Navegacion

miércoles, 29 de junio de 2011

Sistema eléctrico involuciona

Ender Marcano.                     Tal Cual (29-06-11)
Las fallas y el alcance de las mismas han crecido con fuerza, según revela el documento oficial El índice de severidad se ha multiplicado por siete en los últimos tres años, es decir, se corta mucha más energía













 
Decir que el servicio eléctrico ha venido empeorando los últimos años pudiera ser bastante obvio, más aún cuando en el interior del país se reciben informes diarios sobre cortes de energía. 

Sin embargo, el informe anual de gestión 2010 del Centro Nacional de Despacho (CND) retrata como esta realidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) se ha deteriorado, en especial desde el 2008. 

Al compararse los últimos tres años se determina que las interrupciones del servicio, así como la carga promedio que deja de brindarse con cada falla se han incrementado "exponencialmente", tal como relata el documento oficial fechado en mayo de 2011 y que no ha sido divulgado. 

En primer lugar, en el apartado de continuidad del suministro se especifica que la carga promedio anual interrumpida en el 2010 fue de 846 megavatios (MW), cifra 103% más alta que la registrada en el 2009 cuando el promedio fue de 417 MW. 

A esta comparación se debe sumar que en la primera parte del año pasado el SEN estuvo operando bajo unas condiciones especiales, debido al Plan de Racionamiento y Ahorro Energético aplicado por la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). 

En lo que respecta al tiempo promedio de las interrupciones, éstas también se duplicaron con respecto al 2009. Para ese año la duración de las fallas en promedio fue de 4,53 horas, mientras que en 2010 ascendió a 9,03 horas. 

Al revisarse un poco más atrás, en el 2008 el tiempo de las interrupciones era de 3,37 horas. El ingeniero Nelson Hernández comentó al respecto que este indicador es una muestra de deterioro del SEN.

Otro indicador presentado en el informe que denota el estado en que se encuentra el SEN es el Índice de Severidad, el cual mide el porcentaje de la energía consumida en un año que se vio afectada por fallas. 

El año pasado este índice cerró en 1,094%, es decir, el 1% de la energía total del 2010 se vio interrumpida.
Aunque la cifra pueda lucir pequeña, cuando se compara con los dos años anteriores se obtiene que la misma creciera 162% entre 2008 y 2009, y 198% entre el 2009 y el 2010. 

Es decir, la energía consumida que se interrumpió en este período pasó de 0,140% a 0,367% y cerró el 2010 en 1,094%. "La naturaleza es de manera exponencial y ratifica que estamos ante una condición severa", indicó el ingeniero José Aguilar, consultor internacional en sistemas eléctricos. 

LÍNEAS AL LÍMITE
La forma en que se ha estado operando el Sistema de Transmisión también ha tenido sus consecuencias sobre el desempeño del SEN. Transportar más energía de la debida por las líneas ha llevado a un crecimiento de la indisponibilidad forzada en la Red Trocal de Transmisión (RTT), especialmente en la de 230 kV.
Mientras que para el cierre del 2008 el 2,65% de RTT estuvo indisponible, al finalizarse el 2010 esto se había incrementado a 3,73%, en las líneas de 230 kV. 

En el caso de las líneas de 765 kV la situación fue diferente, pues al compararse con el 2009 y 2008 el porcentaje de indisponibilidad fue mucho menor, y cerró el 2010 en 0,02%. 

El tiempo promedio de interrupción en las líneas de transmisión de 230 kV también se ha venido incrementando en los últimos tres años. 

El año pasado la duración de las interrupciones en la RTT fue de 27,09 horas, mientras que los dos años anteriores había sido de 24,42 horas en 2009 y 16,95 horas en 2008. 

Esta serie de datos, que provienen desde Corpoelec, demuestran que el SEN continúa en deterioro, a pesar de las acciones oficiales.

0 comentarios: