Navegacion

domingo, 27 de diciembre de 2009

LA BOLA DE CRISTAL 2010 (I)

Alberto Quiroz Corradi


Desde 2008 pronosticamos que la mala situación del país continuaría corregida y aumentada. A fines del 2009 se destapó una mínima parte de la corrupción de la boliburguesía. En el 2010 la sociedad, insistirá en que se investigue el origen de los fondos con los cuales se compraron sociedades financieras y se adquirieron todo tipo de bienes costosos. Entonces, se descubrirá la conexión de esos capitales con el gobierno y sus funcionarios serán acusados de corrupción. Entre ellos sobresaldrán Diosdado Cabello y Rafael Ramírez como los mayores dispensadores de fondos para el delito.

En esta serie analizaremos las relaciones internacionales, el petróleo, la economía, los problemas sociales, la política y los escenarios electorales.

LAS RELACIONES INTERNACIONALES (Más retroceso). En el año 2010 Lula le seguirá robando liderazgo al presidente Chávez, aunque a fines del 2009 el brasilero cometió algunas imprudencias que pueden retardar sus pretensiones de ser una figura de resonancia mundial por su imagen de estadista. Las relaciones con Venezuela mantendrán un desequilibrio en la balanza comercial claramente favorable a Brasil.

Por razones económicas, Argentina mantendrá su cordial relación con Chávez así como lo harán los países del ALBA, con la posible excepción de Ecuador que parece estar buscando una imagen menos subordinada a Chávez. Cuba será la incógnita, por un lado continuará “viviendo” de Chávez aunque no se sabe en que momento la relación con los Estados Unidos se flexibilizará y, entonces, puede pasar cualquier cosa.

Para Chávez, Uribe en Colombia, es un obstáculo insalvable para su ambición de lograr una hegemonía subcontinental. Por eso las bases militares de Estados Unidos son tan preocupantes para el régimen. Se han instalado, no para invadir a Venezuela como mentirosamente alega el Presidente sino para que, mediante una nueva tecnología de rastreo nocturno, contribuir a la derrota de la FARC. Esto es lo que verdaderamente preocupa a Chávez. No habrá guerra con Colombia pero no pueden descartarse algunos enfrentamientos en la frontera que Chávez utilizará para estimular el odio entre los dos países.

El chasco de Honduras disminuirá sensiblemente el prestigio de Chávez. Oscar Arias ya debe haberse arrepentido de haber aceptado la ayuda petrolera de Chávez. En Panamá ganó la derecha. Centroamérica, con la excepción de Nicaragua, rechazará a Chávez.

En México las relaciones continuarán tensas aunque sin consecuencia. Obama no ha dado la menor señal de buscar un acercamiento con Chávez. La amistad de Chávez con Irán convertirá a Venezuela en un país al cual los Estados Unidos vigilarán muy de cerca con ojo poco amistoso. Ni la buena disposición de Obama va a poder neutralizar la visión negativa que sobre Chávez tienen tanto el Departamento de Estado como el Pentágono. Sin embargo, Irán seguirá promoviendo una relación de conveniencia, en la cual somos el único socio que tiene mucho que perder. Pero la miopía ideológica del régimen no le permite ver el rol del tonto útil al que está sometido. Chile mantendrá prudente distancia y Perú continuará alejando de su suelo cualquier presencia del chavismo.

Con China y Rusia continuarán las buenas relaciones mientras la primera obtenga petróleo venezolano en sitio y se continúe la compra de armas al segundo. Con la Unión Europea las relaciones serán tensas. España y la Gran Bretaña serán fuentes de fricciones. En resumen, 2010 reflejará lo que ya empezó a dibujarse en 2009: cuando la chequera es más pequeña disminuyen los afectos internacionales.

0 comentarios: