Navegacion

jueves, 16 de enero de 2014

Escándalo sin parangón

José Aguilar 

Hasta ahora los factores de la crisis eléctrica se mantienen, pero están en receso por la baja cíclica de la escuálida demanda eléctrica nacional hasta finales de marzo

Queridos paisanos, feliz año. Hasta ahora los factores de la crisis eléctrica se mantienen, pero están en receso por la baja cíclica de la escuálida demanda eléctrica nacional hasta finales de marzo, cuando vuelva el calor. Mientras tanto, Miraflores y su ministro le montarán la alharaca del éxito de sus MW de cartón amparándose en la canalla eléctrica de esconder los datos del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) por más de mil 158 días, y así lo marean, lo engañan y hasta lo culpan a usted, la víctima.

El Zulia está vulnerable. De sus dos mil 830 MW instalados, solo el 56 por ciento funciona, o mil 584 MW; con el 44 por ciento restante, o mil 245 MW, no se puede contar. De las 39 unidades mayores instaladas en la entidad, 19 están averiadas y las otras 20 andan cojeando.

El escándalo es con la Planta Termoeléctrica de Bachaquero. Dicha planta fue prometida para 2013, pero no estará lista en 2014 y a lo mejor comenzaría en 2015. La ausencia de estos mil 40 MW impacta en la Costa Oriental del Lago, una zona de alta demanda eléctrica. Dicha planta originalmente debió funcionar en el 2007.

Veamos por qué es un escándalo sin parangón. Hablemos en dólares: La Planta no debió costar más de 903 millones de dólares. En 2012, se informó un costo de dos mil 28 millones de dólares; a mediados de 2013, el costo ascendía a dos mil 884 de dólares, y en Miraflores alegan haber “gastado” mil 393 millones de dólares. Este es el proyecto termoeléctrico más costoso en 125 años de historia eléctrica nacional, pero no hay ni un vatio.

El sobrecosto reportado sobrepasa la sonada deuda a las líneas aéreas internacionales, reportada en dos mil 600 millones de dólares. Es imperativo ponerle la lupa a la Planta Bachaquero.

El Zulia debe despertar y no permitir este escándalo sin precedentes o seguirá sufriendo por la corrupción y las malas decisiones del Gobierno regional y nacional en la materia. ¡Reaccione! Este escándalo es mucha planta para cero luz. ¡Manos a la obra, que sí se puede!

0 comentarios: