Navegacion

sábado, 4 de enero de 2014

Pdvsa busca apoyo de socios privados para Mariscal Sucre

Rosneft ya acordó participar en la explotación de gas y condensados

imageRotate
Pdvsa requiere más gas natural para la generación termoeléctrica, y así poder reducir el consumo de combustibles líquidos en el país 
 
ERNESTO J. TOVAR
La producción de gas natural en Venezuela sigue esperando por el despegue de los proyectos costa afuera Rafael Urdaneta, Mariscal Sucre y Plataforma Deltana en Falcón, Sucre y Delta Amacuro, respectivamente, para aprovechar las importantes reservas de gas disponibles en todo el país (calculadas en 197 TCF o billones de pies cúbicos) y así poder alimentar el mercado interno de hidrocarburos y pensar en la exportación tanto de gas licuado como de líquidos del gas natural.

Petróleos de Venezuela, con urgencias para aumentar el suministro de gas al mercado interno que permita disminuir tanto el déficit de gas como el alto consumo de combustibles líquidos (gasolina y diesel, fundamentalmente), está abierta a la incorporación de socios privados (mediante el pago de un bono de entrada) al proyecto Mariscal Sucre, que le permitan afrontar las próximas inversiones al compartir parte del capital accionario del proyecto.

Mariscal Sucre está compuesto por los campos Patao, Mejillones, Río Caribe y Dragón, y cuenta con 14,3 TCF en reservas de gas. Se prevé que alcance un tope de producción de 1.250 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) de gas y 27 mil barriles diarios de condensados del gas natural alrededor del año 2017.

Los primeros campos que se esperaba entraran en producción para el cierre de 2013 fueron Patao y Dragón. Pdvsa reiteró varias veces el año pasado que se alcanzaría un volumen de 300 mmpcd de producción de gas en una primera fase, utilizando el gasoducto nororiental José Francisco Bermúdez, que recorre áreas desde Anaco hasta Cumaná y la península de Paria.

Pdvsa ha conducido el desarrollo de Mariscal Sucre con varios escollos y contratiempos, al menos durante el último lustro. Varias empresas transnacionales del sector petrolero y gasífero han declinado participar en el proyecto por su poco atractivo en su primera fase, pues los campos Patao y Dragón tienen gas seco que se destinará al mercado interno por decisión de Pdvsa, con precios altamente subsidiados.

Pero los otros dos campos a incorporarse en la segunda fase, Río Caribe y Mejillones, tienen gas con líquidos (butano, propano, etano), que se cotizan a precios similares a los del petróleo y no están sujetos a cuotas dentro de la OPEP, por ejemplo; o que también pueden emplearse en la industria petroquímica.

Para esa segunda fase Pdvsa ya cuenta con la rusa Rosneft, con la cual se acordó que se sumen 600 millones de pies cúbicos de gas natural (adicionales a los 300 millones iniciales), pero además con la extracción de 20 mil barriles diarios de condensados, según cálculos de la estatal. Esta segunda fase debe estar operativa para el año 2017.

En 2012 se calculó que todo el proyecto tendría un costo de 3.200 millones de dólares. Ante el tamaño de los costos, que incluyen varias exploraciones y certificaciones de las reservas en Mariscal Sucre, Pdvsa ha realizado varios acercamientos con empresas transnacionales como la China National Offshore Oil Corporation (Cnooc), con la cual se firmó un memorando de entendimiento para que participara en Mariscal Sucre.

La estatal también ha buscado mecanismos como la explotación de condensados para financiarse, no solo en Mariscal Sucre, sino también en Rafael Urdaneta en Paraguaná.

En este proyecto gasífero en Falcón acompañan a Pdvsa las empresas ENI de Italia y Repsol de España, para la explotación del pozo Perla 3X, ubicado en el bloque Cardón IV.

En particular Pdvsa y ENI acordaron crear una empresa mixta que se encargue de explotar los condensados del gas natural presentes en las costas de Falcón, que pueden alcanzar hasta 37 mil barriles por día. Se calcula que Rafael Urdaneta cuenta con 182 millones de barriles de condensados en reservas.

En agosto de 2013 el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, dijo que esta empresa de condensados es una vía de financiamiento para apalancar la producción gasífera en el pozo Perla 3X, del cual se espera obtener 1.200 millones de pies cúbicos día de gas en producción a partir de diciembre de 2014, según Pdvsa.

A finales del año 2012 se calculó que el proyecto Rafael Urdaneta tendría un costo aproximado a los 4.996 millones de dólares.

0 comentarios: