Navegacion

lunes, 26 de octubre de 2009

No más presos políticos ni exiliados

Juan Fernandez

Gente del Petróleo insta a todos los articulistas, conductores de programas de Radio y TV, invitados a dichos programas, comunicadores sociales y a dueños de medios de comunicación a participar en una campaña activa para solicitar la libertad de los prisioneros políticos y el regreso de los exiliados. Al respecto nos permitimos proponer que al final de cada artículo, entrevista, programa de opinión y ojalá en cintillo en la prensa diaria se escriba o diga: "NO MÁS PRESOS POLÍTICOS, NI EXILIADOS". A lo cual añadiría cada vez que se llame a un programa, se converse en familia, se participe en una marcha, ese mismo reclamo de LIBERTAD este presente.

En ninguna otra época de la historia republicana venezolana el fenómeno de la persecución política fue tan peculiar y singular como en este gobierno, especialmente por su característica inicial de estar dirigido hacia ciudadanos sin pertenecer a partidos políticos, basta recordar a los trabajadores petroleros, periodistas, militares, sindicalistas, estudiantes, policías, curas, etc. Solo últimamente, algunos dirigentes políticos de oposición sufren las consecuencias, y conocen en carne propia lo difícil del destierro.

El gobierno con su aparato propagandístico lleno de petrodólares, casi logra ocultar esta triste realidad de nuestro país. Cuando uno como perseguido y simple ciudadano se acercaba a cualquier líder político de otro país para explicar la situación, lo mínimo que uno percibía era la cara de suspicacia quizás pensando, si el Presidente Chavez gana tantas elecciones como es posible nos venga a decir una persona la persecución en un gobierno supuestamente democrático.

Otro aspecto es el factor humano de la persecución, solo imaginen si algunos de ustedes tuviesen que salir corriendo de su casa a esconderse y salir del país por cualquier lugar, luego lo duro de aceptar el no retorno, tratar de explicar con detalle la falta de justicia es pan nuestro de cada día en Venezuela. Como la persecución aun fuera de la frontera es continua, por la vigilancia, emisión de órdenes de captura internacionales con acusaciones solo de índole político. Como entrar a un consulado, con los empleados de tu país, despreciándote como ciudadano y negando tus derechos básicos. Como es territorio vedado entrar a la embajada de tu país. Como buscar trabajo en lo que se consiga porque el destino es la cárcel por oponerse al gobierno. Pero además estos años para ser compartidos en familia, en todo padre y madre son robados por la persecución o la cárcel. Lo dramático es ver como un Presidente supuesto defensor de los pobres, vive como un rico de los mas opulentos, lleno de soberbia y complejos, engañado al país todos los días y nosotros imposibilitados de actuar, por el destierro.

Por lo anterior cuando desde el exilio vemos como el país se deteriora en sus instituciones, en su infraestructura, en su economía, en su responsabilidad social, sin que la cabeza de gobierno asuma sus responsabilidades, manipulando a los poderes públicos por razón de sus miedos. El reclamo del cese de los presos políticos y del exilio es una razón de unidad, de lucha y convivencia entre todos los venezolanos.

En estos momentos en donde la discusión pública de muchos dirigentes se concentra solo en la forma como escoger candidatos a unas elecciones, sin promover una discusión amplia del país, de la visión hacia donde queremos ir, genera por lo menos desconcierto. Pues aceptando la importancia de los mecanismos de escogencia, también lo es el tema programático con énfasis en lo social y la igualdad de oportunidades, el país a ser construido por todos, exigiendo libres y en casa a los presos políticos y a los exiliados.

El tan trillado tema de lograr la UNIDAD, la cual aspiro no sea PERFECTA como algunos, pero que sea SINCERA, debe contener entre sus metas la LIBERTAD de presos políticos y el retorno de todos los exiliados, desenmascarar la careta del demócrata del Presidente Chavez es clave y así estaremos haciendo algo para que no nos sancochen a todos.

0 comentarios: