Navegacion

jueves, 11 de septiembre de 2008

¿Cuanto nos debe este socialismo?


Rafael Gallegos

¿Cuánto nos debe esta "revolución" por haber hecho tan mal uso de nuestros recursos? Sí, de sus reales, de mis reales. ¿O es que las divisas de petróleo no son nuestras? ¿Cuánto le ha dilapidado y cuánto le ha dejado de producir a Usted este socialismo? Veamos:


En petróleo: La "revolución" botó ilegalmente a 23.000 petroleros, por lo tanto es la responsable directa de que Venezuela no esté produciendo 5,8 millones de barriles diarios. O sea… este socialismo petrolero deja de producir – por haber botado a los petroleros- más de tres millones y medio de barriles todos los días. Algo así como un Kuwait o un Irán diario. Saquen cuentas, este déficit ha hecho que dejen de entrar al país quinientos mil millones de dólares. De esa plata ¿cuánto le hubiera tocado a Usted?, anote. A Usted y a cada uno de sus hijos: treinta mil dólares… y lo único que Usted ha visto son insultos, acusaciones y rimbombancias contra los petroleros. Ni se le ocurra hacer mercado con tanta perorata. ¡Ni en trueque! ¿Cuántos kilos de tomates le darán por una acusación de saboteador y otra de guarimbero, contra petroleros botados? ¿Quién le pagará sus treinta mil dólares? Se los debe… este socialismo.


En empleos: Pregonan "y que" un dígito de cifra de desempleo. Claro, para ellos son trabajos estables las fugaces participaciones en las misiones o en las cooperativas. No importa que no generen prestaciones, ni caja de ahorros y que las más de las veces estén por debajo del sueldo mínimo. ¿Podrán esconder que los empleos buenos, los que generan las industrias, han ido en picada por el cierre de la mitad de estas en tiempo de "revolución"? Seis mil industrias aportaban 600.000 empleos. Más 600.000 adicionales que aportaría por el lógico crecimiento que hubieran tenido en otras condiciones, conforman un millón doscientos mil empleos que le debe este socialismo a Usted, a su cónyuge y a sus hijos. Además, anote los botados de PDVSA, los empleados excluidos por las heroicas e improductivas nacionalizaciones de los teléfonos, la electricidad, el cemento, el teleférico, la siderúrgica; los firmantes de la lista tascón, los peones de las haciendas invadidas… pura marabunta. Y a Usted, ¿le debe un empleo este socialismo?


En viviendas: Los "oprobiosos" gobiernos de la cuarta construían 90.000 viviendas al año. La "revolución… apenas 30.000. Saque cuentas, este socialismo, ha dejado de construir en diez años, 600.000 viviendas. O sea… le debe el techo a tres millones de venezolanos. ¿Culpa del imperio? Los deslenguados dicen que las madres destechadas tendrán que mudarse con sus niños en los brazos, para Bolivia, Nicaragua o Cuba, para obtener casa.


En apagones: Es lo más igualitario de esta "revolución", se distribuyen equitativamente entre ricos y pobres. El socialismo alumbra el camino de los apagones. Pura democracia. Mientras tanto… ¿Quién paga la reparación o la compra de neveras, lavadoras, televisores por culpa de los apagones? Claro que Usted. Esas facturas, se las debe este socialismo. Eso sin contar los calorones, los mosquitos, la comida perdida, las pérdidas de las industrias, la interrupción de la salud. Los deslenguados dicen que lo recomendable es ir al norte de Brasil, o a Nicaragua, que por allá "y que" la electricidad si alumbra el camino. Puro bombillo de porche.


En inseguridad: Se desangra el país. Como en una guerra. ¿Guerra contra el hampa, perdida por KO? Siempre pensé que como son militares, por lo menos serían buenos en seguridad…

En lugar de pedir votos, deberían pedir perdón.


LO QUE NO TIENE PRECIO

Este socialismo le debe a Usted la división del alma nacional, las familias que ni se saludan por su posición ante la "revolución", la lista tascón que ha dejado sin comer a millones de niños venezolanos, la maisanta. El chequeo a los petroleros para evitar que trabajen en el Estado o en las petroleras privadas. La incertidumbre. El derrumbe de muchas esperanzas. El miedo a salir a la calle. Los hijos en el extranjero buscando futuros y que algunos no verán más. Los policías presos. Los muertos en este desastre de cárceles después de diez años. Los policías acusados injustamente. Los exiliados, los asilados. Los inciliados que deambulan por su propio país con los mismos derechos negados – en la práctica- que tienen los exiliados. Los perseguidos. Los aterrados. Las familias que no se verán más (por ahora). Los engañados que luego de diez años sin resultados, sin vivienda, sin educación, sin salud y sin trabajo, se sienten traicionados, ¿quién les devolverá el tiempo perdido? La inteligencia nacional, primera víctima de esta "revolución". La querencia rota. Sí, a Usted le deben… un país. Y como la propaganda eso… no tiene precio.

0 comentarios: