Navegacion

domingo, 28 de febrero de 2010

Que está pasando? Se nos desintegra el planeta?

Gustavo Coronel

Así eramos hace millones de años, cuando había unidad.






Estas son las placas tectónicas que están en movimiento. Ello explica los terremotos y los tsunamis recientes.




Parece que la naturaleza está en una etapa de activos cambios que van más allá de lo “normal”. Siempre nos habíamos consolado pensando que las grandes transformaciones, los cambios llamados geológicos, ocurrían durante millones de años, de manera gradual e imperceptible. Según esta percepción Sur América habría flotado delicadamente desde el Cretácico superior, hace unos 70 millones de años, para separarse de África, a una velocidad de algunos centímetros por milenio, como parte del desmembramiento de la llamada Pangea, un super continente de bello nombre. De esta manera los nativos del lugar, las bellas amonitas, los ponderosos dinosaurios y los ágiles pterodáctilos apenas se dieron cuenta de los cambios. Por supuesto, Venezuela no era Venezuela y a Esteban le faltaban millones de años para aparecer sobre nuestro suelo. La nariz de Pinocho de lo que luego sería la costa de Brasil se distanciaría finalmente de la concavidad que la alojaba, como un hoyuelo en la cara de África que luego sería Gabón, Angola y la Guinea Ecuatorial.

Pero la cosa podría no ser así. Así como el ser humano no envejece de manera gradual e imperceptible, sino en eventos abruptos y pronunciados que duran pocos meses, así mismo nuestro planeta pudiera experimentar cambios súbitos y catastróficos en menos tiempo de, como decían en mi niñez, suspira un cura loco. (Nunca pude entender bien eso).

De manera que estoy, no preocupado, sino aterrorizado. Ante situaciones que trascienden nuestro entendimiento y nuestros recursos el ser humano no debe preocuparse sino que, convenientemente, debe dar paso al terror.
Por qué siento terror, y no por mí sino por nuestro planeta? Porque en materia de meses, es decir, un mini- attosegundo en la escala geológica, hemos tenido terremotos en todo el mundo, desde China hasta Chile, desde Haití hasta Indonesia y tsunamis, esas olas asesinas incrementales, en muchas porciones de nuestra geografía. Hoy, por ejemplo, Chile ha sufrido un terremoto de 8,8 en la escala de Richter, con pérdida importante de vidas y de infraestructura y se esperaba un Tsunami en Hawai. Haití, hace semanas, tuvo un terremoto que practicamente aniquiló la nación. La cantidad de señales que nos está enviando el planeta es más numerosa que en toda nuestra historia, desde el principio de los registros.

El planeta está en marcha. La placa de Nazca al oeste de Chile se está moviendo contra la Placa de SurAmérica. La Placa del Caribe, al norte de Venezuela, se ha movido ya en el Caribe. Cada temblor en las ciudades venezolanas de Boconó, Coro o Cumaná tiene que ver con un movimiento de la Placa del Caribe contra la Placa de Sur América. Significa esta exacerbada actividad que el movimiento de las placas no es constante e imperceptible sino abrupto y catastrófico, o será acaso una combinación de ambas modalidades?
Soy geólogo pero no se cual es la respuesta, porque ya hay sismólogos y geofísicos quienes saben más que los geólogos sobre estos asuntos ( o dicen que saben). Como geólogo lo único que se me ocurre es aconsejar a mis amigos y familiares, en ese orden, que se muden lejos de las costas. Nada de Los Angeles, Valparaiso, Bali o La Guaira. Preferiblemente Denver, Neuquen, Bandung o Barinas (si, Barinas es geologicamente de lo más segura, aunque no pueda decir lo mismo sobre su componente político).


Al hacerlo ustedes podrán sentirse más seguros por el resto de sus vidas. Ello no significa, por supuesto, que en los sitios no recomendados pasará algo terrible durante la vida de cada uno de nosotros. De manera que no puedo aconsejarles que vendan la casa de Los Angeles o el apartamento en Margarita a precio de gallina flaca porque, a lo mejor, allí no pasará nada sino dentro de unos geologicamente escasos 2780 años.

Después de todo, no habría quien reclamara ni habría a quien reclamar.

Miren, pensándolo bien, yo pienso que, después de todo lo dicho, lo mejor que cada quien puede hacer es quedarse donde esté. Eso si, recemos.

viernes, 26 de febrero de 2010

CONSEJOS “YOMUNALES” Y PODER “YOPULAR”


Rafael Gallegos


Aunque usted no lo crea, para la “revolución” el comunismo es apenas un medio; no es el fin. Su verdadero objetivo, lo que desean por encima de todas las cosas, su desideratum, es permanecer en el poder hasta la consumación de los siglos. Sí, todo el poder para yo y para siempre. Es decir… yo, yo, yo. Lo que verdaderamente quieren copiarse de la revolución cubana, son los cincuenta años de los Castro en el poder. Por ello, cuando se analiza la dinámica de los consejos comunales, hay que hacerlo bajo la óptica de dominación que encierran. Son más “yomunales” que comunales. Así como el tan publicitado poder popular, va resultando “yopular”.

La cadena de gobernabilidad que quieren vender a los venezolanos, es más impactante que las cadenas televisivas: Consejos comunales, comunas, Consejo Federal de Gobierno y presidente de la república. Muy diferente a la que históricamente nos ha regido: vecinos, asamblea de vecinos, alcaldías, gobernaciones y presidente de la república. ¿Dónde radica la diferencia? Muy simple, los alcaldes, gobernadores o integrantes de las asambleas de vecinos pueden ser opositores al gobierno y cumplir sus funciones, sin ningún problema.

Distinto a lo que refleja la ley que rige a los consejos comunales. En ella se contempla que la Comisión Presidencial del Poder Popular, encargada de otorgar el dinero para los proyectos, nombra a la Comisión Regional (previa aprobación del presidente de la república) y ésta, a la Comisión Local (previa aprobación de, adivinen… el presidente de la república). O sea… que el consejo comunal de la población más alejada y pequeña de nuestra geografía, depende para el otorgamiento de recursos, nada menos que de la Presidencia de la República. La ley busca el domino del gobierno sobre las comunas. Es decir, a los consejos comunales que no comulguen con el jefe del ejecutivo, ni agua.

Los vicepresidentes regionales, ¿ledezmizarán a los alcaldes y gobernadores?, serán los encargados de tramitar el dinero, con la ayuda del Consejo Federal de Gobierno, también dependiente del jefe del país. Entonces, ¿cómo podrá conseguir recursos para tapar un hueco, un vecindario que no comulgue con el presidente, o peor, uno que en todo su derecho como en cualquier democracia, le adverse infinitamente?

VIVA LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA

Para la “revolución”, únicamente pueden participar en la llamada democracia participativa, los que simpaticen con el gobierno. Todos somos iguales, rezan; pero la realidad es que los rojos son más iguales que el resto del arco iris. Los comunistas cuando hablan de la democracia, para disminuirla la califican de burguesa, mediatizada, o simplemente de representativa, como si ésta fuera una mala palabra. Por ello es imperativo refrescar conceptos. En la democracia representativa los elegidos representan. ¿Y a quien representan? A los electores. ¿Y quienes son los electores?, el pueblo. ¿Y cómo participan los electores? por las asambleas de vecinos, las ONGs, la prensa, los sindicatos, las manifestaciones, los partidos políticos, etc. Además, hay alternabilidad y elecciones limpias y quien no sirve, se va. O sea… en las democracias representativas el pueblo sí participa. Y lo hace desde el gobierno y desde la oposición. En cambio, en lo que pomposamente denominan democracias participativas, tan solo participan el gobierno y sus adlátares. Similar a aquellas “y que” democracias populares de los países comunistas tras la cortina de hierro, donde el pueblo permanecía amordazado, aterrado y tan sólo se le permitía participar para mover la cabeza diciendo sí. Solamente pudieron participar las piedras del muro… y eso cuando se cayeron. Abajo caretas y que viva la democracia representativa, como la de Canadá, Chile, o España, y todos los países donde hay progreso y aunque usted no lo crea: luz y agua.

LEDEZMIZACIÓN

Ante la expectativa de derrota del gobierno el 26 de septiembre, no tendría nada de raro que quisieran aplicarle al pueblo la misma medicina que cuando eligió a Ledezma para la Alcaldía Mayor. ¿La “ledezmización” de la Asamblea? Ya hablan de Congreso Comunal. Es decir una asamblea “del pueblo” electa entre los miembros de los consejos comunales, seguramente con dominio absoluto del gobierno. Y al Congreso Comunal le entregarían toneladas de atributos legales de la Asamblea Nacional, para que cuando llegaren los nuevos diputados a ejercer su mayoría, fueran como el puma: dueños de nada. Tal como hicieron con Ledezma. Y todo legal legalito. Pero cada medida leguléyica les resulta más difícil. Ya están descubiertos como “peor de lo mismo”. Ya las caretas no engañan. El pueblo a lo Bécquer, piensa que no hay máscara semejante a su rostro.

martes, 23 de febrero de 2010

Crisis con “C” de Chávez. Juan Fernández

No más presos políticos ni exiliados
El presidente Chávez hace referencia sobre un panfleto escrito por el Sr. Ramonet y se explaya a comentar sobre la crisis, dando etiquetas a la crisis tales como; económica, social, seguridad, financiera, educativa, principios y valores. Adicionalmente en su programa explicando la inauguración de unas plantas de generación eléctrica en Mérida, olvidando un principio fundamental de la economía, llamado “economías de escala”. Imaginemos por un momento que la solución eléctrica fuese la siembra de plantas tipo Mérida en todo el país, además de lo inoperante, el consumo de diesel se disparara y tal como ya sabe el mercado internacional, Venezuela se ha convertido en importador de productos, dada la pésima operación de las refinerías en el país, ese intento de llenar de plantas eléctricas es un absurdo y solo representa un negocio con visos de corrupción. Realmente lo insólito, es quizás como el auto engaño es habitual por parte del Sr. Chávez, pensara como si todos fuésemos ignorantes, despistados o simplemente como si no viviésemos en Venezuela. La Crisis en Venezuela, tiene un responsable máximo con nombre y apellido; Hugo R. Chávez, y Crisis se escribe con la “C” de su apellido.
No obstante lo anterior, lo más grave es la crisis de identidad a la cual el Presidente viene sometiendo al país a un proceso continuo y constante de pérdida de independencia y soberanía. Este 2010 recordamos como hace doscientos años, un grupo de ciudadanos inicio la independencia de España, fecha que está a la vuelta de la esquina, el próximo 19 de Abril.
Los ciudadanos tendremos que buscar nuestra independencia nuevamente, pues es notorio y evidente como el Presidente Chávez está falto de criterio y manipulado por Fidel Castro y los fidelistas, impone al país a una serie de políticas obsoletas y equivocadas. Una buena definición seria llamarle la invasión silenciosa, llegando prácticamente a todos los estamentos del gobierno desde las oficinas públicas hasta la institución armada, aspectos claves como los registros, la distribución y compra de alimentos, la fuerza armada nacional, la seguridad e inteligencia y hasta las cedulas y pasaportes de los ciudadanos esta manejado por la tropa de invasión fidelista.
Por supuesto esta invasión está ligada cada día mas de la dependencia a la cual nos quiere arrastrar el Presidente, no pierde oportunidad para indicar como los convenios Cuba-Venezuela funcionan, pisoteando la dignidad profesional de los venezolanos. Evidentemente el saldo favorable tanto económico como político hasta ahora siempre se lo han llevado los cubanos, a cambio del atornillamiento en el poder del Presidente Chávez.
Otro síntoma de la perdida de independencia es el mantenimiento de la pobreza, cada día menos en nuestro país es posible la actividad económica emprendedora, la creación de riqueza y su justa distribución. La distribución de alimentos es un objetivo del gobierno, no tan solo para el control de la población, sino como otro negocio enlodado con dosis de corrupción para que tanto cubanos como algunos personajes cercanos al gobierno se enriquezcan con el patrimonio público.
Venezuela, siendo un país petrolero sigue teniendo una alta dependencia de sus ingresos, no ha sido capaz el gobierno de la supuesta revolución bolivariana en más de una década, lograr convertirnos en un país proveedor de energías, así diversificar y crear riqueza para todos los ciudadanos, con fuentes de ingresos alternas, somos un país dependiente de todo. La ironía es que alrededor del 100% de los ingresos de divisas provienen del IMPERIO a la par que con la política comercial de PDVSA estamos perdiendo nuestro mercado natural y entregándosele a otros.
Como consecuencia de lo anterior, tal y como los Venezolanos rescatamos símbolos como la Bandera, sería importante que este 19 de Abril también lo considerásemos rescatar para la gente y no sea robado nuevamente por un gobierno totalitario que nos ha quitado la independencia y soberanía que como demócratas tenemos derecho, como ciudadanos y así evitar la pretensión de continuar sancochando a todos.

lunes, 22 de febrero de 2010

La sequia del Guri



Vea en el link a continuacion la Sequia en Guri... el colapso en puerta

Hacer click AQUI (Son 40 fotos)



========================================

Que significan 20 MW (mega vatios)?

Por Nelson Hernandez


Ayer, 21-02-10, Chávez con bombos y platillos desde su programa “Alo Presidente”, inauguro en Mérida una planta con capacidad de generación de 20 MW.


¿Pero que significan 20 MW?


Bueno para los legos en la materia eléctrica podemos indicar que 1 MW puede satisfacer la demanda de 935 usuarios domésticos que tengan un consumo mensual cada uno de 500 Kwh.


Por lo anterior, 20 MW satisfacen la demanda de 18700 usuarios domésticos de los indicados anteriormente.


Por otra parte, para el año 2008 la demanda de electricidad fue de 114117 GWh y la originaron 5042831 usuarios, lo que da un promedio mensual de 1885 Kwh por usuario. En este caso, 20 MW solo satisfacen las necesidades de 4960 usuarios promedios. En otras palabras, el 0,1 % del total de usuarios… Entonces de que se vanagloriaba el presidente al inaugurar dicha planta.


El crecimiento de la población y la demanda eléctrica


Para el 2008, la población venezolana se estimo en 28 millones de personas, y el consumo anual de electricidad per capita se sitúo en 4075 Kwh.


De acuerdo a las estadísticas del INE, el promedio del crecimiento de la población venezolana en los últimos 10 años ha sido de 600 mil nuevos venezolanos cada año. Tomando el consumo per capita, nos indica que para el crecimiento poblacional mencionado se necesitan instalar cada año al menos 500 MW. En otras palabras, en los 10 años se debieron instalar como mínimo 5000 MW, capacidad esta que el gobierno no instalo, siendo esto uno de los factores de la crisis eléctrica actual.


Lo que nos debe quedar claro es que la política de instalar esas capacidades de 20 MW, son “paños calientes” que no resuelven de una forma integral la crisis… son mas con fines de propaganda, de tal manera de dar la impresión que el gobierno esta atacando la crisis.


LA SUMISION

Alberto Quiros Corradi

Hace tiempo Elvia Gómez le hizo a Axel Capriles una entrevista sin desperdicio. Empieza por definir el objeto del culto a la personalidad. “En Chávez uno ve cuáles son sus necesidades narcisistas por las cuales necesita ser adorado”. Bien sea porque “eso” neutraliza algún poco visible complejo de inferioridad o porque “comprueba” la alta estima que tiene el personaje de si mismo. “Nadie puede gobernar a Venezuela sino Hugo Chávez Frías”, frase del Presidente. Seguida del silencio de los oyentes le produciría depresión. Una respuesta llena de aplausos y aclamaciones llena sus “necesidades narcisistas”. Capriles sostiene que en una sociedad “que salga de la pobreza… no se da el culto a la personalidad. Por eso se sustituye a las estructuras institucionales que garantizarían la eliminación de la pobreza y le darían seguridad a los que menos tienen, por dádivas (misiones) que dependen de la buena voluntad del “ungido”.

Al leer a Capriles, uno no puede dejar de preguntarse como el pueblo alemán, culto y sin la pobreza nuestra, pudo ser atraído por la mesiánica personalidad de Hitler. La respuesta hay que buscarla, leyendo a Ibsen Martínez “Dos Sukhoi Sobre el Cielo de Caracas” para visualizar como dos aviones volando en preparación de la grotesca celebración de un nuevo aniversario del cuartelazo de fecha 04F-92 le sugiere a Ibsen una vinculación con la aparente fascinación del pueblo alemán con el nazismo. Algo que describió Sebastián Haffner: “Para 1933, todas las instituciones de Alemania habían sido tomadas por el nazismo. Era imposible ya cualquier tipo de resistencia colectiva y la oposición individual era una especie de suicidio”.

Ibsen, con razón, ve en este párrafo, una “crónica de la actualidad venezolana”. Si la descripción terminara “allí” estaríamos condenados a repetir en otras tierras la tragedia del nazismo. Haffner deja abierta una esperanza en un pensamiento citado por Ibsen. “Uno se siente siempre tentado a creer que la historia se desarrolla entre unas docenas de personas que “rigen el destino de los pueblos”. Pero, no deja de ser un simple hecho que las decisiones realmente importantes tienen lugar en nosotros, en los seres anónimos, en las entrañas de un individuo cualquiera y que, ante estas decisiones masivas y simultáneas… hasta los dictadores, los ministros y los generales más poderosos se encuentran totalmente indefensos”.

Tiene razón Axel Capriles, no es sencillo imponer un régimen fascista y arbitrario en una sociedad que haya salido de la pobreza. Pero la pobreza es algo más que la insatisfacción de las necesidades básicas. Es también, la pérdida de la autoestima y el derrotismo. Esto crea en las sociedades debilidades estructurales fáciles de llenar por las promesas de un “iluminado”. Si este es, además, un seductor de masas los ciudadanos se convertirán en dóciles seguidores de un tirano. No es que una vez inmersa en el espiral del “cambio” no se reconozca el error. Es que, cuando las instituciones de la democracia se derrumban, disentir no solo es difícil sino peligroso. El secreto, entonces, para cualquier sociedad es saber identificar el momento del quiebre. Ese instante cuando la reacción colectiva todavía tiene la fuerza suficiente para derrotar al oscurantismo.

Haffner habla del poder del individualismo como multitud. Allí están identificados los poseedores de la verdadera fuerza que puede impedir transformarnos en una sociedad sumisa a los caprichos de un tirano: ¡Nosotros! Los que tenemos el poder de “las decisiones masivas y simultáneas”. ¡Estamos a tiempo!

viernes, 19 de febrero de 2010

Construccion Represa del Guri

Una de las grandes obras de la democracia venezolana es la Represa Hidroelectrica del Guri, la cual es la tercera a nivel mundial: Tres Gargantas (China), Itaipu (Brasil) y Guri (Venezuela). Su diseño y construccion es punto de referencia a nivel mundial.

El regimen de Chavez quiere desconocer lo que represento, representa y representara esta fuente de energia limpia y renovable en el desarrollo de la nación.

El que el regimen no haya realizado las inversiones en la generacion electrica con base termica, considerada dentro de la planificacion energetica como complemento de la hidroelectricidad no le da pie a que disminuya y critique esta represa del Guri, orgullo de los venezolanos.

Para aquellos que no vivieron esa etapa de construccion, y para los que la vivieron les sirva de recordatorio, a continuación tres (3) videos que recogen esos momentos que forjaron la base para la modernizacion de Venezuela a partir de la segunda mitad del siglo XX...

Que lo disfruten....





Enlace a los videos AQUI

EL SHOW DE LA PRODUCTIVIDAD

Rafael Gallegos


Los países comunistas se caracterizan por sus empresas quebradas, gerenciadas por estados ineficientes, que se ocupan hasta de vender perros calientes. Para ellos, la productividad no es cuestión de gerencia y estrategia, sino de héroes, villanos y culpables. Destruyen al capitalismo con el cuento de repartir la plusvalía “y que” para que no los exploten los dueños de las empresas. Al final, un show: los “hombres nuevos” terminan haciendo que trabajan y el estado comunista, simulando que les paga. Ante tanto marasmo, los trabajadores desean, cual niña pobre de las telenovelas al galán rico, que llegue un empresario capitalista, y los “explote” como en Suecia, Canadá, Chile o Colombia. Los países comunistas están arruinados, y todos los países prósperos, son capitalistas. ¿Entonces? ¿Cuál es la ruta? Proponer el comunismo como salida, es vender barcos de carbón… en la era atómica.


La productividad de los países es cosa seria. Tanto, que sin exagerar, se puede afirmar que la felicidad de las sociedades, depende de sus niveles de productividad. Porque un país feliz es aquel donde sus habitantes tienen empleo, comida, vivienda, educación, salud, servicios y libertad. Y nada de eso se consigue sin la productividad que generan – únicamente - las buenas compañías privadas y públicas. Si usted quiere saber acerca del bienestar de un país, revise la calidad de sus negocios. No hay países prósperos sin empresas prósperas… y viceversa. Los gobiernos que realmente quieran la felicidad de sus pueblos, deben generar estrategias para desarrollar industrias productivas. Y eso pasa por confianza y estabilidad a los inversionistas y a los trabajadores, por conectar las áreas productivas con los tecnológicos y universidades, por construir infraestructura, mejorar la educación, la salud y ejecutar políticas sociales sustentables.


Contrariamente a líderes como por ejemplo, Lula, Uribe y hasta el mismo Correa, que viajan con sus empresarios y buscan convenios que generen divisas y empleos en sus respectivos países, en Venezuela tenemos años presenciando un show, que lejos de mejorar la calidad de vida de los venezolanos, produce desempleo y hambre. En lugar de construir vías hacia las fincas, viviendas y escuelas en el campo, estimular la producción agrícola y las exportaciones, el show consiste en invadir, bajo la figura de expropiar haciendas, transformándolas en eriales, desempleo, hambre y delincuencia. Y ni hablar de PDVSA, del Gurí, la luz, el hierro, el aluminio y la tonelada de empresas desaparecidas. Todas víctimas de este show de productividad, o mejor de improductividad.


¿De verdad cree el gobierno que esas empresas que pone en manos de trabajadores con camisa roja van a agregar valor a Venezuela? ¿Por qué no confiesan a los venezolanos las condiciones depauperadas en que viven los cubanos? Si ése realmente fuera un país próspero, se cansarían de exhibir películas que mostraran su calidad de vida. Pero la realidad es que las únicas películas famosas, son las de balseros. Explótame, explótame - le gritan los balseros al imperio, qué ironía. Cual flautista de Hamelin, la “revolución” lleva al pueblo al trabajo mal pagado, al desempleo y al hambre. Pasen por la Autopista del Centro, para que vean en que quedaron los cañaverales después de la “recuperación”. O por la zona industrial de Valencia y pregunten que produce, o por la de Guayana, una ruina. Lo que la cuarta industrializa, la quinta lo “desindustrializa”. ¿A dónde vamos? Puro show, al ritmo del último son de moda: Exprópiese. Y en los cerros de Caracas, más ranchos y delincuencia que nunca.


EL FINAL DE LA ARRUGA

El problema de este gobierno es que ya no puede correr la arruga. Creyeron que a punta de realazos taparían por tiempo indefinido, tanto desaguisado. ¿Hay desempleo? … empléense en el gobierno. ¿No se está produciendo alimento?... impórtese. ¿Qué aquel empresario arrugó la cara? … exprópiese. ¿Qué no hay bienes suficientes para el consumo? … tráiganse. Pura ilusión de armonía. ¿Que se acabó la plata?... devalúese; pero eso sí, dígase que se revaluó. ¿Qué fallan la electricidad, el agua y el gas y no se pueden importar?… Piiiii, piiii, se acabó la arruga. ¿Qué no alcanzan las reservas?… devalúese. ¿Otra vez? …¿y que hacemos con la inflación? Y al final, la culpa del imperio, de la oligarquía y aunque usted no lo crea… del pueblo derrochador.


Productividad es la clave. Ojo, no se trata de producir, sino de hacerlo competitivamente. A bajos costos y mercancías que requiera la gente. Aplicando políticas sociales que realmente superen la pobreza. Visión, confianza, estrategias, planes, logros. Gerenciar a Venezuela. Es el único antídoto ante tanto show. Y como decía Renny: los quiero mucho.



Crisis eléctrica venezolana coloca a las refinerías bajo presión

Tomado de: Noticias 24


La crisis eléctrica que padece Venezuela está devorando el excedente de combustibles para exportación, mientras crece en el país la necesidad de importar derivados del petróleo por las recurrentes paradas de sus refinerías y la voracidad del consumo local.

Cinco años de bonanza petrolera dispararon la demanda de combustibles en el país con la gasolina más barata del mundo, que ahora precisa tener una mayor disponibilidad de productos derivados del crudo para alimentar plantas termoeléctricas y así aplacar la severa crisis energética.

Según Inspectorate, el consumo interno promedió en diciembre casi 500.000 barriles por día (bpd), pese a que funcionarios han calculado que la demanda estaría en unos 650.000 bpd.
En una entrevista reciente donde reconoció que el consumo doméstico terminará por reducir los saldos exportables, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez dijo que la prioridad será “el mercado interno”.

Según Inspectorate, firma contratada por Venezuela para dar credibilidad a sus cifras petroleras, el consumo interno promedió en diciembre casi 500.000 barriles por día (bpd), pese a que funcionarios han calculado que la demanda estaría en unos 650.000 bpd.

Y los datos oficiales auditados muestran que en 2009 las exportaciones venezolanas de derivados cayeron un 17 por ciento a 390.000 barriles por día (bpd), debido al mal desempeño de las refinerías nacionales y el recorte de producción acordado en el seno de la OPEP para defender los precios del crudo.

En el mismo lapso, el país se vio obligado a incrementar las importaciones de productos en un 55,8 por ciento, llegando a un pico de 158.000 barriles por día (bpd) en septiembre.

REFINERÍAS BAJO PRESIÓN

La capacidad de refinación de la potencia petrolera sudamericana quedó bajo presión.
“Si la tendencia continúa sin que se instalen nuevas refinerías, Venezuela podría convertirse en un importador recurrente de productos por el crecimiento de la demanda interna, lo que ya sería estructural y no coyuntural”, dijo Luis Palacios, de Medley Global Advisors en Nueva York.


“Esto tendría implicaciones para la política de precios internos (subsidio al combustible)”, agregó.
Afectadas por paradas programadas y fallas operativas, las refinerías nacionales no han podido responder al aumento del parque automotor, luego de que las ventas de vehículos nuevos pasaran de apenas 63.000 en 2003 a casi medio millón en 2007.

Y al crecimiento acumulado del consumo interno se suma ahora una mayor necesidad de combustibles para el sector eléctrico, que tras años de desinversión no ha podido reaccionar ante una sequía que ha derrumbado la gran capacidad de generación hídrica del país.

Además, los esfuerzos para menguar el contrabando de combustible a Colombia y Brasil, por donde se escapan decenas de miles de barriles al día, han sido insuficientes.
PDVSA llegó a comprar en el 2009 derivados casi terminados para abastecer el mercado interno y cumplir compromisos con naciones aliadas en el marco de la llamada “petrodiplomacia” venezolana, dijeron varios operadores.


“Antes nos dedicábamos a vender, vender y vender; y ahora a comprar, comprar y comprar”, dijo una fuente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que pidió el anonimato por no estar autorizada para hablar por la firma.

GASOLINA A PÉRDIDAS

La desmejora del circuito refinador le cuesta miles de millones de dólares al Estado, que además mantiene un subsidio al combustible de más de 90 por ciento versus el precio internacional de la gasolina, que el presidente Hugo Chávez no se ha atrevido a modificar en sus 11 años en el poder.
El precio del combustible es un tema políticamente sensible en Venezuela desde que en 1989 un drástico incremento desatara una oleada de saqueos en Caracas que dejó cientos de muertos.

PDVSA emprendió en el 2009 un programa para actualizar su parque refinador, que no ha crecido significativamente desde la década de 1970.
El precio del combustible es un tema políticamente sensible en Venezuela desde que en 1989 un drástico incremento desatara una oleada de saqueos en Caracas que dejó cientos de muertos.
Tras mantener detenida casi completamente la refinería de Cardón, de 318.000 bpd, durante todo el 2009, este año le tocaría el turno a Amuay, de 640.000 bpd, para acometer un amplio plan de expansión. El Palito y Puerto La Cruz, que son de menor tamaño, también esperan por refacciones.

“Si los trabajos que se están haciendo en las refinerías funcionan, PDVSA podría retomar su capacidad de exportación, pero es difícil predecirlo. Creo que hay mucha improvisación”, dijo un operador que pidió no ser identificado.

Estados Unidos es uno de los más afectados por el recorte de exportaciones, tras recibir apenas 116.000 bpd de derivados en noviembre del 2009, luego de que en 2005 Venezuela llegara a despachar 288.000 bpd a su principal cliente energético.

“Venezuela ha pasado de entregar ocho cargamentos (al mes) de gasolina reformulada a ninguno”, agregó el operador.
El gasto extra en las facturas de PDVSA limitaría los efectos positivos de una devaluación decretada por Chávez en enero, con la que la estatal espera mejorar el flujo de caja y su capacidad para hacer frente a deudas internas.

Por Marianna Párraga y Brian Ellsworth
(Escrito por Enrique Andrés Pretel, editado por Damián Wroclavsky)
Reuters

jueves, 18 de febrero de 2010

En la Cuba comunista se prohibe


1- Viajar al exterior sin permiso del gobierno. Aunque se cuente con una visa aprobada y los pasajes de avión, únicamente se puede abandonar Cuba con un salvoconducto oficial (la conocida Tarjeta Blanca) cuyo proceso de obtención puede tomar años y en muchos casos nunca ser otorgada. Los trabajadores vinculados a la salud, aquellos de los ministerios del estado, de las fuerzas armadas, o los deportistas de alto rendimiento, entre otros, deberán esper ar al menos 5 años, pero en la mayoría de los casos nunca recibirán el dichoso permiso.

2- Viajar al exterior por motivo de trabajo con esposa y/o hijos (con excepción de algunos altos funcionarios oficiales

3- Cambiar de trabajo sin permiso del gobierno.

4- Cambiar de domicilio. Las permutas obligan a someterse a decenas de regulaciones.

5- Publicar cualquier cosa sin permiso del gobierno.

6- Poseer una computadora personal, un fax o una antena parabólica.

7- Acceso a Internet. La Internet está estrechamente controlada y vigilada por la seguridad del estado. Sólo el 1.7 % de la población tiene acceso a internet.

8- Mandar a sus hijos a un colegio privado o religioso. Todas las escuelas son del estado comunista.

9- Practicar cualquier culto religioso sin penalizaciones. Los adultos pueden ser despedidos de sus trabajos; a los niños se les puede expulsar de la escuela.

10- Pertenecer a cualquier organización independiente de carácter nacional o internacional, con excepción de las gubernamentales (Partido Comunista, Unión de Jóvenes Comunistas, Comités de Defensa de la Revolución , etc)

11- Ver o escuchar emisoras de radio y televisión privadas o independientes. Todos los medios de difusión son propiedad estatal y están dirigidos por el gobierno. Los cubanos escuchan o ven ilegalmente la Voz de las Américas, Radio y TV Martí , etc.

12- Leer libros, revistas o periódicos, con excepción de aquellos aprobados/publicado-s por el gobierno (todos los libros, revista o periódicos son publicados por el gobierno ). No existe prensa independiente autorizada. Leer '1984' o Rebelión en la Granja ' de George Orwell es tan subversivo como tener una revista Sputnik o Novedades de Moscú del período de la Perestroika.

13-Recibir publicaciones del extranjero o de visitantes (punible con cárcel según la Ley 88)

14- Comunicarse libremente con periodistas extranjeros.

15- Visitar o quedarse en hoteles, restaurantes, playas, y complejos para turistas (de donde están excluídos los cubanos).

16- Aceptar regalos o donaciones de visitantes extranjeros.

17- Buscar empleo en compañías extranjeras establecidas en la isla sin la aprobación del gobierno.

18- Poseer negocios propios (propiedad privada). Aunque algunos negocios muy pequeños han sido aprobados por el gobierno han sido sometidos a impuestos y regulaciones asfixiantes.

19- Ganar más de la tarifa establecida por el gobierno para todos los empleos: 7-12 dólares al mes para la mayoría de los trabajos, 15-20 dólares al mes para los profesionales, como médicos y funcionarios del gobierno.

20- Vender cualquier pertenencia personal, servicios, productos alimenticios preparados en casa o artesanía casera sin la aprobación del gobierno .

21- Pescar en las costas o subirse a un bote sin permiso del gobierno.

22- Pertenecer a un sindicato independiente (sólo hay uno: el gobierno controla los sindicatos y ningún contrato, individual ni colectivo está permitido;tampoco huelgas o protestas).

23- Organizar cualquier equipo deportivo, actividades deportivas y actuaciones artísticas sin permiso del gobierno.

24- Reclamar cualquier premio monetario, o tratar de actuar en el extranjero.

25- Escoger un médico o un hospital. Todos los asigna el gobierno.

26- Buscar ayuda médica fuera de Cuba.

27- Contratar a un abogado, a no ser que esté aprobado por el gobierno.

28- Negarse a participar en manifestaciones o demostraciones masivas organizadas por el Partido
Comunista . La negativa a participar en concentracione s como las del 1ro de mayo o del 26 de julio, implica el ser categorizado como desafecto al régimen y quedar expuesto a las consecuencias que se derivan.

29- Negarse a participar en el trabajo 'voluntario' para adultos y niños.

30- Negarse a votar en elecciones con un partido único y candidatos nominados por el gobierno... (Fidel Castro no es 'elegido' por voto directo. Su nombre nunca aparece en las botetas).

31- Aspirar a un cargo público a no ser aquellos escogidos a dedo por el Partido Comunista .

32- Criticar o simplemente cuestionar las leyes represivas del régimen, o cualquier comentario o decisión de dirigentes, o del máximo líder.

33- Transportar productos alimenticios para consumo personal o familiar de una provincia a otra. Las maletas de los viajeros son continuamente revisadas por la policía en los trenes, omnibus, carros particulares, bicicletas y cualquier medio de transporte, en busca de viandas, azúcar, café o carne, entre otros. Productos que son confiscados y sus portadores son procesados judicialmente por tal 'delito'.

34- Matar una vaca. Los campesinos propietarios de ganado vacuno no pueden sacrificar sus propias reses para consumo y mucho menos para vender la carne. Este delito grave se sanciona con cinco años de cárcel.

35- Comprar o vender inmuebles y terrenos. Los 'propietarios' de las casas no pueden venderlas y únicamente las permutas, es decir, las cambian, (entre casas similares) con muchas regulaciones, se permiten. Aunque menos del 6% de las tierras agrícolas quedan en manos de campesinos (el resto fue expropiada en la primera década de la revolución) los 'propietarios' tampoco pueden vender sus terrenos.

36- Importar al país los siguientes equipos eléctricos: freezer, acondicionadores de aire, cocinas y hornillas, incluyendo resistencias; hornos y microwaves, calentadores de agua, duchas, freidoras, planchas y tostadoras de pan.

37- Regresar a vivir al país después de haber emigrado. Los que un día deciden visitar a sus familiares en Cuba necesitan visa-permiso para volver a la tierra que los vió nacer y deberán obtener un pasaporte cubano (aunque ya tengan otra nacionalidad oficialmente reconocida). El proceso cuesta más de 450 dólares, sin incluir pasajes y otros gastos. Cuando el permiso de entrada es denegado, el dinero queda en manos del gobierno cubano.

38- Visitar fuera de Cuba a un 'desertor' miembro de la familia. Cuando un cubano 'deserta' en el exterior en trabajos que el gobierno considera 'misiones oficiales' (deporte, ciencia, arte, etc) los familiares deberán esperar al menos cinco años hasta que el gobierno decida si pueden viajar. Los padres, hijos o hermanos no podrán visitar a su ser querido aunque cuenten con visa y pasaje del país en que reside su familiar 'desertor'.

39- Conservar las propiedades cuando alguien emigra o es capturado en el intento. Cuando un cubano recibe el permiso de salida, su balsa es interceptada en altamar o es repatriado, usualmente sus 'propiedades' (casa, televisor, muebles, ropa, etc) son confiscadas. En caso de los repatriados o interceptados en el mar, tambien se verán imposibilitados de volver a trabajar, perderán la libreta de racionamiento (medio por el que obtienen derecho a pagar una paupérrima porción de los alimentos que necesitan), enfrentarán actos de repudio y/o penas judiciales.

40- Escoger libremen te la carrera que se desea estudiar. Un graduado del 12mo grado, independientemente de su índices académicos y la disponibilidad de plazas, no puede seleccionar la
carrera que prefiere estudiar. En el proceso de selección, para las universidades (todas en manos del
estado comunista) priman factores ideológicos asociados al grado de incondicionalidad de los jóvenes y a las 'necesidades de la revolución' en ese momento.

41- Invitar a un extranjero a pasar una noche en su casa. Si los vigilantes CDR (Comités de Defensa de la Revolución , es decir, espías de sus vecinos) advierten y denuncian que un extranjero esta pernoctando en la casa de un cubano, se inician investigaciones que generalmente terminan en multas o en el caso de los reincidentes, en la expropiación de la vivienda.

42- Negarse a participar en las Milicias de Tropas Territoriales , CDRs, Brigadas de Respuesta Rápida y cualquier organización represiva del régimen. La negativa es interpretada como una clara muestra de desafecto revolucionario y conlleva castigo.

43- Comprar leche en establecimientos regulados (bodegas) para niños mayores de siete años. Sólo los niños hasta siete años pueden en Cuba a recibir el derecho a pagar una cuota de leche, a partir de esa edad la venta de leche se elimina y sus padres sólo podrán adquirir la leche en el mercado negro, lo que implica una clara violación de la ley.

44- Vivir en libertad y con derechos humanos . Sobrevivir como un ser humano. mucho gusto


A propósito de Globovisión

Eddie Ramirez

Independientemente del desarrollo de los acontecimientos, no debe quedarnos ninguna duda de que el teniente coronel “ponchao” es el único culpable de lo que sucede en Globovisión. Sus accionistas principales han estado sometidos a enormes presiones y el régimen no solo ha perjudicado al canal con multas, confiscaciones de equipos y limitaciones para ampliar su cobertura, sino que también ha arremetido en contra de otros negocios de los socios Mezherane y Zuloaga y les tiene demandas ante los tribunales. Hasta ahora, ambos han resistido con mucho valor todas estos atropellos. ¿Es justo exigirles más? ¿El despido de Ravell y suavizar la línea editorial los salvará en un futuro más o menos cercano? ¿Un régimen totalitario Siglo XXI permitirá, una vez consolidado, la existencia de medios privados e incluso de la propiedad privada? ¿Es preferible enfrentar al autócrata corriendo riesgos hoy o es más conveniente pasar agachados en la esperanza de que no nos pase nada, confiar en que el régimen se debilite, pierda la mayoría parlamentaria o bien ocurra un hecho fortuito? Estas preguntas tendrán diferentes respuestas dependiendo de la situación de cada quien.

En el caso de los trabajadores de PDVSA, cuando los factores de oposición convocaron al paro cívico de diciembre 2002, decidimos sumarnos al mismo a sabiendas de que como trabajadores de una empresa del Estado y considerando la visión totalitaria del régimen, era muy probable que nos despidieran. Sin embargo, preferimos correr ese riesgo tomando en cuenta que el país democrático nos exigía ese esfuerzo para que el paro tuviese más posibilidades de ser exitoso y el gobierno se viese en la necesidad de acatar lo solicitado: adelanto de elecciones, constitución de una Comisión de la Verdad para investigar la masacre del 11 de abril y reanudar las conversaciones en la Mesa de Negociación y Acuerdos; además, permanecer en una PDVSA politizada significaba ser cómplices de las irregularidades promovidas por los nuevos directores y, más temprano que tarde, despedirían a quien no fuese rojo-rojito, como lo declaró el Ministro- Presidente de la empresa.

En el caso de los medios y de otros empresarios la situación es diferente y cada quien deberá responder a su conciencia y ante su familia, tanto si deciden correr el riesgo de no doblegarse y exponerse a perder sus negocios e incluso su libertad, como si deciden "colaborar" para no arriesgarse a represalias. Por razones incluso genéticas, Alberto Federico Ravell tenía que mantener una posición de línea dura. Ser hijo de ese gran ciudadano que fue don Alberto Ravell lo obligan a defender con vehemencia los principios y valores de la democracia por encima de cualquier otra consideración.

Por lo que alguien de afuera puede percibir, al régimen le molesta particularmente los micros "Aunque usted no lo crea" y "Usted lo vio" y presionó a Mezherane (Banco Federal) para que vendiera sus acciones o cambiara la línea editorial del canal; esto ocasionó un fuerte enfrentamiento entre él y Ravell, obligando a intervenir a Zuloaga despidiendo a Ravell. Confío en que Globovisión, respetando a su audiencia, no se doblegue como otros medios y que mantenga los programas de opinión tales como Yo Prometo, Aló Ciudadano, Buenas Noches y Radar de los Barrios. Mi admiración y respeto a Alberto Federico y a empresarios como Oscar García Mendoza, Marcel Granier y Rafael Alfonzo, entre otros.

No hubo necesidad

Carlos Delgado

Hemos tenido una suerte tremenda: la estúpida y sangrienta guerra entre Venezuela y Colombia no se dio. Gracias a Dios. No sé cómo iba a ser, si ellos como visitantes y nosotros como home-club, o viceversa.

De todas maneras, ya ellos tienen como 3 a 5 millones de fanáticos dentro de nuestro dogout, y no quieren irse. Además, el manager de aquí no ha tenido éxito en eso de ganar una batalla; ya se comprobó el 4-2-92, y el 27-11-92, cuando su otro equipo, conformado por aviadores y un gigante infante de marina, fracasó y voló. También tengo entendido que el 11-4-02, se rajó, aunque, tras un extrainning amañado, logró recuperar el control del juego y dejó en el terreno al equipo contrario. Fue una victoria cuestionada ya que no se sabe, a ciencia cierta, si hubo juego, de verdad verdad. Para muchos fue una pantomima. Lo cierto es que hubo muchos muertos y heridos, y los culpables están libres, en las grandes ligas, mientras que un grupo de defensores del juego limpio, y que amparaba al equipo agredido, paga cadena perpetua.

Bueno, no nos desviemos del tema. Como dije, la guerra estúpida y sangrienta no ocurrió ni va a ocurrir pues habría ventajismo por parte del equipo colombiano y eso no lo perdonaría el Mariscal Sucre, desde su honrosa tumba, en Quito. Sucre sí sabía de eso: Perdonar. Sigamos, el asunto es que no hubo necesidad de atacar los puntos nodales de nuestro desvencijado país ya que el manager, él mismito, se mató, como dice una canción.

Acabó con los centros de generación de electricidad, puntos neurálgicos en cualquier guerra; agotó las reservas de agua, necesarias para mantener la supervivencia; la guerra interna entre malandros y ciudadanos sigue diezmando a la población decente; los centros de producción y distribución de alimentos, fundamentales para mantener una guerra a mediano-largo plazo, están siendo desmejorados y se teme que colapsen debido a su mala operación; parte de lo que teníamos que proteger y preservar: las reservas petroleras de la faja del Orinoco, han sido compartidas legalmente con grupos de musiúes que, repentinamente, subieron sus cotizaciones en el mercado bursátil mundial y mejoraron su cartera de créditos ante la banca internacional; el puente sobre el lago, importante y fundamental enlace entre el Zulia y el resto del país, tiene graves problemas que hacen temer por su colapso; las refinerías producen más humo que los productos que deben producir; las carreteras, importantes para el paso de los soldados, tanques y convoyes, están llenas de huecos; los mosquitos atacan a la milicia y a los soldados, mermando la fortaleza de los mismos; miles de médicos, ingenieros y otros profesionales, tan importantes en la logística de la guerra, han migrado del país; los comandantes se olvidaron de las armas y ahora cuidan sus fortunas personales; el pueblo está dividido, angustiado y pasando trabajo.

Entonces ¿Para qué la guerra si ya nos autoderrotamos, como diría el letrado y defenestrado presidente que teníamos en 1.992?

miércoles, 17 de febrero de 2010

Venezuela: un país sin rumbo

Juan Fernandez

No más presos políticos ni exiliados.

En este puente tradicional de los carnavales, utilizado por muchos para salir de la rutina diaria, buscar el descanso o tratar de desconectarse del stress. Es útil tomarse un momento para reflexionar como se encuentra Venezuela, por un lado un gobierno con una clara intención totalitaria y de permanencia en el poder por siempre y por el otro lado un país sin rumbo, lleno de desconcierto, cada vez más lejano de alcanzar un estado de bienestar aceptable para toda la población. Los resultados de las encuestas cada día reflejan más el rechazo al modelo comunista y al Presidente Chávez. Sin embargo, la sensación de estar dando vueltas, me lleva a pensar que los ciudadanos estamos como un barco en medio de una tormenta sin rumbo.

El solo diagnostico económico de cómo el Presidente Chávez, máximo responsable de la situación de nuestra patria, luego de once años de una supuesta revolución impone un modelo económico que muestra sus fisuras diariamente, cuyo ejemplo palpable es el estado pobreza de que vive CUBA. Un modelo caracterizado por una inflación constante, es decir un salario de los trabajadores, el cual cada día le permite comprar menos y por ende menor calidad de vida, un marcado descuido en el mantenimiento y construcción de infraestructura, la falta de inversión nacional y extranjera. A lo anterior le debemos sumar la escasez de bienes esenciales para la vida diaria que cíclicamente faltan, en oportunidades azúcar, otras veces leche, a veces huevos, otras carnes y hasta el papel higiénico. Pero además, el deterioro marcado de las empresas básicas del estado ahora incrementadas por las estatizaciones a juro del gobierno, miles de trabajadores afectados. El caso PDVSA de características especiales, una empresa deteriorada, con una falta de inversiones en mantenimiento , desarrollo en todas las áreas.

Es importante señalar el espectáculo en cadena nacional de un grupo de empresas petroleras consorciadas lideradas por Chevron y Repsol respectivamente a los cuales se le adjudicaron unos bloques de la faja del Orinoco en Campo Carabobo, se presentan como una fortaleza de PDVSA. La mayoría de esas empresas petroleras, buscan reservas para agregar valor a sus accionistas y la visión de largo plazo del negocio petrolero, les hace asumir temporalidad de los gobiernos pasan pero las reservas permanecen. Por lo tanto asumen el riesgo, faltan unos cuantos años para ver el primer barril de petróleo mejorado de esa zona. Solo imagino un escenario de corto plazo altamente probable de cambio de gobierno en España al pasar de Zapatero a Rajoy, ¿Como quedara REPSOL y el representante el Sr. Nemesio Fernández?.

La responsabilidad de un jefe del ejecutivo es integrar un equipo de gerencia publica eficiente, eficaz, responsable, es resultado de la mala gestión es evidente así como la influencia fidelista su accionar. La organización del ejecutivo en donde cada día más se incorporan miembros de la fuerza armada, en cuya preparación el estado invirtió significativos recursos, no precisamente para gestionar empresas del estado. Por ello, la falta capacidad de gerencia, la corrupción y la pésima prestación de servicios al ciudadano, es la referencia.

Si combinamos el diagnostico anterior con la protesta continua de todos los sectores sociales, estudiantes, trabajadores del sector público, la sociedad civil, estamos montados sobre un volcán que en cualquier momento podría hacer erupción. Las consecuencias de esa situación social son bastante difíciles de predecir. La responsabilidad de un liderazgo político, con una visión compartida y un norte claro deben ser transmitidos a la población, serán claves para recuperar la democracia pérdida en nuestro país. En nosotros esta la respuesta de cómo controlar ese volcán, producto de la pretensión del gobierno de sancocharnos.

Finalmente unas palabras para el buen amigo Alberto Federico Ravell, la providencia tiene formas misteriosas de actuar, estoy seguro y ahora con mayor razón y tiempo continuara dando su aporte fundamental para la democracia del país.

martes, 16 de febrero de 2010

A Dios rogando y con….

Eddie A. Ramírez

“Clamar a Dios por el sector eléctrico” como solicita el presidente de Edelca es loable, pero quizá la respuesta del de arriba podría ser “si te ayudas, yo te ayudaré”. Aunque Dios, Jehová, Alá quisiera ser aún más generoso con los venezolanos, seguramente exigirá cierta colaboración. Algo así como la reciprocidad que solicitan los banqueros, o el dando y dando popular. Gracias a su magnanimidad nos dio el gran Caroní para que generáramos muchísima energía hidráulica y petróleo para que la complementáramos con energía térmica, pero lo menos que pide es que nosotros pongamos algo de gerencia para administrar esos recursos.

Edelca, al igual que PDVSA, era un ejemplo de empresa del Estado eficiente, que planificaba a largo plazo y cumplía con las metas fijadas. Su personal no se sumó al paro cívico convocado por todos los factores democráticos, por lo que no hubo los despidos masivos como en PDVSA. Sin embargo, no se salvó de la injerencia de los políticos mediocres, los cuales acabaron con la meritocracia y, en consecuencia, con la eficiencia de la empresa. Si a esto le sumamos la falta de mantenimiento de las plantas de generación eléctrica operadas con gas o con líquidos del petróleo, el resultado no podía ser otro que el racionamiento de la electricidad como en Cuba.

Pedirle al “ponchao”que rectifique y designe a los mejores en las empresas eléctricas es perder el tiempo. Sin embargo, ojalá que cuando deje el poder los venezolanos hayamos aprendido, entre otras cosas, el valor de la meritocracia y del mantenimiento de plantas, equipos, carreteras y recursos naturales renovables. Cabe recordar que la PDVSA meritocrática, dentro de sus programas de responsabilidad social y consciente de la importancia del agua, llevaba a cabo, conjuntamente con otros organismos, varios programas de conservación y manejo de cuencas, tales como la del Turimiquire y de la sierra de San Luís, entre otras. Aquí mismo, en nuestro cerro del Ávila, PDVSA mantenía una franja de grama que se regaba en el verano y que actuaba como eficiente cortafuego que durante diez años impidió incendios en la zona donde operaba. Lamentablemente, esos proyectos fueron abandonados y solo durante este año se han registrado setenta incendios en nuestro espectacular cerro y en las cuencas mencionadas se acelera la erosión ocasionando cada vez mayor escasez de agua.

Aunque el Niño de la Patraña sigue insistiendo en la patraña de El Niño, ya nadie se traga su cuento. Hasta hace poco los venezolanos, y especialmente los caraqueños, disfrutábamos de un buen servicio eléctrico. Parafraeando la canción, teníamos “una luz que nos alumbraba, pero llegó la marabunta roja y zás nos la está apagando”. Para solucionar los apagones de la luz, de RCTV, de las 34 emisoras de radio y de la democracia en general, debemos aplicar aquello de a Dios rogando y con el mazo dando. O sea sacando por la vía constitucional a los ineptos que destruyen al país. Para ello se requiere, entre otras cosas, una unidad sincera. Vaya a la Mesa Unitaria nuestra petición para que seleccione candidatos con credenciales de lucha social y contacto con los electores y para que realice mayor número de primarias. Nuestra solidaridad con César Pérez Vivas ante los desconsiderados ataques de algunos de su misma tolda.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

lunes, 15 de febrero de 2010

LA POLITICA DE LA ENVIDIA

Alberto Quiros Corradi

Hace algunos años la revista Time publicó un ensayo: “La Política de la Envidia”. El mensaje destacaba la ineficiencia de algunas sociedades que promueven la nivelación socio-económica por lo bajo, por el deseo de privar de recursos a aquellos que los poseen: “Si yo no tengo, entonces nadie debe tener”. Puesto en esa forma la política de la envidia no pasaría de ser el almacenamiento individual de algunas frustraciones. El problema está en que de la simpleza individual se pasa a la actitud colectiva. Al deseo consciente de destruir mediante la implantación de una nueva escala de valores todo lo que de positivo y productivo tiene una sociedad. El proceso empieza por la frustración de no tener los bienes materiales, o los valores éticos que algunos tienen y concluye cuestionando y destrozando los valores morales de la colectividad. El puente entre el lícito cuestionamiento de la injusta distribución de la riqueza y la injusta acusación a todos los estratos de la sociedad de poseer los valores negativos de algunos sectores es más corto de lo que se piensa.

En Venezuela hace tiempo que hemos desarrollado la política de la envidia. Muchos de los líderes de este régimen quieren nivelar a la sociedad mediante el mecanismo de hacer más pobres a los ricos, en lugar de hacer más ricos a los pobres. Esto en lo material. En lo moral, la liberación consiste en estimular la corrupción, en lugar de promover la honradez. Ahora escondemos nuestras virtudes y le permitimos a los corruptos que tengan éxito en sus propósitos, bien por la vía de la complicidad o por la vía del silencio.

El régimen ha destruido al país pero “esto” tiene remedio. Con dinero, tecnología y cooperación ciudadana se resolverá el problema eléctrico. Habrá agua potable en todos los hogares. Se construirán nuevas vías de comunicación y se repararan las existentes. Habrá nuevas viviendas y sistemas populares de educación y salud. Las pensiones serán dignas. La gran mayoría de los venezolanos está dispuesta a trabajar para lograr el ingreso a la modernidad.

El problema que como sociedad tendremos que superar es otro. No es sólo erradicar la política de la envidia sino el odio social que ha sembrado Chávez. Cuando llegue la transición de este régimen a otro tendremos que luchar por evitar que la venganza sea el instrumento mediante el cual la ciudadanía pretenda resarcirse de los reales agravios que ha sufrido.

No será tarea fácil el reagrupamiento de los venezolanos en una nueva sociedad sin odio. Son demasiados los insultos recibidos, las descalificaciones, robos, crímenes, la burla a la justicia y la perversión de las leyes, para poder implantar la tesis de “borrón y cuenta nueva”. Pero en esa dirección tenemos que marchar. No se trata de permitirle a los corruptos y abusadores del régimen que continúen evadiendo a la justicia. De lo que se trata es de no colectivizar el pase de factura. Cada quien debe responder por sus actos pero, como sociedad, no debemos continuar divididos entre amigos y enemigos. Hay que ser tolerantes con las ideas diferentes a las nuestras. Lo que tenemos que empezar a no tolerar son los continuos abusos de poder del régimen.

Luchemos con todas nuestras fuerzas para reemplazar este régimen perverso y conquistar el poder. Sólo entonces podemos perdonar. No hay virtud en el perdón ofrecido por los que no tienen la opción de castigar. Luego, abramos las puertas a todos los venezolanos, piensen como piensen, y no permitamos jamás el ascenso o el regreso al poder de aquellos que hirieron a diario nuestra dignidad.

viernes, 12 de febrero de 2010

LUZ, MÁS LUZ… MI SOCIO

Rafael Gallegos


El poeta Johann W. Goethe presuntamente dijo antes de morir: “luz, más luz”. La frase ha traído polémica. Unos plantean que el poeta la usó para sentenciar pomposamente que la humanidad necesita más sabiduría, más luz. Otros, creen que fue más prosaico y que lo que quiso fue pedir que le corrieran la cortina, porque estaba muy oscuro. Y hay quienes juran que Goethe murió como todo el mundo, sin ninguna despedida literaria. Al decir de los deslenguados, de haber sido Goethe venezolano, la polémica sería menor, porque nadie dudaría que el significado de “luz, más luz”, hubiera sido que se acabe tanto apagón. Y que seguramente hubiera utilizado unas palabras más adaptadas a nuestras realidades: “alumbrón, más alumbrón.”


Su obra magistral “Fausto” – curiosamente tocayo del comandante Fausto que se encarga de gerenciar los apagones de Venezuela - trata de un anciano científico que le vendió el alma al diablo. Nada que ver con algún símil de pactos diabólicos con algún país comunista para entregar el alma de Venezuela al demonio y salvar, no a los venezolanos de los cortes de luz, sino a su gobierno de los efectos políticos. Por cierto, ¿fue el mismísimo “genio” Lenin quien dijo que la revolución marcha a la velocidad de su electrificación? ¿Tas lento?


La verdad es que si el gobierno quisiera solucionar el problema, llamaría a los ingenieros electricistas venezolanos, que los hay y capaces, y no a militares cubanos. Y sobre todo, siendo Cuba un país sin ventiladores, secadoras, televisores, microondas y con uno de los menores índices consumo per cápita de electricidad en América Latina, y que para remate, apenas pudo “parapetar” su problema de apagones gracias al petróleo… venezolano.


Analistas serios hablan de miles de “asesores” cubanos en Venezuela. Pero aunque usted no lo crea, más grave que la cifra es lo contradictorio de las asesorías. Sin propiedad privada y… nos asesoran en los registros y notarías. Con exportaciones e importaciones de casi nada (bloqueados) y… es el flamante socio del Estado Venezolano en los puertos expropiados. Sin experiencia petrolera y… les asignaron bloques en la Faja del Orinoco. En cuanto a los médicos, sería saludable (sí, para la salud de los venezolanos) que el Colegio de Médicos hiciera un estudio comparativo entre los médicos que nos mandan y los de aquí. Porque si de lo que saben es de azúcar y observen el CAEZ, ¿qué quedará para lo que no dominan? Sólo falta que nos asesoren en “veleros” de mar, aunque solo sean expertos en velas de cera. Los deslenguados dicen que Fidel hasta rezó: gracias Dios mío, yo no creo en ti; pero gracias, gracias por este regalito.


MÁS PACTOS DIABÓLICOS: DORIAN GRAY


Un gran amigo me dijo: estás igualito a Dorian Gray; emocionado, no le terminaba de dar las gracias, cuando me recalcó: pero después de la puñalada. Recordaba mi amigo al personaje literario que pactó con el diablo para mantenerse joven, mientras un retrato de él envejecía y se envilecía. Hasta que un buen día, atormentado por su conciencia, Dorian rasgó su retrato y en un segundo su rostro reflejó, los años, los vicios, y las maldades, mientras la pintura recobraba su glamour original. Nuestra democracia se parece a Dorian. Apariencia externa, a punta de realazos. Y el retrato, el alma, se afea día a día. Y nuestro pepe grillo, nos recalca que somos pura careta en el diálogo, la autonomía de poderes, la productividad, la participación. Que la democracia funge de bombillo de porche, mientras en la casa, andamos a tientas.


Y nuestra alma dividida en pedazos, observen el retrato de Dorian, hace que envidiemos países donde sus líderes se abrazan, dialogan, negocian, confían entre sí, creen en el futuro y hasta van juntos a misa el día de las elecciones. Lo contrario de aquí, donde en el nombre de los pobres, habrase visto, se desmonta la obra de la mal llamada cuarta república: PDVSA, Sidor, Guri, el aluminio, etcétera, sin tomar en cuenta el talento venezolano. ¿Estrategia, incapacidad, o ambas para asfaltar la ruta al marasmo de La Habana para comerte mejor?


Nos hace falta más luz, como decía Goethe. Acometer la solución de nuestras carencias, en equipo. No se puede seguir desplazando a los ingenieros, médicos y en general profesionales y técnicos venezolanos, por no comulgar con el gobierno. Venezuela somos todos. Hay que aprender la lección de Bolívar, que sólo comenzó a triunfar cuando unió a los orientales, los llaneros, los caraqueños, los ricos, los descamisados. Entendió que la Independencia era un trabajo de todos. Por lo tanto, decir que no es posible la reconciliaciòn es ser más antibolivariano que los realistas de Boves.


miércoles, 10 de febrero de 2010

Bandidos chadertonianos

Eddie Ramirez

Según Chaderton, el blanquito que quisiera ser zambo para jalar un poco más, bandido es todo aquel que critique al lenguatón “ponchao”y defienda los derechos humanos. Desde ya proponemos a nuestro embajador en la OEA como Miembro de la Academia de Lengua Española por su contribución a aclarar el término mencionado. Ya bandidos no solo son el castizo Luís Candelas y Al Capone. Gracias a Roy, Canadá pasó a integrar ese grupo, en el que ya estaban ubicados la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Corte Interamericana, muchos medios de comunicación, el “ eje del mal del pacífico” liderado por Colombia y Perú, Panamá, las organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos y, desde luego, los Estados Unidos. Además, según el criterio del nuevo Chaderton, muy diferente al que sirvió a Carlos Andrés y a Lusinchi, cualquiera que ose disentir del teniente coronel es no solo un bandido, sino un bandido racista.


Confieso que ya conocía la mayor parte de esos “bandidos chadertonianos”, pero mi desagradable sorpresa fue escuchar que también Canadá era un bandido. Digo desagradable porque tenía un excelente concepto de ese país. Claro que con solo visitas esporádicas, para estar con los canadienses hijos de mi hijo, uno se puede formar una imagen distorsionada. Ahora que Roy me abrió los ojos me doy cuenta de que realmente los canadienses son unos bandidos. La Gobernadora General es una atractiva mujer negra pero que comete el error de no descalificar al blanquito Primer Ministro y éste no la insulta por ser de origen haitiano. Por cierto que no me fue fácil identificarlos, ya que no hay vallas con sus fotos ni siquiera en el aeropuerto, lo que evidencia la incompetencia del Ministro de Información.


Las municipalidades gastan el dinero en parques, jardines y en canchas deportivas. Derrochan los dólares en centros comunales con piscinas, bibliotecas y en el mantenimiento de calles. Tienen manía por el reciclaje y recibo regaños de mi nuera cuando confundo el recipiente de los residuos de manzanas con el de los papeles. Los canadienses son un poco flojos. Ningún conductor parece tener prisa en llegar a su trabajo y se detienen en cuantas rayas blancas encuentran en las esquinas para dejar pasar a quienes caminan. Tampoco éstos demuestran mucho apuro y, en lugar de cruzar por el medio de las calles solo lo hacen por las esquinas. El CNE está muy atrasado. Realiza elecciones manuales, marcando la boleta con un lápiz y sin presencia de soldados.


El mejoramiento de la calidad de vida de la población indígena siempre está sobre el tapete y sus dirigentes tienen una formación que ya quisieran los del PSUV. Sin embargo tengo la impresión de que los discriminan, ya que no vi a ninguno pidiendo limosna como nuestros guaraos en Caracas. Supongo que el asesoramiento ofrecido por nuestro embajador es en este aspecto. Hasta que Roy dixit pensaba que Canadá era un país defensor de los débiles, protector de los derechos humanos, con una población muy heterogénea en donde no hay discriminación racial, con un elevado nivel de vida y una gran protección social. Nada de esto parece ser cierto y no me explico porque permanece en un país bandido mi hijo, así como miles de compatriotas, entre ellos muchos despedidos de PDVSA. Quizá las bajas temperaturas los tienen aletargados y por ello se conforman componiendo gaitas como “Qué molleja de frío”. Ahora, en serio. En agradecimiento a ese gran país que les brindó refugio deberían componer otra gaita con el título de ¡Qué molleja de embajador tan mentiroso! ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!


martes, 9 de febrero de 2010

LA EMERGENCIA ELECTRICA Y LOS NIVELES DE CONSUMO

Por: Nelson Hernandez


El gobierno a altas horas de la noche (¿A que le tiene miedo?) mediante cadena nacional (Cuando el 80 % de la población esta durmiendo) declaro la “EMERGENCIA ELECTRICA”, y como todo lo del régimen militar creo “El Estado mayor Conjunto Eléctrico”, que hasta ahora no se sabe cuales son sus atribuciones.


Motivado a la medida podemos inducir:

  • Que la crisis eléctrica es mas profunda de lo que ha dicho el régimen
  • Que las acciones de racionamiento no han dado los resultados que esperaban
  • Que aun con la demanda baja (obligada) de electricidad el embalse del Guri continua descendiendo su nivel
  • Que estamos a un paso de un apagón general y por tiempo prolongado


Por otro lado, el decreto según lo indicado en la “cadena”, establece que todo hogar domestico con un consumo mayor de 500 KWH, es considerado un usuario de alto consumo y esta “obligado” a reducir su consumo, o será penalizado. En la grafica se muestra el consumo acumulado en función de los equipos eléctricos que posee el usuario y que tarifa le aplica.


Es de resaltar, que el consumo utilizado para cada artefacto, para realizar la grafica, corresponde al uso eficiente y racional del mismo.


Esto nos indica que para una baja en el consumo, el usuario tiene que sacrificar calidad de vida… Un paso más hacia el mar de la felicidad.


De acuerdo a cifras 2008, del universo de usuarios domésticos, 762000 están clasificados como de alto consumo con un promedio mensual de 986 KWH. Por otro lado, los usuarios residenciales en general que son 997000 tienen un consumo promedio de 324 KWH mensual y los residenciales generales se situaron en 2741280 usuarios con un promedio mensual de consumo de 170 KWH. Estos valores no concuerdan con los mostrados en la grafica, por lo que podemos inferir que dicha distribución de usuarios no es correcta. Es decir, hay un subsidio cruzado entre los usuarios de mayor consumo hacia los de menor consumo.


A lo anterior hay que agregarle, las perdidas (técnicas + fraude) que para el 2008 alcanzaron el 31.3 % (35720 GWH). A nivel internacional una buena gestión en la transmisión y distribución de la electricidad sitúan las perdidas técnicas en un 12 %, lo que implicaría en el caso venezolano unas perdidas por fraude de 19.3 % (22024 GWH).


No podemos afirmar que no hay fraude eléctrico en los distintos niveles de usuarios, pero si podemos mencionar de una mayor posibilidad en los niveles donde no hay medición, y que ocurre en los niveles residencial social y residencial general. De tomarse este escenario implicaría que el nivel de consumo de las tarifas social y general se incrementaría.


En el supuesto que el 40 % del fraude ocurra en los niveles social y residencial, implicaría un consumo mensual de 370 y 524 KWH mensuales, respectivamente. En otras palabras, y buscando la equidad, el gobierno debió mover hacia arriba los niveles de consumo, de tal manera de involucrar a todos los usuarios dentro de la emergencia eléctrica.


Una vez más, el gobierno peca de utilizar los conceptos técnicos y usa uno político, con lo cual el éxito de la declaración de la emergencia eléctrica se ve deteriorado.


Querer a Venezuela

Juan Fernández.

No más presos políticos ni exiliados

La retorica del Presidente Chávez en cada oportunidad que ve una cámara o un micrófono, no deja de mencionar su infinito querer al país. Se podría decir su pretensión de desdoblarse no se trata de su persona, él es el pueblo. Luego de once años en el poder y dieciocho del golpe de estado del 92, esas palabras son vacías, mentiras y solo una actuación como si se tratase de Hollywood.

Un ciudadano que asumiendo la responsabilidad de ser el empleado público número uno, cuando solo insulta a los estudiantes que siendo libres en su pensamiento, se oponen con la fuerza de la razón a una dictadura. No conforme con ello utiliza a gente joven encerrada en el Teresa Carreño, para hacer su arenga y mantener una división entre los venezolanos injustificable. Aquellos jóvenes que en su buena fe son objetos de la política del gobierno, cuando se den cuenta de cómo fueron parte de una gran mentira, su rechazo a la figura del empleado público número uno, aun será mayor. Tenga en cuenta Sr. Presidente que esta no es forma de querer al país, cuanto miedo le tiene a la “Manitos Blancas”.

Un Presidente que en su propio país da vivas a un país extranjero como si se tratase del suyo, solo demuestra su debilidad y en ningún caso fortaleza. Todos los venezolanas tienen la virtud de ser solidarios con nuestro hermanos latinoamericanos, pero que continuamente se refiera a Cuba como el ejemplo a seguir, un país con 50 años de dictadura, es indeseable para cualquier persona. EL enamoramiento del Presidente Chávez, solo es con las autoridades fidelistas, nunca con el sufrido pueblo cubano, que en 50 años, no ha salido de la pobreza. La gota que derrama el vaso, es el nombramiento de un individuo marcadamente opresor como Ramiro Valdés, para tratar de apuntalar al gobierno más ineficiente de la historia republicana. Por ello buscar a un verdugo para el país, no es forma de querer al país, sinceramente se equivoca el Presidente a subestimarnos con la excusa del asesoramiento para resolver el problema eléctrico nacional.

Un Presidente que permite se destruyan las principales industrias del país, base fundamental para generar riqueza y combatir la pobreza, como es el caso de PDVSA cada día más ineficiente, con graves fallas operacionales, comerciales, llena de corrupción y el Ministro Presidente engañado al país con supuestas inversiones para desarrollar los recursos energéticos, los cuales nunca llegan. El caso de la CVG, Pequiven, CANTV, EDC, la expropiación como método para hacerse con bienes del sector privado. Limitando las posibilidades inversión tanto extranjera como nacional, tan necesaria para el país. Los Presidentes Latinoamericanos son los principales promotores de la inversión en sus países, solo basta ver el ejemplo de LULA , esa si es una forma de hacer querer a su país.

No obstante lo anterior, pues la lista de ejemplos de cómo el Presidente Chávez haría interminable la nota de cómo no querer al país, pareciera que hay otros ciudadanos acompañan el no querer a Venezuela, seudo empresarios ufanados en solo acumular dinero fácil, no les importa la destrucción del país, líderes políticos que pareciera no tienen sangre en la venas, pues en momentos críticos, cuando se requiere su voz y guía están en sus agenda particulares y no las de país. También hay mucho ciudadano que espera que otro haga por para recomponer al país, y esa comodidad no es forma de querer al país.

Las palabras dichas por Kennedy, “no preguntas que hace tu país por ti, sino que haces tú por tú país” deberían estar diariamente presente en todos nosotros para así demostrar que si queremos a nuestra Venezuela.

Como el Presidente sabe sus debilidades, el rechazo en crecimiento de la población, aunado a la falta de billete para comprar voluntades, viene gradualmente aumentando la temperatura para sancocharnos. ¿Lo permitiremos?.

lunes, 8 de febrero de 2010

LOS APAGONES

Los Apagones

EL FRACASO

Alberto Quiros Corradi

Circula en Internet una lista de los fracasos del régimen. Esta información debería ser difundida y conocida por todos. Veamos:

Cuando Chávez llegó había 900.000 trabajadores en la administración pública, hoy hay 2.3 millones. El gobierno nacional ha intervenido más de 600 fincas. Ha gastado más de 8.000 millones de dólares en compra de armamento. La inflación acumulada durante los 11 años del régimen es de 733%. El gobierno tiene un latifundio mediático de 731 medios de comunicación. 9 millones de venezolanos están en situación de pobreza y de ellos 3 millones en situación crítica.

Durante el 2008 el gobierno sólo construyó 23.203 viviendas de las 100.000 ofrecidas. La CTV informó que hay más de 200 contratos vencidos en la administración pública. Hay un millón de personas infectadas por el mal de Chagas. Lo donado a otros países supera los 60.000 millones de dólares. El 97% de los delitos cometidos en el país quedan impunes. PDVSA para el 2002 tenía 45.000 empleados, ahora tiene 100.000. El gobierno ha gastado cerca de 12.000 millones de dólares estatizando empresas. Venezuela ocupa el primer lugar de inflación en América Latina. Según la OPEP la producción venezolana de crudos sólo alcanza 2.207.000 barriles diarios. Los apagones mantienen a oscuras el 60% del territorio nacional. En la administración pública ocupan cargos 2.200 militares. En las cárceles hay 12.000 camas y existen 32.500 presos. 4.000.000 de niños están fuera del sistema escolar.

Determinantes como son la ineficiencia y la corrupción, existen, también, otras causas para explicar el fracaso. El caso PDVSA ilustra el punto.

No hay duda que el despido de más de 20.000 trabajadores tiene que haber afectado negativamente su gestión. Hay que preguntarse por qué no se contrataron expertos internacionales en las diferentes áreas de la operación petrolera. Esto, le habría proporcionado a PDVSA un imprescindible conocimiento técnico y gerencial y habría servido para entrenar al personal designado para sustituir a los despedidos. Nada de lo anterior se ha hecho ¿Por qué? No se ha invertido en mantener y/o aumentar los volúmenes de producción. ¿Por qué? No se le ha hecho, a tiempo, mantenimiento mayor ni preventivo a las instalaciones petroleras ¿Por qué? No se puede alegar falta de recursos financieros con el petróleo a los altos precios de los últimos años. No se han aumentado los precios de la gasolina del mercado doméstico, a pesar de ser de los más bajos del mundo ¿Por qué?

Las razones son las motivaciones políticas, típicas de los gobiernos populistas: Altos subsidios, baja productividad y el establecimiento de un nivel de vida administrado dentro de un rango de pobreza preestablecido, además de mantener vivas las expectativas revolucionarias alimentadas por promesas continuas de una vida mejor. Se ha dicho, también, que el fracaso del régimen es algo buscado de manera consciente. “Sin pobres no hay revolución”. Los responsables de esta aseveración pudieran tener parcialmente razón.

En efecto, es difícil explicar el descalabro de la política económica y social del régimen si no se le agrega el ingrediente de una ideología que requiere, para subsistir, de una sociedad limitada en sus recursos, nivelada hacia abajo y con expectativas controladas por un discurso populista. Anibal Romero (El Nacional, 03-02-10) ha descrito el problema de manera admirable: “El proyecto chavista genera el empobrecimiento, no su superación; su ideal es una sociedad lastimera y poblada de seres sumisos y dependientes……Es un proyecto deshonesto”. Amén.