Navegacion

domingo, 26 de enero de 2014

Malas noticias en Pdvsa

Fuente: Tal Cual (26-01-14)

El mercado errático del petróleo venezolano. El crudo WTI de EEUU se está negociando a $ 94 el barril y el venezolano entre 8 y 10 dólares menos. En los últimos dos años se han perdido 500.000 b/d en contratos de ventas de crudo a EEUU
El año pasado Citgo dejó de comprarle a Pdvsa 50.000 barriles diarios de crudos livianos, del total de 250.000 barriles que tradicionalmente adquiere, y resulta una buena noticia por dos motivos.

Primero, la abundante producción de esquistos de los campos de Bakken y de Fort Eagle y de otros, calculada en 1 millón de barriles diarios en los últimos tres años, forzó a bajar los precios del WTI y como resultado, es más barato comprar el petróleo estadounidense que el nacional. Es un problema de mercado.

La otra razón es que permite a Pdvsa tener ese volumen de petróleo para colocar en el mercado, o dárselo a China que reclama con insistencia a Venezuela que cumplan la promesa de 1 millón de barriles diarios en 2014.

Las ventas a China son las que producen menos ganancia, por el flete hasta el Pacífico, los descuentos que recibe, y al eximirle la cláusula de destino los crudos y productos los vende en el golfo de México, apoderándose de un mercado venezolano tradicional.

La refinería Lemont en Chicago, operada por Citgo, procesa 150.000 barriles diarios de crudos canadienses desde hace muchos años porque resultan más económicos que llevar los livianos venezolanos hasta Chicago.

Esta fue una decisión que tomó la vieja Pdvsa, que Alí Rodríguez y Rafael Ramírez la expusieron y criticaron con demagogia, alegando que Pdvsa compraba petrolero extranjero, pero nunca la eliminaron.

La decisión de Citgo de reducir durante el año pasado, la compra de unos 50.000 barriles diarios a Pdvsa, de su demanda tradicional de unos 250.000 barriles diarios, debe considerarse más positivo que negativo, porque los crudos domésticos estadounidense son más baratos que los venezolanos.

Citgo, está poniendo en manos de Pdvsa más livianos para que los venda a mejor precio en el mercado. Si la oficina de comercio internacional de Pdvsa no lo hace, ese es otro asunto.

También sucedió lo mismo con la retórica continua de la venta del porcentaje accionario que teníamos las refinerías alemanas de la Veba Oel, alegando que no procesaban crudos venezolanos. Era cierto que no procesábamos crudo venezolanos, pero no era por acciones antipatrióticas, sino porque no teníamos suficientes crudos livianos.

Sin embargo, la Pdvsa de esos años optó por comprar crudo ruso Ural, aptó para procesarse en Alemania, y Pdvsa se ahorraba 150.000 barriles en fletes (más de 20 millones de dólares anuales).

CITGO Y EL MERCADO
Los 50.000 barriles diarios de crudos livianos que no venden a Citgo, regresan a Pdvsa, y se unen a otros montos que es importante conocer. También al cerrar las operaciones la refinería Hovensa, una sociedad de Pdvsa con Amerada Hess, en Islas Virgenes, ingresan otros 230.000 barriles diarios de livianos. Valero Refining Co, dejó de comprar 24.000 barriles diarios.

Finalmente, al vender Pdvsa la participación de 42 por ciento que tenía en la refinería Lyondell, en Texas, los 200.000 barriles diarios que le suplía regresarán a Venezuela. En esas operaciones hay unos 504.000 barriles diarios en poder de Pdvsa para mercadear, porque la producción de livianos ha estado estática durante décadas, y abusan exageradamente en mezclas con crudos extrapesados.

Hay cambios en el mercado con la abundante producción de livianos y las refinerías del golfo de México, han modificado sus instalaciones para refinar más crudos livianos.

Ya se ven los resultados, porque Estados Unidos ha copado la exportaciones de gasolinas hacia Suramérica, principalmente hacia Brasil, Venezuela y México, colocando 1.2 millones de barriles diarios de combustibles. En Suramérica solo hay 10 refinerías de conversión profunda.

Esto ha originado en la caída de los precios del crudo WTI que para los futuros a febrero están en menos de 95 dólares el barril, y lo más relevante para los efectos venezolanos, es que la referencia para las transacciones de los crudos venezolanos de exportación es de 10 a 12 dólares menos del precio del WTI.

Esto significa que hay que acostumbrarse a las malas noticias, porque Petróleos de Venezuela en los últimos 10 años no ha generado crudos livianos suficientes, que son los que más valora el mercado, para exportar más volúmenes en compensación con la caída de los precios.

Hasta ahora la reducción de los ingresos por la caída de los precios lo ha recompensado con endeudamientos, pero esta práctica está casi agotada.

Cada día que pasa Pdvsa mueve para fechas más lejanas la famosa producción de 5 millones de barriles diarios, ahora de 4 millones de barriles diarios.

0 comentarios: