Navegacion

martes, 1 de junio de 2010

El sector privado

No más presos políticos, ni exiliados.

Juan Fernandez

Ver como varios países de la América Latina caminan aceleradamente hacia el desarrollo y como Brasil en el umbral del mismo ahora formando parte de los llamados países BRIC (Brasil, India y China). Chile como ejemplo de relevo democrático y de generación de riqueza, lo mismo lo podemos ver en Colombia, Méjico y en países más pequeños como Perú, muy positivo para la región. Un elemento común es la participación del sector privado para lograr esas metas de desarrollo, bienestar, creación de riqueza y por ende movilidad social, mejor educación y mejor salud.

Como todos nos hemos dado cuenta en cada gira del gobierno venezolano y en las visitas de gobiernos de otros países es común denominador la firma de acuerdos de carácter comercial, los cuales involucran al sector privado de terceros países y no al sector emprendedor venezolano. Las negociaciones son gobiernos y privados extranjeros con gobierno y empresas estatal venezolana, estas últimas solo compran a excepción de los convenios de suministro de petróleo.

Por otro lado, la discriminación existente con el empresario venezolano se confirma, el gobierno venezolano cuando aleatoriamente o planificada se le ocurre expropiar, estatizar cualquier actividad en posesión de ciudadanos venezolanos, el reconocimiento del valor económico de los bienes, de la actividad empresarial es nulo. Sin embargo, al tratarse de empresas con capital extranjero aun cuando pueda haber disputas en el valor de la empresa, por lo general el gobierno venezolano paga en dinero constante y sonante, tal es el caso de CANTV, Banco de Venezuela, etc. Caso aparte es el de PDVSA, los casos de disputas con la industria petrolera venezolana son muy notorios los procesos de arbitraje de EXXON-MOBIL, CONOCO-PHILLIPS, y otra serie de empresas que reclaman compensaciones económicas , aumentan el riesgo país, por ende el costo del financiamiento externo, disminuye el interés del sector privado internacional en invertir por motus propio en el país.

Como el pensamiento totalitario y de control absoluto del gobierno se centra en mecanismos para que la población dependa cada día mas del gobierno, sumándosele lo ineficiente, corrupto del gobierno. Si un sector, una empresa, una persona los cuales realicen actividad económica eficientemente serán entonces intervenidos. Por lo tanto estas intervenciones de la empresas POLAR, obedece a la estrategia de ir estrangulando sus operaciones, y no pudiendo ir a reclamar sus derechos. La realidad es que el gobierno del Teniente Coronel, en sus once años ha destruido mas empelo que ninguno otro, ha desplazado el interés de inversionistas hacia tercero países, y los empresarios venezolanos buscan y obtienen resultados positivos en terceros países. Solo pensemos por un momento, ¿Cuánto duraría la infraestructura de las empresas Polar en manos del gobierno, en cuanto tiempo el deterioro, la falta de inversión, la falta de conocimiento haría desaparecer ese icono de le economía y de la historia contemporánea de Venezuela?. La responsabilidad social de POLAR con su entorno, la comunidad, la búsqueda de la excelencia desaparecería y por supuesto la Harina Pan, la cerveza Polar, Maltin Polar, etc., no serian parte de nuestra cesta productos. Démonos cuenta que el gobierno solo le interesa el fracaso del eficiente, del creador de valor, no puede tolerar que el ciudadano pueda comparar y pueda elegir libremente.

Por último, el incasable Eddie Ramírez, compañero de PDVSA, Coordinador de Gente del Petróleo, en los próximos días bautizara su nuevo libro titulado; “La indoblegable sociedad civil venezolana”, el cual hace un análisis de la historia reciente de nuestro país, recomiendo su lectura. El titulo escogido por Eddie, muy apropiado para asegurarnos como sociedad civil la necesidad de no ser sancochados.

0 comentarios: