Navegacion

miércoles, 11 de septiembre de 2013

HORACIO MEDINA HABLA SOBRE CASO AMUAY




Enrique Meléndez / especial Noticiero Digital / 11 sep 2013.- El exdirectivo de Pdvsa Horacio Medina considera que utilizar la tesis del sabotaje, para explicar las causas de la explosión e incendio de la refinería de Amuay hace un año, lesiona el patrimonio de Petróleos de Venezuela; porque de esa manera el seguro ni investiga ni paga.

Califica además de ridiculez la tesis del sabotaje.”Si es que alguien o algunos; porque, por lo menos, fueron dos o tres personas, se arriesgan a entrar en las instalaciones a aflojar estos espárragos, tendrían que abrigar una vocación suicida; porque en su sano juicio, nadie puede entrar a manipular estos espárragos, para aflojarlos; porque si lo hubiesen hecho demasiado entonces se hubiera producido una explosión enseguida, y hubiesen volado”.Dice el ministro que no se encontraron 7 espárragos, que sujetan la bomba al piso, y que se determinó que fueron retirados, por manos criminales; originándose así la fuga masiva de gas, y que es lo que los lleva a ellos a concluir que la explosión e incendio de Amuay fue un saboteo a la industria petrolera. ¿Qué opina usted?-Primero, he escuchado que se habló algo así de las prieras, y eso es algo que yo no comprendo. Creo que el ministro Rafael Ramírez se está refiriendo a la brida, y que constituyen los dos flanches que unen las dos partes de la bomba. Eso tiene ocho espárragos, y el ministro Ramírez dice que faltaron 7.
-Punto número 1: los espárragos no salen solos; es verdad, y en caso de una explosión, como ocurrió, deben saltar, pero deben presentar fracturas, y es muy raro que salgan 7, y se quede uno. Si hubiesen sido conseguidos, entonces los espárragos hubiesen estado corroídos, perforados. En otro sentido también, con estos espárragos debería haberse mencionado cuál fue la fecha de su última instalación, y cuál es el origen; de dónde vienen.
-Normalmente, cuando a estas bridas se les hace mantenimiento preventivo, se cambian todos los espárragos, y se aprietan con un torquímetro. Un torquímetro es una medida de la fuerza de la presión de los mismos, de manera que esos flanches no tengan ningún tipo de fuga, y esto debería haber estado en el último reporte de instalación, y el cual, por cierto, el único que lo puede saber es Pdvsa. No sabemos si ese trabajo fue hecho, si fueron cambiados, si fueron recambiados; porque no se refiere a eso. Nadie sabe cuándo entraron en servicio; si tenían un certificado de calidad; cuándo fueron fabricados. De eso no se menciona nada.
-Y cuando se refiere a que fue un sabotaje: yo quisiera ser respetuoso, pero lo menos que puedo decir es que se trata de una ridiculez; que tiene una intención de carácter político, y no se justifica, desde el punto de vista profesional.
-Si es que alguien o algunos; porque, por lo menos, fueron dos o tres personas, se arriesgan a entrar en las instalaciones a aflojar estos espárragos, tendrían que abrigar una vocación suicida; porque en su sano juicio, nadie puede entrar a manipular estos espárragos, para aflojarlos; porque si lo hubiesen hecho demasiado entonces se hubiera producido una explosión enseguida, y hubiesen volado.
-La otra forma es que poseían un torquímetro, y sabían exactamente cuál era el nivel de torque que debía tener; para que no ocurriera eso. De modo que a mí me luce muy poco creíble en absoluto lo que tiene que ver con el sabotaje, y, además de esto, si todas las instalaciones están militarizadas; particularmente, la refinería, y la zona donde ocurrió, que es la más cercana al comando de la Guardia Nacional, yo creo que hay muchas dudas sobre lo que significaría un sabotaje; como él dice, un sabotaje intencionado. Todos los sabotajes, por lo demás, son hechos con intención; no se ha visto ninguno sin intención.
-Más bien, Ramírez debería dedicarse a sustentar otras cosas. Dice que todo fue gravado; pero no muestra a las personas que llevaron a cabo ese sabotaje. Esto nos demuestra que hay muchas interrogantes, y la teoría o la tesis de sabotaje obedece a causas políticas, y no hay ninguna explicación desde el punto de vista profesional y técnico; que es lo que debería haber presentado.
El ministro Ramírez dice que el análisis metalográfico y de microscopia a pernos, encontrados en campo indicaron que estaban los espárragos desenroscados.
-Bueno, allá voy. Primero, que el ministro ha hecho un esfuerzo; para mostrarse, francamente, conocedor de una materia, a la cual desconoce en absoluto, y lo cual quedó en evidencia. Pero, aún quien le escribió ese guión pudiese tener razón, yo me pregunto: ¿cómo es que alguien afloja unos espárragos? Porque una sola persona no lo puede hacer; dos personas lo hacen con serias dificultades. Se necesitan tres personas, por lo menos para realizar esta maniobra.
-Entonces: ¿pueden tres personas manipular esos flanches, sin que nadie se haya dado cuenta? Segundo, si provocaron una filtración en el supuesto negado caso del saboteo, ¿cómo es que los censores en el cuarto de control no detectaron esa filtración? Sólo ésta pudo ser detectada por la cuadrilla de inspección a las 12:00 PM; según lo que dice el gerente de la refinería. La explosión ocurrió una hora y diez minutos después.
Precisamente, el ministro Ramírez dice que se produjo una fuga “masiva” y “abrupta”, en donde se vaciaron 3 mil 500 barriles de olefinas antes de la explosión. ¿Qué responde usted?
-Que eso no tiene ningún sentido. No hay ninguna posibilidad de que haya sido una fuga repentina, y que no hubiese sido detectada. Eso es, absolutamente, falso. Tuvo que haber sido una fuga pequeña, que pudo haber crecido, y que me demuestre lo contrario. Porque alguien debe justificar; primero, por qué fallaron los metales; por qué falló la empacadura; puede ser que no tuviesen el mantenimiento; puede ser una falla de origen; puede ser que la pieza no haya sido la original; puede ser que la pieza ya tenía el tiempo vencido de duración; por qué no se llevó a cabo un mantenimiento preventivo.
-Pero una fuga masiva, es algo que es inflamable, y ocurre que cuando sobrepasa el 2% en zonas al aire libre, definitivamente, se vuelve muy explosiva. De modo que, lo repito, los censores correspondientes deben haber detectado la caída de la presión en las líneas, si es que se trataba de una fuga masiva; como él dice, y repentina. Así que, a mi modo de ver, a mí no me cuadra esa idea del sabotaje.
-Aquí lo que hay es una intencionalidad política, y una intencionalidad de evadir la verdadera responsabilidad de que lo que allí sucedió. Mi hipótesis es que pudo haber sido un accidente, donde no funcionaron los planes de contingencia y el protocolo de seguridad y evacuación, a causa de la negligencia de las autoridades; porque no realizaron el mantenimiento preventivo.
De acuerdo al ministro Ramírez, los saboteadores lo que pretendían era explotar el Area de Procesos de Pdvsa; situación que hubiese obligado a detener por un período prolongado la actividad industrial en el sector, y acusó a la canalla de estar detrás de este hecho, al que calificó de brutal.
-Yo no sé todavía quién es la canalla. Yo lo que veo es que éste es un discurso reiterativo, y en el cual el ministro se ha agotado. Hasta ahora todos los supuestos actos de sabotaje, a los cuales el ministro se ha referido, han pasado sin pruebas; no ha presentado ninguna evidencia; ni siquiera para que la Fiscalía, que está plenamente en contexto con lo que dice el señor ministro, pueda actuar.
-Lo que sucede es lo siguiente: en esa empresa existe una junta directiva y una alta gerencia que sólo está dedicada a actividades políticas, además de generar corrupción, y esa es una evidencia clara e inequívoca, y lo digo con toda responsabilidad. En segundo lugar, hay una cantidad de gente allí; que ellos han infiltrado, y que obedecen al proselitismo partidista; el cual procede desde la misma cúpula de Pdvsa.
-Existe un grupo de profesionales, que tratan de sobrevivir en medio de tanta mediocridad. Obviamente, estos accidentes se deben a la falta de inversión, y esto es algo que han venido denunciando todos los sindicatos. Es algo que es evidente. No hay ninguna prueba.
-Con relación a Amuay, la compañía de seguros, que tenía contratada la refinería, durante los tres últimos años, dijeron de una manera reiterada que no se habían cumplido con los planes de mantenimiento preventivo; que todos los accidentes, que había ocurrido en la empresa, no habían sido investigados hasta dar con sus causas, y no se habían tomado los correctivos que habían recomendado.
-Esto tiene que llamarnos a la reflexión; porque, ¿hasta cuándo vamos a seguir con el mismo discurso del sabotaje, para evadir responsabilidades? Yo quiero ser muy concluyente con esto; siempre se pretende evadir. El hecho de que se utilice el argumento del sabotaje es algo que ocasiona daños y lesiona el patrimonio de la empresa; porque no permite que el seguro pague por ese suceso.
-Prefiere decir que existe un sabotaje, sin culpables, para que el seguro no investigue, y porque si lo hace los resultados podrían ser, tremendamente, negativos; tomando en cuenta que llevarían a la conclusión de que el hecho fue causado por negligencia y falta de mantenimiento; en cuyo caso, tampoco lo pagaría el seguro, pero quedarían en evidencia.
En ocasión de la entrevista que le hice a usted hace unos días, a propósito precisamente del caso Amuay, usted señalaba que en toda empresa petrolera los accidentes son algo muy común, por la dinámica misma de las operaciones; pero que en la actual Pdvsa ya se han pasado los límites; no obstante, el ministro lo desmiente a usted, y dice que los accidentes, que se producen, están en el límite normal, en el marco de las estadísticas, que se tienen al respecto ¿Qué diría usted?
-Yo retaría al ministro a que busque las estadísticas para antes del año 2002, y que presente las estadísticas amañadas; que ellos tienen, para que nosotros los podamos desmentir en relación a los accidentes. Es muy fácil decir sin dar números, es muy fácil expresar que estamos cumpliendo sin compararse.
-Si nosotros comparamos, aún tomando en cuenta lo que ellos dicen; que son informes amañados, la cantidad de accidentes que se reportan en relación a los informes de Ecopetrol o de Petrobrás, uno se da cuenta de que los de Pdvsa más que triplican los accidentes que pasan allí con respecto a ambas empresas. Entonces no puede ser que el ministro diga eso de esa manera; mintiendo de una forma, absolutamente, descarada.

0 comentarios: