Ultimas Publicaciones

Respuestas a RR Contrabando gasolina PACTO D PUNTO FIJO Linea de autobus Perspectivas Negocio Electrico TARIFAS  ELECTRICAS Futuro petrolero PDVSA FIN FIESTA REVOLUCIONARIA> Gabarras electricas>Industria Petrolera

sábado, 30 de agosto de 2014

Venezuela importará petróleo de Argelia

Gustavo Coronel



Se está acabando el black label, hay que traerlo desde Argelia para mezclarlo con el red label

Esta es una noticia que solo parecería publicable en el día de los inocentes. Podría haber sido también: Arabia Saudita importará arena para sus desiertos, o, Australia planifica la importación de canguros.

Es grotesco, verdad? Sin embargo, Venezuela es hoy un país grotesco, bajo las pezuñas de un régimen ignotante y corrupto, todo ello ocurrido en el breve lapso de 15 años. Esta transformación ha desnudado la naturaleza sumisa y esclava de millones de venezolanos, gente que se ha contentado con una limosna del estado para permitir la destrucción material y espiritual del país. Yo los contemplo con una mezcla de compasión y desdén.

Por qué se ha llegado a este absurdo de importar petróleo de Argelia, en un país cuyo régimen nos dice que posee las reservas petroleras “probadas” más grandes del mundo?  La razón es de aterradora sencillez: se ha llegado allí debido a la total ineptitud del régimen. La importación de petróleo liviano argelino se requiere para servir de mezcla al petróleo pesado de la Faja del Orinoco. Antes de la llegada de los bárbaros al poder PDVSA había  construído en la Faja del Orinoco, con ayuda de las empresas petroleras internacionales como Exxon y Conoco, plantas refinadoras profundas, llamadas “Mejoradoras”, las cuales convertían ese petróleo muy pesado en un petróleo comerciable de razonable calidad.

Con una mentalidad de bodegueros la “gerencia” de la PDVSA chavista  decidió botar a las empresas que habían construído las plantas , dejar de construirlas y reemplazarlas por una mezcla de petróleo pesado con petróleo liviano. Ello producía un petróleo de una gravedad de unos 25 grados, en comparación con el petróleo de 32 grados que producían las plantas. Era como mezclar Johnnie Walker black label (Petróleo liviano) con Johnnie Walker red label  (petróleo pesado) para producir un "whisky" de calidad intermedia, ya que el petróleo pesado de la Faja como tal tiene poca salida comercial. Es poca la gente que toma Johnnie Walker red label pudiendo tomar el otro.

Pero, que ha pasado? Que esa práctica no puede continuarse porque a los ineptos de la PDVSA chavista se les está terminando el Johnnie Walker black label. Acaban de suspender el proceso de mezcla, lo cual significa que no pueden seguir produciendo mayores volúmenes de petróleo pesado de la Faja mientras no puedan continuar mezclándolo. Para colmo de males las plantas construídas antes de que ellos se adueñaran del poder no parecen estar funcionando bien, debido al ruinoso mantenimiento que estila hacer esta gente (y que causó la gran tragedia de la refinería de Amuay y han causado los derrames petroleros del Lago de Maracaibo y del Oriente del pais).  Por ello, lo que ocurre en la Faja hoy es un gigantesco desastre, causado por la pandilla que lidera Rafaél Ramírez, mientras éste juega a aprendiz de brujo financiero.

Entonces, que hacer? Construír nuevas plantas de refinación profunda tomaría entre 4-5 años, además de que requiere dinero que esta gentuza no tiene. Producir más petróleo liviano en Venezuela hubiera requerido de una política de exploración y de recuperación secundaria en zonas productoras de ese petróleo que esta pandilla no ha llevado a cabo. Es decir, las reservas de Johnnie Walker black label en el país han declinado tan drasticamente que lo que le queda al país es mucho Johnnie Walker red label, un lava gallo que pocos quieren comprar. Por eso es que la pandilla de Rafaél Ramírez ha decidido importar petróleo liviano de Argelia, a fin de llevar a cabo la mezcla. Nadie sabe realmente si ello es  comercial o no.  

El impacto psicológico negativo de esta medida sobre la población venezolana es enorme. A los venezolanos de a pié les quedan pocas razones para sentirse orgullosos, viviendo en un país  que tiene la inflación más alta del planeta, la tasa de criminalidad más alta del hemisferio , que debe aceptar en este siglo XXI que los marquen como bestias para poder comprar leche en los mercado, ingeniárselas sin papel tualé  o salir en peñeros para Aruba a fin de tomar un avión. Y ahora resulta que tienen que ver a su país petrolero, “potencia mundial”, segun dice Maduro, importando petróleo! 

Maduro, anda a lavarte ese paltó, que lo tienes bien sucio.  

Tan pronto salga esta gentuza del poder (ya debiera haber salido a patadas, aplicadas por un pueblo más bravo y una fuerza armada más digna) el país tendrá que sufrir una transformaci;ón radical en sus políticas petroleras (y otras). En materia petrolera ya hay gente seria pensando en lo que debe hacerse,  a nivel del Centro COENER y de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de petróleo, SVIP. Yo creo que debería irse a un (a):

·        Cese immediato de petróleo regalado a Cuba, al ALBA y a PetroCaribe
·        Eliminación progresiva de PDVSA y su reemplazo por una Agencia Gubernamental reguladora de una industria petrolera abierta a la inversión privada extranjera y nacional.
·        Desarrollo de la Faja del Orinoco con la ayuda y la inversión de empresas petroleras de verdad, no ese grupo de ratones miguelitos chinos, rusos y hasta bielorrusos que anda suelto en la Faja desde hace años, pisándose las mangueras. 
·        Utilización de diversos modelos de producción, desde los contratos de operación hasta las concesiones, pasando por producción compartida, lo que resulte mejor para el país dependiendo de las particularidades de cada área productora


Todo ello bajo el manto de una actitud moderna y abierta al mundo, sin complejos, donde los términos vacíos y pomposos de soberanía, independencia y nacionalismo con los cuales nos han timado estos delincuentes del chavismo, sean reemplazados por una actitud de verdadero amor por el país. La verdadera soberanía, la verdadera independencia y el verdadero nacionalismo no tienen  nada que ver con el desastre al cual nos han llevado estos hampones sino con la obtención de óptimos beneficios para la nación venezolana  en el marco de la sociedad global, en lugar de estar  alineados, como lo han hecho estos bárbaros, con los países forajidos del planeta.