Navegacion

sábado, 28 de febrero de 2009

SERVICIOS AL CARRO ELECTRICO (BETTER PLACE)

Nelson Hernandez

(Entrega 1/2)

Link Entrega 2

Mucho se ha dicho sobre la sustitucion del petroleo como fuente principal de energia. Algunos creen, otros no. Como los venezolanos vivimos de los ingresos obtenidos por la exportacion del petroleo, es bueno conocer los adelantos tecnologicos que estan hoy presente y que buscan un mundo limpio y sin petroleo.
=============================

La evolución tecnológica es un conjunto de hechos, muchas veces aislados, que alguien ensambla para crear una nueva tecnología y darle solución a un problema. La computadora personal es un buen ejemplo, donde el “chips” fue el salto quántico que la potencio. Lo importante de todo esto es que cada vez surgen nuevos requerimientos y la evolución tecnológica dará con la solución.

En los últimos años se ha puesto de manifiesto el aspecto climático como uno de los grandes retos que tiene la humanidad como consecuencia del uso indiscriminado y creciente de los combustibles fósiles, cuya combustión produce CO2, gas de efecto invernadero responsable del cambio climático. Uno de los sectores en cambiar su paradigma es el del transporte. Se busca mayor eficiencia en los motores de combustión interna, o la sustitución de este por motores de aire o motores a agua o motores eléctricos.

Better Place esta trabajando para construir una red de servicios para carros eléctricos ensamblando distintas tecnologías actuales. La meta de esta compañía es proporcionar a la humanidad un transporte sustentable, una independencia energética global y un mundo libre de petróleo.

Hasta ahora se ha trabajado en el motor eléctrico, si se quiere de una manera aislada por las distintas empresas fabricadoras de automóviles. Lo nuevo que ofrece la visión de Better Place, es un servicio de red de recarga y de sustitución de baterías estándar. En otras palabras, el vehiculo eléctrico podría ser de diferentes marcas, pero tienen en común la batería. Este concepto, similar al de las operadoras de telefonía móvil permite la masificación del auto eléctrico, lo que a su vez incrementa la demanda de electricidad.

Esa demanda nueva de electricidad, de acuerdo a Better Place, debe ser proporcionada por energías alternativas (solar y eólica, principalmente) con lo cual se fortalece el desarrollo técnico-económico de estas. Otra ventaja que proporciona la visión Better Place es una mejor utilización de la electricidad generada en plantas convencionales al rebajar los picos de demanda.

La recarga eléctrica del vehiculo puede hacerse de dos maneras, mediante el cambio de batería o por conexión a una red eléctrica.

Para el cambio de la batería, Better Place propone estaciones de servicios, ubicadas por ahora cada 100 millas (160 Km.) ya que es la autonomía que proporciona la tecnología de las baterías actualmente. El conductor llega a la estación de servicios y en menos de tres minutos le es cambiada la batería por una recargada y puede continuar su marcha. Aseguran que esta tan simple el cambio que cualquier persona puede realizarlo.

Para la recarga por conexión, por ahora, se haría al conectar el carro a una red eléctrica convencional. Sin embargo, Better Place tiene contemplado la construcción de “surtidores eléctricos” a lo largo de la ciudad, en urbanizaciones, centros comerciales, estacionamientos y edificios de oficinas donde el usuario mientras realiza otras actividades le pone “carga eléctrica” a su vehiculo.

El salto quántico de la recarga por conexión, que Better Place promete dentro de 3 años, es la inalámbrica (Wi – Tricity). Un software instalado en el vehiculo permitiría la recarga automática de la batería sin la intervención de persona alguna. Es decir, cero preocupación y perdida de tiempo en el suministro de energía a nuestro vehiculo.

Las economías de Better Place indican que un usuario de carro eléctrico con la tecnología por ellos propuesta paga energéticamente el 50 % del costo al compararlo con un motor a gasolina.

Better Place trabaja actualmente con líderes gubernamentales, fabricantes de autos, compañías de energías y otros actores para que su visión de vehículos eléctricos de emisión cero sea una realidad en todos los países del mundo.

En el 2008, Israel es el primer país y la Renault – Nissan los primeros fabricantes en tomar el esquema Better Place.

En una próxima entrega más detalles sobre este nuevo enfoque tecnológico

viernes, 27 de febrero de 2009

La Unica solucion para Alcasa... (y Venalum)

Andrés Matas


Ahora que suenan chismes por todos lados sobre el cierre de Alcasa, o, en su defecto, la partición en pedazos para salvarla, con EPS y otros cuentos, deberíamos echar una mirada al pasado para encontrar soluciones viables que permitan rescatar la producción de aluminio en Venezuela.


En 1990, después de la caída de la URSS, se produjo una debacle mundial en la industria del aluminio. La caída de la demanda producida por la paralización del armamentismo al final de la guerra fría, junto con la sobreproducción que introdujo en el mercado el aluminio ruso al finalizar el comunismo del siglo XX, llevaron los precios a niveles en torno a los 1.100 $/t. Esto llevó al cierre a muchos productores en el mundo. La recuperación fue lenta y a ella se asociaron muchas medidas, tanto hacia el mercado final, para mejorar la competitividad del aluminio ante sustitutos, como en el área empresarial, para aumentar la eficiencia y reducir los costos de producción. En ese ambiente surgieron empresas nuevas y dinámicas que eran capaces de resucitar a antiguos reductores que habían cerrado. Por ello los llamaron “Lazarus Smelters”. Por esa vía va la única solución posible para nuestra industria.


Ello requiere iniciar de inmediato un proceso de privatización, a sabiendas de que habrá que vender muy barato y tal vez regalar (¿Cuánto vale una empresa como Alcasa que pierde US$500 millones todos los años?). Requiere también entender que se perderán muchos puestos de trabajo. Una empresa del tamaño de Alcasa que compita en el mundo de hoy no pasa de 500 trabajadores directos. Ello obliga a despedir a más de 3.000 empleados de Alcasa. Esto parece algo enorme, pero esos mismos puestos de trabajo se están perdiendo hoy en empleos indirectos entre todas las empresas vinculadas que tienen que reducir su personal ante el incumplimiento de Alcasa y Venalum. Hay que entender que la única forma de salvar empleos es mediante una empresa sana y productiva, lo que se pierda a la corta se ganará a la larga. Un buen ejemplo es pensar que salvar a Alcasa y Venalum significa salvar a Bauxilum y a Carbonorca, que también deberían incluirse en el proceso de privatización.


Esto implica romper viejos mitos como el de “empresas estratégicas”. Lo verdaderamente estratégico es “la felicidad de nuestro pueblo”, la cual se asocia a justicia, salud, educación, seguridad, empleo productivo, servicios públicos. De estos temas es que debería ocuparse el estado. ¿Por qué debe ser estratégica la producción de aluminio o acero? Son conceptos arcaicos que si se examinan bien resultan caprichosos.


Nuestra industria del aluminio goza de una ventaja comparativa que significa un gran activo, el bajo precio de la electricidad. En este aspecto hay que apoyarse para lograr su privatización, porque hay que decir que la misma no resulta fácil. En las condiciones actuales de Venezuela son pocos los interesados, aunque las empresas se regalen.


Si seguimos creyendo en pajaritos preñados y pidiéndole plata al gobierno central para hacer la V Línea, sin cambiar las condiciones operativas, nuestra industria del aluminio está condenada al fracaso. Yo puedo entender que esta propuesta entra en contradicción con los postulados del “Socialismo del Siglo XXI” y otras sandeces, pero ante las grandes crisis hay que ser prácticos, ya lo hizo Cuba, que metió capital foráneo hasta en la industria azucarera y también China y la URSS.


Tal vez haya que acuñar una frase que diga algo así como “Lo único que puede salvar al socialismo es el capitalismo”. O, como dice un amigo mío: el camino más largo hacia el capitalismo es el comunismo. Pero, sin entrar en consideraciones ideológicas hay que decirles a nuestros líderes: Búsquense un gato que cace ratones, no importa el color.


jueves, 26 de febrero de 2009

Ahora Si,... Amanecio de Crisis

Horacio Medina


Durante los últimos meses habíamos venido insistiendo, como muchos otros economistas, políticos y articulistas, sobre la difícil situación a la cual estaría sometida la economía venezolana como consecuencia de la seria crisis del sistema financiero mundial y la recesión económica en la cual están sumidas las más importantes economías mundiales.


Finalmente el teniente coronel Hugo Chávez, por supuesto, luego del 15 de febrero, ha reconocido la gravedad de la situación económica, recalcando la necesidad de hacer sacrificios y decretando una austeridad que desde hace 10 años el desgobierno venezolano no ha practicado. En otras palabras, reconoce la crisis, pero trata astutamente de endosarla al desplome del sistema capitalista y, obviamente, al imperio norteamericano.


Trata de pasar agachado, como hacen los pícaros en el dominó, sin asumir la absoluta responsabilidad de su régimen de gobierno en la irresponsabilidad con la cual han sido manejados los fondos públicos y la destrucción de toda la estructura privada, en lo empresarial, manufacturero agroindustrial y metalmecánico.


Mejor dicho, en la destrucción de todo el sistema productivo privado nacional y en la ausencia de un sistema productivo público. En fin de cuentas, una crisis que encuentra al país debilitado y a la intemperie, donde el único responsable es precisamente Hugo Chávez y su corte interminable de ministros. No podemos aceptar que trate ahora de esconderse, en la caída de los precios del petróleo, cuando la razón verdadera está en la ineficiencia, la negligencia y la corrupción desatada que por 10 años han estado presentes y en franco crecimiento.


Por otro lado, y como para terminar de agravar el panorama, el Presidente Barack Obama, insistió en su discurso el pasado martes 24 de febrero, sobre la necesidad de garantizar la independencia energética, el desarrollo de energías limpias y lo que es peor para Venezuela, reemplazar el petróleo como fuente de energía. Este discurso, denota la firme determinación de conducir al mundo a una transformación profunda. Malas noticias para el régimen chavista, pero también para los no chavistas, porque si bien, a corto plazo la crisis económica mundial, traducida en muy bajos precios del crudo, afectará a Venezuela, no es menos cierto que la clara e inequívoca política energética norteamericana afectará a mediano y largo plazo el desarrollo y la rentabilidad de la industria petrolera venezolana, en franco deterioro y con muy pocas perspectivas de recuperación. Sin duda que perder una importante participación, en el mercado más importante y de mayor rentabilidad para las colocaciones de crudo y productos derivados venezolanos, es un asunto vital para los planes de desarrollo y para el futuro de Venezuela. Con Chávez o sin Chávez en el poder, aunque muchos no lo han internalizado y otros pretendan ocultarlo.


En nuestra opinión, el bajo precio del WTI que estará promediando, para el 2009, los 45-50 dólares por barril, de acuerdo con lo expresado por los analistas y expertos de la Agencia Internacional de Energía, la OPEP e importantes firmas de Wall Street como Merril Lynch, Deutsche Bank, Moody’s Investors, Goldman Sachs, será un duro golpe para el chavismo que tendrá repercusiones sociales en 2009 y 2010, pero podría ser un mal menor para el país, cuando vemos un poco mas allá en el futuro. Basta con pasearse por las infinitas páginas de Internet que tratan el tema energético, y observar los ajustes que las grandes empresas del sector, privadas y estatales, están haciendo a corto y largo plazo para preguntarnos qué está haciendo, lo que queda de PDVSA. Poco o nada se sabe, o lo que puede ser peor poco o nada se está haciendo.


Solamente se conocen las declaraciones del Ministro de Finanzas, Alí Rodríguez Araque quien anuncia el apoyo a la propuesta de nuevos cierres de producción para la reunión de la OPEP el próximo 15 de marzo, rogando que con estas reducciones aumenten los precios del crudo. En la década de los setenta la OPEP debió reducir la producción en más de 14 millones de barriles antes de que la economía comenzara su recuperación, y con ello el aumento de la demanda y de los precios del crudo.


Estamos conscientes de que los precios bajos son sólo una corta etapa del ciclo que en un par de años los mostrará en crecimiento, pero serán las empresas y los países que se hayan preparado para ello, los que podrán aprovecharlos abriendo producción y poniendo en marcha los nuevos proyectos de desarrollo de nuevos campos. Este sin duda no será el caso venezolano, muy pocos serán los barriles que podrán abrirse y menos aun serán los nuevos barriles que podrán incorporarse, ya que para ello tendrían que haberse hecho cuantiosas inversiones que hasta ahora nadie ha visto.


Para muestra basta con preguntarse ¿si alguien cree factible los nuevos desarrollos de la Faja sin que se construyan nuevos oleoductos, patios de tanques y muelles?, a lo cual, por supuesto, habría que sumar las cuantiosas inversiones en la perforación y terminación de pozos, las instalaciones de producción y los mejoradores de crudo.


Dos factores por resolver: tiempo para ejecución de obras y dinero, mucho dinero para cubrir las imprescindibles inversiones. ¿Quién ejecutará las obras?, ¿Quién invertirá? ¿Cuáles serán las respuestas a estas interrogantes?


De seguro, Brasil y su empresa PETROBRAS, no sólo tendrán respuestas sino que, además, aprovecharán ese espacio que la PDVSA revolucionaria les deja en el mercado “premiun” de los Estados Unidos. Qué bueno para Brasil que en Venezuela continúe Chávez, ya Lula lo dijo claramente, para los buenos entendedores.


Reaccionar ya y evitar que el destino nos alcance o sentarnos a esperar nuestro triste


miércoles, 25 de febrero de 2009

Más sobre Arrodillados a la Cuba de Fidel

Francia Galea

VenEconomia Opina de este 25 de febrero de 2009 trae el Título: "Arrodillados a la Cuba de Fidel". Allí se resumen varios aspectos que fundamentan el título, desde las intentonas guerrilleras de los años 60 hasta las genuflexiones que dan origen a la afirmación "y gracias a Hugo Chávez, la soberanía nacional está a manos de los cubanos. "
Educación, Salud, Seguridad, Registros públicos, Identificación nacional, Sistema policial, consejos comunales, campesinos y Sistema militar dirigidos por cubanos soportan el artículo de VenEconomia, el cual culmina con el contundente: "En resumen en la década de Chávez, Venezuela ha pasado de ser un país independiente a ser un espejo de la “Isla de la felicidad”, en detrimento de la soberanía y la identidad nacional."

A este grito de alerta sumo mis observaciones. Principalmente en materia petrolera pues las directrices de la politica petrolera venezolana son dirigidas por Alí Rodriguez en detrimento de la nación por las pérdidas de patrimonio realizadas via despido masivo de profesionales, técnicos y obreros, despilfarro de dinero por los regalos de crudo y derivados, y el despilfarro de oportunidades de tecnologia apropiada para extracción de crudos pesados, entre otros. Y reseñamos la mayoría de las leyes – aprobadas en la AN o bajo el esquema de Decretos Leyes Habilitantes- que pasan bajo la lupa y la redacción cubana. También las Telecomunicaciones están en poder de los cubanos y ya tienen el diseño para el cableado submarino entre Venezuela y Cuba (Valdés dirige todo desde Cuba: las empresas Copextel –los platos que se ven en los módulos de Barrio Adentro- y ETECSA figuran como importantes). Los proyectos especiales para producir etanol, en poder de los cubanos, sufren del mismo vaivén de la mente enferma de Castro. Los ingenios azucareros también cayeron en manos cubanas y los quebraron como en Cuba. Los proyectos turísticos están en manos cubanas y las presentaciones de “resultados” (plagiaron la mayoría de los proyectos que tenían las direcciones turísticas de los estados) se hicieron primero en Cuba (Como ejemplo los de Anzoátegui, que fueron entregados a cubanos en varias visitas del gobernador Tarek W. Saab a Cuba). Como caso especial se tienen los proyectos costeros, donde aproximadamente 600 cubanos están “asesorando” en materia de preservación costera. La firma, varias veces, de formar una siderúrgica venezolano-cubana llevo a casi quebrar la de Guayana para meterle la mano y entregarla a los cubanos. Los lineamientos a los ciudadanos venezolanos en materia de ahorro energético son copiados de las propuestas cubanas y supervisados por cubanos. De allí provienen las plantas eléctricas de ciclo combinado y todo el material relativo a la electricidad (EnergoImport de Cuba es la encargada). PDVSA Industrial funcionará primariamente con líneas “industriales traídas de Cuba”. Las líneas blancas y marrón que traerán ya están siendo ensambladas y/o reparadas en Cuba. En el convenio firmado a finales de 2004, luego que los cubanos lograron la victoria del referendo revocatorio para Chávez, se habla hasta de apoyo satelital entre ambos países. De allí nació el satélite Simón Bolívar y la ministra de Telecomunicaciones ya fue a Cuba, el 9 de este mes de febrero, a presentar su conferencia magistral sobre el satélite “Bolívar en Órbita, Liberando Pueblos”. La refinería de Cienfuegos es prioridad sobre las quemadas y casi desmanteladas refinerías venezolanas. En exploración petrolera Costa Afuera, la adquisición de información de subsuelo mediante estudios sísmicos ha tenido más prioridad en Cuba que la de Venezuela y fue supervisada por Del Pino, VP de PDVSA y presidente de CVP. Y por si no es suficiente, ahora se traen los contingentes de cubanos para Venezuela, previa pasantía de 60 días en Colombia, para insertarlos en la vida cotidiana y que reporten los movimientos de los venezolanos. Por eso usted encuentra “nuevos colombianos” en los estacionamientos trabajando como parqueros, como mesoneros, como vigilantes en las urbanizaciones, como taxistas, como empleados de gasolineras, y como choferes de autobuses. Traición a la Patria en profundidad y sin tapujos!

Por una nueva industria petrolera

Diego González

Hay que aprovechar al máximo el petróleo mientras tenga fuerza mundial

La industria petrolera venezolana tiene que ser más que Petróleos de Venezuela (Pdvsa). La estatal ha secuestrado esa industria, de forma tal que les ha vedado a los particulares la posibilidad de participar libremente en ella. La realidad de Pdvsa es la siguiente: ha disminuido el conocimiento técnico; sólo 16% del total de las reservas de petróleo están desarrolladas (el resto no tienen la infraestructura para producirlas); hay 18 mil pozos inactivos; más de 600 prospectos exploratorios están sin posibilidad de ser investigados para explotarlos; las expectativas de recursos de 147 billones de pies cúbicos de gas natural están lejos de materializarse; han aumentado las exportaciones a países a los que se les dan grandes descuentos, pagan bajos intereses o se les aplica la figura del trueque o de servicios; se le han asignado actividades que deberían ser realizadas por otras instituciones; aumenta el uso de sus fondos para hacer política internacional, lo cual reduce los recursos que necesita. Por esto y más, cada vez la empresa produce menos petróleo y gas. Ahora no es una compañía petrolera.

Para que Pdvsa sea palanca que promueva la independencia del petróleo, será necesario tomar medidas que podrán parecer drásticas, pero no hay otra alternativa. Hay que aprovechar al máximo el petróleo mientras tenga fuerza mundial, para convertir a Venezuela en un país del primer mundo, donde todos disfrutemos de la mejor calidad de vida en términos de libertad económica, ingresos, educación, salud, justicia y seguridad. Para eso se necesita promover el desarrollo privado de la industria de los hidrocarburos en todas sus fases.

Pdvsa tendrá que asumir la figura de un holding con la tarea de ir saliendo gradualmente de sus actividades medulares e inmediatamente de las no medulares, reestructurándose completamente. Habrá que crear tres empresas independientes: Operaciones de Producción, S.A. (OPSA), Refinación y Comercio, S.A. (RCSA) y una para manejar los activos en el exterior. Estas empresas deben ir a la Bolsa, como permite la Constitución, para que los venezolanos tengan preferencia para adquirir sus acciones, como fue el caso de Ecopetrol en Colombia y de Petrobras en Brasil. Pdvsa y esas filiales no deberán crecer más. La nueva Pdvsa competirá con las empresas privadas.

OPSA tendrá que devolver a la nación los campos, los pozos inactivos y los prospectos exploratorios, así el ente regulador, a fundarse por Ley Habilitante, los licitará a firmas venezolanas e internacionales para su reactivación; se reactivará el exitoso negocio de la orimulsión, y se revisará la cesión de bloques de la Faja del Orinoco, para que vengan empresas que sí aumenten la producción. También el ente licitará los prospectos exploratorios, así como las áreas con expectativas de tener recursos de gas natural. Se requieren programas agresivos para desarrollar las reservas no desarrolladas y otorgar a particulares los permisos para tender nuevos gasoductos, sistemas de distribución y procesamiento de gas natural, y para nuevas estaciones de servicio y conveniencia. Estas acciones crearán miles de empresas particulares grandes, medianas y pequeñas.

En el plano institucional, debe procederse a crear una Asociación de Productores Independientes de Hidrocarburos (APIH) ajena a Pdvsa. La formarán los miles de venezolanos, agrupados en empresas, que están produciendo petróleo en México, Colombia, Canadá y el Medio Oriente, muchos de los expulsados y los mejores de la Pdvsa actual. Los cambios incluirán una reforma de la legislación de hidrocarburos para crear un instrumento que favorezca la inversión y el crecimiento en todas las fases del negocio, con reglas claras. Las nuevas empresas deberán ir a la Bolsa para permitir el concurso del capital venezolano.

Hay cosas por resolver para llevar adelante estas ideas, siendo lo más resaltante la voluntad de las élites políticas (mejor llamarlas los factores de poder), industriales, financieras, académicas y sindicales, que tendrán influencia en la implantación de tales medidas. Hay que eliminar el prejuicio de que con estas decisiones se perdería la soberanía, y que estas industrias son básicas y estratégicas; conceptos socialistas y desventajosos para el pleno desarrollo del país, y muy arraigado en los políticos viejos y nuevos.

Hay que trabajar para crear un Estado pequeño pero fuerte, y no empresario. Todo lo anterior sólo podrá llevarse adelante en un sistema democrático.

domingo, 22 de febrero de 2009

¿Que defiendo? a Quien defiendo

Gustavo Coronel


**** LA BATALLA ES DE PRINCIPIOS, DE VALORES, DE NUESTRA PARTE NO HAY CUANTO HAY PA'ESO.


Un amigo me preguntaba hace unos días el por qué de mi posición tan intensa en contra del actual régimen dictatorial venezolano. Me decía: “estás viviendo tranquilamente fuera del país, tu familia está cerca de tí, no tienes intereses económicos de ningun tipo en Venezuela, el gobierno no te puede lesionar, no tienes rabo de paja ni relación alguna con los partidos políticos de la oposición. A tu edad, uno pensaría que has hecho ya lo que ibas a hacer y que deberías dejar a quienes vienen atrás que arréen, como dice el refrán. Que te anima a mantener esta actitud?”. Antes de que pudiera decirle algo, añadió: “Sobretodo porque pareces estar queriendo defender a quienes aparentemente no desean ser defendidos. Si vas a Venezuela verás los restaurantes llenos, la gente disfrutando del baño de petrodólares, los ministros robando, los banqueros robando, los contratistas de PDVSA y los altos gerentes de esa empresa robando. El robo al erario público ha pasado a ser una actividad democrática y respetable, parte indivisible del socialismo del siglo XXI. La gente de clase media y media alta se rie y desprecia a Chávez en privado pero muchos se le inclinan en público porque tiene el dinero y el poder. Mientras tanto, muchos pobres están recibiendo limosnas de Chávez y se sienten, por lo tanto, tomados en cuenta. Miles de ellos son más felices que nunca. Entonces: A quien defiendes tu, que defiendes tu?”

Casi le dije que no lo sabía, que el tenía toda la razón, que mi postura anti-chavista era una simple manifestación de senilidad. En realidad, todo lo que el me decía era cierto. Acaso quería o necesitaba la rústica Aldonza ser defendida por Don Quijote de unos molinos de viento que no eran gigantes malvados, como él pensaba? Todo lo que requería Aldonza era que la dejaran en paz, rodeada de sus animales domésticos y sus campos de bellotas, viviendo una vida oscura, poco distinguida, de aldeana analfabeta.

Para mi era dificil hacerle entender a mi amigo que el problema que he tenido toda mi vida es que he visto siempre y continuaré viendo a Venezuela no como la Aldonza Lorenzo que es sino como la Dulcinea del Toboso que pudiera llegar a ser. Siempre he creído que Venezuela es un país que puede superar su atraso si se le proporciona la manera de hacerlo. Lo que defiendo, por lo tanto, es una manera de vivir en sociedad que pueda convertir a Venezuela en el país que yo desearía que fuese. Eso es lo que defiendo. Y a quien defiendo? Esto es también sencillo. Hago causa común con los centenares, miles o millones de venezolanos quienes comparten mis mismos anhelos. No tengo la menor idea de cuantos somos los que soñamos con una sociedad venezolana civilizada, donde haya igualdad de oportunidades, respeto hacia nuestros semejantes, solidaridad con los menos afortunados y donde el lenguaje y la maneras de los miembros de la sociedad sean de homo sapiens y no de gorilas. Se que estos venezolanos existen porque los he visto actuar, marchar y oído hablar expresando mis mismas aspiraciones. Pienso, inclusive, en que hay venezolanos que siguen a Chávez y comparten estas aspiraciones, excepto que piensan de buena fe (después de estos diez años de pesadilla!) que Chávez los llevará allá. Saber cuantos somos quienes vemos a Dulcinea detrás de las toscas facciones de Aldonza solo me daría una indicación aproximada de cuanto tiempo tomará la transformación de nuestra aldeana en princesa, pero aún cuando fuésemos poquísimos ello no influiría sobre mi decisión de continuar la batalla o de tirar la toalla. En última instancia, considero tirar la toalla un acto irracional, equivalente a suicidarnos porque vamos a morir tarde o temprano o, peor aun, porque vivimos en un universo que no tiene sentido. Creo que tenemos un deber que cumplir, ciertamente con otros y para otros, pero, si no hubiese otros, el deber es con nosotros mismos. Creo en el imperativo categórico de Enmanuel Kant y pienso que lo que hago debería constituirse en regla universal, aunque nadie más lo piense así.

En términos prácticos, que significa todo este filosofar? Significa que debo oponerme a quien o quienes llevan a Venezuela en dirección opuesta a la que considero la correcta. En los últimos diez años nuestra Aldonza es más Aldonza que nunca y el rostro de Dulcinea se ha difuminado significativamente. La sociedad venezolana es menos tolerante, menos confiada, más agresiva, más influída por el odio de clases y el racismo, el cuál es una bestia de doble vía, de blancos a negros y de negros a blancos. Creo que esto nos está sucediendo porque el líder político que tenemos lo ha proyectado así, para lograr sus fines muy mezquinos, nada solidarios, de poder político permanente. Su lenguaje nos conduce a la división social y ello no puede lograr el resultado que anhelo para mi país. Pienso, además, que cada día que pasa nos alejamos más de la Venezuela que yo desearía ver y se incrementa la verdadera pobreza y la desunión entre los miembros de la sociedad. Cuando oigo elogios en el exterior sobre los programas sociales de Chávez sonrío tristemente, porque estoy convencido de que la dádiva, la limosna nunca podrá reemplazar el empoderamiento de los venezolanos para convertirse en generadores de riqueza y escapar de la humillante dependencia en un estado que reparte peces pero que no enseña a pescar. En diez años he publicado más de mil artículos de prensa sobre este asunto, una gota de agua en el mar considerando la inmensa masa de propaganda chavista que inunda todos los periódicos, radios y televisoras del planeta. Como venezolano, amante de la democracia y de la libertad, compito a diario sin más remuneración que la convición de un deber cumplido con una gran jauría de pistoleros a sueldo, desde Ignacio Ramonet hasta Mark Weisbrot, desde Eva Golinger hasta Richard Gott, Joseph Kennedy, Luis D’Elía o Diego Maradona, quienes cantan las alabanzas del caudillo, no por convencimiento desinteresado sino porque ello les da beneficios materiales o porque Chávez es enemigo de sus enemigos (léase el gobierno de los Estados Unidos).

En cierta manera estoy empeñado en la tarea de convertir a Aldonza en Dulcinea, aun en contra de su aparente voluntad. Fue solo cuando Santos Luzardo le lavó la cara mugrienta a Marisela que ella comprendió que era bella y comenzó a respetarse a sí misma. El verdadero Mr. Danger es quien no le permite a Marisela lavarse la cara.

sábado, 21 de febrero de 2009

El renacer del carbon

Andrés Matas

Después de recorrer esta vorágine electoral es bueno retomar el tema tradicional de la energía que, al fin y al cabo, es el que al menos domino un poco (zapatero a tus zapatos). Para ello resulta oportuno comentar el comportamiento del carbón dentro del conjunto de las energías primarias, porque con este combustible se está operando un efecto “lázaro” que resulta sorprendente.

El carbón fue el energético líder desde la revolución industrial del siglo XVIII. De hecho, gran parte del éxito de la misma debe atribuirse a los avances en el manejo y uso del carbón. Pero un siglo después, a mediados del siglo XIX, apareció un enemigo que a la postre resultaría invencible, al menos por un buen tiempo: El petróleo. Desde que apareció este combustible, en 1859, fue desplazando gradualmente al carbón, el avance petrolero era indetenible, especialmente después del motor de combustión, y la suerte del carbón estaba echada.

Pero los asuntos energéticos son lentos y las cosas avanzan poco a poco. La energía es intensiva en capital y las instalaciones son costos hundidos que no tienen uso alternativo. De modo que el desplazamiento del carbón tardó mucho tiempo. Pasó otro siglo para que el petróleo superara al carbón como primera fuente de energía primaria, alrededor de 1960, mucho tiempo después de que aviones y carros llenaran cielos y autopistas. El uso del carbón terminó concentrándose en la generación eléctrica, lo que a la larga terminaría siendo su refugio.

En 1973 el petróleo y el carbón se repartían el 85% de toda la energía primaria en el planeta (sin considerar la biomasa, mayormente leña), 48% para el petróleo y 27% para el carbón. Pero hasta allí llegaría el crecimiento del primero y la caída del segundo. Este 48% ha sido la participación máxima del petróleo dentro de las energías primarias. Desde 1973, tras la alerta del embargo árabe y el alza de su precio, la participación del petróleo ha disminuido sistemáticamente hasta nuestros días, siendo desplazado esta vez por el gas natural, la hidroelectricidad, la energía nuclear, las fuentes no convencionales y también, quién lo diría, el carbón. De hecho, en 2007, el petróleo representó el 35% del consumo de energía primaria, de modo que en 34 años pasó de ser casi la mitad a ser casi un tercio. Mientras el carbón mantuvo la participación, e incluso la aumentó un poco para ocupar el 29% de toda la energía primaria en 2007.

Las razones de este repunte tienen tres orígenes: económico, de seguridad y tecnológico. Económico, porque el carbón no está sujeto a las oscilaciones cíclicas del petróleo y permite estabilizar y predecir los costos; de seguridad, porque las reservas de carbón son abundantes y están distribuidas ampliamente en muchos países, especialmente los grandes consumidores; y tecnológico porque los avances de las centrales termoeléctricas ha permitido quemar carbón con mayor eficiencia y de forma más amigable con el ambiente. Entre las razones tecnológicas hay que destacar el avance de la electricidad. Hoy en día la mitad de la energía consumida en el planeta llega al usuario en forma de electricidad y el carbón tiene una participación importante en la generación de la misma, mientras el petróleo se ha reducido a un mínimo.

¿Qué pasará en los próximos 30 años? Nadie tiene una bola de cristal, pero los avances tecnológicos son fundamentales. Si empezamos a ver pronto carros híbridos y la electricidad se posiciona también como energía importante en el sector transporte, no será extraño que en 30 años el 60% o más de la energía llegue al usuario como electricidad. En este escenario la participación del petróleo seguirá bajando, tal vez hasta la cuarta parte del total, y la industria del carbón continuará saludable y, probablemente, vuelva a superar al petróleo. Curiosa paradoja la suerte de un combustible del siglo XVIII que vuelve a renacer en el siglo XXI

miércoles, 18 de febrero de 2009

ENERGETICAMENTE, VENEZUELA EN LA MIRA DE OBAMA

Nelson Hernandez

Ayer (17-02-09) el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, puso el ejecútese a la Ley de Estimulo para la recuperación de la economía norte americana.

Dentro de su discurso dijo:

“Porque sabemos que no podemos accionar nuestro futuro, mientras el suministro (importación) de nuestras necesidades de petróleo este en manos de gobiernos dictatoriales, debemos tomar el camino de la independencia y autonomía energética construyendo las bases de las nuevas economías de energías verdes que pueden crear nuevas fuentes de trabajo bien remuneradas.”

“La inversión dedicada a estas fuentes alternas de energías duplicara en los próximos 3 años, la cantidad de energía renovable hoy producida.”(Que esta en el orden de los 3 millones de barriles diarios de petróleo equivalente). “Debemos desarrollar empresas como Namaste dedicada a la energía solar”

“Por otra lado, en el ínterin debemos de transformar la forma en que utilizamos la energía. Hoy la electricidad que usamos es transportada a través de redes que datan desde la época de Thomas Edison. Una red que no puede soportar los cambios tecnológicos y económicos que debemos hacer. Esto significa que estamos utilizando tecnologías del siglo XIX y XX para afrontar problemas del siglo XXI, como son el cambio climático y la seguridad energética. Esto también significa que lugares como North Dakota que tienen un alto potencial de energía eólica pueda ser generada y entregada a las comunidades que la requieran, reduciendo así la brecha entre cuanta energía limpia estamos utilizando y cuanto podríamos utilizar.”

“Las inversiones que estamos haciendo hoy, creara una nueva red inteligente que permitirá un uso mas amplio de las energías alternativas. Utilizaremos la experiencia de Boulder City que será la primera ciudad con una red eléctrica inteligente, y la expandiremos a través de toda la geografía americana.”

Ante este panorama, el gobierno venezolano apuesta a que el “Plan Obama” tenga éxito ya que esto repuntaría en una mejor economía y por ende en un aumento en la demanda de petróleo, y quizás con una leve alza en los precios de crudo. Lo que no esta considerando el gobierno venezolano es que parte de la estrategia es la sustitución del petróleo, y mas si proviene de gobiernos alejados de la democracia.

Debemos recordar que Venezuela envía un máximo de 750 mil barriles diarios de crudo a Estados Unidos, volumen este que no es muy difícil de sustituir. El Plan Obama es la crónica de un corte de suministro de petróleo desde Venezuela: Energéticamente, Venezuela en la Mira de Obama… será por eso, que ayer se le ofreció a China todo el petróleo que necesiten. Sin embargo, por la distancia China – Venezuela, el envío se encarece por el flete, aspecto que trataremos en otra oportunidad.

martes, 17 de febrero de 2009

UNA REFLEXION

Carolina Galea

No soy Claudio Nazoa, Ángel Oropeza, Martha Colomina, Luis Vicente León o Manuel Caballero Mejía; tampoco Rafael Poleo, Teodoro Petkoff ni siquiera un Leopoldo López o un corrido de cuatro plazas como Ramos Allup, que tienen talento y conocimiento político para analizar lo sucedido el 15/02/2009. NO, sólo soy una venezolana más que les quiere decir…


NO HEMOS PERDIDO… PORQUE PERDIENDO… ¡¡ TAMBIEN SE GANA !!
Reconozco la excelente labor y papel de los estudiantes, son líderes dignos de seguir, pero y qué me dicen de esa multitud silenciosa que madrugó, caminó, esperó, contó, lloró, apoyo, "VOTÓ " .
A esa multitud silenciosa hay que seguir aupándola, no quiero gritos, no quiero llantos, porque el venezolano no es llanero, ni oriental, ni zuliano, ni caraqueño, no andino o central, mucho menor insular o guayanés, porque el venezolano global es….

DEL TAMAÑO DEL COMPROMISO QUE SE LE PRESENTA
Me indigna cuando oigo los quejidos: “Ya nos jod…, seremos como Cuba, a ponerse las alpargatas que lo que viene es joropo…” NOOOOOOOOOOOO, para eso estamos los disidentes para poner a bailar joropo al pretendiente de monarca y a sus secuaces, más ahora que el chorro de dólares petroleros está disminuido.


NO ME RINDO…
Es por mi, primero yo, quiero disfrutar a mi país y a mi lado mis hijos, sus hijos y los hijos de sus hijos. Debemos enseñarlos a luchar y sacrificarse para saborear lo bueno. Me niego a darles las cosas en bandeja de plata. Impulsémoslos, codo a codo se ganan las cosas y no demostremos que estamos caídos, somos sus ejemplos, por eso digo…


¡¡ INDIGNATE… PERO SIGUE LUCHANDO, PORQUE PERDIENDO TAMBIEN SE GANA !!

lunes, 16 de febrero de 2009

VENEZUELA POSPONE SU ENTRADA A LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

Nelson Hernandez


No voy a acusar a nadie ni a “llover sobre mojado”, solamente indicare que el resultado ganador del “SI” obtenido ayer 15 de febrero de 2009 es el reflejo de lo que somos realmente como sociedad.


Para votar por el “NO” había, hay y habrá motivos hasta tanto no se corrija el desequilibrio en los poderes públicos que hacen fuerte una sociedad y de los cuales ya todos conocemos y que no ahondare.


Parece que el 66 % (incluyendo a lo NI-NI) de los electores venezolanos (11 millones) les satisface la forma de vida que llevan hoy y la que les presenta a futuro el “Socialismo del Siglo XXI”… se dice que están engañados, aspecto que no comparto.


Una de las cosas que como sociedad debemos cambiar es el de “vivir de las dadivas de los gobiernos”. Debemos de transformarnos en una sociedad productiva y de propietarios para poder así salir del atraso que los gobiernos han tenido en los últimos 50 años a Venezuela y también al resto de los países latinoamericanos, con contadas excepciones.


La gran tarea que tiene el 33 % restante de los venezolanos es “conquistar” al complementario social del 66 %. A menos que los primeros estemos equivocados.


Todo lo anterior pospone la entrada de Venezuela a la Sociedad del Conocimiento hasta más allá de los años 30 del presente siglo.


UNA PRIMERA REFLEXION SOBRE LA SITUACION PLANTEADA EN VENEZUELA


Gustavo Coronel

El resultado que anuncia el CNE de Chávez es, de nuevo, como en el 2004, el reverso en el espejo de lo que nos estaban diciendo los "exit polls". Eso habrá que examinarlo una vez más y, si es necesario, habrá que pelear, a pesar de que la pelea será desiguál.. Pero, supongamos que los resultados son genuinos, que un 54% de los venezolanos votaron por el sí a la pregunta ininteligible que fue cocinada por la sumisa Asamblea Nacional. Ello significa que la mitad de Venezuela, precisamente la mitad que produce riqueza, votó en contra de una modificación del contrato social Venezolano que reza: seremos un país democrático, descentralizado, de alternabilidad electoral... en contra de lo que intenta Chávez, eso de elegirse presidente de por vida. En este intento usó Chávez todos los recursos de la nación, los dineros, los aviones, los autobuses, los medios, en su grosera y pornográfica campaña.
Bueno, mijo, déjame decirte, eso es inaceptable. Nadie puede gobernar un país partido por la mitad, con una mitad animada del odio que tu les has inculcado. De ahora en adelante, esta profunda división que has creado entre nosotros te va a llevar por la calle de la amargura. Podrás mandar por un tiempo pero ni puedes ni sabes gobernar. Y nuestro país requiere de un gobernante, de un estadista, no de un payaso populista y procaz, porque estamos al borde de la ruina material, moral y espiritual. Esta es una victoria que no te será de mucha ayuda, debido a la crisis política y financiera que se te viene encima.
Vamos ahora contra tí, con todos los hierros. Lamentablemente el país tendrá que esperar por el resultado de esta batalla. En diez años no has hecho un solo gesto que una sino que has seguido un plan sistemático de desunión. Eres un buen alumno de Zamora. Quienes soñabamos con una patria civilizada, próspera y unida, tendremos que posponer ese objetivo por algun tiempo, el tiempo que sea necesario para sacarte del poder. Algunos nos quedaremos en el camino pero de que vas pá fuera, vas pá fuera.

sábado, 7 de febrero de 2009

Ayer lloré

Francia Galea

Tuve una razón muy emotiva: ver los videos del ataque policial contra trabajadores en la Mitsubishi de Barcelona, Anzoátegui.

El ataque a la Mitsubishi. El jueves pasado, 29 de enero de 2009, trabajadores de la empresa automotriz fueron atacados por la policía del estado Anzoátegui, en un intento de desalojarlos de la planta que estaban ocupando desde hace varios días. Originalmente se trataba de un grupo de trabajadores de una contratista de limpieza a quienes no renovaron contrato. A sus protestas se sumaron los trabajadores que trabajan en la planta y trabajadores de otras empresas. Las pérdidas materiales de la planta llevaron a los patronos a solicitar a los Tribunales una medida de desalojo. Inicialmente fueron dos jueces y no lograron nada y regresaron con un contingente de policías, para tratar de desalojar por la fuerza a los trabajadores. Las jueces llevaron a una persona con una mandarria para abrir los portones y los policías rompían los vehículos de los trabajadores para que estos salieran. Como los trabajadores no salieron y seguían gritando, entonces los policías iniciaron la tanda de disparos, de bombas lacrimógenas y piedras. Los trabajadores respondían con piedras y devolvían las bombas lacrimógenas. Hasta que mataron al primer trabajador. Y luego al segundo, un tercero está muy grave (rumores dicen que murió) y muchos tienen heridas leves. El gobernador del estado Tarek W. Saab se apresuró a declarar que él no había enviado a los policías, los cuales estaban actuando bajo las órdenes del Tribunal, fue a la planta y luego suspendió a los 80 policías que intervinieron en el ataque. CICPC o cuerpo de investigaciones criminales movilizó a sus mejores agentes para investigar el hecho y colectar las evidencias, las cuales fueron suministradas principalmente por los trabajadores, quienes grabaron casi todo con sus celulares. Las pruebas preliminares indican que hay 6 policías culpables y están detenidos.

¿Lo doloroso de este episodio, no tan diferente de otros hechos violentos en mi país?. Aparte de los fallecidos y heridos, nunca olvidaré el llanto de un obrero que gritaba: “Nos mataron a un trabajador. Estamos pidiendo lo justo. Estamos pidiendo que se respeten nuestros derechos. Ellos violentan los derechos de los trabajadores. Tienen 40 años jodi… trabajadores”. (Video en Noticiero Digital, en el minuto 6:19, http://www.youtube.com/watch?v=mcfcbxtQiMw&eurl=http://www.noticierodigital.com/?p=17236&feature=player_embedded o directamente en Youtube http://www.youtube.com/watch?v=mcfcbxtQiMw, igual en el minuto 6.19 se inicia este lamento).


Es pesaroso que nuestros trabajadores, muchos de ellos en abierto apoyo al llamado proceso revolucionario chavista, no se percatan que han transcurrido 10 años de gestión de la administración de Chávez y su revolución bolivariana de hambre, miseria y corrupción. Es pesaroso que el movimiento sindical está tan debilitado que no hubo quien fuera a apoyar a estos trabajadores antes del ataque, y salieron una vez ocurrieron los lamentables sucesos. Es pesaroso que ningún pseudo líder – de oposición u oficialista- fuera a defender los derechos humanos de estos trabajadores. Es pesaroso que los jueces están libres y en su tribunal. Es pesaroso que los policías de Anzoátegui se enlistan luego de un curso de tres meses y sin verificarles los antecedentes penales, porque después de todo en ese estado los policías están bien pagados y tienen buen servicio médico, además del arma y la chapa que valen mucho. Es pesaroso que en momentos de crisis económica se pierda la fuerza laboral y se ponga también en crisis una empresa que genera más de seis mil empleos directos en la zona.


Y lloré porque en algunos medios digitales del régimen se habla se entregarle las plantas automotrices a los trabajadores. Es decir, el engaño a los trabajadores es continuo pues en la empresa Helvesa de Barcelona, fabricante de tuberías para la industria petrolera, aun no han pagado a los trabajadores los tres meses que tienen laborando en la recién nacionalizada fábrica y están protestando en las vías nacionales. Y casi todas las empresas “nacionalizadas” están en condiciones deplorables, no hay materias primas, no hay producción, no hay pagos, no hay desarrollo.

Y lloré porque recordé cuando el 03 de diciembre de 2002, apenas el segundo día de paro, nos lanzaron un feroz ataque con la Guardia Nacional –la misma a la cual en este régimen el honor no se le divisa – con lluvias de bombas lacrimógenas, de las especiales que usan en las cárceles para reprimir motines. Y el cuarto día del paro, 06 de diciembre de 2002, atacaron a civiles en la plaza Altamira con el lamentable saldo de tres muertos y veintiocho heridos. Y lo que grita ese trabajador en el video es lo que hemos gritado, en estos últimos 10 años, todos los venezolanos, y especialmente en los últimos 6 años los trabajadores despedidos ilegalmente por la dupla Chávez – Alí Rodríguez,: Estamos pidiendo que se respeten nuestros derechos!.


¿Revolución bonita?, ¿Revolución pacífica?. Nos están masacrando, nos quieren quitar el derecho a protestar y encima pretenden quedarse en el cargo indefinidamente. NO existe revolución sin muertos y esta ya tiene demasiados. NO queremos más violencia. NO queremos la impunidad, NO quiero más lágrimas y gente triste por los abusos de las autoridades policiales o parapoliciales, quienes actúan bajo la permisividad cómplice del régimen chavista.

En Caracas, el 6 de febrero de 2009. Francia A. Galea

viernes, 6 de febrero de 2009

CHAVEZ Y EL INDICE DE DESARROLLO HUMANO (IDH)

Nelson Hernandez


El líder de la revolución ha manifestado como un logro de los 10 años que lleva gobernando el incremento del Índice de Desarrollo Humano. Analicemos un poco mas profundo el tópico.

En primera instancia debemos indicar que lo importante no es incrementar el IDH sino al menos mantener lo alcanzado, por ser muy volátil su modificación motivada a las variables consideradas. En otras palabras, lograr la sustentabilidad del IDH es el reto de los gobiernos.

El IDH es una medida sinóptica del desarrollo humano. Mide el progreso medio conseguido por un país en tres dimensiones básicas del desarrollo humano:


• Disfrutar de una vida larga y saludable, medida a través de la esperanza de vida al nacer.
• Disponer de educación, medida a través de la tasa de alfabetización de adultos (con una ponderación de dos terceras partes) y la tasa bruta combinada de matriculación en primaria, secundaria y terciaria (con una ponderación de una tercera parte). (ver la mentira, haciendo click AQUI)
• Disfrutar de un nivel de vida digno, medido a través del PIB per cápita en términos de la paridad del poder adquisitivo (PPA) en dólares estadounidenses (US$). En el IDH, los ingresos actúan como sustitutos de todos los demás componentes del desarrollo humano que no se reflejan en una vida larga y saludable ni en la educación adquirida.


La grafica muestra la evolución del IDH en Venezuela para los últimos 30 años, en el cual se ha incrementado solo 10 %, al pasar de 0.723 en 1975 a 0.792 en el 2005 (ultimo año del informe del PNUD, aunque fue publicado en el 2008). Es decir, el valor que muestra Chávez corresponde al 2005 y no al 2008. En la misma grafica, se hace una comparación del IDH de Venezuela con otros globales.

También es de aclarar, que un IDH igual o mayor a 0.8 es considerado un alto desarrollo; entre 0.5 y 0.8, se considera desarrollo medio y menor a 0.5 un desarrollo bajo.

Por ser Venezuela un país monoproductor, donde la economía esta íntimamente ligada a los vaivenes de la producción de petróleo y su precio, se hace cuesta arriba mantener la sustentabilidad del IDH.


Para el 2009 se prevé una drástica caída del PIB. Expertos indican que podría situarse alrededor de de 150 millardos de dólares, cifras parecidas a los años 2002 y 2005. Por lo anterior la variación del PIB tendrá un alto impacto en el cumplimiento de los programas de atención a la salud y a la educación, por lo que modificara hacia la baja el valor del IDH alcanzado por Venezuela. De allí que la revolución no debe vanagloriarse, ya que la sustentabilidad del IDH en el corto plazo no es posible garantizarla.


LA OBEDIENCIA QUE EMPOBRECE

Andrés Matas


Hace unos días ocurrió un evento que resulta significativo para entender el funcionamiento de nuestra revolución. El asunto en cuestión es que nuestro Máximo Líder cometió en pequeño error aritmético en uno de sus “esporádicos” discursos. Dijo algo así como que ocho por siete son cincuenta y dos. No recuerdo bien los números, pero fue algo parecido. Por supuesto que los opositores golpistas, siempre sanguinarios, se afincaron en el error y lo pasaron por TV y lo enviaron por e-mail a todo el mundo. Así fue como me enteré.


Confieso que yo he cometido errores peores innumerables veces, por lo que el “lapsus” en cuestión no me pareció nada del otro mundo. Pero hubo algo significativo que acompañó al error, fue el silencio de todos los seguidores que lo contemplaron. Los mismos que interrumpen al Presidente para gritar ¡Así es que se gobierna!, en esta oportunidad callaron. Fue algo así como observar a toda la corte aplaudiendo al rey desnudo y alabando la belleza de su traje. Aquel patético silencio aprobatorio me resulto mucho, pero mucho más terrible que el involuntario error y me mostró con crudeza el drama que vive Venezuela sometida a la brillantez de un líder infalible.


Me recordó lo que me dicen mis amigos del sector eléctrico cuando les pido que argumenten contra el absurdo de la “generación distribuida”. Me dicen: “Eso viene de arriba, lo trajo el presidente desde Cuba y no se puede objetar”. Me recordó a Fidel dando clases de eficiencia energética, al hablar de ollas arroceras en su monomanía senil, y a todos los cubanos aplaudiendo como focas la sapiencia energética de su jefe. Pensé en nuestro propio jefe cuando habla de agricultura y repite sus viejos conceptos de “gallineros verticales” y “cultivos organopónicos”, cuando promueve el trueque como alternativa al pernicioso egoísmo capitalista. Lo terrible no son las propuestas, sino la aceptación resignada de sus seguidores.


El drama de los sistemas autoritarios está precisamente ahí, en el silencio cómplice y complaciente de sus acólitos. Un silencio que anula toda iniciativa y toda creatividad y termina convirtiendo al país en un monumento a la improductividad. Toda nuestra actividad económica y social está sometida a esta rémora, pero permítanme que me concentre en los ejemplos vinculados al sector eléctrico que lo conozco mejor.

Alguna vez apunté que nuestro sector eléctrico no se arreglaba ni que trajeran al mismo Edison a dirigir Corpoelec, que no iba a poder hacer nada si su trabajo consistía en aplaudir al presidente cada domingo. Y es que allí precisamente está el drama, nadie se atreve a esbozar una idea. Los planes son sustituidos por promesas publicitarias. Los foros en los que se analizaban los problemas del sector se han eliminado y todo el mundo se cala malos proyectos sin chistar: Josefa Camejo, Ezequiel Zamora, el desarrollo 2 de Uribante-Caparo y hasta San Diego de Cabrutica, por citar unos pocos. En vez de proyectos de gran escala en el centro y occidente y resolver el suministro de energía primaria.


Al final sólo se atienden las emergencias y se promocionan como grandes soluciones. Las instituciones están al servicio de la popularidad y la fama de Líder. La revolución es el objetivo y todo está a su servicio, pero la revolución soy “YO” como dirigente imprescindible que logro la conexión con el pueblo.


Por esta vía los ingenuos revolucionarios reemplazan objetivos igualitarios, que son incontestables en teoría, por el más bajo culto a la personalidad. Con la lamentable consecuencia de empobrecer al país, porque un país en el que sólo uno piensa y los demás obedecen está condenado a empobrecerse. Y no me refiero a la pobreza material, sino a todas las pobrezas, especialmente a la pobreza intelectual, al sacrificio de la capacidad de opinar y crear.


Este es, sin duda, el error aritmético que se cometió en aquella concentración y es un error al que quedaremos condenados con la reelección perpetua.

VENEZUELA VOLTEADA

Rafael Gallegos

¿Qué opinarían los oficialistas si el mundo se volteara y Venezuela quedara al revés y se cambiaran los roles y los abusados de la política fueran los que hoy abusan desde el gobierno? ¿Si la gente del NO asistiera a estas elecciones con todos los canales televisivos y emisoras públicas para transmitir todos los eventos de Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática, Primero Justicia, COPEI, el MAS , UBT, Bandera Roja y en general, la oposición? ¿Qué opinarían los “revolucionarios” si además los líderes opositores cuando les provocara transmitieran en cadena nacional, para insultar al PSUV, o recordar reiterativamente cuando Manuel Rosales hizo la primera comunión, o alguna anécdota de cuando a Leopoldo López le salió el primer diente? ¿Y si para remate hicieran programas diarios insultando a toda la dirigencia oficialista y poniéndoles degradantes motes a todos los líderes que no comulgaran con ellos? ¿Y si los micrófonos del Metro transmitieran a cada rato: que no que no maría cristina que no que no? ¿Los amigos “revolucionarios” aguantarían tanto abuso? ¿Qué dirían los admiradores del totalitarismo de Fidel Castro, si los custodios uniformados del proceso electoral, asistieran a las elecciones al ritmo de “adelante a luchar milicianos a luchar por la revolución” y PDVSA transportara a los votantes del NO en sus vehículos y les diera comida? Y si se nombrara como Rectores del CNE a los imparciales Ramos Allup, Álvarez Paz, Leopoldo Castillo, Patricia Poleo y a uno del gobierno por no dejar. ¿Qué dirían los socialistas del siglo XXI? ¿Verdad que clamarían por la imparcialidad del árbitro? ¿Verdad que el SÍ estaría en desventaja? ¿Y que pensarían si para colmo, ante todos estos desaguisados el árbitro se hiciera el loco? ¿En que parte del cielo pegarían el grito los “revolucionarios” si el mundo estuviera al revés? ¿Aceptarían los resultados? Claro que NO.


ELECCIONES… ¿TRANSPARENTES O TRAMPARENTES?

Volviendo al mundo como es, esta realidad debe enseñarnos que no basta con hacer elecciones para decir que estamos en democracia. Una democracia con procesos electorales donde hay tantas irregularidades, es de tercera categoría y aunque usted no lo crea, vecina del totalitarismo.


Es necesario evaluar la calidad de la democracia. Los componentes del proceso electoral, la separación de poderes, el cumplimiento de los roles, la imparcialidad del árbitro, el sistema de libertades. Los venezolanos debemos exigir unos procesos electorales transparentes desde la nominación hasta el resultado. Con parámetros que nos indiquen si el proceso es democrático o una careta carnavalesca. ¿La dubitativa OEA tendrá un baremo para estos desaguisados? ¿Se atrevería el CNE a mostrar indicadores de transparencia? Sí, el mismo CNE que nos quiere cambiar resultados definitivos por resultados irreversibles. Sería la mejor manera de ganarse el respeto que tanto exige su presidenta. Vale la pena preguntarse: ¿hasta que escala de opacidad y tramparencia son válidas unas elecciones? De todas maneras, los venezolanos parafrasearemos al gran demócrata Rómulo Betancourt - adelante, por arriba de las tumbas, adelante – e iremos en masa a votar por el NO.



¿HAY ALGO QUE CELEBRAR?

Yo celebraría si Venezuela no tuviera el alma partida en dos pedazos. Si el resentimiento no fuera el combustible del gobierno. Si luego de diez años de “revolución” viera los cerros de Caracas con más casas vivibles y menos ranchos. Si la gente pudiera ir a hospitales y no ser ruleteada a veces hasta la muerte. Si no hubiera tanta gente durmiendo en las calles. Si en lugar de la mitad hubiera el doble de industrias que hace diez años. Si PDVSA no estuviera pre-quebrada. Si los canales del Estado no le hicieran propaganda perpetua al PSUV. Si los Poderes Públicos fueran independientes. Si las políticas sociales fueran sustentables y no fallidas sustitutas de una política económica. Si el presidente dejara el record mundial de sectarismo y hablara con sus opositores, como en todos los países del mundo. Si dejaran gobernar a los gobernadores y alcaldes de oposición. Si dejaran de decirles vende patria, fascistas o tanto adjetivo descalificativo a que se oponen, a los empresarios, a los estudiantes. Si dejaran de tirar la piedrita y esconder la mano. Si no sembraran tanta semilla de fascismo. Yo celebraría si en lugar de renunciar a la CAN hubiéramos aprovechado su potencial, promoviendo industrias y millares de empleos. Sí el modelo fueran las democráticas de Suecia, o Chile y no la reprendida, hambrienta y custodiada por tiburones, revolución cubana. Si la gente estuviera contenta y no con esa tristeza empozada en el alma. Yo celebraría si esta revolución tan rojita, no hubiera labrado un futuro tan negro para mi país.