Navegacion

miércoles, 3 de abril de 2019

Seis turbinas de Guri se pierden por apagones de marzo

El Pitazo


Registros de Corpoelec a los que tuvo acceso El Pitazo indican que solo dos turbinas de la Casa de Máquinas 2 están operativas. Seis se afectaron por los apagones y por ello se perdieron 4.000 megavatios, lo suficiente para alimentar Zulia, Trujillo, Mérida, Táchira, Portuguesa, Barinas y el Alto Apure

El corazón del sistema eléctrico venezolano está en cuidados intensivos. Sus latidos se debilitaron con los cinco apagones de marzo. Seis turbinas de la Casa de Máquinas 2 de Guri, lo más preciado del sistema por tener los generadores de mayor potencia, se afectaron tras las fallas de marzo y ahora se perdieron unos 4.000 megavatios, lo suficiente para cubrir la demanda de Zulia, Trujillo, Mérida, Táchira, Portuguesa, Barinas y el Alto Apure.
Solo 2 de las 10 turbinas que tiene esa Casa de Maquinas funcionan, la número 13, que genera 650 megavatios; y la número 17, que produce 500 mw, de una capacidad cada una de 770 mw, según indican reportes de Corpoelec a los que tuvo acceso El Pitazo.
El informe de la estatal eléctrica indica que las turbinas 11, 12, 15, 16, 17 y 19 se afectaron por los apagones de marzo. De ellas se confirmó que solo la número 17 volvió a entrar en servicio.
La generación de esa Casa de Máquinas es hoy de 1.150 megavatios de los 7.580 instalados. La producción resulta insuficiente para alimentar las tres líneas de 765 kilovoltios que transmiten al menos 85% de la energía que se consume en el Centro, Los Llanos, Occidente y Los Andes del país. Solo alcanza para una conexión, según estimaciones de algunos especialistas, quienes atribuyen a ello la obligatoriedad de los racionamientos en todo el país.
El reporte de Corpoelec, que precisa los daños técnicos de cada uno de los generadores afectados, indica que la fecha de la nueva entrada en servicio de cinco de los equipos está “por definir”.
A esa indisponibilidad de máquinas, se le sumas tres que estaban fuera de servicio desde hace algunos meses, según informes de la Corporación.
El escenario se complica con la inoperatividad de los tres bancos de autotransformadores del patio B de Guri, que permitían la transferencia de la energía que se produce en las centrales Macagua y Caruachi al sistema de transmisión de las líneas de 765 kilovoltios. Ahora, las principales conexiones de la Red Troncal de Transmisión solo pueden ser alimentada de una Casa de Máquinas que en otrora fue ejemplo de sistemas de generación eléctrica en el mundo y que hoy funciona al 15% de su capacidad.
El ingeniero José Aguilar, especialista en sistemas de generación y analista de riesgos eléctricos, indicó que los daños presentados en las turbinas son fallas de naturaleza eléctrica, no de gran magnitud, que obedecen a las sobretensiones que ocurrieron con los apagonesSu reparación -estimó- excede el periodo 30 días que indicó Nicolás Maduro para recuperar el servicio eléctrico.
Además de las ocho turbinas de Casa de Maquinas 2 que están fuera de servicio, otras cuatro de la Casa de Máquinas 1 no funcionan. En estos casos, ninguno está relacionado a los apagones de marzo.
La energía que producen esos generadores es de 1.620 mw, 58% de sus capacidad instalada. Esa energía solo puede transmitirse por el sistema de líneas de 400 kilovoltios que sale de Guri, atraviesa Oriente y llega hasta Caracas.
Aguilar precisó que con la generación actual Venezuela está en los niveles del año 1991. “Se trata de un retroceso histórico por parte de los apagones, que han significado la afectación de más de 4.500 MW en la principal planta eléctrica de Venezuela y la cuarta más grande del mundo”.
Indicó que desde el inicio de operaciones comerciales de Guri, en 1968, nunca antes se había tenido 12 unidades inoperativas y tantas relacionadas por la mala operación del Sistema Interconectado y debido a múltiples episodios fallidos en el restablecimiento del servicio, tras los apagones del 7 y 25 de marzo.

0 comentarios: