Navegacion

lunes, 12 de noviembre de 2012

Venezuela no se nombra gracias a la revolucion

Humberto Tirado Sánchez

Escuchaba a una funcionaria durante la inauguración de la primera etapa de un bulevar en Lechería, municipio Urbaneja  del  Estado Anzoátegui, que ello era posible “gracias la revolución”. Es decir, era necesario una revolución para que los ciudadanos de Lechería, una de las localidades donde ocurren más apagones, pudiera contar con un bulevar que ni siquiera estaba terminado, construido para “la consolidación de la entidad como una de los principales destinos turísticos de Venezuela”, como expresó el Gobernador, durante la inauguración. Lo paradójico es que como reseña la prensa local, la frase más escuchada entre los dueños de los restaurantes y comercios, de parte de sus clientes, es: “no hay luz, vámonos”, quienes poco a poco van notando la pérdida en ventas debido a los racionamientos y cortes programados de la localidad que se extienden hasta por tres horas consecutivas, durante los horarios más fuertes de trabajo. En este caso, sí puede expresarse con propiedad: “gracias a la revolución”.
Mientras esto ocurre, el profesor titular de la Universidad Pontificia de Salamanca, España, José Ramón Pin Arboledas, expresa en su artículo: “América Latina: del futuro al presente” que tiempo atrás, se predecía que Brasil era el país del futuro lo mismo que otros países de América Latina y que ese futuro llegó, al menos en cinco de los grandes y algunos de los pequeños. Para eso fue necesario que confluyeran tres circunstancias: estabilidad democrática, desarrollo de clases medias que aumenten el consumo interno y aumento de la demanda de sus materias primas y productos intermedios.
En el artículo se Indica que hay cuatro grandes países que lo están consiguiendo, están recibiendo inversiones extranjeras a gran velocidad: Brasil, Colombia, Chile y Perú. México está en vías de obtenerlo, pero su economía está tan ligada a la de EE.UU. que su situación es diferente; depende más del desarrollo del ALCA que de sus circunstancias internas. Entre los pequeños los países en los que el futuro ha llegado son: Uruguay, mientras siga la demanda de productos agrícolas de países emergentes asiáticos; Panamá como centro de confluencia centroamericana de capitales, como los venezolanos; Costa Rica, que se ha posicionado como el paraíso del ecoturismo; y República Dominicana, con una situación geográfica envidiable en el Caribe.
Como ejemplo, en el artículo se expone que Bogotá y Lima están llenas de nuevos emprendedores. Medellín se ha convertido en un exportador nato de productos textiles. San José do Campos, municipio del Estado de Sao Paulo en Brasil, es considerado el mayor centro de investigaciones en alta tecnología de Latinoamérica, automovilístico y de telecomunicaciones; material bélico, electrónicos; metalúrgica y sede del mayor complejo aeroespacial de América Latina. Aquí están instaladas importantes multinacionales como  Petrobras y es la sede de Embraer, la tercera mayor productora de aviones del mundo.
Expresa Pin Arboleda, que es un presente tan espléndido que ya se habla de las multinacionales latinas, empresas que empiezan a invertir capitales dentro y fuera del subcontinente. Un ejemplo es la petrolera brasileña Petrobras, el Grupo Carvajal colombiano o el Grupo Vicini de Santo Domingo. Qué lamentable, Venezuela no se nombra…gracias a la revolución.

0 comentarios: