Navegacion

viernes, 12 de agosto de 2016

Sentido del ridículo, bufones y “bullying” (Mercado petrolero)

Horacio Medina

Como podrán leer, en tan solo unas palabras más, realmente el titulo no sugiere el contenido de la nota, pero sí refleja las secuelas de lo que ella contiene. Desde hace unos días, los señores Maduro y Del Pino han retomado el tema de estabilizar los precios del crudo, llevarlos al precio justo, pues, según si “visión” de lo que eso significa, sin comprender lo que ocurre. Maduro y Del Pino, anuncian llamadas telefónicas a presidentes de países  productores de crudo, OPEP y No OPEP y luego anuncian que habrá una reunión a finales de septiembre para tratar el tema, precedida de otras reuniones que Venezuela está propiciando.

Mientras esto ocurre (y uno se pregunta ¿por qué y hasta cuándo?) en Venezuela, con estos señores, en el mundo aparecen otras noticias que mencionaremos brevemente, solo para dar sustento a nuestra opinión final sobre el asunto. Veamos:

a.      La Organización de Países Exportadores de Petróleo continúa vigilando de cerca los acontecimientos y se encuentra en constantes deliberaciones con todos los estados miembros sobre los medios para ayudar a restaurar el mercado petrolero, indica una nota emitida por esa institución al anunciar que los ministros de los países miembros sostendrán un encuentro informal. La OPEP aclara que no se trata de una reunión extraordinaria como ha ocurrido en el pasado sino que sólo es un encuentro de monitoreo del mercado petrolero, donde no se prevé un acuerdo por consenso, que se realizará en el marco del 15 Foro Internacional de Energía que tendrá lugar en la ciudad de Argelia, capital de Argelia entre el 26 al 28 de septiembre de 2016.

b.     El reporte correspondiente al mes de agosto de 2016 de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) indicó que según autoridades sauditas la producción se ubicó en 10 millones 673.000 barriles diarios durante el mes de julio, 123.000 barriles más que el mes de junio y 312.000 barriles por encima de la cifra registrada durante el mismo periodo del año anterior. 

c.      Irak alcanzó un acuerdo con BP, Shell y Lukoil para retomar las inversiones en yacimientos de petróleo que están desarrollando esas firmas, lo que permitirá la reanudación de proyectos que fueron suspendidos este año y un aumento de la producción de crudo en 2017.  Como resultado de la inversión, la producción de crudo de Irak debería aumentar entre 250.000 y 350.000 barriles por día el próximo año, afirmaron los funcionarios iraquíes. El país produce actualmente unos 4,6 millones de bpd, la mayor parte en la región sur. Irak es el segundo mayor productor de crudo de la OPEP después de Arabia Saudita.

d.     Rusia desplaza al crudo de Arabia Saudita en exportaciones a China y mantiene una cerrada lucha con los árabes, por aumentar su participación en el mercado chino.  Según agencias internacionales desde mayo de 2015 los suministros de Rusia al mayor consumidor de energía del mundo han superado siete veces los importes desde Arabia Saudita. En diciembre de 2015, la producción rusa subió a 10,83 millones de bpd desde 10,78 millones de bpd en noviembre.

e.      Rivalidad entre Arabia Saudita e Irán, limita la opción de llegar a un acuerdo para congelar la producción. de modo a pesar de que la OPEP intenta coordinarse para poner fin a una tendencia bajista que data desde el 2014, esta competencia y rivalidad política y religiosa, entre Arabia Saudita e Irán, echa por la borda cualquier intento de estabilizar el mercado.

f.       Algunos miembros de la OPEP creen que las condiciones han cambiado lo suficiente durante los últimos seis meses como para que la idea de una congelación de la producción sea ahora realista. Se trata de una ilusión. La producción iraní ha aumentado, pero no ha alcanzado todavía los niveles previos a las sanciones. Parece que Irán no será capaz de aumentar más su producción y que no será siquiera capaz de mantener los niveles actuales mucho más tiempo.

g.      La situación financiera de Irán sigue siendo nefasta y el país necesita más ingresos del petróleo. La única manera de que puedan obtener esa clase de ingresos procedentes del petróleo es aumentar la producción iraní a expensas de otros. Una congelación de la producción no lograría ese objetivo, por lo que Irán no tiene ningún incentivo para llegar a un acuerdo.

h.     Arabia Saudí no tiene ningún incentivo para llegar a un acuerdo de congelación de la producción, particularmente porque acaba de reducir el precio del petróleo Arab Light a sus clientes asiáticos. El país no se enfrenta a una crisis financiera o a ningún obstáculo. Arabia Saudí puede seguir ganando más dinero por barril de petróleo vendido que cualquier otra nación. Los precios bajos también ayudan al creciente aumento de la actividad en las refinerías y empresas petroquímicas saudíes. El Reino puede seguir gastando sus reservas de efectivo para financiar su Gobierno y obtener préstamos de bajo interés para grandes proyectos de desarrollo durante varios años.

i.        Rusia, el principal productor no miembro de la OPEP, siempre es un comodín cuando se trata de acuerdos con la OPEP. El país ya había incumplido acuerdos de producción de petróleo antes. Incluso aunque el ministro de energía Alexander Novak diga que Rusia está interesada en participar en las conversaciones sobre la congelación de la producción de petróleo, la palabra de Rusia no es de fiar. Además mantiene una cerrada competencia con Arabia Saudita por el mercado de China.

j.        El Gobierno de Venezuela no suministró a la Organización de países Exportadores de Petróleo (OPEP) información sobre su volumen de producción en el mes de julio, según revela el más reciente reporte de la OPEP. No obstante, el informe incluye data de fuentes segundarias la cual indica una caída en la producción de 19.700 barriles el mes pasado con respecto a junio. Las cifras de estas fuentes provienen del monitoreo que realizan organizaciones como la Agencia Internacional de Energía y Petrolleum Intelligence  que señalan un promedio de producción de 2 millones 095.000 barriles diarios. La más reciente información suministrada por el Ministerio de Petróleo de Venezuela a la OPEP se corresponde a junio cuando señaló que la producción estaba en 2 millones 364.000 barriles por día, mientras que a finales del mes pasado el titular de ese despacho, Eulogio Del Pino, aseguró que el nivel de extracción de crudo estaba por el orden de 2,8 millones de barriles diarios cuando se incluye también el gas licuado de petróleo.

Luego de haber leído y considerado estas noticias (existen muchas más), dudaríamos mucho que alguien pueda pensar que Venezuela, un país que durante los ultima década no ha podido tan siquiera producir lo que tenía asignada como cuota y que hoy está por debajo en más 1 millón 200 mil barriles y con la producción declinando de manera  irreversible a corto plazo. Un país que no suministra cifras para nada confiables (esta vez ni siquiera as envió) y que luego son desmentidas, tan solo días después, por su propio Ministro de Petróleo. ¿Puede un país así tener influencia para lograr un acuerdo donde los únicos beneficiados serían justo, los que producen menos y mayor costo? La respuesta es evidente y tenemos que recordar lo ocurrido en Doha, Qatar en abril de este ano. A menos que todos los grandes países productores de petróleo Arabia Saudí y Rusia junto con Iraq e Irán, realmente crean que una congelación de la producción de petróleo es beneficiosa para su país, ésta no se va a materializar. Las declaraciones de Maduro y Del Pino, solo sirven para la chanza para la burla, pero lo peor es uqe ponen a Venezuela como el hazmerreír internacional. Ya tenemos bastante sufrimiento con nuestra realidad.

¿Es India mejor mercado para crudo venezolano que EEUU?
La verdad resulta complicado tratar de entender el régimen venezolano sobre la lógica del progreso de libre comercio del bienestar nacional de la protección del patrimonio. Solo se puede entender si anteponemos su verdadera naturaleza, la destrucción y la concepción totalitaria del poder. Resulta que según el régimen, los negocios del petroleo con China e India, lo cual podríamos entender como mecanismo de diversificación entendiendo que existen oportunidades punuales o especiifcas, son ahora los mejores y casi únicos. Por ejemplo, la petrolera rusa Rosneft informó ayer que podría abastecer con crudo venezolano a la refinería india Essar Oil luego de que finalice un acuerdo para adquirir una participación en esta compañía.  Rosneft proveerá, según lo declarado, 200.000 barriles de crudo por día a Essar Oil como parte de un acuerdo para obtener el 49 % de las acciones en la compañía india. Essar Oil opera la planta de refinación Vadinar con capacidad para 400.000 bpd en el oeste de India. Rosneft está trabajando en cinco proyectos de exploración, desarrollo y producción en Venezuela con la petrolera estatal PDVSA. Ambas compañías firmaron acuerdos comerciales, con los que podrían intercambiar suministros de crudo y productos petroleros. Essar Oil tiene un acuerdo comercial para comprar casi 120.000 bpd de crudo iraní en este año fiscal, pero también cuenta con un pacto anual para adquirir hasta 24 millones de barriles de crudo de Petróleos de Venezuela (PDVSA) (70 mil bpd). Un comunicado de la empresa de la India indica que "Los suministros de petróleo ruso parecen difíciles porque las tarifas de transporte son altas. ¿Podría alguien mostrarnos un análisis de la economía del negocio que nos demuestre que en base continua es mejor vender nuestro crudo en India que en la Costa Del Golfo de los Estados Unidos? Nos gustaría aprender.

0 comentarios: