Navegacion

viernes, 1 de noviembre de 2013

Elevaron a Bs 20 el litro de gasolina en bombas fronterizas

Las estaciones Safec ajustaron las tarifas, pero persisten las colas en Táchira

imageRotate
Colas para surtir de gasolina
 
LORENA EVELYN ARRÁIZ
San Cristóbal.- Las autoridades de Pdvsa tomaron en serio la solicitud que hiciera el pasado lunes el gobernador del Táchira, José Vielma Mora, de elevar el precio del combustible en las cinco bombas del Sistema de Abastecimiento Fronterizo Especial de Combustible (Safec) ubicadas en la frontera venezolana.

Este miércoles el precio de la gasolina en los cinco expendios que permiten la venta del combustible a vehículos de matrícula colombiana aumentó a 20 bolívares el litro, tras un reciente incremento que lo llevó a 12 bolívares.

La información fue confirmada por la diputada Nellyver Lugo, quien considera que el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro tendrá que evaluar la medida de otro incremento de acuerdo a la misma variación del valor del barril del petróleo. Hay una opinión nacional de que se debe ajustarse el precio del combustible, por los menos en el caso de la frontera, para que sea mucho más sencilla y factible la lucha contra el contrabando de gasolina a Colombia .

"Hemos logrado disminuir 60 millones de litros, pero evidentemente hay una transformación de los métodos, como lo es el microtráfico que ha venido afectando con colas en las gasolineras en las últimas semanas", acotó Lugo.

Rodar más de 45 kilómetros

La aspirante a la Alcaldía del Municipio Rafael Urdaneta por la Mesa de la Unidad, Magaly Agelvis, denunció que los habitantes de esa localidad deben recorrer un trayecto de entre 48 a 50 kilómetros para poder surtirse de gasolina, ya que en esa zona no hay gasolineras . Por ello deben acudir a El Diamante en Rubio, Municipio Junín, donde generalmente hay colas.

"Siempre hay colas en esa bomba que es la más cercana y se puede echar gasolina según cómo termine el número de la placa. Sin embargo, muchas veces la gente llega y le dicen 'se acabó' y no tienen gasolina para retornar".

Explicó que las personas deben comprar en el mercado negro donde venden la gasolina a 20 bolívares el litro.

El microtráfico se reinventa

Las autoridades han reseñado en los últimos meses las diferentes maneras como las personas se las ingenian para llevar combustible al vecino país. El diferencial del precios es un atractivo económico que lleva a algunos a buscar formas de evadir los controles y vender "de a poquito".

Uno de los casos es el de un ciudadano que se dedica a labores de peluquería para caballeros. Cada vez que puede lleva gasolina a Colombia en envases de suplementos alimenticios para niños y adultos. Por cada lata de un kilogramo percibe 400 bolívares.

0 comentarios: