Navegacion

lunes, 9 de septiembre de 2013

La potencia energética sin luz

Tomado de el Espectador

Expertos señalan fallas del Ejecutivo. El Gobierno alega sabotaje y promete investigar una supuesta falla técnica.

Por: Elizabeth Ostos/ Caracas
 hidroeléctrica tiene una capacidad de generación de más de 10 millones de kilovatios en su mayor nivel de trabajo.Para el gobierno de Nicolás Maduro “fue un golpe eléctrico de la derecha apátrida”. A pocas horas del incidente que dejó en penumbra a 18 estados, el mandatario local aseguró: “No tengo ninguna duda de que se ha ensayado un golpe eléctrico contra el Estado”.

El apagón recordó eventos similares en 2007, cuando el sistema de generación y distribución acusó un severo deterioro, lo que obligó al presidente Chávez a decretar la emergencia eléctrica y delegar al ministro de Tecnología de Cuba, Ramiro Valdez, para que gerenciara la crisis junto con un grupo de técnicos antillanos.

Para Víctor Poleo, exdirector general sectorial de Energía, del Ministerio de Energía y Minas de Venezuela (1999-2001), “esta gran falla no es un sabotaje en modo alguno. El Gobierno ordenó hace siete años la militarización de los centros de distribución y nadie puede pasar. Es un asunto de incapacidad gerencial y de la puesta en práctica de un guión que viene de La Habana. No me extrañaría que, de seguir eventos de esta naturaleza, el Gobierno obligue a aprobar una Ley Habilitante que le dé a Maduro todos los poderes para seguir aplastando a la sociedad e incluso para que se decrete un estado de excepción que obligue a la suspensión de las elecciones regionales en el país previstas para el 8 de diciembre”.

El exfuncionario explicó que “esto que pasó el martes lo vivieron los caraqueños, en donde el sistema está más o menos controlado. Y es cotidiano en la provincia, sobre todo para los habitantes de los estados orientales y los andinos, en donde se va la luz todos los días y durante muchas horas. En la frontera con Colombia, en el Zulia y el Táchira, se importan gas y luz desde nuestro vecino país”.

Fuertes inversiones
Poleo advirtió que “el Gobierno ha informado que desde 2007 se han invertido US$63.000 millones en mejoras de las instalaciones eléctricas de Venezuela. Esto es falso. Un grupo de profesionales ha investigado los costos de los equipos que dice haber comprado el Gobierno, pues es información pública, y han detectado que los sobrecostos de lo adquirido superan los US$20.000 millones. Eso lo debe explicar Maduro”.

Además comentó que en Venezuela se está aplicando el “sistema cubano de electrificación. Para este país de más de 30 millones de habitantes se adquirieron 110 plantas de electrógeno que sólo sirven para alumbrar campamentos y sitios de difícil acceso vial. Eso no funciona para iluminar grandes ciudades de más de un millón de habitantes. Esa ha sido una de las causas del fracaso de este gobierno”.

Otro analista, Nelson Hernández, especialista en generación eléctrica mediante el uso del gas natural, dijo a El Espectador que “no fue un golpe: fueron decisiones erradas que se han tomado desde hace más de diez años. Acá se dejó de planificar la manera de ampliar y mejorar el sistema, cuando el Gobierno creó Corpoelec como entidad rectora nacional y estatizó las cinco empresas privadas que manejaban con eficiencia el servicio en el país. Nosotros exportábamos luz a los países vecinos”.

“La luz que se recibe hoy en gran medida obedece a los trabajos que impulsaron los presidentes de la democracia de 40 años que antecedió a Chávez. Para recuperar el desastre de lo que hay en estos momentos, se necesita una inversión de más de US$50.000 millones, intervención de capitales privados y entre tres y cinco años de trabajo sostenido”, sentenció Hernández.

Por su parte, el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, maneja una tesis menos radical que la de Maduro. El miércoles explicó que la falla que ocasionó un apagón en el centro y el occidente del país “se originó por la caída de una malla protectora en la torre 6 de la red troncal de transmisión”.

Dijo que en la cercanía de esa torre “hay un vertedero de desechos sólidos, que trajo como consecuencia la necesidad de colocar una malla de protección de ese tendido eléctrico, la cual se desprendió y derivó en la primera falla”.

Sin afirmar directamente que hubo sabotaje, el ministro lanzó otra hipótesis: “Tenemos serios indicios de que hubo una actividad dirigida al retiro de los sujetadores de la línea”.
Luego de las explicaciones, el Ministerio Público inició una serie de citaciones a trabajadores de Corpoelec para investigar el presunto sabotaje.

0 comentarios: