Navegacion

jueves, 27 de noviembre de 2008

Venezuela: La crisis económica y las regiones en la mira

Horacio Medina

Teniendo en estos momentos unos resultados preliminares del proceso electoral en Venezuela para la elección de Gobernadores, Alcaldes y Diputados a la Asamblea Nacional queremos hacer desde nuestro punto de vista dos observaciones.


En primer término, consideramos que este resultado renueva, pero con mayor fuerza, el mensaje enviado por el pueblo al Teniente Coronel Chávez Frías el pasado 02 de diciembre de 2007. Sin duda que la derrota electoral sufrida en cinco de los más importantes Estados del país y varias de las Alcaldías más importantes, incluyendo la Alcaldía de Sucre y la Alcaldía Metropolitana, se traduce en una gran derrota política para Hugo Chávez quien se esforzó en presentar esta contienda electoral en una especie de plebiscito de su ya larga e interminable gestión de gobierno.


Sin embargo, esta derrota política infringida a Chávez Frías no significa su derrota. Son muchos todavía, los recursos que desde el poder omnipotente que detenta puede ejercer en contra de todos sus “enemigos”, por supuesto liderados por los recientemente electos gobernadores y alcaldes.


La pelea por los recursos y por la descentralización será, en mi opinión, un gran “campo de batalla” en los próximos meses. Por otra parte, la significativa caída de los precios del petróleo, afectaran de manera importante los ingresos previstos para el 2009 y de seguro estarán muy por debajo de los estimados en el presupuesto presentado por Alí Rodríguez Araque. Sin duda que el impacto en la economía tendrá repercusiones importantes especialmente durante el segundo semestre de 2009, muy a pesar de las reiteradas declaraciones del teniente coronel y sus más cercanos seguidores negando o restándole importancia a esta situación.


Seguramente, cuando la realidad se imponga, el teniente coronel tratará de justificar el corte de los recursos a las regiones con los bajos ingresos provenientes de las exportaciones petroleras, distribuyendo los situados a su antojo y de acuerdo con su beneficio político. Tendrán estos Gobernadores y Alcaldes que batirse con el poder central, para hacer valer los derechos constitucionales relacionados con esta materia y que pretenderán ser violados aplicando una Ley inconstitucional o basándose en el manifiesto abuso de poder del teniente coronel.


Significará también una gran oportunidad para estos mandatarios regionales y municipales una gran oportunidad para demostrar como se puede administrar con eficiencia y eficacia. Aprovechamos la ocasión para reiterar el carácter mitómano de quienes ejercen las funciones de gobierno en el régimen chapista en general, y en el área financiera en particular. El presupuesto de 2009 es sencillamente una fabula irrealizable, una obra de ficción, falsa y carente de todo fundamento.


Entendamos que, en primer término, no es posible que Venezuela pueda producir 3 millones 670 mil barriles por día, el próximo año, partiendo de la base que su producción promedio real de crudo durante 2008, será 2 millones 350 barriles diarios. Tampoco será posible que pueda exportar 2 millones 990 mil barriles como lo señala esa ficción artificiosa del presupuesto nacional de 2009.


La gran pregunta que debemos respondernos los venezolanos, es de donde provendrán los 70 mil millones de dólares que se requieren para balancear ese “presupuesto”, con un precio, para la cesta venezolana que podría oscilar entre los 50 y 55 dólares por barril ( WTI 60 y 65 $/B) y una exportación total girando en torno 1 millón 700 mil barriles por día, a lo cual debemos descontar los compromisos de petro-caribe, petro-América y otros no especificados que no reportan ingresos efectivos en divisas. Deberemos también sustraer de ese volumen exportado los envíos de crudo a China y Japón para el pago de préstamos bajo la figura de “petróleo a futuro”. Descontemos también, la porción correspondiente a las empresas socias de PDVSA que están agrupadas en las empresas mixtas.


No perdamos de vista, para poder hacer un balance realista, los volúmenes de productos, gasolina especialmente, que se importan para el mercado local y para suplir algunos compromisos de obligatorio cumplimiento de volumen y calidad en el mercado internacional. De acuerdo con nuestro mejor estimado, tan sólo 1 millón de barriles diarios será la exportación efectiva, vale decir, la que hará sonar la caja registradora de la Nación, lo cual a un precio de 55 dólares por barril significarán un ingreso bruto de unos 20 mil millones de dólares. Un desbalance en el ingreso de 55 mil millones de dólares, ¿será esto posible?, ¿será viable? A prepararse amigos gobernadores.


0 comentarios: