Navegacion

martes, 5 de noviembre de 2013

Hugo Chávez y Rafaél Ramírez: responsables del desastre petrolero venezolano

Gustavo Coronel

UNA AMARGA REFLEXIÓN DOMINICAL


Cuando uno estudia la cifras del petróleo venezolano durante los últimos 15 años se da cuenta de la magnitud del colapso que esta industria ha sufrido. Peor aun, es posible ver el desastre que le espera.

Vamos paso a paso, usando la cifras que se conocen oficialmente:

1.      Las reservas de petróleo eran de 76000 millones de barriles en 1999 y se han sextuplicado para llegar a 298.000 millones de barriles en 2013. A partir del 2005, en un lapso  de tres años, estas reservas se duplicaron. Este es un fenómeno que no existe ni ha existido jamás en ningun otro país, un fenómeno inexplicable por cuanto no corresponde a un aumento en los niveles de exploración. Este aumento es producto de una gigantesca revisión decretada por el régimen basada, simplemente,  en duplicar magicamente el factor de recobro de los crudos pesados de la Faja del Orinoco, pasando del 10 por ciento, como se había establecido cientificamente en base al conocimiento que se tiene del comportamiento de los yacimientos de la zona, al 20 por ciento. Este ha sido un fraude científico gigantesco que nadie fuera de Venezuela ha tomado muy en serio. Pero, para los fines de nuestro análisis, asumamos que esto es cierto.

2.      Con esas inmensas “reservas”, las mayores del planeta, se pudiera pensar que la producción petrolera venezolana refleje tal magnitud. Sin embargo, no es así. La producción de petróleo en Venezuela ha pasado de 3.200.000 barriles diarios en 1999 a  2.720.000 barriles diarios en 2013. Es decir, no solo no ha aumentado sino que ha disminuído. Que significa esto? Que las reservas petroleras venezolanas son las más sub-utilizadas del mundo. La relación reservas-producción (el número de años que durarían a la tasa actual de producción)  de Venezuela es de 300 años, la de Arabia Saudita es de 63 años, la de Rusia es de 20 años. Eso suena bien a quienes no conocen el negocio, pero es muy malo para Venezuela. Para comenzar, se están dejando de obtener cuantiosos ingresos para la nación. Más importante aun,  es necesario preguntarse: que estará consumiendo el planeta como combustible dentro de 50, 100 años, por no hablar de 300 años? Ya existe en marcha un proceso de reemplazo de hidrocarburos fósiles por otras fuentes más limpias, el cual ha comenzado por una transición de petróleo crudo a gas natural. Solo en el sector transporte el petróleo mantiene aun un cierto monopolio, el cual se debilita año trás año. Shell pronostica que en 50 años este monopolio desaparecerá totalmente. Se habrá paseado Venezuela por el escenario en el cual la Faja del Orinoco, con sus cuantiosos recursos de petróleo de muy baja calidad,  se quede sin utilización, con los crespos hechos? Recordemos que el régimen actual mató a la Orimulsión con el argumento de que estaríamos “quemando” recursos valiosos a muy bajo precio. Pero, en este escenario que mencionamos, el cual cada día se hace más y más probable, no hubiera sido preferible comercializar parte del petróleo de la Faja antes que se quedase frío? Este escenario de FLORINDA EN INVIERNO (leer poema en http://www.poesiaspoemas.com/andres-eloy-blanco/a-florinda-en-invierno) es espeluznante para Venezuela y se está concretando ante los ojos impotentes de un régimen que carece de una política para desarrollar esos recursos y que no tiene voluntad, dinero o tecnología para hacerlo.  

3.      Como consecuencia de la declinación de la producción y del aumento del consumo doméstico, el cual ya ronda los 800.000 barriles diarios, los niveles de exportación de Vebezuela han bajado significativamente, al pasar de 2.700.000 barriles diarios en 1999 a 2.200.000 barriles diarios en 2013, unos 500.000 barriles menos. El colapso se evidencia cuando se ve que, de este nivel de exportación, solo una fracción produce renta. El acucioso auditor social Sergio Sáez calcula, de manera muy rigurosa, que de acuerdo a las cifras oficiales el volumen de exportaciones petroleras que genera renta efectiva a Venezuela en estos momentos no pasa de los 560.000 barriles diarios, los cuales representan un ingreso de unos $20.300 millones para 2014. Sáez menciona que, de los niveles de exportación,  hay que deducir aquellos barriles que no están generando renta o la generan de manera muy parcial, tales como: 110.000 barriles diarios a Cuba; 284.000 barriles diarios a PetroCaribe y ALBA; 674.000 barriles diarios a China (para pagar préstamos ya recibidos); 102.000 barriles diarios a Japón, Italia, Portugal, Irán y Bielorrusia por compromisos financieros adquiridos. Esta estimación, de ser razonablemente precisa, como creo que es, revela la magnitud del colapso petrolero venezolano y demuestra el por qué Venezuela se está endeudando tan tragicamente. En 2014 el monto del endeudamiento será, nos dice Miguel Octavio en su blog The Devil’s Excrement, igual al monto del ingreso petrolero. Si esto no es una debacle no sé que puede serlo.

4.      En el campo del gas natural la situación no es menos caótica. Aunque Venezuela es el octavo país del mundo en reservas de gas, no solo no exporta ni un metro cúbico de este hidrocarburo sino que importa gas desde Colombia, país cuyas reservas de gas son mucho menores. La producción de gas natural era de 30 billones de metros cúbicos en 1999 y hoy en dia, en 2013, es de 29 billones de metros cúbicos. Es decir, no ha aumentado ni un metro cúbico en 15 años, más bien ha disminuído!!!

5.      Aunque la relación reservas a producción de gas le da a estas reservas una vida de 191 años, ello se debe a que no hay aumento alguno de producción. Esto es el resultado de dos factores: uno, que el gas no asociado (gas libre, no atado a yacimientos petroleros) que tiene el país no se ha desarrollado en estos 15 años. Dos, que el gas asociado que tiene Venezuela (gas que se encuentra asociado a yacimientos petroleros) no puede ser producido más allá de la cuota de producción petrolera impuesta por la OPEP. Ambos factores son políticos más que geológicos (aunque haya ciertos límites en su producción en base a razones de conservación de yacimientos) . En el caso de la producción de gas no asociado que se encuentra costa afuera, este no se ha desarrollado porque los socios extranjeros no van a invertir millones de dólares para vender el gas a precios subsidiados en el mercado interno. En el segundo caso, la producción de gas asociado no se incrementa porque ello necesitaría de un incremento en la producción de petróleo, lo cual quebrantaría la cuota de OPEP.  Venezuela sigue afiliada a OPEP mucho después que su influencia en esa organizacion ha desaparecido, por razones ideológicas, casi “religiosas”, que ningun politico en Venezuela osa cuestionar.

6.      Increiblemente el país debe importar gas desde Colombia, país que utiliza sus recursos de hidrocarburos de manera mucho más sensata, ayudado por los técnicos y gerentes venezolanos despedidos por el difunto. El contraste con otro país vecino, Trinidad-Tobago es también dramático. T&T tiene un 10% de las reservas de gas que posee Venezuela pero exportó en 2012 20 billones de metros cúbicos de gas. Venezuela no exportó gas, importó gas. Parecería sensato que, en lugar de importar gas, importásemos la filosofia trinitaria de desarrollo. T&T tiene una capacidad de liquefacción de gas de 20 billones de metros cúbicos, cinco veces más que en 1999. Y Venezuela? Cero.

7.      Un problema que se exarcerbará con el tiempo tiene que ver con la calidad del petróleo venezolano. De los 2,7 millones de barriles diarios de producción de crudo venezolano no hay ya volumenes significativos de hidrocarburos livianos (Light and sweet). Ya todo es mediano ácido o pesado ácido (medium sour/heavy sour). Ese petróleo requiere tratamiento especial y comanda menores precios en el mercado. En los últimos 15 años no se ha construído ni una sola planta de mejoramiento para esos crudos, ninguna.

8.      En materia de refinación la capacidad doméstica venezolana se ha mantenido esencialmente estancada durante los últimos 15 años, al pasar de 1,2 millones de barriles diarios en 1999 a 1,3 millones de barriles diarios en 2013. Lo que es peor,  la tasa de utilización promedio ha bajado del 89% en 1999 a 61% en 2012, debido a la falta de mantenimiento en las refinerías. No se ha construído ninguna planta de refinación adicional durante el periodo. El balance entre los productos refinados (estancado) y el consumo doméstico (creciente) se ha deteriorado dramaticamente durante los últimos 15 años, en casi el 70%.

 En conclusión:

 Como venezolano, doliente, acuso a Hugo Chávez y a Rafaél Ramírez de ser los principales responsables de esta verdadera debacle. Ya uno de los dos es difunto pero el otro deberá dar la cara por lo que ha sido una verdadera tragedia nacional. Me he limitado a hablar con los números en la mano,  pero hay crimenes menos cuantificables de filosofía gerencial y de abusos de poder, además de los cuantificables actos de corrupción administrativa,  que se añaden a este panorama desolador y que tendrán que ser expuestos ante el tribunal de la opinión pública (no ante este tribunal supremo de justicia que es un mál chiste) en su debido momento.

0 comentarios: