Navegacion

martes, 17 de abril de 2012

Semana perversa


                                                                                            Eddie A. Ramírez S.
La Semana Santa congregó a gran número de fieles cristianos en los templos y    la comunidad judía celebró la fiesta del Pésaj, última cena antes de emprender el camino a la tierra de Abraham. Al terminar esta semana de oración y para algunos de esparcimiento, los rojos reiniciaron el bombardeo de mentiras.  El Aissami, Diosdado y el partido comunista insinuaron que las agresiones en contra de diplomáticos eran parte de un plan desestabilizador y con respecto a los sucesos del 11, 12 y 13 de abril reiteraron sus falsedades perversas.    
Afortunadamente, numerosos testimonios, libros, videos y fotos permiten establecer algunos hechos irrebatibles: 1- Chávez se entregó como corderito en Fuerte Tiuna ante la pérdida de apoyo militar por los asesinatos del día 11; estuvo de acuerdo en renunciar y que lo enviaran a Cuba, pero esto último no se concretó por diferencias entre los militares, imponiéndose la tesis de que debía ser juzgado. 2- La prueba de que su vida nunca estuvo en peligro es que aparece en varios videos conversando  con los oficiales y en Turiamo y en la Orchila fue tratado con cortesía, como debe ser.  3- El Decreto de Pedro Carmona no contó con apoyo militar, ni político, originándose confusión por falta de comando. 4- Cuando se suavizó el Decreto ya era tarde, porque muchos de los militares que desconocieron a Chávez consideraron, erróneamente, que era preferible regresarlo al poder, en lugar de buscar una salida política. 5- Partidarios del régimen, como José Vicente Rangel e Iván  Rincón,  aceptaron tácitamente la salida del presidente. 6- Los  chavistas solo reaccionaron  masivamente  cuando en Fuerte Tiuna tomaron la decisión de regresarlo al poder. 7- Al volver a Miraflores mostró arrepentimiento y pidió perdón, pero acorde con su manera de ser, al poco tiempo volvió con los insultos, incluso al cardenal Velasco y a Monseñor Baltazar Porras, quienes le prestaron apoyo espiritual cuando estaba sicológicamente derrumbado. 8- Los 19 asesinatos quedaron impunes.  La juez Marjorie Calderón y el “honorable” magistrado Eladio Aponte, sentenciaron, sin pruebas, a tres comisarios y a  seis efectivos policiales por la muerte de dos ciudadanos. Los demás asesinados y numerosos heridos no existen  para la Fiscalía.  10- Los cuatro guardias nacionales y los 67 pistoleros filmados disparando en contra de ciudadanos desarmados que ejercían su derecho de acudir a Miraflores a solicitar la renuncia del violador de la Constitución disfrutan de libertad y de la protección oficial.
Como en botica: Gracias a  José Luís Tamayo,   Gonzalo Himiob, Alfredo Romero,   Wolfang Shalk y a Miguel Ángel Rodríguez por el Foro sobre el 11 de abril organizado en El Nacional .También a  Martha Colmenares. Baduel violó los derechos civiles de muchos oficiales, pero hoy le expresamos nuestra solidaridad porque le violan sus derechos en la cárcel.

0 comentarios: