas. Son actividades importantes del negocio, tanto las operaciones de lanchas, gabarras en el lago como las plantas de inyección de agua, gas, vapor en los yacimientos para maximizar la recuperación de petróleo. En la actualidad las plantas propiedad de PDVSA carecen de mantenimiento, en poco tiempo veremos como será igual en las recién expropiadas y la producción caerá, el Norte de Monagas se volverá critico y afectara su producción. La necesidad de inversión y financiamiento extranjero con estas medidas, será cada vez mas difícil y costosa para el país.

Nuevamente sorprende la euforia de un pequeño grupo concentrado en Lagunillas cuando el Presidente toma posesión de unas instalaciones, tal como si se tratase de un acto heroico cuando es solo el POPULISMO en su máxima expresión. Estuvo acompañado con un supuesto revolucionario el Sr. Ramonet, (probablemente con todos los gastos pagos) que tomando buen vino francés y viviendo en Francia, opina de manera simplista de la excelencia de la revolución bolivariana, sin duda un insulto a la intelectualidad de izquierda del mundo. La realidad es que los 8000 trabajadores deben estar preocupados, pues de ahora en adelante para poder mantenerse en sus puestos de trabajo tendrán que aceptar el supuesto socialismo del siglo XXI, que no es otra cosa que el comunismo fracasado del siglo XX.

Si los venezolanos continuamos esperando y no actuamos para hacer frente común para recuperar la democracia, para enrumbar al país a políticas de progreso y justicia social, utilizando el pacto como mecanismo que nos permita una visión compartida y la unidad de todos, de aturdidos pasaremos a estar sancochados.

DESPERTEMOS, nos están aumentando la temperatura del agua para sancocharnos, no permítanos ocurra.

0 comentarios: