Navegacion

martes, 28 de febrero de 2017

Pdvsa: 15 años de un hecho inédito (La "sublebacion" gerencial)


Eddie Ramirez


El pasado día 25 se cumplieron quince años de un hecho inédito en el mundo de los negocios. Nunca antes empleados bien remunerados habían hecho un manifiesto dirigido a sus a sus conciudadanos alertando del peligro que se cernía sobre una empresa del Estado. Eso sucedió en Pdvsa y cabe recordarlo por las consecuencias posteriores y porque algunas veces pasa desapercibido o es interpretado incorrectamente.
En enero del 2002 se acentuaron los rumores de que Guaicaipuro Lameda sería sustituido como presidente de Pdvsa por no ser complaciente con los rojos. Por ello, el 16 de enero del 2002 escribí un artículo en el diario El Universal, en el que señalé que ¨asombra que algunos piensen que manejar el petróleo es algo sencillo y que el negocio resulta rentable aun siendo mal administrado¨. En el mismo abogué por mantener a la directiva que escasamente tenía un año de gestión y advertí que ¨restringir recursos financieros e improvisar en la gerencia ocasionaría el doloroso derrumbe de Pdvsa y, al poco tiempo, del país¨.
El 8 de febrero Gastón Parra, profesor universitario sin experiencia gerencial y de extrema izquierda, fue designado presidente de Pdvsa. El 14 de ese mes le dirigí una carta en la que le manifesté que Pdvsa ya había perdido valiosos recursos humanos, que una buena señal sería mantener a los Directores, que podía contar con nosotros en un marco de respeto a la meritocracia y a normas y procedimientos, así como la necesidad de realizar las inversiones necesarias para la sustentabilidad y crecimiento del negocio.
Ante la inminente designación de cinco Directores internos con experiencia en la industria petrolera, pero sin credenciales para ser directores, los ejecutivos de mayor rango de Petróleos de Venezuela y sus filiales firmamos el documento ¨Salvaguardemos a Pdvsa¨, redactado por Luis Pacheco y publicado el día 25 de febrero en el diario El Nacional. En el mismo rechazamos las injurias en contra de la institución y sus trabajadores y alertamos al país sobre el peligro de introducir en la empresa la política partidista, señalando que ¨rechazamos enérgicamente la ruptura de los esquemas de meritocracia … La sustitución de la jerarquía del conocimiento y los méritos profesionales, tan necesaria para sobrevivir en el complejo negocio de la energía, por la jerarquía de la afinidad política o la aparente lealtad a una facción o ideología, no hace sino resquebrajar la disciplina y coherencia interna. Con toda responsabilidad hacemos un llamado para que se retome el camino institucional y profesional de Pdvsa, senda que hoy está sitiada por la mezquindad de grupos políticos e intereses personales que pretenden violar los principios que nos rigen¨.
Este documento lo suscribimos los 34 más altos ejecutivos y posteriormente se sumaron otros tres que no estuvieron presentes en la reunión previa. El día 26 salió la gaceta oficial con la designación de los nuevos directores. De inmediato se produjo una reacción en cadena de respaldo al documento. Gerentes, personal profesional y nómina menor se organizaron en asambleas en Caracas y el interior, las cuales llevaron el peso de la protesta. Después de agotar las conversaciones y ante la jubilación obligada de dos gerentes, el 4 de abril iniciamos el paro petrolero que arrancó en la refinería de El Palito. El 7 de abril fuimos despedidos siete trabajadores, catorce fueron jubilados y cinco fueron puestos a la orden de la presidencia. La CTV y Fedecámaras se sumaron al paro el día 9. La marcha del 11 de abril fue convocada en apoyo a los petroleros. El régimen propició una masacre que tuvo como consecuencia que la Fuerza Armada le solicitara la renuncia a Chávez, la cual aceptó.
Cuando Chávez regresó a Miraflores nos pidió perdón y fuimos reincorporados. Gastón Parra y la directiva cuestionada renunciaron. Este movimiento fue en defensa de la meritocracia en la empresa. Posteriormente vino el paro cívico de diciembre del 2002 que ocasionó el despido de casi 23.000 trabajadores. Para los petroleros hubiese sido cómodo permanecer callados, pero nuestros principios y valores nos obligaban a realizar lo que estaba en nuestras manos para intentar evitar la politización de la empresa de todos los venezolanos y luchar por la democracia. Quienes opinan que debimos permanecer agazapados y ¨ofrecer resistencia dentro de la empresa¨ quizá no entiendan que en buenos ciudadanos no cabe el sabotaje, ni la sumisión, sino enfrentar a los arbitrarios más allá de consecuencias personales.
Los resultados están a la vista: totalitarismo, un país en ruinas, corrupción y Pdvsa prácticamente quebrada. Según la OPEP, hoy Pdvsa solo produce 2.004.000 barriles por día, mientras que en el 2001 produjo 2.831.000 barriles por día. La nómina actual petrolera y no petrolera en Venezuela es de 166.337 trabajadores, mientras que en el 2001 era de 69.284.
Como (había) en botica: ¿No les dará vergüenza a algunos magistrados del TSJ como Carmen Zuleta de Merchán y Calixto Ortega de haber votado por Maikel Moreno y trabajar bajo su presidencia? No tienen perdón quienes apoyan a un régimen que niega las medicinas al pueblo. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

domingo, 26 de febrero de 2017

Venezuela y La Política Energética de Donald Trump

Venezuela y La Política Energética de Donald Trump by energia21 on Scribd

viernes, 24 de febrero de 2017

Energia y Produccion de Alimentos (Energy and Food Production). Discurso de Incorporacion.

Energia y Produccion de Alimentos (Energy and Food Production) by energia21 on Scribd

DISCURSO Incorporacion a La ANIH _Nelson Hernandez by energia21 on Scribd

domingo, 19 de febrero de 2017

Venezuela podría reducir tasas de refinación en 2017: Barclays



Tomado de OPIS Informe de inteligencia internacional sobre las materias primas, 7 de febrero de 2017

Venezuela podría verse obligada a reducir aún más sus tasas de refinación a lo largo de 2017 debido a la falta de suministro de crudo dado sus altos volúmenes comprometidos con los acreedores y otros contratos de suministro a largo plazo, según Barclays Capital.

La petrolera estatal venezolana, PDVSA, tiene un déficit de 619.000 b/d en el suministro de petróleo en 2017, dijo el banco, citando datos provenientes de PDVSA.

Según un análisis publicado por la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) en noviembre de 2015 Venezuela tenía 298.000 millones de barriles de reservas de petróleo probadas en 2014, la más grande del mundo. Las siguientes reservas de petróleo probadas se encuentran en Arabia Saudita (268.000 millones de barriles) y en Canadá (173.000 millones de barriles). La mayor parte de las reservas de petróleo probadas de Venezuela están ubicadas en su Faja del Orinoco, conformada por crudos pesado y extrapesado, que tiene 220.500 millones de barriles de.

OPIS señala que los refinadores y comerciantes de los Estados Unidos observan de cerca la tasa de utilización y la salud operativa de las refinerías de México, Venezuela y Sudamérica, debido al sólido flujo de productos petrolíferos de norte a sur que respalda los márgenes de refinación de los Estados Unidos y limita las oportunidades de enviar destilados a Europa.

Venezuela y México han intensificado sus importaciones de productos de los Estados Unidos debido a la reducción en la producción de sus refinería. Se dice que las refinerías en México y Venezuela están funcionando entre el 50% y el 60% de su capacidad máxima.

Algunas grandes refinerías estadounidenses están apostando por la sólida demanda de productos de petróleo de México, Venezuela y el resto de América del Sur en 2017 debido a un pobre historial operacional, basado en las recientes reportes de ganancias de las compañías en el cuarto trimestre.

Fuentes de la industria dijeron que la reducción de la producción de crudo no es la única razón por la baja de operación de las refinerías y dejar de producir refinados en Venezuela.
PDVSA ha enfrentado a problemas operativos durante los últimos años debido a la falta de recursos para el mantenimiento y de experiencia para llevar a cabo los cambios, señalaron las fuentes.

En 1999, cuando Hugo Chávez se convirtió en presidente de Venezuela, PDVSA asumió las operaciones de los activos aguas arriba y aguas abajo de las compañías petroleras extranjeras. Ellos dijeron que PDVSA ha tenido que confiar en sus expertos internos menos experimentado para la exploración y la producción así como la refinación de petróleo.

EIA dijo en su informe de 2015 que había una pérdida de capacidades técnicas que afectaron la producción de total de PDVSA. En 2006, Chávez implementó la nacionalización de la exploración y producción de petróleo en Venezuela, obligando a las empresas conjuntas con PDVSA (socios extranjeros) con la renegociación de una participación máxima de PDVSA de 60% en los proyectos. Dieciséis firmas, entre ellas Chevron, ExxonMobil y Royal Dutch Shell, cumplieron con nuevos acuerdos, y Total y Eni fueron asumidos por la fuerza.

Las fuentes dijeron que el sector petrolero en Venezuela también sufrió una falta de inversión debido a las prioridades del país de usar la renta del petróleo para financiar misiones sociales en lugar de reinvertir en el desarrollo y mantenimiento de la infraestructura energética existente.
Además de los problemas continuados de las refinerías, las fuentes también dijeron que PDVSA tiene que lidiar con los problemas de los tanques de almacenamiento de petróleo debido al mal mantenimiento y a la falta de inversión.

Señalaron que los problemas de logística llevaron a una limitada capacidad de mezcla y la producción de productos fuera de especificación. También hay una falta de tanques de crudo disponibles para el almacenamiento y la mezcla.

Mientras tanto, Venezuela tiene algunos acuerdos de gobierno a gobierno de intercambio de suministro de petróleo con empresas compradoras de petróleo, entre ellos China e India. Estos arreglos aumentarían la presión sobre Venezuela para producir más petróleo para entregar a sus financistas.

Además, Venezuela suministra productos petrolíferos relativamente baratos y crudo a los países vecinos del Caribe para ayudar a mantener la solidaridad política con ellos.

viernes, 17 de febrero de 2017

Aumento de la gasolina queda obsoleto luego de un año




Yasmín Ojeda / Maracaibo / yojeda@laverdad.com
Costo de importación presionará la determinación del valor del litro de carburante en el escenario de la caída de la producción nacional. Mitad de la demanda de gasolina se cubre con importaciones de combustible 
El Gobierno se prepara para ajustar el precio de la gasolina, el segundo en casi una década de miedo a incrementar el valor del octanaje por el impacto a la popularidad oficial. El 17 de febrero de 2016, tras meses de aguantar el anuncio, el Presidente de la República ordenó el aumento, mediante decreto de emergencia económica. Decidió que el litro de 95 octanos se vendiera en las estaciones de servicio a seis bolívares, y de 91 a un bolívar.
A un año de la política, la revisión se barajea en el Palacio de Miraflores, el jefe de Estado, Nicolás Maduro, tiene el plan de actualización, de minimizar el rezago de precios considerando los costos de producción que hasta ahora mantiene a Venezuela con la “gasolina más barata del mundo”. Reducir el subsidio pasa por sincerar las cuentas, pero la realidad es que mientras haya importación de combustible, el indicador se mide con el escenario internacional, “a casi dos dólares”, advierte Nelson Hernández, ingeniero petrolero. 
Explica que las refinerías venezolanas tienen “poca producción”, procesan la mitad de la meta fijada en 300 mil barriles diarios, que a 2016 se ubicaba en 150 mil barriles, 50 por ciento menos. De acuerdo a los últimos datos conocidos “se importaron 80 mil barriles a precios internacionales”. A 80 dólares por barril “y tomando en cuenta que cada barril son 159 litros, resultan casi dos dólares por litro (1,98)” desde la perspectiva del costo de importación.
La relación a bolívar con tasa Dipro, a 10 bolívares por dólar, representa 20 bolívares por litro, y a Dicom fijado a Bs 695,61, impulsaría un precio de mil 391,34 bolívares. Una consideración más conservadora, de un dólar por litro, se mide al evaluar las intenciones de acabar con el contrabando de extracción. 
Hernández calcula que las estaciones internacionales, creadas por el Gobierno en Táchira y Zulia, aún no dan resultados por el balance negativo que supone con el mercado colombiano. Del otro lado de la frontera, el litro ronda 1,20 dólares. Establecerlo a un dólar “todavía tiene un diferencial de 0,20. Por eso lo ideal es ir sincerando porque los precios bajos no pueden ser sostenidos económicamente”.
Dónde están los recursos?
En la Asamblea Nacional sacan las cuentas bajo el “oscurantismo” de la gestión energética del Gobierno avivan las denuncias sobre el manejo de recursos. Elías Matta, diputado del Parlamento, critica que a un año se desconoce en qué se invirtió el fondo creado con el ingreso adicional que ocasionó el aumento de la gasolina.
La medida garantizaba financiamiento para recuperar la vialidad de las carreteras y plan de sustitución del transporte público, “pero como no se rinden cuentas” se desconocen los destinos ciertos del dinero adicional por ajuste de precios de gasolina procesada por PDVSA.

jueves, 16 de febrero de 2017

El Mundo Al 2030

El Mundo Al 2030 by energia21 on Scribd

viernes, 10 de febrero de 2017

Tendencias Globales Energeticas Al 2040 (PDF) (Global Energy Trends to 2040)

Tendencias Globales Energeticas Al 2040 (PDF) (Global Energy Trends to 2040) by energia21 on Scribd