Navegacion

jueves, 25 de septiembre de 2008

El Valor de la Razon... 5 años despues

Horacio Medina


“Nosotros no estamos en una lucha por cuatro paredes, nosotros estamos

En una lucha por nuestra dignidad, por nuestra ética y por nuestras familias….

Ya esto no es una casa, esto es un país, ya esto no es un puesto de trabajo,

Esto es luchar por Venezuela, y por consiguiente por lo más preciado que

Tenemos que son nuestros hijos….

… mis dos únicas armas son la razón y la constitución”.

Oneida Pérez de Marcano

Trabajadora desalojada.


El párrafo anterior fue, precisamente, el que sirvió de presentación para el video “El Valor de la Razón” un documental realizado con un doble propósito. En primer lugar, como un justo reconocimiento y un homenaje a todos aquellos trabajadores de PDVSA que decidieron defender sus principios y valores, anteponiéndolos a los intereses personales que sugerían vender la conciencia y la dignidad. El segundo propósito, sumar un testimonial que nos permitiera tener presente por siempre, el despreciable hecho ocurrido la madrugada del 25 de septiembre de 2003, un documental que nunca permita olvidar la fuerza del horror, el barbarismo, el atropello sin límite, el odio y el resentimiento con que actuaron quienes irrumpieron en la oscuridad para atacar a las inocentes familias durante el desalojo en el Campo Los Semerucos, Estado Falcón y que después se repitió en los Estados Zulia, Monagas y Anzoátegui. Un testimonio que concebimos con el deliberado propósito de contar con una prueba irrefutable llegado el momento de escribir la historia cierta y que sirva para desechar la versión oficial de un régimen que con una profunda convicción totalitaria del poder se apoya en las más atrasadas teorías del marxismo del siglo xix y en las más aberrantes prácticas del fascismo del siglo xx.


Ya, otros compañeros y amigos, han escrito esta semana sobre este tema, sin duda de alta sensibilidad para quienes hemos mantenido una posición de dignidad ante este régimen oprobioso. Ellos han señalado con meridiana precisión nombres de los responsable directos quienes más temprano que tarde tendrán que responder, cuando el imperio de la Ley regrese a nuestro país, ante los tribunales nacionales y ante los tribunales internacionales, donde estos hechos han sido y continuaran siendo denunciados. Las violaciones a los derechos humanos fundamentales no prescriben, los bárbaros agresores lo saben, nosotros también. Solo queremos reiterarles que cualquier asomo de revancha, lo hemos transformado en sed de justicia y que no descansaremos hasta lograr un castigo a sus desmanes. Me permito incluir en la lista, algunos nombres, de una muy extensa lista de responsables, Alí Rodríguez Araque, María Cristina Iglesias, Rafael Ramírez, Gustavo Pérez Isa, Manuel Ricardo Dorado, Félix Rodríguez y tantos otros que tuvieron o tienen responsabilidad directa en estos hechos, por acción o por omisión.


Sirva este día para ratificar nuestro compromiso con Venezuela, con el rescate de los principios y valores pisoteados por la soldadesca que desgobierna hoy nuestro suelo patrio. Queremos que todas las notas y reseñas que en estos días han salido a través de los medios y por las redes de internet, se conviertan en un llamado de confianza, de fe, de unidad y de reconocimiento a la perseverancia. Que las palabras Valor, Razón, Principios, Valores, Ética, Responsabilidad, Justicia, Respeto, Libertad, Amor y Verdad, se conviertan en nuestras armas más preciadas, para seguir adelante con optimismo y con la convicción que más temprano que tarde rescataremos a Venezuela. Sí se puede y lo haremos, junto con legiones de venezolanos honestos y de bien que son mayoría.


Hoy cinco anos después del atropello y del repugnante acto ocurrido en Los Semerucos, queremos recordarle al teniente coronel Hugo Chávez y a la soldadesca que lo acompaña que “los muertos que vos matasteis gozan de buena salud”. Que sabemos que un objetivo primordial del régimen es la destrucción de la lógica social del venezolano y el aniquilamiento de sus valores, implantando la mentira y el cinismo como política de Estado, justificando siempre sus actuaciones aberrantes, violatorias del Estado de Derecho, a nombre de la Revolución y que, precisamente por eso, seguimos en pie de lucha para evitarlo. No lo lograran.


Aprovechemos este día para reivindicar nuestra lucha en defensa de los principios y valores, por la defensa de una empresa que se resistía a sucumbir ante los embates del poder. Por ahora y solo por ahora, teniente coronel Hugo Chávez, la empresa ha sido tomada y controlada, para ponerla al servicio de una ideología política, para entregarla a la corrupción claramente evidenciada en innumerables casos, como por ejemplo, las informaciones que cada día emergen sobre el caso del maletín. Para evitar esta corrupción levantamos nuestra voz en el 2002; para tratar de acallarnos en el 2003 atropellaron y violaron nuestros derechos fundamentales en Los Semerucos y en otros Campos Petroleros; para doblegarnos nos siguen persiguiendo con rencor. Sin embargo, a pesar de todo y muy a pesar de quienes nos acosan, nuestras organizaciones Gente del Petróleo y Unapetrol continúan de pie, con dignidad y con la certeza que junto a los inmensos sectores dignos y honestos del pueblo venezolano lograremos rescatar la democracia y la libertad para Venezuela.


También, dedicamos un mensaje para los sectores y organizaciones políticas nacionales orientado a recordarles que este régimen esta asesinando con saña el futuro del país, al destruir, como está destruyendo a nuestra industria petrolera. Han acabado con la institucionalidad de la empresa, están acabando con sus instalaciones y han corrompido hasta los tuétanos todas las instancias de control. Señores, nuestra grito de alerta en el 2002 presagiaba lo que hoy está sucediendo, nuestra palabra de angustia de hoy, intenta decirles que requerimos claridad de actuación y unidad de acción para preservar el futuro digno para nuestros hijos y, eso incluye, a los suyos. Los exhortamos a reflexionar y actuar con firmeza y decisión.


Finalmente, un minuto de silencio por los compañeros que nos han dejado y un mensaje a los que hoy están en Venezuela, dando la cara día a día y perseverando en esta lucha sin tregua, aquellos que todavía se reúnen en Asambleas en plazas o salones, a los que están en el exterior, asilados o exiliados, lejos del calor patrio y de sus familias y amigos, para aquellos que por su propia decisión tomaron la determinación de pasar la página, en fin, a todos les pedimos que repasen la historia, que analicen la decisión trascendental tomada en el 2002, que vean el Valor de La Razón, que recuerden toda la persecución a que hemos sido sometidos y que observen lo que hoy ocurre en Venezuela. Luego de esto, seguro encontraran más razones para seguir en la lucha o para reincorporase a ella, con fe y confianza en el mañana. Este régimen está causando mucho daño, posee estrategia, mucho dinero y una brutal fuerza de destrucción, pero no tiene viabilidad histórica y no triunfará. Su final se acerca y se acelera.




0 comentarios: