Navegacion

jueves, 11 de septiembre de 2008

La OPEP mantiene sus cuotas de produccion: Venezuela Retrocede


Horacio Medina

Al termino de la 149th reunión Ordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), todo parece indicar que el acuerdo será mantener las cuotas de producción crudo, lo cual significa, sin duda, una ratificación del compromiso asumido por los principales países árabes productores de crudo de esa Organización, en contraposición a países como Venezuela, Libia, Argelia e Irán, apoyados por Rusia (asiste como observador) y que habían venido proponiendo o propiciando, un ajuste en las cuotas de producción para “detener” la caída de los precios


La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es una organización intergubernamental permanente, creada por la Conferencia de Bagdad en septiembre 10-14, 1960, como miembros fundadores por Irán, Iraq, Kuwait, Arabia Saudita y Venezuela. A estos cinco miembros fundadores se unieron más tarde otros nueve miembros: Qatar (1961), Indonesia (1962), Libia (1962), Emiratos Árabes Unidos (1967), Argelia (1969), Nigeria (1971), Ecuador ( 1973) - suspendido de sus miembros a partir de diciembre de 1992 hasta octubre de 2007; Angola (2007) y Gabón (1975-1994). El pasado año 2007, la reincorporación de Ecuador coincidió con la salida de Indonesia, al registrar un caída importante en su capacidad de producción dejando de ser un país exportador neto de petróleo. De modo que actualmente la Organización está integrada por trece (13) miembros.


En medio de la reunión de la OPEP, el Ministro Ali al Naimi de Arabia Saudita fijó su posición al declarar que “Nosotros hemos venido trabajando muy duro desde Junio para llevar los precios hasta donde están ahora. Hemos sido muy exitosos, el mercado esta balanceado y los inventarios están en una posición de seguridad.”


Por otro lado los Ministros de Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, Mohammad Olaim y Mohammed bin Dhaen Al Hamli, respectivamente, apoyaron las declaraciones de Arabia Saudita y añadieron en sus declaraciones previas a la reunión que “Nosotros no pensamos que hay un requisito para disminuir la producción” y agregaron “Si el mercado exige algo que hacer, lo haremos."


Estas declaraciones se corresponden plenamente con la posición que Arabia Saudita y sus aliados principales Kuwait y los Emiratos Árabes, habían mantenido en la reunión de Yeddah el pasado 22 de junio, sobre la cual, por cierto, mencionamos al cierre de un artículo publicado en este periódico, en junio, este párrafo: Será cuestión de tiempo, pero esperamos y apostamos a que, en el último trimestre del 2008, los precios regresen a la banda comprendida entre los 90 y los 100 dólares por barril. Un respiro necesario para las grandes economías, los países emergentes y los bolsillos vacios de los consumidores”.

Ciertamente, la posición de Arabia Saudita y sus aliados se contrapone a las posiciones asumidas por Argelia, Irán y Libia de reducir las cuotas producción, argumentando que existe una sobreproducción en el mercado, posición esta que también había sido apoyada por Venezuela y de algún modo apoyada por Rusia, como el productor No OPEP más importante. Sin embargo, justo el día antes de la reunión, el Vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y Ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, cambio para sumarse al pedido de mantener las cuotas preestablecidas. Cabe siempre la duda, si el inefable y edulcorado Rafael Ramírez, prestó atención al consejo de su nuevo Gobernador en la OPEP, el ciudadano múltiple, Bernard Mommer, un viejo zorro en estas escaramuzas vienesas y enjundioso integrante del clan Rodríguez Araque. De cualquier modo, estaremos atentos.

En todo caso, el mensaje a los mercados es claro, los países árabes encabezados por Arabia Saudita, Kuwait y los Emiratos Árabes han venido manteniendo que los altos precios no son beneficiosos para ninguna de las partes, ni para los países productores, ni para los consumidores. Adicionalmente y tienen en cuenta que las grandes economías se resienten y los países más pobres son los receptores de los mayores daños. Mantienen estos países de la OPEP, la tesis del equilibrio, ciertamente el precio justo es su norte. Han observado una recuperación en el mercado norteamericano, pero todavía es muy temprano para pensar que el fantasma amenazador de la recesión ha sido vencido. Por otro lado, hay conciencia que la economía europea está, en este momento, pasando por un momento delicado, donde las economías de países como España e Italia se encuentran en problemas.

Los precios han caído más de 40 dólares (30%), desde el pico de 147 $/B, ocurrido el pasado 11 de julio hasta los 104 $/B que se cotiza actualmente, con la volatilidad a corto plazo propia de la amenaza que significa el huracán Ike, para las plataformas del Golfo de México y las instalaciones de refinación en Luisiana y Texas. Pero se espera que continúen bajando, seguramente a una tasa menor y con todos vaivenes propios del mercado, pero la tendencia es a la baja. Caerán hasta el momento que el dólar y el euro se estabilicen y las fuerzas del mercado retomen el control sobre los mercados especulativos. Las amenazas geopolíticas y los desastres naturales siempre están allí, pero como elementos importantes pero puntuales.

En función de todo esto, la OPEP ha señalado al cierre de esta 149th Reunión que seguirá de cerca el mercado, ya que espera ver la evolución de la crisis económica norteamericana, la situación europea y el comportamiento de las economías en China e India, donde también han tenido muestras de un crecimiento ligeramente menor. También acordaron reducir en los próximos 40 días los 520.000 barriles diarios puestos en el mercado con Arabia Saudita tres meses atrás. En todo caso, el lema parece ser “Esperar y Ver”.

Otro aspecto que se ha venido especulando, en el seno de la OPEP, es el crecimiento en la demanda del año 2009, una vez que las economías en problemas logren superar esta situación, considerando que es posible que la demanda pueda estar ligeramente por encima de la oferta, especialmente porque países fuera de la OPEP han venido declinando su capacidad de producción, lo que obviamente reduce la oferta.

En tal sentido, la OPEP evalúa que muchos consumidores prefieran aumentar sus inventarios en los próximos meses para estar preparados para el aumento de la demanda a partir del segundo trimestre de de 2009.

Entre tanto, seguramente en Venezuela, el Vicepresidente del PSUV, Rafael Ramírez y el teniente coronel Hugo Chávez Frías, tendrán reuniones de urgencia con el Ministro de Finanzas, Alí Rodríguez Araque y sus socios iraníes, libios, argelinos y rusos, para tratar de diseñar algún tipo de estrategia que mantenga los precios por encima de los 100 dólares por barril. En este sentido debemos estar muy atentos en los próximos días a la oferta de cooperación que hiciera a la OPEP, el Vice Primer Ministro de Rusia, Igor Sechin y que de alguna manera parece haber “presionado” a los países árabes para reducir la producción excedente a la cuota OPEP, cuando propuso un “memorando de entendimiento en profundizar la cooperación entre Rusia y la OPEP en la búsqueda de un "entorno estable de precios" para los productores y los consumidores, teniendo en cuenta que Rusia y Arabia Saudita son el mundo de las dos principales productores de petróleo y que representan casi una cuarta parte de la demanda mundial de petróleo”. Sin duda merece nuestra mayor atención, en tiempos turbulentos de una guerra fría del siglo XXI.

Por último, tengamos presente que para Venezuela, un precio para el crudo marcador WTI por debajo de 100 $/B, implica al menos diez dólares menos para el marcador venezolano y si tomamos en cuenta que;

ü la producción de Venezuela, tan sólo alcanza los 2 millones 300 mil barriles por día,

ü con un mercado interno que se consume más de 600 mil,

ü unos compromisos de 300 mil barriles por día de pago dudoso y

ü una retribución a los socios de los convenios y la faja equivalente a 400 mil barriles por día,

solamente va quedando el millón de barriles que se exportan al imperio, llámese Estados Unidos, pero cuyo retorno, no alcanza para pagar las importaciones de hidrocarburos, pagos de servicios y las importaciones generales del país.

De modo que, atentos a los movimientos estratégicos en este sentido. No olvidemos que ahora en el seno de la OPEP está un Gobernador mefistofélico que además de hacer negocios oscuros y de dudosa procedencia, como todos los gobernadores de la “revolución”, sabe jugar el juego de la intriga, es experto en estratagemas y le gusta la desestabilización, Bernard Mommer y que ahora Rusia parece decidida a jugar un papel más activo e

0 comentarios: