Navegacion

miércoles, 29 de abril de 2009

ALGO HICIMOS MAL


Presidente de la República
Palabras del presidente Óscar Arias en la Cumbre de las Américas
Trinidad y Tobago, 18 de abril del 2009

Tengo la impresión de que cada vez que los países caribeños y latinoamericanos se reúnen con el presidente de los Estados Unidos de América, es para pedirle cosas o para reclamarle cosas. Casi siempre, es para culpar a Estados Unidos de nuestros males pasados, presentes y futuros. No creo que eso sea del todo justo.

No podemos olvidar que América Latina tuvo universidades antes de que Estados Unidos creara Harvard y William & Mary, que son las primeras universidades de ese país. No podemos olvidar que en este continente, como en el mundo entero, por lo menos hasta 1750 todos los americanos eran más o menos iguales: todos eran pobres.

Cuando aparece la Revolución Industrial en Inglaterra, otros países se montan en ese vagón: Alemania, Francia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda… y así la Revolución Industrial pasó por América Latina como un cometa, y no nos dimos cuenta. Ciertamente perdimos la oportunidad.

También hay una diferencia muy grande. Leyendo la historia de América Latina, comparada con la historia de Estados Unidos, uno comprende que Latinoamérica no tuvo un John Winthrop español, ni portugués, que viniera con la Biblia en su mano dispuesto a construir “una Ciudad sobre una Colina”, una ciudad que brillara, como fue la pretensión de los peregrinos que llegaron a Estados Unidos.

Hace 50 años, México era más rico que Portugal. En 1950, un país como Brasil tenía un ingreso per cápita más elevado que el de Corea del Sur. Hace 60 años, Honduras tenía más riqueza per cápita que Singapur, y hoy Singapur –en cuestión de 35 ó 40 años– es un país con $40.000 de ingreso anual por habitante. Bueno, algo hicimos mal los latinoamericanos.

¿Qué hicimos mal? No puedo enumerar todas las cosas que hemos hecho mal. Para comenzar, tenemos una escolaridad de 7 años. Esa es la escolaridad promedio de América Latina y no es el caso de la mayoría de los países asiáticos. Ciertamente no es el caso de países como Estados Unidos y Canadá, con la mejor educación del mundo, similar a la de los europeos. De cada 10 estudiantes que ingresan a la secundaria en América Latina, en algunos países solo uno termina esa secundaria. Hay países que tienen una mortalidad infantil de 50 niños por cada mil, cuando el promedio en los países asiáticos más avanzados es de 8, 9 ó 10.

Nosotros tenemos países donde la carga tributaria es del 12% del producto interno bruto, y no es responsabilidad de nadie, excepto la nuestra, que no le cobremos dinero a la gente más rica de nuestros países. Nadie tiene la culpa de eso, excepto nosotros mismos.

En 1950, cada ciudadano norteamericano era cuatro veces más rico que un ciudadano latinoamericano. Hoy en día, un ciudadano norteamericano es 10, 15 ó 20 veces más rico que un latinoamericano. Eso no es culpa de Estados Unidos, es culpa nuestra.

En mi intervención de esta mañana, me referí a un hecho que para mí es grotesco, y que lo único que demuestra es que el sistema de valores del siglo XX, que parece ser el que estamos poniendo en práctica también en el siglo XXI, es un sistema de valores equivocado. Porque no puede ser que el mundo rico dedique 100.000 millones de dólares para aliviar la pobreza del 80% de la población del mundo –en un planeta que tiene 2.500 millones de seres humanos con un ingreso de $2 por día– y que gaste 13 veces más ($1.300.000.000.000) en armas y soldados.

Como lo dije esta mañana, no puede ser que América Latina se gaste $50.000 millones en armas y soldados. Yo me pregunto: ¿quién es el enemigo nuestro? El enemigo nuestro, presidente Correa, de esa desigualdad que usted apunta con mucha razón, es la falta de educación; es el analfabetismo; es que no gastamos en la salud de nuestro pueblo; que no creamos la infraestructura necesaria, los caminos, las carreteras, los puertos, los aeropuertos; que no estamos dedicando los recursos necesarios para detener la degradación del medio ambiente; es la desigualdad que tenemos, que realmente nos avergüenza; es producto, entre muchas cosas, por supuesto, de que no estamos educando a nuestros hijos y a nuestras hijas.

Uno va a una universidad latinoamericana y todavía parece que estamos en los sesenta, setenta u ochenta. Parece que se nos olvidó que el 9 de noviembre de 1989 pasó algo muy importante, al caer el Muro de Berlín, y que el mundo cambió. Tenemos que aceptar que este es un mundo distinto, y en eso francamente pienso que todos los académicos, que toda la gente de pensamiento, que todos los economistas, que todos los historiadores, casi que coinciden en que el siglo XXI es el siglo de los asiáticos, no de los latinoamericanos. Y yo, lamentablemente, coincido con ellos. Porque mientras nosotros seguimos discutiendo sobre ideologías, seguimos discutiendo sobre todos los “ismos” (¿cuál es el mejor? capitalismo, socialismo, comunismo, liberalismo, neoliberalismo, socialcristianismo...), los asiáticos encontraron un “ismo” muy realista para el siglo XXI y el final del siglo XX, que es el pragmatismo . Para solo citar un ejemplo, recordemos que cuando Deng Xiaoping visitó Singapur y Corea del Sur, después de haberse dado cuenta de que sus propios vecinos se estaban enriqueciendo de una manera muy acelerada, regresó a Pekín y dijo a los viejos camaradas maoístas que lo habían acompañado en la Larga Marcha: “Bueno, la verdad, queridos camaradas, es que mí no me importa si el gato es blanco o negro, lo único que me interesa es que cace ratones” . Y si hubiera estado vivo Mao, se hubiera muerto de nuevo cuando dijo que “ la verdad es que enriquecerse es glorioso ”. Y mientras los chinos hacen esto, y desde el 79 a hoy crecen a un 11%, 12% o 13%, y han sacado a 300 millones de habitantes de la pobreza, nosotros seguimos discutiendo sobre ideologías que tuvimos que haber enterrado hace mucho tiempo atrás.

La buena noticia es que esto lo logró Deng Xioping cuando tenía 74 años. Viendo alrededor, queridos Presidentes, no veo a nadie que esté cerca de los 74 años. Por eso solo les pido que no esperemos a cumplirlos para hacer los cambios que tenemos que hacer.

Muchas gracias.

lunes, 27 de abril de 2009

El Criogénico de Jose, Norte del Edo. Anzoátegui, Venezuela

Francia Galea

He visto crecer a Jose desde sus inicios. Tambien cómo han crecido las torres, los muelles, el número de autobuses con empleados, los carteles en los portones, etc.

Desde que el régimen despidió a mas de 23 mil trabajadores petroleros - para complacer a fidel castro y las apetencias de poder y dinero de los chávez - los comentarios sobre múltiples accidentes, heridos, falta de pago, asesinatos por las mafias que controlan los puestos de trabajo, trampas sindicales, etc., se han propagado en torno a este complejo. Según fuertes rumores que corren en la zona, la pelea la semana pasada en el comedor fue a cuchillo y salieron varios heridos, los cuales fueron atendidos por gente amenazada, lo que significa que si hablan, los botan. Hay también un rumor que hace tres semanas en el cambio de guardia de medianoche hubo un extraño movimiento: parece que sacaban a un herido ensangrentado, muy grave. Como en la canción de Pedro Navaja: Nadie vio, nadie lloró.


La fotografia está tomada desde la autopista. Parece que todas esas lomas negras corresponden a coke, o petroleum coke. Mientras en varios sitios de internet de compra - venta de productos de petroleo se ofrece Coke con sus propiedades, aqui como que no saben qué hacer. O no hay dinero para organizar la venta. O nadie está interesado en eso, sobre todo que el supuesto comprador principal serian las empresas básicas de Guayana y también están quebradas. No interesa la producción ni tampoco el desarrollo industrial, pues es mas fácil colocar primeras piedras de alguna otra refineria en países exóticos o hacer presentaciones maravillosas sobre los magníficos planes de inversión y la gran rentabilidad de Pdvsa.

Por supuesto que en Jose la vida no vale nada y por eso nadie se acuerda de minimizar la contaminación.



Urge nuevo bypass para venas abiertas

… Cuando los Estados Unidos se vuelva vegetariano

Por: Xavier Reyes Matheus (Especialista en América Latina)

21-04-09

A los nuevos lectores del cult book de Eduardo Galeano los invitaría yo a hacerse una pregunta: ¿qué es la pobreza? Algo con lo que, desde luego, quisiera acabar todo el mundo, incluso si las izquierdas siguen atribuyéndose el monopolio de este desiderátum para dividir a la humanidad entre buenos (que son sólo ellos) y malos (que son todos los demás). Una lógica según la cual no es que la izquierda tenga una ética, sino que es la única Ética posible. Pero volvamos a la pregunta: ¿qué es la pobreza? La pobreza es la carencia, la exclusión, el no tener. ¿Y qué es, pues, lo que habría que tener; aquello de lo que se carece; de lo que se está excluido?


La respuesta seguramente será una enumeración de cosas: sistemas de salud y educación, participación en el orden democrático, respeto a los derechos humanos, facilidad en las comunicaciones, acceso al conocimiento científico, seguridad jurídica y económica, etc. Todos, en fin, puntales de la sociedad occidental y moderna. Algo habrá que convierta estas cosas en valores, desde que la pobreza consiste en carecer de ellos. ¿Cómo es que se dicen “antisistema”, contrarios a los valores occidentales, los que van por el mundo pidiendo que les dejen participar, precisamente, de todas esas cosas que el sistema ha creado?


Asistemático, más bien, debería llamarse un pensamiento tan poco coherente. Y vayamos a un ejercicio práctico: si hemos convenido en que lo malo de la pobreza es la falta de participación en todos aquellos bienes (que hoy se conocen gracias a la civilización occidental), haga Ud. el favor de hacer algo por solucionar la pobreza a partir del argumento siguiente: “Desde el descubrimiento hasta nuestros días, todo se ha trasmutado siempre en capital europeo o, más tarde, norteamericano, y como tal se ha acumulado y se acumula en los lejanos centros de poder”.


El enunciado, extracto y tesis fundamental de Las venas abiertas de América Latina, merece descomponerse en partes. Empecemos por sus alusiones cronológicas: “Desde el descubrimiento hasta nuestros días, todo se ha trasmutado siempre en capital europeo o, más tarde, norteamericano…”. Lo que habría que decir, más bien, es que antes del descubrimiento nada de América Latina se había transformado en capital, y eso que el continente tenía sus riquezas intactas. El oro, la plata, el hierro, el cobre; todo estaba allí y no servía para nada, salvo para usos auténticamente suntuarios: joyas y ornamentos de los grandes señores indígenas. De modo que no es que estas riquezas se hayan transmutado en capital europeo: es que los europeos las transmutaron en capital.


Después, es verdad, lo hicieron los norteamericanos: un caso emblemático es el del petróleo de Venezuela. En época prehispánica los aborígenes, que lo llamaban “mene”, lo vieron alguna vez aflorar espontáneamente, y se conformaron con saber que tenía propiedades inflamables. De este modo permaneció hasta los albores del siglo XX, cuando comenzaron los yanquis a interesarse por él. ¿Qué sería de Venezuela con el petróleo así, sin producir ni un dólar (porque sí: es por dólares por lo que se cambia el petróleo venezolano)? Sin petróleo para financiar sus ofensivas internas y exteriores, no quiero ni imaginar lo que sería la gloriosa revolución bolivariana acaudillada por Chávez. O, pensándolo mejor, sí: …sí que quiero.


Debe de ser entonces –siguiendo a Galeano- que lo malo no es que se cree capital, sino que se acumule, todavía en nuestros días, en los “lejanos centros de poder”. Pero cualquiera que conozca algo de la historia de Argentina, por ejemplo, sabrá que este país recibió en su momento, por sus exportaciones, los suficientes ingresos como para acumular buen capital. ¿Y qué decir de Venezuela, que ha llegado a vender barriles de petróleo a bastante más de 100 dólares? ¿No daba eso para acumular en alcancías propias? El asunto es que la falacia marxista de la acumulación sigue campando, aunque el sentido común más elemental es capaz de advertir una cosa obvia: que la acumulación no es, en ningún caso, una opción para el capital (pues éste “acumulado” es como el petróleo viviendo de incógnito bajo la tierra: nada). Para el capital no hay más que dos destinos posibles: la inversión y el gasto. Si se gasta y no se hace nada para aumentarlo o mantenerlo, se lo transforma en un medio contingente de subsistencia, hasta que se lo agota. Sólo invirtiéndolo se convierte en factor de producción.


Quienes convirtieron el petróleo venezolano en factor de producción fueron las compañías norteamericanas. Construyeron la industria, desarrollaron las instalaciones y trasplantaron a Venezuela eso que ahora se llama el know how. Los venezolanos, en cantidad tan masiva como no era capaz de convocar ningún otro negocio, abandonaron las zonas rurales en las que los consumía el anquilostoma y en donde no se dedicaban a nada más útil que a comerciar con plumas de garza y a hacer la hora santa, y en los campos de la Shell y de la Creole aprendieron los modos empresariales del mundo moderno; debutaron en el hábito del organigrama, de la contabilidad, del ordenador, del seguro médico, del comisariato y de los bonos competitivos. Y el Estado, que cada vez tenía la sartén de las concesiones más cogida por el mango, se benefició también de todo esto: la famosa “política de concreto armado”, que pareció convertir a la Caracas de los años 50 en la metrópolis futurista de América Latina, explosiva de autopistas, de complejos habitacionales, de Ciudad Universitaria, de avenidas y paseos, fue (como el boom, unas décadas antes, de Buenos Aires –esa “capital de un imperio que nunca existió”, que dijo Malraux), consecuencia de tal prosperidad.


Y en los años 70 el Estado sacó a las compañías yanquis y nacionalizó el petróleo. Sin que los marines pisaran por eso las costas venezolanas. Las compañías mudaron de nombres pero sustancialmente no cambiaron gran cosa, porque en realidad la industria no era extranjera, sino que estaba plenamente instalada en la vida nacional y constituía la columna vertebral de su estructura productiva. Una estructura que, como deducirá cualquiera que se detenga a pensarlo, no podía originar en modo alguno un orden oligárquico, como el que se crea cuando hay determinados rubros en manos de familias de empresarios: en un país monoproductor con una gran industria que está primero bajo control foráneo y que pasa luego, estatizada, a ser la industria nacional por antonomasia, lo que se produce es una burocracia de amplísima extensión. Tal cual fue en Venezuela: la renta del petróleo, asumida toda por el Estado, lo que hizo fue inflarlo hasta proporciones colosales. Y allí –en la oscuridad de las todopoderosas arcas públicas- fue entonces donde ese capital, sin duda ingente, se acumuló. Lo que equivale a decir que quedó a disposición de políticos corruptos; que apenas se utilizó para inversiones trascendentes capaces de convertir al país en otra cosa que no fuera un mero extractor de la materia prima; y que llegó al pueblo según la conveniencia de quienes lo administraban, que eran, claro, los más avispados. Y se produjo aquello famoso de que el subdesarrollo no es otra cosa que un Estado rico con un pueblo pobre.


¿Qué recibió Chávez al llegar al poder? Esto, exactamente. Aún más: su purga de los trabajadores disidentes de la compañía petrolera lo llevó a tomar, como nunca antes había hecho ningún presidente, el control total de la empresa, porque ahora el know how en lo que consiste es en sumarse a los mítines oficialistas si no se quiere perder el puesto. ¿Y de venderle a quién saca el gobierno venezolano –ya plenamente confundido con el Estado, por birlibirloque revolucionario- sus medios para financiar la eterna campaña publicitaria en la que Chávez ha vivido, sin apenas construir un metro de carretera ni habilitar un sistema de hospitales medianamente aceptable, desde que accedió hace diez años al poder? A Estados Unidos, principalmente. Lo que significa que Chávez no ha sido la excepción a la hora de empuñar la lanceta para abrir a Estados Unidos las venas de su país; y que si está seguro de todos sus recursos para ir por el mundo comprando adeptos y diciendo exabruptos, es gracias a que cuenta con las chupadas de tan grato vampiro.


Pero bien podría ser que un día, con todo y las venas abiertas, la sangre de América Latina no fluya. Por la sencilla razón de que nadie la necesite, y porque de otros torrentes, en otras partes del mundo, brote a borbotones sin necesidad de complicarse tanto. ¿Cuál sería el futuro del subcontinente ante tal escenario? ¿Volver al experimento autárquico del doctor Francia en Paraguay? A lo mejor eso es lo que quisiera Chávez; comprensible, sin duda, considerando que el puesto del doctor Francia –el del amo- le toca a él. Pero los gobiernos más sensatos de América Latina están que no saben qué hacer con las venas para que algún socio potente les inflija la sangría de un TLC. Muchos, ante la diversificación del mercado y la posibilidad de distanciarse de sus socios tradicionales, ponen sus esperanzas en China.


El propio Chávez lo hace. Porque, lectores de Galeano y todo, estos socialistas del siglo XXI no son propiamente idiotas (para hablar en términos del Manual de Vargas Llosa, Mendoza y Montaner), y no están por la labor de quedarse sin blanca -en países donde el populismo se ha nutrido a fuerza de no nombrarle siquiera a la gente el tema de la reforma fiscal. De modo que los grandes líderes antisistema de la región no sólo se abren de venas, y se han abierto siempre, frente a Estados Unidos, sino que están buscando la forma de ponerse algún bypass en previsión de que, por un revés del destino, el gran socio comercial se vuelva un día (¡ay, los biocombustibles!) vegetariano.


CARTA AL PRESIDENTE CHAVEZ

A dónde quiere llevar al país?

Esta es una pregunta que seguramente nos viene a todos los profesionales que luchamos día a día por aprender y tener así un mejor desempeño en nuestras actividades (ya que como así lo aprendimos desde pequeños, es la única vía por la cual se alcanza mejorar nuestra calidad de vida) cuando analizamos la gestión Presidencial que AUN se mantiene vigente.


Frecuentemente me he preguntado...


¿En que pensará el presidente cuando deja de apoyar al sector 'Productivo' del país y se dedica a señalarnos como si lo que tenemos se lo debiésemos a que pertenecemos a la mal llamada oligarquía'?


Prefiere apoyar al venezolano que se encuentra sumergido en la miseria solo porque según él, nosotros los 'oligarcas' nos hemos dedicado a pisotearlo y robarlo por 40 años de corrupción y bla, bla, bla...


Señor Presidente, Ud. sabe perfectamente porqué hay tanta pobreza en el país, no se aproveche de la ignorancia del pueblo para manipularlo con el discurso barato de los 40 años de corrupción y AD y COPEI y todas las demás hierbas aromáticas, a su 'SOBERANO' sencillamente

¡NO LE GUSTA TRABAJAR!

Digo la mal llamada oligarquía porque vivimos en un mundo de estadísticas, y en una población de 26 Millones de habitantes, solo algunas decenas cumplen con las características de su perfil de un 'oligarca', que han robado, que tienen mucho dinero, mansiones, choferes, etc. El resto de esa nueva clase social llamada por Ud. mismo 'Oligarquía' nos hemos ganado cada centavo con esfuerzo y constancia, trabajando de 8.00 a .m. a 6.00 p.m. o mas tarde incluso a veces los sábados y domingos. Tenemos lo que tenemos porque lo cuidamos, porque en lugar de lanzar un cable y conectarlo al tendido eléctrico nacional pagamos una factura de luz, porque en lugar
de tener 5 y 6 hijos, tenemos 1 o 2 (cuando los ingresos lo permiten).


Tenemos carros porque pagamos mensualmente muchísimo dinero al banco en lugar de bebérnoslo cada viernes. Porque en lugar de tener cinco mujeres desatendidas criando malandros en un rancho, tenemos solo una viviendo en un sitio donde nuestros hijos aprendan buenas costumbres. Nuestros hijos van a la universidad porque se han alimentado bien ya que esta es nuestra mayor preocupación, no saber cuál es el caballo que más paga en Santa Rita para ir a meterle la mitad de la quincena o leer la panchita en todos los ángulos y perspectivas para saber cual es el triple del chance al cual le voy a apostar todo lo que tengo.


¿Que, acaso es un pecado disfrutar de aquello que uno se ha GANADO con esfuerzo y constancia?. ¿Por qué carajo me tienen que señalar de ladrón si tengo una camioneta de algunos millones de bolívares cuando he trabajado como un burro durante 8 años para comprarla? qué tal MERITOCRACIA Sr. Presidente, de cierta forma es que 'cada quien tiene lo que se merece'.


Si el 'soberano' en lugar de montarse en los cerros comienza a adoptar conductas mas próximas a la de un país en vías de desarrollo, seguramente hicieran los méritos para tener lo que nosotros los 'oligarcas' tenemos, incluso ¿por qué no?, pasarían a formar parte de la 'oligarquía'... que sabroso no? ¿Por qué en lugar de hablar despectivamente de quienes hemos logrado algo en la vida, no se preocupa por abrir los ojos del 'soberano', se aprovecha de su capacidad de oratoria y se saca del bolsillo la labia No.63 y les enseña a VIVIR?. Yo personalmente considero que el objetivo del gobierno de cualquier país es mejorar su calidad de vida. Si es así,

¿Adónde quiere Ud. Sr.


Presidente llevar a este país?, ¿a que en lugar de ser una sociedad constituida y productiva seamos una cuerda de flojos que le echan la culpa al desempleo para no producir un bolívar y lanzarse a las calles a robar y matar?.


Perdone Ud. pero en este país hay muchísimas carreteras que construir, jardines que cortar, carros que lavar, etc. y si algunos prefieren sentarse en un escritorio con aire acondicionado, pues QUE estudien 5 años o más en una universidad al mismo tiempo que trabaja como lo hemos hecho la mayoría de nosotros, ¿o no es para eso que existen los liceos y las universidades públicas?.... Estudien en lugar de perder el TIEMPO criticando como los demás se ganan la vida. Si el soberano quiere tener lo mismo que la oligarquía entonces que comience a intentar tenerlo de la misma forma como lo hacemos la mayoría de los Venezolanos... TRABAJANDO, SACRIFICANDO MUCHAS COSAS, ENFRENTANDO LAS SITUACIONES RESPONSABLEMENTE,


no esperando sentados en un rancho sobre un cerro a que éste se caiga para exigirle al gobierno una casa que se paga con los impuestos que toda la Venezuela 'PRODUCTIVA' paga!!!


Sr. Presidente, enséñele a su SOBERANO que las cosas no caen del cielo en la vida real, que hay que conseguirlo con esfuerzo y así dará su gobierno el primer paso a una
verdadera revolución.

Anónimo

20-04-09

viernes, 24 de abril de 2009

EL PEOR ALUMNO DEL SALON

Rafael Gallegos


Si realmente el comunismo castrista hubiera sido exitoso, las medidas tomadas por el presidente Obama en relación a Cuba harían que los habitantes de Miami se estuvieran preparando para recibir remesas procedentes de la isla. Y en La Habana, la revolución estuviera dedicada a hacer leyes más permisivas para los mayameros que huyeran del imperio norteamericano en balsa y hasta nadando, a objeto de disfrutar de la alta calidad de vida del régimen de los hermanos Castro. Pero muy al contrario, las medidas de Obama servirán para desnudar el fracaso de esa revolución. Hambre y represión increíblemente disfrazadas de heroísmo y gobernantes totalitarios con careta de benefactores. La lumpia más grande que se ha fumado América. Pensar que cuando el Ché Guevara dijo en su famosa conferencia de Punta del Este que el comunismo cubano generaría para la década de los ochenta un PIB per cápita similar al de los Estados Unidos, muchos intelectuales le creyeron. No imaginaron que ese comunismo desataría una sociedad parasitaria, primero cambiando petróleo por azúcar y apoyo político a la URSS y luego petróleo por “catedráticos” a Venezuela. La triste paradoja de un mar de la felicidad; pero para los tiburones que por años han esperado en sus dominios unas balsas llenas de valientes cubanos, que prefieren ser carne de escualo a carne de revolución.

Y pensar que ese es el modelo que este gobierno nos propone a los venezolanos. Si para ellos Cuba es el mar de la felicidad, entonces quiere decir que de verdad creen que esa dictadura es el modelo de democracia participativa y protagónica que debemos seguir. Que el desideratum debe ser una presidencia eterna y hereditaria, un partido único, la hegemonía mediática (una televisora y dos periódicos que no dicen nada), un pueblo amordazado, la anulación de la empresa privada. ¿Es esto lo que usted quiere para Venezuela?

Ya es hora de dejar de copiarse del peor alumno del salón. El gobierno debe cambiar. Si no quiere que la historia y el pueblo venezolano los repruebe, debe por lo menos copiarse de los alumnos exitosos. Como por ejemplo del socialismo chileno, de la diversificación colombiana o de los desarrollos turísticos de República Dominicana. Y a nivel mundial, es preferible extraer lecciones de la gerencia alemana, de su estado de bienestar, de su educación primaria, de su democracia. Lo contrario, es pavimentar la ruta del fracaso.

El desideratum de esta “revolución” no puede seguir siendo el de un presidente para toda la vida y de paso dueño de todos los poderes publicos. El deseo más ardiente debe ser la felicidad del pueblo venezolano. Hacer feliz a toda la gente todo el tiempo. La felicidad de todos tiene que estar por encima del empeño de un solo individuo de adueñarse del país. Treinta millones de venezolanos no pueden dedicar sus vidas a sobar y pulir un ego.

Más democracia, más gerencia, más unidad, más inclusión. Es la única manera de que esta “revolución” y cualquier gobierno, sean exitosos. Eso es precisamente todo lo contrario del “modelo” cubano. Lo demás, es puro fracaso sustentado por los cada vez más inexistentes ingresos petroleros.

Si la “revolución” sigue haciendo las cosas como hasta ahora, estamos condenados a seguir con el fracaso y la desesperanza como norte. Hacer las cosas de la misma manera implica seguir con el alma nacional partida en dos pedazos irreconciliables; con la tramparencia democrática; con PDVSA y las empresas básicas de Guayana quebradas; con la galopante inflación; la inseguridad, la pobreza y sobre todo, el sentimiento de tristeza que reflejan las miradas de los venezolanos. ¿Es esto lo que usted quiere para Venezuela?

Hacer la cosas de la misma manera implica seguir falsificando la historia. Un Páez malo, un Bolívar socialista, un Colón decapitado, un 4F negando que fue un golpe contra la democracia y un 11 A sin dar importancia a lo más relevante de ese día: todo el pueblo de Caracas que marchó al palacio de gobierno. ¡ Ni cuando Pericles ! Y ahora en un patio de Miraflores sustituyen una estatua de Rómulo Gallegos por otra de Cipriano Castro. ¿Pondrán mañana la de Marulanda? Dime con que estatuas andas y te diré quien eres.

El desideratum de esta “revolución” no puede ser implantar un socialismo que ha fracasado en todas partes. Fracasó en la URSS y tras la cortina de hierro. Cuando cada piedra del muro de Berlín tocaba piso, desnudaba el fracaso del comunismo. Fracasó en China, que paradójicamente encontró en el capitalismo un antídoto. Los pueblos de esos países le dijeron a los comunistas: no me defienda compadre. Fracasa en Cuba, Camboya y Corea. Esta “revolución” no puede seguir empeñada en copiarse de los peores alumnos del salón. Dime de quien te copias y te diré que notas sacas. Se solicita proyecto democrático y capitalista para país petrolero pobre y esquilmado.

lunes, 20 de abril de 2009

La cumbre y Vicente Paúl Rondón

Horacio Medina

El día viernes 17 de abril, en el marco de La Cumbre de Las Américas, en Trinidad, tuvimos la oportunidad de ver la escena donde Barack Obama, haciendo gala de un refinado sentido de la diplomacia y una expresión irónica magistral, extiende su mano para saludar a Hugo Chávez, quien con una expresión facial donde se mezclaban el miedo, la sorpresa y la sonrisa infantil del niño que logra un sueño y pantalones abajo, pronuncia una frase, por cierto, no muy propia de un llanero recio: “Obama, quiero ser tu amigo”.

Al escuchar esta frase, en mi mente se hizo presente, el ya desaparecido, en condiciones de alcoholismo e inanición, absolutamente deplorables y lamentables, Vicente Paúl Rondón, nuestro recordado campeón venezolano del peso semipesado. Me vino a la mente, la extraordinaria expectativa que se había creado en torno a la unificación del título con el estadounidense Bob Foster. Muchas veces repetía Rondón, el muchachote de barlovento, “que me traigan a Foster para liquidarlo y la bendición para mi mama”. Una y otra vez.

El día del combate, el 07 de abril de 1972, Rondón fue fulminado en apenas dos asaltos, por los puños del noqueador Bob Foster. La decepción de la fanaticada venezolana fue total, el héroe había sido aniquilado, prácticamente sin presentar resistencia. La verdad, no podíamos haber esperado otra cosa, ya que, al subir al ring, en la cara de Vicente Paúl se reflejaba un miedo patético y la derrota estaba cantada. Tanto alboroto y al momento de la confrontación, el héroe, retrocedió, se “achicopaló”, se pasmó. Días después, la chispa característica del venezolano, tal vez de manera cruel, aseguraba que la frase que pronunció Rondón, después de la pelea, era “la bendición para Foster y que me traigan a mi mama que me quiere liquidar”.

La semejanza, entre la actitud de miedo de Rondón, al ver a Foster cara a cara y la de Chávez, al ver a aproximarse a Obama, es para nosotros más que evidente. Luego de escuchar a Hugo Chávez referirse a Barack Obama como un pobre ignorante y un indigno, luego de haber despotricado de los Estados Unidos por años, acusarlos de imperialistas, genocidas, “yankees” de mi…., “go home”, y en fin, cuanto epíteto descalificativo y ofensivo, usted pueda imaginarse, lo menos que habríamos podido esperar de un hombre integro, honesto y cabal, era un saludo muy sobrio, transmitiendo fortaleza y convicción.

Eso no fue lo que transmitió Chávez. Para nosotros, Chávez se pasmó, se asustó y afloró su verdadera personalidad, su otro yo. Chávez no pudo ocultar lo que siempre hemos dicho y lo que dicen muchos de sus allegados, es un verdadero cobarde. Un cobarde lleno de resentimiento y con desmedidas ansias de poder. Un guapetón de barrio que sustenta su valentía en las armas y en el miedo de los demás.

Sus actitud, cuando el rey de España le increpó con la otra famosa frase “porque no te callas”, sumada a la asumida ante el presidente de Colombia Álvaro Uribe, a quien elogió en Santo Domingo luego de haberlo insultado a distancia, calificándolo de mafioso, asesino, indigno, peón del imperio, ladrón y otros tanto calificativos despectivos, no hacen más que confirmar que cuando se le confronta y enfrenta, Chávez se hunde, se encoge, se reduce, se minimiza, porque es un cobarde que no asume lo que dice. Poco confiable o, mejor dicho, nada confiable un hombre de esta calaña, con este talante.

Por años, el teniente coronel Chávez, le ha vendido a un pueblo que confió en él y, siempre lo repite, que el gran enemigo es el imperialismo. Sin embargo, el pasado fin de semana tuvo al Jefe del Imperio, frente a frente y el teniente coronel Chávez reculó, se asustó, no fue capaz de confrontar, pidió “cacao”. Pobre hombre, da verdadera lástima, es definitivamente un farsante, un cobarde. Lástima también, sentimos por el ejército venezolano que sigue apoyando a un personaje de esta calaña, lástima por los diputados, magistrados, profesionales y técnicos que siguen sustentando a un personaje carente de valores éticos y morales.

La Cumbre me produjo además, una vergüenza ajena. En el exterior, Chávez es visto como un payaso, nadie lo respeta y todo el mundo se pregunta cómo los venezolanos lo apoyan. Difícil de explicar, sin duda. Un personaje, un individuo como este, hace tiempo que debería estar fuera del poder. Pero está allí, sigue allí, como prueba evidente que sobre los principios continúan imperando los intereses.

Vicente Paúl Rondón, murió olvidado por su pueblo, el mismo que lo vitoreó y lo ensalzó, durante mucho tiempo, la única razón para que esto sucediera fue ese día 07 de abril, en que él que falló. Hugo Chávez le ha fallado, reiteradamente, a ese mismo pueblo, pero sigue en el poder, sólo porque los intereses prevalecen sobre los principios. Pero el momento de la verdad se acerca, muy pronto el teniente coronel pedirá “cacao”, su Foster, será el pueblo que día a día, se obstina, se concientiza. El nocaut será fulminante.

domingo, 19 de abril de 2009

LOS HEREDEROS

Rafael Gallegos

Cómo se jacta esta “revolución” de tener pedigrí. Se dicen “y que” herederos de Bolívar y de Simón Rodríguez, ¿será mediante inyecciones de la savia del Samán de Güere? Se dicen herederos de Zamora; tal vez por la vía de los modus operandi, confirmados por las incontables veces que las turbas de ese señor incendiaron Barinas. Y más directamente se llaman herederos de Maisanta, a pesar de la abismal diferencia entre el último hombre a caballo y los primeros hombres en humer. Dime de que te jactas y te diré de qué adoleces.

Los venezolanos preferiríamos que fueran herederos de las ideas libertarias, democráticas y de la honestidad personal del Libertador. O de su genialidad, en lugar de la triste copia que van resultado del militarote Millan Astray, aquel franquista que dijo muera la inteligencia. Herederos parecen más bien de Fidel Castro, de quien dicen los deslenguados les compuso una canción denominada “Te pareces tanto a mí”, como reconocimiento a la ruta totalitaria de un país con las instituciones licuadas, con un Mesías forever, con la disidencia amenazada, perseguida o en la cárcel y con un Presidente que amenaza en cadena, con cerrar los medios de comunicación, como si fuera el dueño del país.

Por su ejecutoria tan llena de arrebatotes inconstitucionales, dan la impresión que su pedigrí sólo se puede probar de manera inequívoca con personajes tipo Juan Charrasqueado, aquel que si pierde… arrebata. La versión venezolana de este personaje es nada menos que el primo hermano Juan Chavezqueado. Y tengan la plena seguridad que el ADN sería irrevocable, como si fuera un santo sudario de esta “revolución”, marca ACME y todo.


Se trata de toda una constelación de primos “careteros” de la democracia en América y en el mundo. Les encanta un proceso electoral mientras con sus abusos y tramoyas figuren como los ganadores. No importa que sea con partido único, como en Cuba, donde sacan el 99 % a favor, o en los gracias a Dios extintos URSS y comunismos tras la cortina de hierro, donde se cayó el muro sin que jamás perdieran una elección. O el mismísimo primo Hitler, quien fue electorero mientras ganaba elecciones y ascendía en el parlamento, que quemó cuando le convino. Todos los primos creen que los pueblos son gafos y que no se asquean con tanta tramparencia.

En Venezuela cuando pierden elecciones, interviene el primo Juan Chavezqueado… y arrebata. Como a los caraqueños, víctimas de un gigantesco arrebatón. El 23 N el soberano, como si dijera juan barreteado, ordenó barrer a los alcaldes “revolucionarios” por ineptos. El gobierno “y que” entendió Juan Chavezqueado y procedió a usar como mampara al “pueblo” mediante la toma de las instalaciones de la Alcaldía Mayor, o montando un show para reclamar que el “fascista” Ledezma los deja sin misiones. Venezuela conoce la farsa, no engañan a nadie. A Ledezma le recortan el presupuesto para que no pueda gobernar y ¿dónde estás Guinness? le inventan una “y que” autoridad única (¿la usurpadora?) para anularlo, cuando todo el mundo sabe que la única autoridad única en Venezuela es el Mesías.

Curiosamente se está repitiendo la historia de Caracas, de cuando el pirata Amías Preston quiso arrebatar su ciudad a los caraqueños y encontró firme a una sola persona en la Puerta de Caracas: el señor Ledesma. El Pueblo, menso y asustado, había huido. Esperemos que ante este desaguisado, los caraqueños se parezcan más al pueblo de la Independencia y respalden a otro Ledezma que hoy le hace frente a los usurpadores. Porque pueblo menso… dictadura segura. Y es con Usted, querido lector.

¿EL ARREBATÓN COMO BANDERA?

Igual sucede con Capriles, no lo dejan trabajar, y con Pérez Vivas, a quien además amenazan con eliminarle el triunfo. Y a Rosales, inderrotable por la vía electoral, lo quieren meter preso. Su delito: estar invicto a pesar de la tramparencia electoral de la “revolución”. Acompañará en la cárcel a los comisarios y policías, víctimas también, ¿de quién más? de Juan Chavezqueado, arrebatando desde las enaguas de la Ley. También está preso Baduel. Y los que faltan. Seguirán copiándose de Cuba, el peor alumno del salón. Qué vergüenza.

Juan Charrasqueado el original nunca pudo anticipar los arrebatos, como las inhabilitaciones electorales a López y Mendoza, entre otros. Y mucho menos barnizarlos con tamaña legalidad. Charrasqueado nunca tuvo tantas instituciones a sus pies. Mientras más leguleyizan, más leguleyizadores son. No importa que nadie les crea. La nueva conjugación “revolucionaria”: yo leguleyizo, tú te asombras y ellos van presos.

lunes, 13 de abril de 2009

Para los dueños de restaurants... Quizas aun "la revolucion " no ha ido por ellos

Para los que hoy tienen restaurant en Venezuela.

Tomado del Blog "Generacion Y"

Una presentación en Power Point, que circula por ahí, detalla el cierre de un famoso restaurante en La Habana. La secuencia de fotos –al parecer hecha por la policía económica (DTI)– muestra las “evidencias” para inculpar a Juan Carlos Fernández García, dueño del paladar Hurón Azul. Terminé de mirar la rudimentaria multimedia con un gesto de asco y no precisamente por los bienes materiales que se mostraban en ella.

La revoltura me la dio confirmar que la tenencia de ciertos objetos parece algo que pueden disfrutar –solamente- quienes nos imponen el “igualitarismo” desde la tribuna. La lista de los “delitos” también contribuyó a mis náuseas: vender “alimentos prohibidos” como langosta y carne de res, tener más de doce sillas en el restaurant, darle crédito a pintores para que comieran allí, erigirse en mecenas de arte, pagar una abultada cuenta de electricidad, poseer mucho dinero en efectivo y –gran osadía– querer abrir un restaurant en Milán. Como si no fuera más fácil autorizar la venta de esos animalitos con antenas que viven en nuestro mar, felicitar a Juan Carlos por su labor de promotor cultural y permitir que cada paladar tenga el número de sillas y empleados que decida. Pero no, autorizar todo eso acarrearía una competencia demasiado fuerte para los ineficientes restaurantes y centros culturales del Estado. Admitir que el Hurón Azul siguiera progresando era correr el riesgo de que un día su propietario quisiera fundar una revista de arte o abrir un museo con su colección privada.

Siento pena por los que tomaron esas fotos. Noto en todo el regodeo del lente sobre la comida la profunda indigencia alimentaria de quienes prepararon el dossier. Tengo una inmensa vergüenza porque la policía de mi país se dedique a encarcelar a ciudadanos emprendedores, mientras las calles se nos llenan de delincuentes que arrebatan carteras, roban y estafan. Estoy triste por el baño de envidia que deben haberse dado los vecinos que le tenían ojeriza a tanta bonanza. Pienso, sobre todo, en el viejito que cuidaba los autos a la entrada del paladar, en la señora que fregaba los platos y ahora se quedó sin trabajo y sobre todo en los hijos de Juan Carlos. Ellos posiblemente hayan comprendido, con el ejemplarizante caso del Hurón Azul, que para prosperar hay que largarse de esta Isla.



RESULTADOS ENCUESTAS


La grafica presenta los resultados de la encuesta realizada a los visitantes del blog "La Pluma Candente", sobre lo mejor y lo peor de los 10 años de gobierno de Chavez.

sábado, 11 de abril de 2009

Cumplimiento Cuotas OPEP

Fuente: Reuters (08-04-09)

A continuación un estimado del cumplimiento de la Organización de Países
Exportadores de Petróleo (OPEP) con sus recortes en la producción de
petróleo en marzo y febrero, según sondeos de Reuters a firmas petroleras,
funcionarios de la OPEP y analistas.
 
                 Producción   Producción 
                   marzo       febrero 
Total OPEP 11      25,72        25,83 
Límite producción  24,84        24,84 
Sobreproducción     0,88         0,99 
Recorte cumplido    3,32         3,21 
Recorte prometido   4,2          4,2 
Cumplimiento (%)    79           76 
 
Promedio histórico de cumplimiento (%) 60 
 
    La siguiente tabla muestra la producción en marzo del 2009 por parte
de los 11 miembros de la OPEP sujetos a límites de suministro en millones
de barriles por día, como estimado de Reuters, y su cumplimiento
porcentual con las reducciones prometidas.
 
    Los totales podrían no ser exactos debido a  aproximaciones. 
 
         Bombeo  Meta    Sobreoferta  Corte       Corte Cump. 
         marzo   bombeo   en marzo    prometido*  cumplido (%) 
Argelia   1,24    1,2       0,04        0,2       0,16     80 
Angola    1,68    1,52      0,16        0,24      0,08     33 
Ecuador   0,47    0,43      0,04        0,07      0,03     43 
Irán      3,66    3,34      0,32        0,56      0,24     43 
Kuwait    2,24    2,22      0,02        0,37      0,35     95 
Libia     1,54    1,47      0,07        0,25      0,18     72 
Nigeria   1,78    1,67      0,11        0,32      0,21     66 
Qatar     0,74    0,73      0,01        0,12      0,11     92 
A.Saudita 7,95    8,05     -0,1         1,32      1,42    108 
EAU       2,23    2,22      0,01        0,38      0,37     98 
Venezuela 2,19    1,99      0,2         0,36      0,16     44 
OPEP 11  25,72   24,84      0,88        4,2       3,32     79

    *Incluye los 4,2 millones de bpd de recortes en la  producción
prometidos desde septiembre del 2008. El desglose fue obtenido por
Reuters durante la reunión de la OPEP en diciembre del 2008 en
Argelia y no fue oficialmente publicado por el grupo.

viernes, 10 de abril de 2009

El Futuro de la jueza Calderon y de la fiscal Aissami

Gustavo Coronel

UN PAR DE JOYITAS!

Que sentirá la señora Calderón? Satisfacción, temor, complacencia? Habrá pasado ya por taquilla? Su decisión de enviar a prisión a los comisarios y los policías por 30 años es vista con horror por la gran mayoría de los venezolanos. Esta decisión corrupta de la jueza es parte de una precipitada marcha hacia el totalitarismo a lo Cubano por parte del malhechor enquistado en Miraflores.

Cuál será el futuro de la jueza? Creo que terminará en prisión, junto a su cómplice, la otra joyita Aissami, de rancia estirpe gangsteril, cuando prevalezcan la libertad y la justicia en Venezuela. A diferencia de los gobiernos previos muy malos y de los corruptos previos que hemos tenido, ahora no habrá en Venezuela borrón y cuenta nueva. Ya hay demasiada indignación como para que Chávez y su pandilla de malhechores se vayan lisos a Zimbabue, a disfrutar de sus "ahorros"en aquel paraíso de civilización. Ni en Cuba tendrán asilo, porque Cuba está a punto de encontrar un acomodo con los Estados Unidos, para lo cuál tendrá que terminar de aniquilar los restos pútridos de la revolución castrista.

Donde se meterán los miembros de la pandilla que no los alcanze la necesidad de retribución, el deseo de justicia de un pueblo arruinado y humillado por el déspota?

Petroleo: Necesito estar informado

Diego Gonzalez

Para salvar la industria petrolera debe crearse un organismo regulador del sector

La organización no gubernamental Transparencia Venezuela, con el decidido apoyo de CEDICE-Libertad, está realizando valiosos foros sobre la calidad y el acceso a la información en el sector publico. En esos eventos se ha insistido en que la principal dificultad en materia de información de los temas de interés para los ciudadanos estriba en que el Gobierno ha capturado al Estado y a la Nación, violando lo establecido en la Constitución, donde se establece que la Nación (llamada también República, forma de organización política que escogimos) es el territorio más todos nosotros, los ciudadanos; mientras el Estado son los órganos políticos donde se distribuye la responsabilidad de dirigir la República. En Venezuela, los órganos del Estado lo conforman los poderes públicos (Nacional, Estadal y Municipal).

A Transparencia Venezuela le interesa evaluar cómo informa el poder público nacional, es decir el Gobierno Nacional o Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, el Electoral y el Ciudadano. En el país, por los intereses de los políticos gobernantes y de los factores de poder, lo que es de la Nación se le atribuye al Estado (por eso lo que se llamó nacionalización de la industria petrolera fue una simple estatización, que luego, para colmo, el Gobierno se la adueñó). Además, para todos los efectos el Gobierno ha secuestrado al Estado.

En un país moderno el Gobierno es el hacedor de políticas públicas de Estado, las cuales se plasman en leyes. Luego son los entes reguladores, las agencias, comisiones u oficinas, las encargadas de administrar esas políticas. Una característica de esos entes es que son independientes en su toma de decisiones respecto del Ejecutivo o el Legislativo, aún cuando puedan haber sido nominados/nombrados por cualquiera de esos poderes. Esos entes estatales autónomos son los que garantizan que la información llegue al público en forma veraz, clara y oportuna, ya que no representan los intereses políticos de los buenos o malos gobiernos, que frecuentemente se empeñan en tergiversar y ocultar la información a sus ciudadanos.

En Venezuela nacieron excelentes entes reguladores como el Seniat y Conatel, que al comienzo funcionaron de forma independiente, pero muy pronto fueron capturados y se hicieron dependientes del gobierno de turno, y hoy sólo atienden a los intereses del Gobierno y no de los ciudadanos y los particulares.

Mi propuesta para salvar la industria petrolera nacional, de interés para todos los venezolanos, y catapultarla para aprovechar al máximo ese recurso a favor de todos, es crear un organismo regulador para el sector: el Ente Nacional de Hidrocarburos (ENH), independiente del Ministerio de Energía y Petróleo y, por supuesto, de Pdvsa.

Se encargaría de manejar el otorgamiento de las licencias y permisos, precios, regalías y toda la información relacionada con el sector, única forma de darles confianza a los particulares nacionales e internacionales que deseen invertir en la industria petrolera venezolana.

En 2004, Pdvsa se retira del ente regulador norteamericano, la US Securities & Exchange Commission (SEC- http://www.sec.gov), por no querer informarle a tiempo de sus actividades, en especial lo referente a las reservas de petróleo y gas, la producción y exportación de petróleo y sus finanzas (sobre los recursos al Fonden y las Misiones). De allí que la información de Pdvsa comienza a discrepar completamente de las que presentan los organismos internacionales.

¿Quién tiene la razón? Los técnicos creemos que las cifras que presentan la IEA, la EIA y la OPEP son las correctas. En el mes de febrero 2009 la producción petrolera de Venezuela, incluyendo la producción de la Faja del Orinoco, fue de 2.2 millones de barriles diarios (Mbd), y no de 3,3 Mbd, como indica Pdvsa. Para validar esos datos es necesario destacar que a Pdvsa se le hace difícil, si no imposible, alterar las cifras de producción de las empresas mixtas (ex Faja y ex Convenios Operativos) porque los particulares tienen interés en la verdad y ejercen vigilancia sobre lo que se produce.

El informe de Pdvsa al 30-09-2008 (no hay informes más recientes) indica que la producción de los particulares fue de 896.000 barriles diarios, promedio. De donde se desprende que la producción real de Pdvsa, por esfuerzo propio, fue de apenas 1.304.000 barriles diarios en el mismo período, y no 2.373.000 barriles como indica el referido Informe. La diferencia es 1.069.000 barriles diarios. Nada despreciable.

miércoles, 8 de abril de 2009

El autor intelectual

Eddie Ramirez


Sin ninguna duda, la masacre del 11 de abril del 2002 tiene como autor intelectual al actual inquilino de Miraflores. De allí su negativa a que se constituya una Comisión de la Verdad y sus esfuerzos en tergiversar la historia. En efecto, el teniente coronel no intentó impedir el enfrentamiento y más bien lo promovió. Pudo abortar la crisis y no lo hizo. Pudo desinflar la manifestación y no lo hizo. Pudo detener la marcha y no lo hizo. Pudo retirar a sus pistoleros y no lo hizo. Pudo ordenar que la Guardia Presidencial tomara la Zona de Seguridad de Miraflores y no lo hizo. Pudo hacer un llamado a la calma y alertar del peligro de enfrentamiento y no lo hizo. Por si fuera poco, cuando se asustó, intentó sacar al ejército activando el Plan Ávila.


El autor intelectual inició la crisis de abril el 25 de febrero del año 2002, cuando designó como Directores internos de PDVSA a cinco profesionales que no tenían ningún mérito para ocupar esos cargos, salvo el pertenecer a la marabunta revolucionaria. Después de intentos infructuosos para llegar a un acuerdo, ante el inicio de las represiones en contra del personal, el 4 de abril los trabajadores petroleros iniciamos un paro exigiendo la renuncia de la Directiva de la empresa. Cabe apuntar que inicialmente no objetamos las designaciones de Gastón Parra como Presidente, ni de los Directores externos Rafael Ramírez, Carlos Mendoza Potellá, Clara Coro y Arnoldo Rodríguez Ochoa, aunque solo nos parecían acertadas las designaciones de los dos últimos. Tal día como hoy, 7 de abril de 2002, el autor intelectual precipitó los acontecimientos al despedir a siete empleados petroleros con un pito en su programa Aló Presidente, hecho vergonzoso que ocasionó que la sociedad civil, la CTV y Fedecámaras dieran un respaldo a los petroleros y que el día el 9 se iniciara un paro general que se prolongó hasta el 11. Agradecemos el apoyo que nos dieron en esa oportunidad Carlos Ortega y Pedro Carmona.


El día 10 en la noche, Gastón Parra decidió renunciar y al día siguiente a las 8am le solicitó la renuncia a toda la Directiva. Sin embargo, el teniente coronel no anunció estas renuncias, las cuales hubiesen desinflado un poco la marcha y quizá la misma solo hubiese llegado hasta Chuao, que era la meta programada. Cuando la manifestación se enrumbó hacia Miraflores pudo ser fácilmente detenida en la autopista Fajardo. Dos tanquetas y un pelotón de guardias nacionales hubiesen podido dispersarla, tal y como hicieron el 27 de febrero del 2004 cuando no permitieron que una marcha igualmente multitudinaria llegara al Teresa Carreño. Los generales Belisario Landis y Eugenio Gutiérrez deben contestar por qué el 11 de abril no interceptaron la marcha. Seguramente el mencionado autor intelectual les dio la orden de permitirnos el paso, camino a la emboscada.


Ante el avance de la marcha pacífica, con asistencia de niños y ancianos, lo procedente era que el teniente coronel encargara de la custodia de Miraflores y áreas aledañas a quienes legalmente compete, es decir a la Guardia Presidencial y a la Guardia Nacional, ordenando el retiro de los pistoleros oficialistas. ¿Por qué no dio esa orden y por qué el general Viteri Viteri no tomó los edificios y calles de la Zona de Seguridad? ¿Por qué altos funcionarios del gobierno hicieron llamados a la población a “defender la revolución”? ¿Por qué el teniente coronel, quien en esos momentos se dirigía al país, no se refirió al enfrentamiento que estaba ocurriendo? No olvidemos sus tétricas palabras ante la Asamblea Nacional el 15 de enero del 2004: “…cuando yo agarré el pito aquel y empecé a botar gente, yo estaba provocando la crisis; cuando nombré a Gastón Parra Luzardo y aquella Junta Directiva pues estábamos provocando la crisis. Era necesaria la crisis”. El tiempo demostró que quería ponerle la mano a los recursos de PDVSA, como en efecto lo ha hecho, pero cabe preguntarle al teniente coronel autor intelectual, ¿también era necesaria la masacre de 19 venezolanos? A la fecha se desconoce el resultado del inicuo juicio en contra de los tres Comisarios y ocho efectivos de la Policía Metropolitana, de cuya culpabilidad no existe ninguna evidencia. El autor intelectual está plenamente identificado y confeso y en algún momento será enjuiciado.


lunes, 6 de abril de 2009

LA GENTE DEL PETROLEO ANTE LAS VIOLACIONES A LA CONSTITUCION


Las reiteradas y evidentes violaciones a la Constitución por parte del gobierno nacional ameritan una respuesta pertinente por parte de la sociedad democrática venezolana. Necesariamente, esta respuesta debe ser elaborada conjuntamente por los sectores políticos, sociales y económicos que integran la vida nacional.


Hasta el presente ha sido evidente que algunos dirigentes políticos se han opuesto a integrar una plataforma común que elabore una oferta al país alternativa a ese adefesio denominado Socialismo Siglo XXI, que diseñe una estrategia que marque el camino a seguir para restablecer la Constitución y que planifique las acciones a emprender. Llegó el momento de colocar a un lado las excusas derivadas de planes personales o de grupos. El país democrático no perdonará que en momentos críticos como el que vivimos, la dirigencia no esté a la altura de las circunstancias y no logre concretar un acuerdo de unidad.


Gente del Petróleo se une a la demanda expresada por muchos de crear de una Plataforma Democrática, Frente Patriótico, Frente de Defensa de la Constitución o como quiera llamarse que enfrente los abusos del régimen. Al respecto hacemos la siguiente sugerencia:


1-Un FRENTE amplio integrado por todos los partidos políticos, organizaciones no gubernamentales y personalidades opuestos a las violaciones a la Constitución.


2- Una DIRECCIÓN POLÍTICA integrada por los partidos que cuentan con representantes en la Asamblea Nacional, en Gobernaciones o en Alcaldías (Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, COPEI, Primero Justicia, PODEMOS y Proyecto Venezuela), por un representante de las ONG, un representante del Movimiento Estudiantil; por Antonio Ledezma, como enlace con los partidos no representados y por Pompeyo Márquez, quien es respetado por todos y ha sido un constante luchador por la unidad. Esta Dirección Política seleccionaría un Secretario Ejecutivo y vocero principal.


3- Un COMITÉ ASESOR integrado por personalidades políticas y por independientes que representen el sentir de los diferentes puntos de vista de los venezolanos. 4- COMISIONES DE TRABAJO tales como relaciones internacionales, economía, finanzas, planificación, medios de comunicación, etc.


En relación a los últimos acontecimientos, Gente del Petróleo rechaza la abominable sentencia política en contra de Simonovis, Vivas, Forero, Erasmo Bolívar, Luís Molina, Julio Rodríguez, Arube Salazar y Marcos Hurtado, quienes fueron condenados a penas máximas sin que hubiese ni una sola evidencia que los involucrara en la masacre del 11 de abril. Evidentemente, estas sentencias lo que pretenden es intentar cambiar la historia para exculpar al teniente coronel Hugo Chávez, autor intelectual de esos sucesos.


Rechazamos las violaciones a la Constitución con las acciones emprendidas para eliminar la descentralización y restarle competencias a gobernadores y alcaldes de la oposición. Estamos de acuerdo en que se investigue la gestión administrativa de los funcionarios públicos, pero rechazamos las violaciones del derecho a la debida defensa del alcalde Manuel Rosales y del general Baduel, así como las persecuciones y vejaciones de que han sido objeto. Solicitamos se investigue el cobarde atentado en contra del ex diputado Julio Montoya, quien ha hecho valientes denuncias de corrupción. Igualmente alertamos sobre las nuevas persecuciones en contra del Gobernador Capriles y los intentos de anular las elecciones en el Táchira. Por último, una vez más, denunciamos el grave deterioro de nuestra industria petrolera y la corrupción que impera en la misma.


domingo, 5 de abril de 2009

Programa de Gas Natural Vehicular

Andrés Matas

Su ultimo articulo. Tomado de:Soberania.org - 03/04/09




Este 1 de abril comenzó oficialmente el programa de gas natural vehicular (GNV). Desde esta fecha los concesionarios están obligados a ofrecer dichos vehículos y a que el 30% del total vendido esté adaptado para funcionar con el nuevo combustible. Este porcentaje asciende a 40% y 50% en 2010 y 2011 respectivamente. De nada han servido los pataleos de las ensambladoras y las concesionarias alegando que faltan muchos aspectos por aclarar, la fecha se mantiene inamovible, después de algunas prorrogas, según lo definido en Gaceta Oficial el 7 de julio pasado. El gobierno parece decir: hagan la tarea sin chistar (así, así, así es que se gobierna).

Lo peor del asunto es que quien no quiere hacer la tarea es el propio gobierno. El decreto para el uso del GNV establece que Pdvsa asuma los costos de los kits de conversión (adquisición, instalación y mantenimiento), pero no lo ha hecho. Tampoco ha acondicionado suficientes talleres para la conversión y el mantenimiento. Pero el retraso más notable del programa está en la instalación y adecuación de estaciones de servicio, en todo el país, con capacidad de expender gas natural. Entre 2006 y 2009 deberían haberse instalado un total de 498 estaciones a lo largo del país, pero sólo se dispone de 148, menos de la tercera parte, con más de 100 concentradas en Zulia, Miranda, Anzoátegui y el Distrito Capital.

Yo me pregunto, cómo se piensa dotar estos puntos de servicio en un país que apenas tiene tres o cuatro ciudades gasificadas. Por ejemplo, ninguna capital de los estados andinos dispone de redes de gas natural, por no hablar de las capitales llaneras, Nueva Esparta o toda la región Guayana, salvo Matanzas. A pesar de habernos prometido gasificar todo el país, incluyendo hasta los bloques del 23 de Enero, la red de gas es la misma que heredó la revolución hace 10 años. Ni siquiera han podido cerrar la Interconexión Centro Occidente (ICO) y, hoy por hoy, somos importadores de gas natural. Así será la paradoja que, mientras se quiere imponer a juro el programa de GNV, muchas centrales eléctricas queman gasoil porque no hay gas.

Pero a pesar de las carencias el programa va. Esto quiere decir que si se cumple lo dispuesto y los venezolanos nos vemos obligados a comprar carros duales, adaptados a gas y gasolina, tendremos que seguir usando este viejo y subsidiado combustible en más del 90% del territorio nacional. La bombona de gas quedará como un pasajero más que viaja en la maleta del carro.

Y por encima de todo no se hace nada por resolver el incentivo económico. Nadie está dispuesto a convertir el carro a gas y perder media maleta del carro ni que le regalen los 5.000 a 7.000 Bs.F. que cuesta la conversión y también le regalen el gas natural. La razón es tan trillada que da pena repetirla: Con el precio actual de la gasolina no existe ningún incentivo para mudarse a gas natural. El gobierno lo sabe, los ensambladores lo saben, los venezolanos también lo saben. Entonces ¿por qué se insiste en un programa que, en las condiciones económicas actuales, no tienen ningún incentivo y ningún interés para nadie?

Por supuesto, el gobierno siempre puede aplicar su poder y convertir a gas natural todos los vehículos del sector público, que cada vez son más en está avanzada comunista, y si llega a imponerse esta absurda revolución nos tocará a todos. La gente comprará carros duales porque no habrá otros. Pero tendrán que dejar las estaciones con gasolina, sencillamente porque no han sido ni serán capaces de gasificarlas. Triste programa que se impone desde la fuerza contra la lógica económica y el sentido común.

sábado, 4 de abril de 2009

ABAJO COLÓN Y ARRIBA MARULANDA

Rafael Gallegos


Autoritarismo que se respete viene con su mitología incorporada. Nuevos héroes, nuevos villanos y nuevos execrados. Los comunistas chinos hicieron lo imposible por borrar de la historia nada menos que a Confucio, los comunistas rusos a Trosky. La dictadura de Pérez Jiménez se empeñó en tapar la gigantesca sombra literaria de Rómulo Gallegos, hasta el punto de mover sus influencias para impedir que se le otorgara el Premio Nóbel de Literatura de 1950, que según un artículo del entonces desconocido escritor García Márquez, le sería entregado casi con seguridad.


Estos regímenes elaboran la lista de sus nuevos héroes. Stalin, el mismo responsable de las purgas y de millones de muertos en la Unión Soviética, fue promocionado como un prócer de la patria. Igual sucedió con Mao, obviando los muertos de la revolución cultural; con Fidel y el Ché, mirando para otro lado respecto a los fusilamientos, represión, mordaza, presos y exiliados cubanos. O con el Kmer Rojo, Kim Il Sung, Pinochet, Chapita y tanto dictador promocionado en su momento como… ¡benefactor!, de sus sociedades. Se trata de venderle al pueblo una nueva historia, con el oscuro fin de la perpetuación en el poder y con la tapada intención de aplicarle al ciudadano la amenaza del lobo a la caperucita: para comerte mejor.


La “revolución” venezolana sigue esa ruta. Trata de borrar la historia. Vende a Páez como un traidor y no como al fundador de la democracia conservadora el siglo XIX; a Betancourt como un asesino, contrario al valiente estadista – ojalá tuviéramos uno así en este momento- que enfrentó y derrotó en Venezuela la rebelión comunista encabezada por Fidel Castro y salvó a nuestra democracia. Tratan de vender a un heroico Cipriano Castro, obviando sus presos y torturas magistralmente descritas en “Memorias de un venezolano de la decadencia”. Pura falsificación, así son las revoluciones. Nos quieren contar que el 4 de febrero fue una rebelión y no un cruento y fracasado golpe de estado contra un gobierno democrático, que provocó decenas de muertos; al igual que el 27 de noviembre donde les es imposible justificar, por ejemplo la baleada y muerte del humilde vigilante del canal ocho. Ahora celebran el 27 de febrero como un acto revolucionario, cosa tan absurda como si un epiléptico celebrara la fecha de su última convulsión.


Así, quieren desaparecer a Cristóbal Colón, ignorando uno de los acontecimientos más importantes de la historia de la humanidad. Tal vez en el futuro cuenten como los indígenas derrotaron a Colón cuando llegó a América, o hagan una condena a los virus que se “cuadraron” con los españoles para acabar con los nativos. Abajo Colón, dice la “revolución” y quitan el barco del Parque del Este para sustituirlo, en su proverbial ineficiencia… por nada. O descabezan sus estatuas. A este paso, nos dirán un día que Colón no existió, que fue un fenómeno mediático. Curioso; pero parecido a como algunos quieren hacer con el holocausto de Hitler. Parafraseando al Presidente, si los medios privados no existieran, Hitler no tuviera tan mala fama.



Ahora resulta que Marulanda es un héroe de esta “revolución”. Mientras tumban estatuas de Colón, al guerrillero se las levantan. Pronto propondrán que se le saquen remitidos de secuestrados agradecidos, digamos encabezados por Ingrid Betancourt o por Araújo y con toneladas de abajofirmantes. O tal vez desde ya se apresten a celebrar el primer billón de horas secuestro, con la misma emoción que por ejemplo Japón celebrara su carro número cien millones. En su infinita desfachatez, son capaces de imitar la frase de Napoleón frente a las pirámides “cuarenta mil años os contemplan” y expresar frente a las estatuas de Marulanda: cuarenta mil muertos y sus familiares os lo agradecen.


A los execrados Colón, Páez y Betancourt, habrá que agregar a Juan Vicente González por conservador, a Andrés Bello por no haber peleado en la Guerra de Independencia, a Rómulo Gallegos y Andrés Eloy Blanco por adecos y quien quita que hasta desaparezcan de la historia a José Palacios el fiel asistente personal de Bolívar, porque… tenía los ojos azules. Ah! y tal vez la volada de cambiarle el nombre al Estado Vargas, esté en esta tónica, porque hay que borrar a los civiles que dan lecciones de civismo y no de militarismo.

Y todo, como en las dedocracias, sin consultar a nadie. A los del gobierno porque no saben o les da pánico contradecir al jefe. A los de la oposición porque son enemigos. Puro decreto. Vivimos una época jefe único, como la de aquel mexicano que no sabía de diálogos, ni le gustaba que lo contradijeran. Otro nuevo héroe de esta “revolución”. Si la memoria no me falla, se llamaba Juan Chavezqueado y de él se decía que si la pierde, arrebata. Se solicita baremo para medir democracia.


jueves, 2 de abril de 2009

Se nos fue un candente, Andres Matas


En el dia de hoy (02-04-09) nos dejo el buen amigo y compañero Andres Matas. Excelente profesional quien dedico toda su vida al estudio y analisis del sector electrico en Venezuela y Latinoamerica. La electricidad fue su razon de ser... Paz a sus restos.