Navegacion

viernes, 17 de febrero de 2017

Aumento de la gasolina queda obsoleto luego de un año




Yasmín Ojeda / Maracaibo / yojeda@laverdad.com
Costo de importación presionará la determinación del valor del litro de carburante en el escenario de la caída de la producción nacional. Mitad de la demanda de gasolina se cubre con importaciones de combustible 
El Gobierno se prepara para ajustar el precio de la gasolina, el segundo en casi una década de miedo a incrementar el valor del octanaje por el impacto a la popularidad oficial. El 17 de febrero de 2016, tras meses de aguantar el anuncio, el Presidente de la República ordenó el aumento, mediante decreto de emergencia económica. Decidió que el litro de 95 octanos se vendiera en las estaciones de servicio a seis bolívares, y de 91 a un bolívar.
A un año de la política, la revisión se barajea en el Palacio de Miraflores, el jefe de Estado, Nicolás Maduro, tiene el plan de actualización, de minimizar el rezago de precios considerando los costos de producción que hasta ahora mantiene a Venezuela con la “gasolina más barata del mundo”. Reducir el subsidio pasa por sincerar las cuentas, pero la realidad es que mientras haya importación de combustible, el indicador se mide con el escenario internacional, “a casi dos dólares”, advierte Nelson Hernández, ingeniero petrolero. 
Explica que las refinerías venezolanas tienen “poca producción”, procesan la mitad de la meta fijada en 300 mil barriles diarios, que a 2016 se ubicaba en 150 mil barriles, 50 por ciento menos. De acuerdo a los últimos datos conocidos “se importaron 80 mil barriles a precios internacionales”. A 80 dólares por barril “y tomando en cuenta que cada barril son 159 litros, resultan casi dos dólares por litro (1,98)” desde la perspectiva del costo de importación.
La relación a bolívar con tasa Dipro, a 10 bolívares por dólar, representa 20 bolívares por litro, y a Dicom fijado a Bs 695,61, impulsaría un precio de mil 391,34 bolívares. Una consideración más conservadora, de un dólar por litro, se mide al evaluar las intenciones de acabar con el contrabando de extracción. 
Hernández calcula que las estaciones internacionales, creadas por el Gobierno en Táchira y Zulia, aún no dan resultados por el balance negativo que supone con el mercado colombiano. Del otro lado de la frontera, el litro ronda 1,20 dólares. Establecerlo a un dólar “todavía tiene un diferencial de 0,20. Por eso lo ideal es ir sincerando porque los precios bajos no pueden ser sostenidos económicamente”.
Dónde están los recursos?
En la Asamblea Nacional sacan las cuentas bajo el “oscurantismo” de la gestión energética del Gobierno avivan las denuncias sobre el manejo de recursos. Elías Matta, diputado del Parlamento, critica que a un año se desconoce en qué se invirtió el fondo creado con el ingreso adicional que ocasionó el aumento de la gasolina.
La medida garantizaba financiamiento para recuperar la vialidad de las carreteras y plan de sustitución del transporte público, “pero como no se rinden cuentas” se desconocen los destinos ciertos del dinero adicional por ajuste de precios de gasolina procesada por PDVSA.