Navegacion

lunes, 19 de julio de 2010

Hay agua pero no luz

El Guri alcanzó 57% de su volumen útil, suficiente para generar a máxima potencia. El desgaste en sus unidades ha impedido aumentar la producción, señaló José Aguilar

Por: Ender Marcano (Tal Cual, 17-07-10)

Actualmente la cota del embalse El Guri, combustible de la principal fuente generadora de energía en el país como lo es la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, se encuentra en 260,52 metros sobre el nivel del mar (msnm), lo cual corresponde al 57% de su volumen útil. Esta cota es similar a la que se tenía a principios de año, cuando se empleaba a fondo la central y generaba más de 6 mil megavatios (MW) de potencia para suplir al país.

En aquel momento, debido al período de sequía, el embalse perdía entre 10 cm y 12 cm diarios de su cota. Ahora con los aportes de las lluvias la cota gana entre 20 cm y 25 cm diarios, y la central apenas produce energía por encima de los 5 mil MW de potencia, mientras continúan los racionamientos en todo el país.

El ingeniero José Aguilar, consultor internacional y analista del sistema eléctrico venezolano, comentó que el nivel que alcanzó el embalse El Guri ya es suficiente para generar la potencia máxima de la central, y si esto no se logra es por razones diferentes a la falta de agua para operar las turbinas. "El Guri ya entró en la cota 260 msnm. Si no se le saca la máxima potencia en estos momentos no se le va a sacar nunca", destacó el especialista.

La energía que genera diariamente la hidroeléctrica (electricidad acumulada durante todo el día) oscila entre los 180 Gw/h por hora y los 200 Gw/h, dependiendo de la disponibilidad de la planta. Meses atrás la generación estaba entre los 200 Gw/h y los 220 Gw/h, lo que claramente demuestra que se está produciendo menos energía desde El Guri que cuando se estaba en pleno período de sequía.

Por su parte, la energía generada por el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) continúa sin aumentar. En total, todas las plantas del país generan entre 300 Gw/h y 320 Gw/h diarios, con una potencia máxima de 15 mil MW. Antes de la declaración de crisis eléctrica, la cual, de acuerdo a las declaraciones del ministro para la Energía Eléctrica Alí Rodríguez Araque ya se superó, la generación del SEN remontaba los 330 Gw/h de energía y los 16 mil MW de potencia, de acuerdo a los datos del Centro Nacional de Gestión (CNG). Todo esto dentro del panorama de los diferentes racionamientos en el territorio nacional.

LAS INSUFICIENCIAS DEL GURI Una de las razones por las que no se puede sacar el máximo provecho a la central Simón Bolívar es por la indisponibilidad de siete de sus máquinas, y por el deteriorado estado de las que están en operación.

Aguilar señaló que las unidades que se encuentran en peores condiciones son la 7, 4 y 5, que trabajan con fisuras en el rodete. "Si eso se dispara, se descompone y habría que desarmar toda la máquina". El ingeniero también recordó que por esa misma falla se dañaron las unidades 10, 6 y 9 entre el 2008 y este año. "Cuántas veces más tiene que pasar para que lo hagan bien", se preguntó el especialista.

Las consecuencias de que haya una nueva falla en Guri que deje indisponible parte de su energía serían graves para el SEN.

Aguilar dijo que, de presentarse un problema de 400 MW en Guri, estos no podrían sustituirse con 400 MW térmicos de centrales como Planta Centro o Tacoa. El consultado explicó que perder energía del Guri también se traduciría en perder energía de Caruachi y Macagua, las otras dos centrales del Bajo Caroní. En definitiva se estarían dejando de producir cerca de 760 MW del total que se generan actualmente en el SEN, lo cual luce difícil de reemplazar con termoelectricidad.

0 comentarios: