Navegacion

jueves, 31 de diciembre de 2009

Feliz 2010

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Nueva Epoca

Juan Fernandez

No más presos políticos ni perseguidos.

Lógicamente el recuentro del año 2009 en nuestro país no es positivo, los hechos, cifras, pero sobre todo el día a día de los ciudadanos lo demuestra. La terquedad de un Presidente obsesionado en imponer un sistema de vida fracasado, la pasividad de muchos ciudadanos, el cuadre y el amiguismo para hacerse con dinero producto de la corrupción, lo que llaman el lenguaje popular la “Boliburguesia”, los presos políticos y los perseguidos, los conflictos diplomáticos ente países hermanos, la falta de guía y propuesta, etc.

Prácticamente transcurrida la primera década del siglo XXI, podemos considerarla como perdida para alcanzar el umbral del desarrollo, no somos un país con perspectivas de generar riqueza con el régimen actual y sobre todo la forma de gobierno del Presidente Chavez, es un garante real de la permanencia de unos de los peores males de nuestra sociedad como es LA POBREZA, en línea con sus intereses de mantenerse en el poder.

Por todo lo anterior, probablemente tengamos momentos en donde digamos estamos cansados de la POLITICA, de tanta diatriba y lo mejor es pensar que otros resuelvan el asunto, al final la nuestra excusa se hace pregunta; ¿Qué puedo hacer yo?.

La política bien entendida es parte del paradigma que podríamos llamar la Nueva Epoca, la participación ciudadana es fundamental. Siendo la política instrumento fundamental, el entendimiento de la diversidad de opiniones, de las ideologías, de la conformación de la sociedad. La organización política tanto asociaciones civiles como en la participación en los partidos políticos, son elementos claves para no permitir la perpetuidad de la dictadura, que se nos pretende imponer.

Es mucho lo que podemos hacer, para quienes creemos en la necesidad del cambio, de un rumbo diferente para nuestro país, nos queda como compromiso del nuevo año, trabajar, unirse, con un visión compartida del país que podemos y merecemos ser.

Quienes nos oponemos al sistema de vida llamado Chavista, Socialismo del Siglo XXI, o Revolución Bolivariana, tenemos la obligación, el reto de ser diferentes, de generar la Esperanza sobre todo a los más débiles, de reivindicar la libertad de presos y perseguidos, la creación riqueza, la verdadera justicia social.

En esta última nota del año 2009, mi deseo del retorno permanece constante, sigo pensando que el Exilio debe tener un espacio para que la UNIDAD sea perfecta, y sobre todo mantener la fuerza, la voluntad para no permitir nos sancochen. Estoy confiado en hacer realidad el 2010 como el año de la nueva época, y que en nuestras familias, amigos, reine el amor, la unión, la salud, en fin para todos un mejor nuevo año.

domingo, 27 de diciembre de 2009

LA BOLA DE CRISTAL 2010 (I)

Alberto Quiroz Corradi


Desde 2008 pronosticamos que la mala situación del país continuaría corregida y aumentada. A fines del 2009 se destapó una mínima parte de la corrupción de la boliburguesía. En el 2010 la sociedad, insistirá en que se investigue el origen de los fondos con los cuales se compraron sociedades financieras y se adquirieron todo tipo de bienes costosos. Entonces, se descubrirá la conexión de esos capitales con el gobierno y sus funcionarios serán acusados de corrupción. Entre ellos sobresaldrán Diosdado Cabello y Rafael Ramírez como los mayores dispensadores de fondos para el delito.

En esta serie analizaremos las relaciones internacionales, el petróleo, la economía, los problemas sociales, la política y los escenarios electorales.

LAS RELACIONES INTERNACIONALES (Más retroceso). En el año 2010 Lula le seguirá robando liderazgo al presidente Chávez, aunque a fines del 2009 el brasilero cometió algunas imprudencias que pueden retardar sus pretensiones de ser una figura de resonancia mundial por su imagen de estadista. Las relaciones con Venezuela mantendrán un desequilibrio en la balanza comercial claramente favorable a Brasil.

Por razones económicas, Argentina mantendrá su cordial relación con Chávez así como lo harán los países del ALBA, con la posible excepción de Ecuador que parece estar buscando una imagen menos subordinada a Chávez. Cuba será la incógnita, por un lado continuará “viviendo” de Chávez aunque no se sabe en que momento la relación con los Estados Unidos se flexibilizará y, entonces, puede pasar cualquier cosa.

Para Chávez, Uribe en Colombia, es un obstáculo insalvable para su ambición de lograr una hegemonía subcontinental. Por eso las bases militares de Estados Unidos son tan preocupantes para el régimen. Se han instalado, no para invadir a Venezuela como mentirosamente alega el Presidente sino para que, mediante una nueva tecnología de rastreo nocturno, contribuir a la derrota de la FARC. Esto es lo que verdaderamente preocupa a Chávez. No habrá guerra con Colombia pero no pueden descartarse algunos enfrentamientos en la frontera que Chávez utilizará para estimular el odio entre los dos países.

El chasco de Honduras disminuirá sensiblemente el prestigio de Chávez. Oscar Arias ya debe haberse arrepentido de haber aceptado la ayuda petrolera de Chávez. En Panamá ganó la derecha. Centroamérica, con la excepción de Nicaragua, rechazará a Chávez.

En México las relaciones continuarán tensas aunque sin consecuencia. Obama no ha dado la menor señal de buscar un acercamiento con Chávez. La amistad de Chávez con Irán convertirá a Venezuela en un país al cual los Estados Unidos vigilarán muy de cerca con ojo poco amistoso. Ni la buena disposición de Obama va a poder neutralizar la visión negativa que sobre Chávez tienen tanto el Departamento de Estado como el Pentágono. Sin embargo, Irán seguirá promoviendo una relación de conveniencia, en la cual somos el único socio que tiene mucho que perder. Pero la miopía ideológica del régimen no le permite ver el rol del tonto útil al que está sometido. Chile mantendrá prudente distancia y Perú continuará alejando de su suelo cualquier presencia del chavismo.

Con China y Rusia continuarán las buenas relaciones mientras la primera obtenga petróleo venezolano en sitio y se continúe la compra de armas al segundo. Con la Unión Europea las relaciones serán tensas. España y la Gran Bretaña serán fuentes de fricciones. En resumen, 2010 reflejará lo que ya empezó a dibujarse en 2009: cuando la chequera es más pequeña disminuyen los afectos internacionales.

viernes, 25 de diciembre de 2009

LA URDIMBRE

Carlos Delgado


La rueca ha estado activa desde hace muchos años, haciendo un ruido imperceptible, excepto durante los sesenta, cuando el engranaje se descarriló y terminó tramando y haciendo ruido en la Sierra de Coro, El Bachiller, el Turimiquire, en las calles de Caracas, hasta que se trabó en las costas de Machurucuto. Sus operadores decidieron diversificar su actividad y se incrustaron, cual parásitos, en diversas instituciones, especialmente en la militar, donde actuaron, cual camaleones, hasta que irrumpieron y se hicieron visibles. Mientras tanto, estuvieron representados ante la sociedad por una serie de intelectuales, o pseudointelectuales, gente del mundo artístico y los sempiternos políticos de oficio, depredadores simbióticos que se nutrieron de la bonanza del Estado y de la bondad cómplice de anfitriones que ayudaron a sumirnos en esta oquedad y que no debemos olvidarlos, aunque pidan perdón, póstumamente.

Finalmente, el telar entró en funcionamiento haciendo "tábula rasa" en todo el territorio, tejiendo, cual colcha de retazos, un trapo rojo que usan como bandera, alfombra, bufanda e ícono publicitario. La bulla, como en todas las gestas políticas revolucionarias, se viste con un trapo rojo, el cual enarbolan para agitar a las masas y a los confundidos que no saben qué decidir, y dejan que ese tejido membranoso se extienda, cual urdimbre arácnida, hasta atraparnos y devorarnos, mansamente. Mientras que la tenebrosa telaraña se apodera de todos los espacios, nos convertimos en ese personaje kafkiano, Gregorio Samsa, que termina despreciado por su familia, cayendo, finalmente, moribundo y fulminado por sus complejos. Así vamos, todos y cada uno, multiplicándonos, ayudando a que la rueca no deje de funcionar hasta que no sepamos si somos un hilo independiente o parte de ese tenebroso tejido que nos ahoga y apaga nuestra disidencia. Como dijo un crítico literario, nos convertimos "en un fin es sí mismo, no en un medio para el logro de ciertos fines", refiriéndose al personaje kafkiano.

El pueblo cree que el Hombre Araña es el adalid de sus esperanzas, el que redimirá su infortunio, convirtiéndolo en seda para el placer de los necesitados y olvidados. No, el hombre araña anda suelto por las calles, secuestrando, asesinando, robando, acabando con la esperanza de todos, especialmente, con la de los más pobres y esperanzados en cambiar su suerte, mientras que los zánganos disfrutan de su terno de seda o fino lino, entretejido con "kevlar", bebiendo el elíxir embotellado en las campiñas francesas, italianas, chilenas y argentinas, y dejando al pueblo con el veneno de la Araña de los Seis Ojos, también llamada Sicarius, el cual no tiene antídoto y asegura un deterioro irreversible hasta causar la muerte, indefectiblemente: la muerte social, la muerte lenta, la que avanza como la marea roja, en época de mares turbios.

Según algunos desencantados, su paladín de la justicia, su redentor de pobres y oprimidos, el Hombre Araña tan esperado, sufrió una metamorfosis, se convirtió en una "araña pelúa", o pasó de Dr. Jekyll a Mr. Hyde, para convertir a las madres venezolanas en viudas negras, en el sentido humano de la palabra, quienes, desconsoladamente, lloran a sus hijos y esposos que descansan, para siempre, en un féretro, forrado con lona roja urdida en los telares que el mismo pueblo fraguó.

Paz a sus restos.

martes, 22 de diciembre de 2009

Orden 074-04

Juan Fernandez

No más presos políticos ni exiliados.


El 22 de Diciembre de 2004, el juzgado cuadragésimo de primera instancia en lo del penal del circuito judicial del área metropolitana de Caracas en función de Control emitió la orden de aprehensión 074-04, para hacer saber a las autoridades correspondientes su decisión de acordar la Medida de Privación Judicial Preventiva de Libertad, de mi persona, al igual que la de otros compañeros petroleros. El ahora ex fiscal José Benigno Rojas y el tribunal sellaron con este paso la demostración real como se orquesta la persecución ciudadano. Desde ese momento en innumerables oportunidades he solicitado la aplicación de la constitución de un juicio en libertad, invocando la presunción de inocencia, pues somos inocentes hasta se pruebe lo contrario. La respuesta de las autoridades ha sido ignorar las solicitudes, pienso debido a una mezcla de temor de algunos funcionarios por represalias y de servilismo de otros, pensando en el ascenso al ser incondicional.

Una lección de vida es la del propio ex fiscal José Benigno Rojas, una de las estrellas del Fiscal Isaías Rodríguez, ahora en un proceso legal presuntamente por hechos relacionados con actos administrativos y de corrupción. Por razones evidentes su tratamiento no es igual al de aquellos que nos oponemos al régimen. Luego de 5 años sin poder regresar a casa, no me amina el revanchismo por las dificultades del destierro, solo el deseo de un sistema de Justicia limpio, transparente , independiente y un sistema democrático para todos los ciudadanos, de manera no se repitan estos abusos y violaciones de los derechos humanos a las personas.

Naturalmente en esta época decembrina la sensibilidad por ser días de familia, de amigos de la vida, de compartir, está marcada por la separación física del terruño. Como ya he mencionado en otras oportunidades las familias con presos políticos por no poder salir y las familias con presos políticos por no poder entrar a Venezuela, todos sometidos a la persecución, tenemos en la esperanza y la espiritualidad de estos días la fuerza para continuar adelante, confiados en que la razón se impondrá y el país que nos merecemos todos se hará realidad.

En este tiempo de adviento de renovación y de reflexión, bien vale la pena que todos hagamos espacio, un momento con nosotros mismos y visualicemos si estamos tomando el tiempo suficiente con la familia, a la par pensar si estamos efectivamente haciendo todo lo posible para que nuestro hogar, el de nuestros hijos, nietos, amigos y de la sociedad, sea el de un país plural, de oportunidades y hagamos entender a quienes pretenden imponernos un sistema de vida no deseado, nuestro rechazo contundente. Si las cartas al niño Jesús, siempre incluyen los buenos deseos para todos, también es cierto que para que ellos se realicen, nosotros debemos hacer lo necesario para que se cumplan.

En el momento en el cual logremos la convicción general que el problema del país no es responsabilidad de otro sino la mía propia, cuando tengamos claro lo importante de la solución para todo el colectivo y no solo la de carácter personal, cuando entendemos sin miedo que el mango de la sartén la tenemos los ciudadanos y no quienes nos gobiernan, haremos realidad ese deseo pedido al niño Jesús, para la Venezuela de todos.

Por lo anterior, al momento de la hallaca, del pan de jamón, del ponche crema, del dulce de lechosa, hagamos una oración por nuestro país. A todos quienes a lo largo de este año me han dado el regalo de leerme, de opinar a favor y/o en contra de mis opiniones, mis mejores de deseos en la Navidades y esta noche de Paz del 24, se haga múltiple en el año por nacer. Y no olvidemos que en nuestras manos esta no permitir nos sancochen.

LA REVOLUCION DE PDVSA

Diego Gonzalez


A ocho años de promulgada la Ley de Hidrocarburos no hay un barril de petróleo nuevo


Desde que la historia registra el concepto de revoluciones -muchas de ellas sangrientas y crueles- que buscan producir cambios sociales, políticos y económicos, para mejorar las condiciones de vida de los más pobres, y que persiguen más libertad, representatividad y autodeterminación, el balance demuestra que esos procesos, en su mayoría, terminaron en grandes fraudes y con un costo muy elevado. Hubo revoluciones contra el poder en Roma, Francia, Inglaterra, México, Rusia y China, para mencionar las emblemáticas. Las excepciones fueron las revoluciones no sangrientas lideradas por Gandhi, Mandela, Gorbachov y Walesa. Una muy especial fue la Revolución Industrial, que después de 1750 cambiaría el mundo hacia una prosperidad que se ha mantenido. Este cambio afirmó el capitalismo, donde la libre empresa, las iniciativas personales y las oportunidades que solo brinda la propiedad privada, se hicieron cada vez más presentes en los países más prósperos del planeta.

Al descubierto Veamos la revolución de Pdvsa, la estatal petrolera que llegó a ser referencia de estudio en las mejores universidades del mundo como ejemplo de una corporación estatal exitosa. A partir de 1999, con la frase Ahora Pdvsa es de todos, los actuales gobernantes buscaron hacer creer a los ciudadanos que se estaba haciendo una revolución social. En el 2002 comenzó a descubrirse todo. La "Pdvsa de todos" arrojó a la calle a sus mejores trabajadores y se puso luego de espalda a la mitad de la población nacional. A partir de entonces Pdvsa cambió su misión, dedicándose a fomentar y administrar organizaciones y que sociales, a dirigir empresas para desarrollos urbanos, navales, agrícolas, a manejar empresas de alimentos, línea blanca& y pare usted de contar. Todo este "cambio revolucionario" ha terminado en una gigantesca corrupción, que ahora es cuando comienza a mostrar sus inocultables lados más oscuros.

A diez años de promulgada la Ley de Gas no hay el gas que se necesita para las plantas eléctricas, y se ha llegado al colmo de tener que importarlo de Colombia para dar electricidad a Maracaibo. No existe un sistema de gasoductos para llevar el gas por tuberías a todos los Estados del país, para abaratar el costo de la vida, pues al no haber gas en las casas, la gente tiene que usar electricidad o bombonas, productos más costosos.

Nada nuevo A ocho años de promulgada la Ley de Hidrocarburos no hay un barril de petróleo nuevo, no hay una nueva refinería, ni una nueva petroquímica. Desde que el Gobierno se hizo de Pdvsa en 1999 y hasta junio de 2009, la empresa estatal ha producido ingresos brutos por 729 millardos de dólares, por ventas en Venezuela y el exterior de petróleo y derivados, y componentes de gas natural y petroquímicos. De estas entradas se han entregado al Fisco 275 millardos de dólares por concepto de regalías, impuestos, dividendos y "aportes para el desarrollo social" al Fonden. Estos enormes recursos no sirvieron para que la industria petrolera mejorara y el país prosperara. Pero sí hubo maletines repletos de dólares, se crearon bancos y casas de bolsas, y se desarrollo la internacionalmente famosa boliburguesía. en su mayoría Los regalos por "solidaridad internacional" también funcionaron. Se regalaron barriles de petróleo, gasolina, gasoil, plantas eléctricas, casas, clínicas, vehículos, bombillos, de todo. ¿Y el venezolano? Bien, gracias.

Revolución Una revolución en Pdvsa hubiera sido mejorar su meritocracia, catapultar sus centros de investigación y desarrollo profesional, el Intevep y el CIED, convertirla en un verdadero holding no operador, y crear filiales para atender los negocios medulares con la figura de sociedades anónimas independientes, incrementar la figura del outsoursing en las actividades no medulares para que el empresariado nacional participe en la industria petrolera, llevar la estatal a la Bolsa de Valores para que todos sus empleados fueran accionistas, además del resto de los que están inactivos, ofrecer los 680 prospectos exploratorios en licencias para tener cientos de nuevas compañías privadas; relanzar la Orimulsión para que los países en desarrollo tengan acceso a la energía; y aumentar la producción de petróleo para aprovechar la declinación mundial de crudo en los países no OPEP y tomar esos mercados.

El precio de la cesta venezolana llegó a 126,46 USD/barril en julio 2008, lo cual no sirvió para hacer la revolución anunciada. Un fraude nacional.

lunes, 21 de diciembre de 2009

LA ESTABILIDAD

Alberto Quiros Corradi

Algunos cuestionan mi recomendación de una estabilidad absoluta arbitrada por patronos y sindicatos con árbitro nombrado por ellos. Explico, un poco, la historia. La revolución industrial captó un gran número de trabajadores no especializados que fueron fácil carne de cañón para los nuevos patronos. El Estado ante la minusvalía de los trabajadores, promulgó legislación para protegerlos. Luego se organizaron en sindicatos y fueron conquistando, primero por las leyes y después por la contratación colectiva, mejoras importantes en sus condiciones de trabajo, entre ellas, la estabilidad. Esta nace de la aceptación de un principio incontestable: el derecho natural del hombre al trabajo.

El principio de la estabilidad ha sido además establecido en convenciones internacionales como el Convenio 58 de la OIT y el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en San Salvador.

Con el tiempo el principio adquirió dos formas. La estabilidad absoluta que es aquella que sólo permite el despido por causas justificadas. Por lo general excluye a los trabajadores con menos de tres meses de empleo, temporales, empleados domésticos, trabajadores de dirección y confianza y a ciertos funcionarios públicos nacionales y regionales. Además, permite la liquidación de las empresas, su redimensión y ajustes operativos justificados.

La estabilidad relativa es la que permite al patrono despedir sin justa causa a cambio de una indemnización pecuniaria especial. Es decir, con una “multa” se compra el derecho al despido injustificado, algo que algunos consideramos poco ético. Esta ha sido la modalidad histórica en Venezuela. Hay, sin embargo, manifestaciones recientes que apuntan a la sustitución de esta estabilidad por la absoluta.

Hay un proyecto de Ley de Estabilidad en la Asamblea Nacional y desde el año 2002 el Ejecutivo ha venido dictando Decretos que, en apariencia, establecen la estabilidad absoluta. No es así. La Constitución establece en su artículo 93: “…la ley dispondrá lo conducente para limitar toda forma de despido injustificado…” Por su parte la Ley Orgánica del Trabajo (LOT) permite el despido injustificado mediante un pago adicional al trabajador. Esta contradicción entre los Decretos y la Ley debe ser resuelta por los tribunales para confirmar que los Decretos de Estabilidad no pueden impedir el despido sin causa justificada, mediante pago adicional tal como lo establecen la Constitución y la LOT (un decreto no puede derogar ni una disposición constitucional ni una ley orgánica).

Hasta ahora la estabilidad ha sido decretada por los gobiernos y, por lo tanto, ellos deben regularla y crear una estructura administrativa y judicial para arbitrarla. En otras palabras, en una democracia formal el Estado/gobierno es el árbitro entre las partes. Pero, si en Venezuela el gobierno por su posición anti sector privado y anti sindicato no puede ser el árbitro y nuestra economía está en recesión y no tenemos la madurez suficiente para eliminar, ya, el principio de estabilidad en el trabajo, pareciera que la única manera de reglamentar una estabilidad absoluta es mediante la unión, en una Comisión Bipartita, del capital y el trabajo. Estos, a su vez, nombrarían a un árbitro para calificar lo justificado o no de los despidos.

Sin la intervención del gobierno, los patronos y los sindicatos pueden convivir con una estabilidad absoluta reglamentada, nombrar su propio árbitro y, de una vez por todas, responsabilizarse por la relación entre ellos.

De lo contrario, el régimen aniquilará a cada uno por separado.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Peligros del totalitarismo Siglo XXI


Eddie Ramirez

La semana pasada se celebró el sexagésimo primer aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos, sin embargo todavía existen gobernantes como Ahmadineyad en Irán, Lucashenko en Bielorrusia, Mugabe en Zimbawe, los Castro en Cuba y Kim Jong Il en Corea del Norte, quienes descaradamente violan derechos fundamentales a sus ciudadanos. Hay otros que también hacen caso omiso de la famosa Declaración, pero que pasan más desapercibidos por ampararse en una supuesta legitimidad de origen, tener un discurso a favor de los pobres y en contra del llamado imperialismo norteamericano.

Quizá la manera más fácil de identificarlos es hacernos algunas preguntas sencillas, como ¿Aceptan que organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales de derechos humanos visiten el país para realizar un diagnóstico? ¿Acatan decisiones de instancias judiciales internacionales de organismos de los cuales el país es miembro? ¿Hay ciudadanos aceptados como exiliados o reconocidos como refugiados por otros gobiernos? ¿Existe una división de poderes? Podríamos hacer otras como la existencia de presos políticos, pero que son más difíciles de comprobar por personas no residentes.

¿Qué puede pensar un costarricense de alguien que se manifiesta íntimo amigo de los dictadores arriba mencionados; que declara que Idi Amín era un nacionalista y que El Chacal es un patriota; que no acepta que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visite su país; que no acata decisiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, alegando que eso violaría la soberanía y que ordena la destitución de jueces que sentencian en contra de su voluntad? ¿Aceptaría un demócrata tico que el presidente confisque sin compensación empresas y fincas productivas, clausure medios de comunicación, ahogue económicamente a periódicos y emisoras que lo critican; mantenga grupos paramilitares oficialistas; no tolere a ciertos opositores, ni permita que manifestaciones de la disidencia democrática se expresen libremente y, por si fuera poco, financie a determinados movimientos políticos en otros países?

El caso que nos ocupa no es una dictadura clásica, porque hay alguna libertad de expresión y cuenta con apoyo popular; además, su radio de acción no se limita al ámbito político, sino que abarca también lo social y lo económico e incluso su estrategia tiene alcance continental. Tampoco es un totalitarismo clásico ya que permite cierta disidencia, el número de presos políticos es de solo una treintena y los exiliados una centena, si no contamos a quienes han tenido que emigrar porque el régimen no les permite trabajar en empresas con las que tiene alguna relación económica. Quizá la mejor definición sea la de un totalitarismo adaptado a la globalización del siglo XXI.

¿Cómo llegamos los venezolanos a esta situación? Nada más y nada menos porque nuestros políticos pecaron por acción y los no militantes lo hicimos por omisión. Los políticos se alejaron de la gente y la gente satanizó a los políticos. Permitimos que aumentara la pobreza, la inseguridad y la corrupción, lo cual facilitó que arribara al poder un teniente coronel golpista que prometió solucionar los problemas. No ha solucionado ninguno, al contrario, se han incrementado, pero su discurso populista tratando de enfrentar a quienes más tienen contra los que menos tienen, su férreo control de la Fuerza Armada y de los poderes judicial, legislativo, electoral, así como de la contraloría, defensoría del pueblo y fiscalía, le permiten mantenerse en el poder desde hace once años.

El teniente coronel Hugo Chávez debe servir de alerta para otros países.. Como venezolano que visito frecuentemente a esta bella Costa Rica, a la cual me unen profundos lazos, me preocupa el gradual deterioro que percibo en cuanto a incremento de la pobreza, de la inseguridad y de la apatía por la política. Este es el momento en que la sociedad civil debe jugar un papel más importante de presión, sin pretender sustituir a los partidos políticos. El peligro puede estar más cercano de lo que se piensa

YO Y MI YONSTITUCIÓN

Rafael Gallegos

Ni Juan Vicente Gómez se atrevió a eliminar de la Constitución la autonomía de poderes. Su zamarro instinto político le sugería que no era conveniente llegar a tanto. Prefirió humillar a sus arrodillados parlamentarios electos a dedo. Al igual que hoy, los dedos autócratas suplían la voluntad popular. Para la historia quedó aquel vergonzoso discurso donde Gómez les decía a sus diputados, trasladados en pleno a Maracay en 1929, para rogarle que aceptara la presidencia de la república por otro período: “Yo no acepto la presidencia; pero quiero que me nombren General en Jefe del Ejército… Así es que ustedes tienen que escoger un hombre que de acuerdo conmigo en todo y para todo, ejerza las funciones de presidente… si a ustedes les parece yo les doy un candidato, que tendría yo que escogerlo, buscarlo, para que ese candidato tenga que marchar de acuerdo conmigo”. Y los representantes del dedo, perdón del pueblo, aplaudían llorosos y hasta agradecidos. Así, así, así es que se gobierna – dicen los deslenguados que coreaban al unísono. No darles pena. De inmediato reformaron la constitución y su artículo 128 ordenaba al Presidente de la República consultar al Comandante en Jefe del Ejercito Nacional (o sea, Gómez), hasta para nombrar ministros. Puro servilismo. Escogieron como Presidente a Juan Bautista Pérez. El presidente vive en Caracas; pero el que manda está en Maracay – decía el pueblo. En la Venezuela de hoy, la “revolución” quiere superar a Gómez y va contra la autonomía de poderes, para cumplir con el desideratum del gobierno: todo el poder para yo… y para siempre. Como en Cuba. ¿Eso es lo que usted quiere para Venezuela?

MONTESQUIEU, ¿ESPÍA DEL IMPERIO?

Pobre Montesquieu, ahora resulta que la división de poderes planteada en “El espíritu de las leyes” es neoliberal y se adapta sólo a los anticuados preceptos de la democracia representativa. Los filósofos de la “revolución” dicen que ese espíritu no es de las leyes, sino del demonio capitalista. En cualquier momento acusarán a Montesquieu de agente del imperio norteamericano por proponer esa oprobiosa división de Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que lo único que logra según ellos, es promover la ineficiencia. Pura desfachatez, tratándose del gobierno más ineficiente de la historia venezolana. Tanto, que parecemos una economía de guerra: decenas de muertos semanales, velas por luz, totumas por regaderas, drástica disminución del consumo y del PIB, desabastecimiento, inflación. La “revolución” desbaratadora, Aristóbulo dixit, requiere de constituciones más autoritarias que las de Gómez, que recen que el comandante, es el jefe absoluto del país y que los Poderes Públicos tendrán plena autonomía… mientras no se nieguen a ser “colaboracionistas” con el jefe absoluto.

Se trata de legalizar la progresiva licuefacción de poderes: jugo, zumo, hugo. Una realidad que palpamos en los regaños del presidente a los titulares de los poderes públicos; en las aprobaciones sin discusión de la asamblea; en las argumentaciones gobierneras de la defensora del pueblo ante tanto abuso a los derechos humanos; en las resecas recepciones a la oposición en las sedes de esos poderes; en las cárceles y persecución a los opositores, por razones injustificadas; en las inhabilitaciones electoreras; en el silencio del CNE ante los abusos electorales; en la petición de pena máxima a una juez, como si no hubiera leyes; en expropiaciones porque sí y porque el que manda soy yo. ¿Todo el país para yo?

Las yonstituciones, yo, yo y yo, son una ruta segura al fracaso de los pueblos. Está más que comprobado. ¿Qué producen Cuba, Corea del Norte o Camboya? Represión, espías y padrecitos. ¿Qué quedó de Somoza, Chapita o Gómez? Analfabetismo, torturas y humillaciones. Las democracias, con constituciones que respetan la autonomía de poderes y hacen elecciones limpias, son los gobiernos más exitosos de la historia. Vean el mapa. Europa, Chile, Costa Rica, Japón, Estados Unidos y paremos de contar.

La Constitución tiene que contener la división de poderes, la descentralización, la transparencia electoral. ¿Quién le dijo a los gobernantes actuales que nosotros, la mayoría de los venezolanos, queremos que nuestro país sea comunista? La Yonstitución… todo el poder para yo y para siempre, busca una dictadura legal - legalita y rojita. Ni que fuéramos gafos para dejar que se nos violen derechos elementales en nuestras narices. ¿O lo seremos? De usted depende. Por lo pronto, feliz Navidad y hasta el 8 de enero de 2010, año Bicentenario del 19 de abril y del rescate de la Asamblea Nacional, o sea… de la democracia.

PD: Por una Navidad sin presos políticos… ni políticos presos.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

El Exilio Ciudadano y la Unidad Perfecta

Juan Fernandez

No más presos políticos ni exiliadosDurante este año 2009, el exilio para aquellos que pensamos diferente al gobierno Venezolano, se vuelve cada día mas frecuente, una característica de cambio importante ha sido el numero de venezolanos miembros de partidos políticos incorporados a este peregrinar, considerado por los griegos el peor castigo por encima de la muerte. El destierro es muy doloroso, complejo, pero además lo insólito es su aplicación en pleno siglo XXI por el gobierno de Chávez, incuestionablemente es una prueba de intolerancia, lo cual lo califica como una dictadura aun cuando el Presidente Chávez se muestre como el nuevo demócrata.

En diversas ocasiones tanto a políticos venezolanos como algunos de otros países, cuando les mencione sobre el exilio de ciudadanos venezolanos simples y corrientes, solo por haber manifestado su rechazo al régimen, con el respaldo de la constitución del país. Obtuve repuestas muy variadas, desde el “lo siento mucho”, hasta aquella definición simplista de la Democracia solo representada por el hecho de unas supuestas elecciones, diciéndome pero si Chávez ha ganado no sé cuantas elecciones, como Ud. me habla de perseguidos políticos. Opiniones las cuales ciertamente han venido cambiando a través del tiempo.

También, probablemente muchos miembros de los partidos políticos de oposición, pensaron Chávez no lo hará con nosotros, solo aquellos que estuvieron en el paro como Carlos Ortega, Carlos Fernández, y los cabecillas de los Petroleros, algunos de los militares Plaza Altamira, periodistas, estudiantes son a los que Chávez perseguirá, pero a nosotros NO. Además para algunos supuestos políticos, nos ven como competidores de sus espacios, en vez de colaboradores y constructores de la tan deseada nueva política y liderazgo.

La forma cómo se genera la persecución tiene un patrón claramente definido siempre dejando una área gris, una duda, en especial para aquellos no convencidos “por ahora” de la falta de talante democrático del Presidente y su grupete, es decir; “Podría ser verdad la culpabilidad de los presos y perseguidos’. De esta manera utilizando los poderes públicos, los cuales de hecho desde hace mucho tiempo no obedecen a la división señalada en la constitución, comenzando por la fiscalía y el poder judicial estructuran todo un esquema para justificar una serie de acciones, comenzando por la solicitud de privación de libertad y negándonos la posibilidad de una legítima defensa. En consecuencia el dilema es sencillo o presos políticos sin poder salir o ser perseguidos y exiliados sin poder entrar al país.

En función de lo anterior, varios de nosotros exiliados, creemos que la llamada UNIDAD PERFECTA para serlo requiere de la participación del Exilio Ciudadano, no queremos se diferencie entre el exilio peruano, el exilio colombiano, el exilio español, el exilio estadounidense o cualquiera otro pues todo tenemos derecho como venezolanos. Pensamos además que el exilio de ciudadanos tiene un fundamento, un valor muy importante para la recuperación de la Democracia y el país de todos. Es por ello que si en la Oposición, en la llamada mesa se trabaja seriamente para la UNIDAD PERFECTA, para que así lo sea efectivamente debe incluir al exilio.
Lo anterior no se trata de un capricho por ser exiliado, se trata de cómo nosotros podemos aportar para la generación de esa esperanza perdida de nuestra gente. No perdamos otro año como este 2009, en donde como país vamos en retroceso, sin principios y valores, comprometiendo cada día mas el futuro de nuestro, de nuestros hijos y de nuestros nietos. El cese y el retorno del exilio debe ser una razón de lucha para que ningún venezolano más sufra el destierro.

Los acontecimientos de estos días que tocan aspectos muy sensibles a la gente, desde la crisis bancaria en donde todavía faltan culpables, hasta la falla la muerte de un joven estudiante, creo que como muchos ciudadanos, el país esta enlodado, arrastrándonos al barranco, nos preguntamos; ¿En donde están los Venezolanos, en donde los partidos? . Es por ello que la sola discusión de unos candidatos a la elección, no es suficiente, se hace necesario el cambio de gobierno, generar la nueva esperanza y su estrategia para implementarla.

Si la UNIDAD es PERFECTA, los exiliados ciudadanos, deben ser parte de ella, de lo contrario estaremos haciendo un favor al gobierno para que nos sancochen a todos.

martes, 15 de diciembre de 2009

Por que Venezuela no es un país prospero?

Nelson Hernández


Mucho se ha escrito y hablado sobre la prosperidad (1) de los países.


Que si los prósperos explotan a los no prósperos… Que los prósperos no dejan que los no prósperos sean prósperos, etc., etc.


Nunca he oído a un país prospero quejarse por ser prospero. Lo contrario si lo he oído. De hecho, los no prósperos aducen que no son prósperos por que los prósperos no le dan oportunidad de ser prósperos.


Siempre, los no prósperos achacan su improsperidad a otros. Nunca los gobiernos de países imprósperos reconocen que sus políticas públicas tienen que ver con esas improsperidad.


Si la sociedad de un país es prospera, el país será prospero.


La razón de por que Venezuela, siendo un país con muchos recursos, no es un país prospero se debe a que la población no se ha incorporado hábitos que en conjunto conllevan a la prosperidad.


Lo invito a conocer el decálogo de la prosperidad en la siguiente presentación.






Cambiando nuestra actitud y nuestros hábitos haremos un país prospero


(1) prosperidad: Bienestar. Mejora de la situación económica o social


LOS GUISOS DE LA "VENTANA" DE PDVSA

Tomado de PetroFinanzas

S i le preguntan a un broker petrolero en Houston cómo hacer negocios con Venezuela, le responderá "tienes que llamar a Fulano o Mengano en Caracas para que te diga las condiciones" y después advertirle que para vender cargamentos de productos, la mayoría de los actuales funcionarios criollos son identificados en el exterior como "los nigerianos de Suramérica", que en la jerga petrolera es la peor referencia.

En los puertos venezolanos de Cardón, Amuay, Jose, Guaraguao, El Palito, Bajo Grande, La Salina, Puerto Miranda, y los extranjeros de Curazao, Bonaire y algún otro más, se ejecutan cada mes unos 100 "toques" (embarque o desembarco de crudos y productos). Lo más frecuente cuando alguien se refiere sospechosamente a "La Ventana", en la industria petrolera, son las actividades de compra y venta de crudos y productos y donde se pueden lograr negocios hasta donde la imaginación llegue.

Los expertos consultados aseguran que a partir del 2005, con el robustecimiento de la impunidad y la ausencia de una contraloría, se ha creado un caos, que ha fortalecido lo que en el argot de los brokers se identifica como un "fake bid" (la certificación de la trampa, o contratos falsos).

LAS LICITACIONES COMO TRAMPA

Un modelo típico de transacción irregular se produce cuando hay que importar nafta catalítica, diesel u otro producto y ha sido muy frecuente en los últimos dos años, por las fallas de las refinerías venezolanas. La oficina de Pdvsa distribuye una circular a todos los suplidores que están en la lista. Les envía un correo con una supuesta licitación con todas las especificaciones del producto que se necesita importar, la fecha de entrega, que debe estar en los puertos venezolanos en una semana, para citar un ejemplo.

Quien está comprando el producto, ya ha llamado a su contacto previamente al exterior sobre la supuesta licitación. La fecha de entrega de una semana es casi imposible cumplir para los otros, porque debe tener el producto y tener contratado el barco para situarlo en Venezuela. El viaje del cargamento desde el Golfo de México hasta Venezuela consume 5 días, y encontrar el producto y preparar el papeleo administrativo, toma dos o tres días más. El negocio se lo gana el "contacto", ya que tiene el producto y buque disponible, para cumplir el contrato de suministro en la fecha convenida.

El precio del cargamento que es la figura que se utiliza, es de 240.000 barriles, a un precio pactado de 70 dólares el barril, cuesta 16.8 millones de dólares. Se le agrega de medio millón a 1 millón de dólares a la factura, que es para el operador venezolano. Docenas de estas operaciones se hacen cada año y Pdvsa compra productos a precios más altos, en perjuicio del fisco nacional.

Por la ausencia de las 6 o 7 supervisiones que se exigían en el pasado, nadie rectifica el precio, no se trata de negociar un buen precio a punta de lápiz y cálculos, porque es una emergencia, una compra nerviosa, real o fabricada para no entrar en discusiones con otros suplidores, o licitaciones reales con anticipación suficiente para que varios brokers participen. El broker extranjero que necesita un producto venezolano, realiza la misma operación con sus contactos en Venezuela.


LOS BUQUES

La Ventana tiene otras actividades durante el embarque y atraque de los buques. Un buque esperando en el muelle consume entre 10 mil o 20 mil dólares diarios, en un promedio de cinco días. Cuando un tanquero va hacia un destino se le destina la fecha de llegada, y si se demora pierde el puesto en la cola y tendrá que esperar más y pagar más, pero en múltiples ocasiones, pueden adelantar la cola y eso le cuesta dinero.

Es tan internacional esa práctica, que la empresa del Canal de Panamá, famosa por sus largas colas de buques, de acuerdo con los armadores, licita todos los días los primeros cinco puestos para ir o regresar del Pacífico, y quien pague más cruza primero. Es una práctica transparente, porque hay buques que tienen urgencia en transportar su mercancía y otros no.

En los puertos venezolanos los operadores dan arbitrariamente los puestos de entrada y salida. Tiene también el nombre de "prima por riesgo extraordinario".

El paro petrolero sirvió de credenciales importantes para levantar formidables fortunas personales. Si Ricardo Fernández Barrueco, propietario de cinco bancos intervenidos, fue premiado por movilizar mercancías en su cadena de gandolas, durante el paro petrolero. Wilmer Ruperti, llamado en su tiempo el zar marítimo, amasó una fortuna y creó su propia flota naviera, cuando trajo de todos los confines miles de barriles de gasolina, para atenuar las colas en las estaciones de servicio..

Llegó a tener el control del cabotaje marítimo venezolano, con contratos fijos anuales aunque con frecuencia era subutilizada la carga, pero cobraba completo. Aseguran que aunque mantiene sus oficinas abiertas a 50 metros de la redacción de TalCual, su influencia se ha minimizado por la caída en desgracia de algunos nuevos "apóstoles". Actualmente enfrenta una dura pelea con una de las empresas estatales rusas en los tribunales de Nueva York, porque subcontrataba los buques a Pdvsa a un precio superior y no pagó a los rusos el diferencial del negocio.

domingo, 13 de diciembre de 2009

LA CORRUPCION

Alberto Quiroz Corradi

En su Boletín Políticas Públicas de septiembre 2009 nro. 1, Cedice ha publicado un magnífico y devastador ensayo de Gustavo Coronel sobre la corrupción en Venezuela: “De Petroestado a Narcoestado”. Algunos extractos.

- Chávez financió con la chequera viajera proyectos en 11 países y la ONU por $36.000 millones, monto que forma parte del endeudamiento nacional de aproximadamente $50.000 millones. Se ha aumentado la deuda para ser repartida entre amigos ideológicos. Esto es “corrupción extrema”.

- La vinculación de Chávez con la FARC hace suponer que éstas podrían estar pagando por la distribución de las drogas que “pasan” por Venezuela. Llama la atención que ante la disminución del ingreso petrolero el gobierno parece disponer de inagotables recursos financieros. ¿De dónde provienen?

– En el caso del maletín argentino son mortales las declaraciones de los presos en los Estados Unidos. Venta de notas-bonos del gobierno luego estructuradas, produjeron ganancias de $100 millones. ($25 millones para Tobías Nobrega y sus colaboradores. Declaración de Kauffman).

– Corrupción burocrática: $1.3 millones extraviados en el complejo azucarero Ezequiel Zamora. Siemmens sobornó con $18.8 millones a funcionarios del gobierno de acuerdo a la SEC de Estados Unidos. Duro Felguera, empresa española, recibió un contrato por $ 2.110 millones para construir una planta termoeléctrica, en el Valle del Tuy, sin licitación y sin información pública.

- PDVSA: Licitación por $75 millones de equipos de perforación otorgados a una empresa colombiana de 3 empleados. Contrato por $70 millones otorgado a una empresa “Robama” de 1 empleado. Contrato de equipos de perforación por $2.000 millones otorgado a Cosmaca, empresa de sólo $1 millón de capital. Confiscación, sin indemnización a la fecha, de empresas contratistas de la Costa Oriental del Lago. La deuda atrasada de PDVSA con sus suplidores pasa de los $7.000 millones. Sus empleados activos y jubilados no son atendidos por numerosas clínicas privadas dado el descomunal monto de sus deudas con estas instituciones. Nadie sabe que ha pasado con el fondo de jubilación propiedad de los trabajadores de la empresa. Si PDVSA se apropió de este fondo, sería un robo descarado. Por último es imposible cuantificar los montos que deben haberse pagado por comisiones innecesarias en la venta de crudos y productos refinados.

– La Alcaldía de Caracas le pagaba a 9.000 empleados fantasmas. En Cadivi la corrupción es galopante y Coronel reproduce diferentes casos explicados por Miguel Octavio.

Para concluir con este inventario debemos comentar la reciente crisis bancaria, post ensayo Coronel. Chávez ha mandado a detener a figuras importantes de la boliburguesía. Pienso que sus razones fueron: Primero, le mandó un mensaje a los ni-ni y a las clases populares de la oposición: el castiga a corruptos “sea quienes sean”. A su vez ratifica que nadie está a salvo, esté donde esté, sepa lo que sepa. Para completar la jugada, Chávez enjuiciará a un prominente banquero de los de verdad. Ello le mandará un mensaje a su gente: no le tiene miedo a los “oligarcas” por muy poderosos que sean. Banqueros de Venezuela, aunque ahora les hagan “cariñitos”, duerman con un ojo abierto, porque Chávez se desdobla en muchos Chávez. Lo cual me recuerda la anécdota de la actriz Rita Hayworth cuando le preguntaron la razón de su mala suerte con sus amantes. “Es que -respondió la actriz- se acuestan con Rita Hayworth y se despiertan conmigo”.

El país se acostó con un Chávez, ¿con cuál se despertará...y cuándo?

viernes, 11 de diciembre de 2009

EL ESTADISTA RÓMULO BETANCOURT

Rafael Gallegos


Hay enfrentar tanta falsificación de la historia. A Simón Bolívar pretenden convertirlo en albacea de este comunismo, contradiciendo su pensamiento de liberal del sXIX. O en comparsa de los árbitros rojitos y la tramparencia electoral. O en símbolo de tanta exclusión y rompimiento del alma nacional, cuando su gloria se materializa a partir de unir a Páez, Mariño y Santander; a los mantuanos, los mestizos, los negros y tanta agua con aceite que hacían inviable la Independencia. Peor, quieren hacer ver al Libertador como si hubiera estado de acuerdo con esta totalitaria licuefacción de poderes (jugo, zumo, hugo), cuando en Angostura, Bolivia y otras sus proclamas y escritos se manifestó como ideólogo de la autonomía de los poderes públicos. ¿Hubiera callado Bolívar ante el vergonzoso arrastre del diputado Azuaje por el piso de la asamblea? claro que no, su voz hubiera tronado contra tanto mercader del templo de la democracia. Van once años intentando desfigurar el rostro histórico del padre de la patria, como si un hombre de su talla pudiera ser el progenitor de tanta desfachatez.

Ahora van por Rómulo Betancourt. De entrada, el gran político venezolano del siglo XX y de lo que va del XXI. A la “revolución” le estorba su figura y quiere acabarlo para facilitar la implantación del paraíso socialista, modelo Cuba, a donde intentan conducirnos. Si Cuba fuera medianamente próspera, abrirían la isla a los periodistas para que el capitalismo se muriera de envidia y los venezolanos acabáramos con tanta “confusión”. Pero…


RÓMULO, LO CONTRARIO DE ESTA “REVOLUCIÓN”

Al contrario de esta “revolución”, Betancourt fue el padre del diálogo y de la unión de todas las clases. Se deslindó temprano de los comunistas y madrugó a sus ideólogos al expresar que debería haber colaboración entre trabajadores, empresarios, banqueros, sindicalistas, amas de casa, gremios, Juan Bimba. Todo lo contrario de lo que sucede hoy. Se fajó por la democracia, fundó AD, promovió elecciones limpias, la separación de poderes. Al entregar su última presidencia, se alejó del país para no influir en el transitar democrático. Impulsó la entrega del gobierno al opositor Rafael Caldera, cuando perdieron por apenas treinta mil votos. Todo ello en un país sin tradición democrática. Nació en dictadura y murió en una democracia que ayudó a fundar. Exactamente al revés de lo que quieren hacer ahora. Por eso su imagen pesa y pesa y pesa.


Era tan sagaz, que cuando Fidel Castro vino a Venezuela en 1959 y todo el mundo sucumbía ante su carisma y leyenda, vislumbró al dictador en ciernes. De allí lo “amargado” que dice Castro lo encontró cuando se reunieron en esa visita. Claro, le pidió plata a Rómulo y que para darle un golpe al imperio y éste, visionario, le atajó: no tengo dinero. Al revés de lo que acontece hoy, que les quitan la plata a los pobres venezolanos, para mantener a los últimos mohicanos del comunismo.


Y defendió a Venezuela del porteñazo, del carupanazo, del barcelonazo y de las guerrillas enviadas por Fidel Castro y aupadas por el comunismo internacional. Con mucha valentía derrotó a Castro y logró que lo expulsaran de la OEA por invasor. ¿Qué peleó con armas y soldados, claro, si lo hubiera hecho con flores o proclamas, hoy fuéramos un marasmo como el cubano y estuviéramos nombrando el heredero de Fidel en Venezuela. Lo contrario a hoy, cuando abrimos las piernas para que nos invadan… y gratis. Rómulo sacó armas contra armas, al revés que hoy, con tanta prisión y represión contra estudiantes, periodistas y en general opositores… desarmados.


UN POLÍTICO POBRE

Gran escritor, su “Venezuela Política y Petróleo” es una extraordinaria lección de historia contemporánea. Sus escritos petroleros, tienen plena vigencia. No quiso ser candidato presidencial en 1973. Tremenda lección para este gobierno. Murió pobre, luego de una vida sencilla. Su familia no se lucró en el poder. Qué lección de vida. Falta espacio. Su nombre pesa, su imagen se solidifica. Por ello van, inútilmente contra él y la gloriosa generación demócrata que encabezó: Villaba, Otero Silva, Pérez Alfonzo, Leoni, Ruiz Pineda y paremos a de contar. Fue jefe político de Gallegos y Andrés Eloy, ¿también arremeterán contra ellos?, y forjador de la valiosa generación de 45. Ah! y para ser un líder de tanto carisma, no necesitó decir ni una grosería en público. Qué diferencia.


Su figura está al lado de Haya de la Torre, Figueres, Gaitán, Lázaro Cárdenas, Mandela, Brandt, Roosvelt, Churchill y tanto forjador de la justicia en democracia. Por ello su sombra crece. Le llegó la hora del Panteón Nacional. Por supuesto que con este gobierno, ni pensarlo. Su mérito entre todos los méritos: se empeñó en enseñarnos a pensar, vivir y resistir en democracia. A brincar adelante, por arriba de las tumbas.


martes, 8 de diciembre de 2009

Contradicciones


Juan Fernadez

Durante estos días decembrinos, esperando todavía el “Pacheco” en Caracas, continúa el país lleno de contradicciones las cuales a su vez se transforman en incertidumbre, conformismo, desesperanza, aun cuando afortunadamente existe un grupo de compatriotas perseverantes los cuales serán el factor que produzca el cambio hacia la Democracia, urgentemente requerido en Venezuela.

Estos últimos días una demostración evidente de las contradicciones, es como el Presidente Chávez, se hace ver como un paladín de la lucha en contra de la corrupción, obviamente instruyendo con ordenes especificas a todos los poderes públicos; al fiscal a quien debe meter preso, a los organismos y entes del estado como ejecutar y realizar las intervenciones, como pagarle a la gente estafada por estos supuestos empresarios y banqueros. Pero también intencionalmente a quienes tienen la responsabilidad de vigilar al sistema financiero nacional los muestra como eximidos de cualquier responsabilidad, siendo un caso especial PDVSA la cual sin resguardo del patrimonio público, realiza operaciones corruptas con el entramadode esta olla podrida de corrupción. Uno se pregunta; ¿Cuanto será lo que le debe el Presidente Chávez a personas como Rafael Ramírez?. Siendo evidentes y públicas las denuncias de mal manejo de la principal fuente de ingresos del país, el Presidente Chávez lo defiende a capa y espada. Otro asunto es la triangulación generadora de sobreprecios entre empresas cubanas, la empresas comercializadoras y los bancos intervenidos, tanto para Mercal como PDVAL son una fuente del robo del dinero público. Espero como muchos venezolanos que esta manipulación desde el gobierno, no constituya un olvido mas de cómo vienen destruyendo al país.

Otro evento contradictorio que para quienes desde afuera vemos lo que ocurre en el país, es la situación de los estudiantes en huelga de hambre en la sede de la OEA. Como un supuesto pragmatismo del Secretario Insulza en la respuesta enviada a los estudiantes, les hace ver lo inútil de su sacrificio y sugiere dejen su reclamo, pues la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos no irá al país. Este es un insulto a los jóvenes y por ende a la familia venezolana. Todos sabemos que siempre existen mecanismos en la búsqueda de soluciones, ¿Que habrá hecho con la Carta Democrática Interamericana?. La falta de voluntad del Sr. Insulza es no lograr una solución a la grave violación de los DDHH que tenemos los venezolanos, realmente la falta de interés y la componenda política del Sr. Insulza lo hace responsable, de nuevamente castrar la protesta ciudadana, pacifica de los ciudadanos. Es de esperar que no dejemos solos a esos muchachos. Tal como lo dijo Pablo Medina, con una definición precisa; “El gobierno del Presidente Chávez, es un gobierno cruel”, de hecho el Presidente no busca la reconciliación de los venezolanos, pero si el encubrir a los todavía “útiles”, para la supuesta revolución.

Otra constante contradicción es una falta de presión ciudadana, es de recordar el gran temor del gobierno por la protesta, muchos expertos mencionan como causas; el miedo, la falta de liderazgo, etc. Sin embargo, un factor clave en el cual el liderazgo político opositor tiene la responsabilidad, es la carencia de generar una esperanza. Venezuela es un país de potencialidades, de recursos naturales, con gente capacitada y capaz, nosotros vamos tener el país de oportunidades para todos, creador de riqueza, libre, justo y democrático, anotémoslo cada una en nuestra libreta. La selección de los mejores debe ser el norte para generar esa esperanza, en la llamada Unidad Perfecta.

Está claro que la idea de sancocharnos aumentando el fuego a la olla son parte de la estrategia, en solo nosotros esta no permitirlo.

La Participacion de la FPO en la futura demanda mundial de petroleo

La Participacion de La Faja Petrol if Era Del Orinoco (Fpo) en La Futura Demanda Mundial de Petroleo

lunes, 7 de diciembre de 2009

LA BIPARTITA (II)

Alberto Quiroz Corradi

La semana pasada recomendé que el capital y el trabajo formaran una Comisión Bipartita para impedir los intentos del régimen por destruirlos. Pero, tanto el patrono como los sindicatos tienen que superar prácticas perversas vigentes. Veamos.

EL PATRONO. – Algunos, tanto públicos como privados, para no pagar el salario mínimo hacen firmar a sus trabajadores recibos por una cantidad superior a la que reciben. – Abusa del concepto del trabajador de Dirección y Confianza para negarle pagos como Sobre Tiempo, Bono Dominical, etc, cuando la intención del legislador fue permitir que a estos trabajadores se les pagara más que a los otros y no menos. – Manipula el empleo temporal para evitar que el trabajador pase a permanente y goce de los beneficios que le concede la Ley del Trabajo. – Por último, abusa del despido sin causa justificada mediante el pago de una indemnización adicional. El trabajador también, a veces, aprovecha esta disposición para trabajar a media máquina y provocar el despido para cobrar las indemnizaciones. Esta es una de las debilidades de la llamada estabilidad relativa.

EL SINDICATO. – El contrato colectivo que firma, lo obliga a no hacer nuevas peticiones y a mantener la paz laboral. Ambas disposiciones se incumplen con frecuencia mediante solicitudes y paros ilegales. (El patrono también, a veces, viola el convenio). – Se ha podido demostrar corrupción de parte de dirigentes sindicales que “aceptan” dinero del patrono para negociarles a los trabajadores condiciones menos favorables. – Se ha comprobado la venta de puestos de trabajo por parte de la dirigencia sindical (PDVSA).- En tiempos recientes se ha impuesto la ideologización de los sindicatos en menoscabo de los intereses de los trabajadores. El caso más visible es SIDOR. El sindicato apoyó la estatificación sabiendo que los trabajadores saldrían perjudicados, como en efecto sucedió.

De todo lo anterior el problema más complejo es el de la estabilidad. El concepto, pese a su inobjetable origen: el derecho natural del hombre al trabajo, tiene, sin embargo, algunos bemoles: protege solamente a los que están empleados, por eso debe estar acompañada de un seguro que proteja a los desempleados incluyendo a los de la economía informal. Además, sin una política oficial que estimule el crecimiento económico y la creación de nuevos puestos de trabajo mediante la inversión de los sectores privados y públicos, el desempleo creciente convierte a la estabilidad en letra muerta (empresas en quiebra y presiones de los desempleados). Por lo general no se establece una responsabilidad compartida Estado-empresa-empleado en el cumplimiento de la estabilidad. En un mundo globalizado, donde el capital no tiene fronteras, la estabilidad absoluta está siendo cuestionada por los inversionistas que buscan políticas laborales flexibles. El problema es que para que la estabilidad no se aplique se requiere de una gran madurez de las partes: El patrono no despide por capricho y el trabajador se compromete a aportar su mejor esfuerzo a la empresa. Pero, en sociedades inmaduras y en recesión como la nuestra, es difícil no aplicar la estabilidad absoluta pues la alternativa de la flexibilización de las políticas laborales, por ahora, no es realista.

La salida es la Comisión Bipartita, con estabilidad absoluta arbitrada y un árbitro nombrado por las partes que resuelva los casos de despido cuando una acuse a la otra de violar lo acordado. Esta modalidad se reproduciría en los contratos colectivos que se celebren.

No será fácil…pero tienen que hacerlo.

jueves, 3 de diciembre de 2009

NO ME RESCATES, COMPADRE

Rafael Gallegos



En 1949, el cómico mexicano Tin Tan filmó una película titulada “No me defiendas, compadre”, donde un personaje le pedía ayuda a su compadre para solucionar algún problema y éste, cuando actuaba, lo hundía. Al final, ante la risa del público, pronunciaba una frase que se hizo famosa: no me defienda compadre. En el siglo XXI, los venezolanos, ante tanto “rescate” revolucionario, estamos reeditando la comedia. Con la elemental diferencia que antes el público se reía por las peripecias de Tin Tan, quien por cierto hacía el papel de pésimo pitcher de un presidio, y ahora lleno de tristeza y dolor ante tanto mordisco de piraña, se siente humillado al oír las carcajada del gobierno y le clama: no me rescates, compadre.


Así, asistimos a la destrucción del campo bajo la figura del “rescate”. Las cifras son desoladoras. Dos millones de hectáreas productivas convertidas en eriales. Venezuela tiene un área de menos de 92 millones de hectáreas, de las cuales serán aptas para el agro y la cría si acaso quince o veinte. O sea, el gobierno ha acabado con la producción de cerca del 20 % de la superficie que debería estar destinada para producir alimentos. ¿Habrá algún venezolano que los eligió para que destruyeran la producción nacional? Es vergonzoso observar cómo en nuestras narices acaban con las zonas productivas, “y que” para sembrarlas de hortalizas, como si eso fuera soplar y hacer botellas. Pretenden “rescatar” el campo utilizando ministros como filósofos de la producción; activistas del partido como empresarios; franelas rojas que en su vida han arrancado una yuca, como “gloriosos” campesinos. Por sus resultados los conoceréis. ¿Dónde está la nueva producción? Utopía: en ninguna parte. ¿Y la comida?, más importaciones. ¿Usted quiere ver el futuro de Venezuela? No busque en bolas de cristal. Vea la marasmática Cuba de hoy. En los albores de su revolución cacareaban una zafra de 10 millones de toneladas de azúcar. Hoy a duras penas producen dos. Y esos son los expertos que nos mandan para tanto CAEZ. Para que “rescaten” a Venezuela.


TRUCUTRU y ATILA


Carlos Marx está celoso porque esta revolución lo sustituyó como ideólogo. Lo desplazaron por Trucutrú y por Atila. Trucutrú está feliz por el uso de tanto desecho ideológico, calcula pronto llegaremos a sus cavernas. Y en cuanto a Atila, por donde pasan los tractores de la “revolución”, no vuelve a crecer la hierba.


Así, el gobierno “rescata” a PDVSA y apenas produce dos millones de barriles cuando deberíamos producir seis y nos coloca en la vergonzosa posición de importar gasolina. “Rescata” la electricidad y comienzan los apagones. Se habla de ocho de las veinte turbinas de Gurí dañadas, culpa del imperio… de la indolencia. “Rescata” las hidrológicas y adivinen… racionamiento de agua. “Rescatan” los dólares y los racionan para que sean utilizados por el “pueblo” y adivinen…escasez, la inflación más alta de América y el PIB decrece en 4,5 %. “Rescataron” la construcción de viviendas y no producen ni cuarenta mil cuando los “oprobiosos” gobiernos de la cuarta casi llegaban a cien mil. El resultado… más techos de cartón que nunca. ¿Qué diría Alí Primera? “Rescatan” las cementeras, las procesadoras de café, las de azúcar. Y en el “recate” de los bancos, acaban de botar más de dos mil trabajadores y dejado a miles de clientes en la calle por “culpa del capitalismo”… la realidad es que en cualquier capitalismo serio, habría toneladas de presos por este gigantesco fraude y el gobierno en lugar de buscar culpables, asumiría su responsabilidad y hasta pediría perdón. Y como guinda de tanto “rescate”, golpean diputados, y vejan alcaldes y ni siquiera se excusan. Ni Musolinni fue tan descarado. Están “rescatando” la democracia ante la complacida sonrisa de Fidel Castro, quien si sabe de totalitarismos, porque es su especialidad. A este paso de rescatadores, no produciremos ni piojos… ni podremos denunciarlo. ¿Clonación de La Habana? ¿Les contará usted a sus nietos que se hizo el loco ante tanto “rescate”?


¿ESTRATEGIA O INCAPACIDAD?


Tengo mis dudas y creo que es una mezcla de ambas. La incapacidad está a la vista en las acciones de todos los días. Basta comparar los equipos integrados por Betancourt, Pérez Alfonzo, Tejera París, Sucre Figarela, Calderón Berti, Petkoff y paremos de contar, con los actuales. Sin embargo, da la impresión que la destrucción es estratégica. Como la cubana. ¿Soportaría el gobierno la distribución de poder que implican seis millones de barriles, construcción de autopistas, de viviendas, producción de todo en todo el país y la descentralización? No, porque contradiría a la primera norma de la “revolución”: todo el, poder para yo y… para siempre. He ahí el origen de tanto “rescate”.



DEBER CIUDADANO

Eddie A. Ramírez S.

En dos oportunidades, los trabajadores petroleros de la PDVSA meritocrática arriesgamos nuestra carrera y estabilidad económica por defender principios y valores, cumpliendo con nuestro deber como ciudadanos. La primera fue para evitar que, por razones políticas, se designaran como directores a quienes no tenían méritos para ocupar esas posiciones. El 4 de abril de 2002 iniciamos una huelga, que culminó el día 11, a la cual se sumaron el día 9, la CTV, Fedecámaras y ciudadanos en general. Esa huelga petrolera apoyada por otros factores fue exitosa, pero el inadecuado manejo político posterior hizo perder el esfuerzo de muchos.


La segunda oportunidad en que nos expusimos y perdimos todo, menos la dignidad, fue cuando nos sumamos a la huelga convocada por la Coordinadora Democrática(todos los partidos políticos), por la CTV y Fedecámaras, de la cual mañana se cumplen siete años. Los objetivos eran solicitar adelanto de elecciones presidenciales, establecimiento de una Comisión de la Verdad para esclarecer la masacre del 11 de abril, y para apoyar a la Mesa de Negociación y Acuerdos. La huelga fracasó porque muchos sectores no la respaldaron y porque el régimen estaba preparado para enfrentarla. Quizá no era el momento, pero ante un llamado de toda la oposición los petroleros no podíamos permanecer indiferentes. Además, ya en PDVSA se había iniciado la cacería de brujas por los sucesos de abril. Como consecuencia, fuimos despedidos casi 23.000 trabajadores, algunos en reposo médico o en vacaciones.


A los pocos días, era evidente que la huelga había fracasado y la Fuerza Armada y los paramilitares oficialistas impidieron el ingreso a oficinas y plantas al personal considerado no deseable. La separación de cargos se inició el 8 de diciembre y los despidos el día 13. Por ello, no es cierto que por culpa de los petroleros la huelga se prolongara por dos meses. Como la derrota es huerfana, al poco tiempo muchos marcaron distancia, refieriendose erróneamente a la huelga civica como el “paro petrolero”.

Personas de buena fe, por no conocer o recordar los hechos, todavía nos dicen “Ustedes han debido permanecer en sus puestos para que PDVSA no se volviera roja y desde adentro hubiesen ofrecido resistencia”. Quizá no se percatan que de haber permanecido en la empresa hoy seríamos cómplices de todas las irregularidades que ocurren en la misma. Además, ¿cómo hubiésemos ofrecido resistencia? ¿Trabajando con lentitud, dando información falsa, saboteando la producción? Eso no está en nuestra escala de valores. Si nos quedábamos era porque estábamos dispuestos a trabajar duro y acatar órdenes; a vestirnos de rojo y asistir a los actos políticos en horas de trabajo; a no firmar ninguna solicitud de referendo revocatorio, ni asistir a eventos contrarios al régimen. Si alguien lo duda, le recordamos las palabras del infeliz Ministro- Presidente: “PDVSA es roja-rojita y quien no esté con la revolución lo sacaremos a carajazos”.

Por otra parte, si no nos hubiésemos sumado a la huelga hoy todos los demócratas nos acusarían del fracaso de la misma. Cumplimos con nuestro deber de ciudadanos porque nos inculcaron que los principios y valores hay que predicarlos y practicarlos. Nuestro reconocimiento a la valentía y desprendimiento de Carlos Ortega, Carlos Fernández y a los miles de ciudadanos que lo perdieron todo ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

lunes, 30 de noviembre de 2009

De Petroestado a Narcoestado

Gustavo Coronel

De Petroestado a Narcoestado

PDVSA ya no es una compañia petrolera

Diego Gonzalez

Pdvsa Ya No Es Una Compania Petrolera

Recuerdos Diciembre 2002


No más presos políticos ni exiliados.

Juan Fernandez

Para todos los venezolanos 2002 es un año el cual no podremos olvidar, la sociedad en su conjunto se manifestó como nunca antes en la historia contemporánea de nuestro país. Las protestas civiles más grandes y multitudinarias, llenas de reclamo ante un gobierno, el cual persiste en su intención imponer un sistema de vida rechazado por la mayoría.

El antecedente iniciado por la gente de PDVSA a principios del 2002, La Meritocracia basado en la necesidad de mantenernos con principios y valores universales, aceptados por toda la sociedad. En aquellos momentos la crisis forzó la necesidad de la presencia de entes internacionales para buscar, una salida; Pacífica, Constitucional y Democrática. Estos hechos no los podemos olvidar, se produjeron por la presión popular y la calle, les puedo decir que ni los dirigentes políticos del gobierno y la oposición vislumbraron ese comportamiento ciudadano y tuvieron que actuar en consecuencia.

La tensión vivida en PDVSA, pues el Sr. Allí Rodríguez Araque, el cual supuestamente iba a tener un ejercicio como Presidente de la empresa acorde con la necesidad de agregarle el máximo valor posible a nuestro petróleo, fue un emisario político de la supuesta revolución, para acabar con la empresa. En aquellos días recuerdo como luego de insistirle en varias oportunidades, logre obtener una reunión en el PH de PDVSA La Campiña, en la cual invite a dos compañeros mas, para que así fuesen testigos. Era evidente el ambiente de persecución, del llamado a huelga nacional en el país, luego de nuestra exposición de motivos para decirle al Sr. Rodríguez Araque, eliminase la persecución sufrida por los trabajadores, se dejasen de utilizar los bienes de PDVSA para hacer proselitismo político favor del gobierno e indicarle la creciente presión popular del paro nacional, ya casi llegando al final se interrumpe la reunión, por una de las secretarias de la Presidencia informa sobre una situación en el colegio de una de mis hijas, pues extraños la venían a buscar para llevársela, las monjas ya avisadas, con el mandato nadie excepto su papa o su mama eran los únicos autorizados para salir del colegio. Se termina la reunión pero justo antes de salir el Sr. Rodríguez Araque, me dice nosotros llevamos 40 años para estar en el poder, no vamos a dejarlo y si tiene que haber sangre, sangre habrá. Por cierto también me dijo; si quieres puedo llamar a la DISIP para que te brinde protección, a lo que le conteste; no muchas gracias, no la necesito. Pensé si seguramente son ellos los del colegio, pues ya sospechaba de su vigilancia. Recuerdo como en mi casa fui atracado, con una pistola en la sien, poniéndome un celular para decirme obedece Pedeveso, sabemos quién eres, como en Chuao una lluvia de bombas lacrimógenas fue dirigida a un grupo de mujeres.

Días intensos aquellos antes del llamado a Paro Nacional por parte de la CTV y Fedecamaras, sumados los partidos políticos y la sociedad civil. Reuniones continuas, nuestra insistencia sobre el concepto de un paro nacional, no solo de la industria petrolera, sino a todo el país. Es decir el país completo tendría que detenerse para demostrarle al gobierno como la sociedad tomaba en serio su reclamo a la salida de la crisis. En todas las oportunidades se explico como la industria petrolera no era un grifo de abrir y cerrar al antojo, era un paso trascendental, complicado, y además como se hizo cumpliendo con la normativa de seguridad, presencia de fiscales etc. Todo lo cual está debidamente documentado y el día del retorno de la justicia se comprobará, acabando de una vez con la mentira del llamado “sabotaje petrolero”, el cual es solo una mentira repetida mil veces.

También recuerdo como pedí la incorporación directamente en la mesa de negociación, pues cada día mas y mas trabajadores eran injusta e ilegalmente despedidos. Obviamente no logramos contar con un representante, según para ese momento podría causar tropiezos a la frágil solución del acuerdo. Hoy en día pienso el temor de vernos participando activamente en la política del país, dejando atrás a las viejas maneras. Sin embargo todavía tenemos el tiempo de cambiar el paradigma, participando activamente en POLITICA.

Recuerdo como se levanta el paro, pues el acuerdo de un referéndum revocatorio a ser realizado en el 2003, nos permitiría “ejecutar” la salida pacífica, constitucional y democrática, aun cuando nada se nombro sobre el despido ilegal de miles de trabajadores. En ese sentido el comportamiento de la sociedad, pero en especial de los trabajadores petroleros es y será una lección de cómo el interés del país prevalece por encima del particular, decidimos integrarnos para desde la Coordinadora Democrática trabajar, apoyar el Acuerdo de la Mesa de Negociación. En conclusión, Dignidad y Moral, algo que muchos todavía no han sido capaces, tanto del gobierno como de la oposición de mostrarnos.

También les puedo decir que las razones por las cuales salimos al paro cívico, hoy en día siguen vigentes, nuestro país está sumergido en una crisis, malos gobernantes, pésima administración, pretendiendo someternos a un socialismo fracasado.

Estas vivencias que he narrado del paro son solo una pequeña parte de lo vivido, recuerdo como en cualquier pueblo, ciudad, barrio o urbanización que visite, siempre existió una palabra de aliento, una palabra de apoyo. No puedo olvidar la cara de esperanza, de fe de miles de personas caminando, con su bandera, con sus hijos en brazos, y que a lo largo de las calles y avenidas del país, siempre me decían Juan: NI UN PASO ATRÁS.

Hoy en día teniendo el destierro como forma de vida, estoy convencido que ese pueblo del Diciembre del 2002, está allí esperando, mantiene el deseo tener un país de todos, cansado ya de la división, casando ya de una década de discursos, esperando la actuación de los partidos políticos UNIDAD y para aquellos que ahora nos juzgan como el árbol caído y emiten opiniones a ligera de lo sucedido, el rechazo es la respuesta de la gente.

Lo sucedido en Diciembre 2002, fue uno de los grandes sacudones para no permitir nos sancocharan, y como ha sucedido en la historia de los países que aman la libertad y la democracia como el nuestro, habrá más sacudones y no nos podrán sancochar.

LA BIPARTITA


Alberto Quiroz Corradi

Había una vez en Venezuela una Comisión Tripartita recordada con nostalgia, conformada por el gobierno, el empresariado y el sector laboral. Allí, en una mesa de discusión respetuosa, se resolvieron muchos de los problemas que surgieron entre el capital y el trabajo. Este régimen no convocó a esa Comisión y ha negado toda posibilidad de ser el árbitro entre las partes. Peor aún, se ha dedicado a destruir tanto al sector privado empresarial como a los organismos sindicales. Lo trágico del problema es que se rompió también el diálogo entre el capital y el trabajo. Cada sector está ocupado en sobrevivir mientras ahora tienen como adversario común al árbitro de antaño. En el pasado la lucha entre el capital y el trabajo era para que cada parte obtuviera de la otra el mayor beneficio posible. Para evitar que el más fuerte impusiera “a juro” su voluntad, el árbitro (gobierno) velaba porque las partes actuaran dentro de un entorno lo más equilibrado posible. Lo que ninguna de las partes perseguía era la extinción de la otra.

Por eso se podía negociar. Nadie en su sano juicio se sienta en una mesa a pactar su defunción. Por eso en los países en transición hacia el comunismo no sobrevive la contratación colectiva. El engañoso objetivo de los trabajadores es obtener la propiedad de los medios de producción. Pero quien los confisca es el Estado. No hay, pues, negociación posible. Ni entre el sector privado en extinción, y los sindicatos ni entre el Estado y los trabajadores, ya despojados de sus organizaciones tradicionales. Por eso, en Venezuela no podrá existir otra Comisión Tripartita mientras este régimen permanezca en el poder. Todo intento de diálogo está no sólo condenado al fracaso sino, peor aún, será respondido por el gobierno con un argumento ideológico trasnochado, expresado de manera vulgar y ofensiva. Tanto el capital como el trabajo tienen que buscar una nueva alianza y superar sus diferencias tradicionales.

Hay que crear una Bipartita con representantes frescos y un árbitro nombrado por las partes. Desnudos de las intransigencias del pasado, reconociendo que lo más importante para todos es sobrevivir. De lo contrario no habrá ni propiedad que defender ni negociación colectiva ni institucionalidad democrática. La única opción posible para las partes es la Mesa Bipartita. Pero, si dentro de los dos sectores en peligro de extinción, todavía hay actores que creen que pueden sobrevivir sin un frente común, entonces estarán condenados a morir. ¡Tan sencillo como eso! Las partes tienen que aprovechar la Mesa Bipartita no sólo para enfrentarse a los esfuerzos del régimen para destruirlos sino también para empezar a diseñar un nuevo modelo de relación capital/trabajo. El patrono debe desarrollar una nueva ética para humanizar su rol en la sociedad y, de una buena vez, aceptar el derecho individual del hombre al trabajo (estabilidad arbitrada). Los sindicatos deben evolucionar hacia un nuevo clima más amable y productivo dentro de las empresas y contribuir a construir modelos de desarrollo organizacional actualizados.

Tienen que entender que en las sociedades modernas no existen luchas de clases. El gerente es también un trabajador y puede ser gremialista y el trabajador invierte sus ahorros en acciones de las empresas, lo cual lo convierte en accionista, sin perder ninguno de ellos ni su identidad ni sus objetivos. ¡Se puede! PD: Si los patronos y los sindicatos se hubiesen puesto de acuerdo para defender a las pequeñas empresas del Sur del Lago, se le hubiese hecho muy difícil a PDVSA confiscarlas.

sábado, 28 de noviembre de 2009

A siete años del paro cívico que los venezolanos no entendieron (29 de noviembre de 2002 – 29 de noviembre de 2009)

Nelson Hernández

Recuerdo como si fuera ayer, la inquietud que vivíamos los trabajadores y empleados de la IPPCN (así era como la llamábamos: Industria Petrolera, Petroquímica y Carbonífera Nacional) el viernes 29 de noviembre del 2002 a las 4 PM. Nos agobiaba la angustia y hasta la incertidumbre por la presión que ejercía La Sociedad Civil la cual se resumía en: “Si los petroleros no van al paro, este será un fracaso”.

Ya la dirigencia espontánea petrolera, que nació del batallar diario, se había enfrentado al gobierno (hoy régimen) cuando quiso ponerle mano a PDVSA Gas en el año 2001. Fueron días de lucha entre el Ministerio de Energía y PDVSA Gas. Asambleas, paros escalonados, reuniones, protestas en la calle, etc. fueron las acciones llevadas a cabo. El régimen saco sus garras y produjo las primeras victimas: 5 trabajadores que lideraban la lucha fueron “botados”, medida que fue reconsiderada por el recrudecimiento de las acciones en las cuales se contemplaba un paro total de PDVSA Gas. El gobierno tomo la retirada, pero si mencionaron los negociadores del régimen que eso no se quedaba así.

El evento anterior, la constante provocación por el cambio seguido de la directiva de PDVSA (que culmino con el 11 de abril del 2002) y la penetración de la política partidista en el interior de la IPPCN conformaron un clima no armonioso. Los estudios y análisis de entorno y estrategias indicaban que el país tomaría otro rumbo, y que para llegar a el, había que “tomar a PDVSA”, tal como lo indico en diferentes oportunidades Ali Rodríguez Araque quien ha sido en este régimen Ministro de Energía y Petróleo, Gobernador ante la OPEP y Presidente de PDVSA. Es decir, era la crónica de una toma anunciada.

El paro cívico fue convocado a partir del lunes 02 de diciembre de 2002, y su objetivo era presionar al presidente Chávez para que sustituyese su política económica de corte socialista por una más proclive al capitalismo - social, y fue convocado por el gremio empresarial, a través de Fedecámaras; los sindicatos, a través de la CTV y la Coordinadora Democrática. Es de señalar, que los trabajadores de PDVSA no figuraban como convocantes, pero si se unieron al paro en forma individual como respuesta a la solicitud de la Sociedad Civil, y por que concordaban con los objetivos del mismo.

A mediados de diciembre de 2002, el régimen agobiado procede a “botar” a los primeros trabajadores petroleros. Se conversa en la coordinación del paro sobre la posibilidad de suspenderlo. A este planteamiento se oponen los representantes de los trabajadores de PDVSA como acto solidario con los trabajadores ilegalmente despedidos. El régimen endurece sus acciones y continúa con los despidos.

La cercanía de la navidad, influye grandemente en la población y comienza el abandono a cuenta gota del paro cívico por distintos sectores productivos, por lo que el paro se transforma en un paro petrolero, ya que lo único que no se conseguía eran exactamente los hidrocarburos gas, GLP y gasolina. Al quedar solos los 23000 trabajadores “botados” por el pito del réferi mayor, se debilito la acción y poco a poco con los trabajadores que se quedaron en PDVSA (tenían todo el derecho de hacerlo, ya que el irse al paro fue una decisión personal) y algunos jubilados que regresaron (personalmente, no me explico su acción, pero la respeto) PDVSA inicia la recuperación de la producción de petróleo.

El gran perdedor de esta acción cívica fue la Sociedad Civil, al no comprender lo que significaba el paro. A mi juicio lo entendió como una acción politiquera y no como una acción para contrarrestar el cambio de sociedad que se ha venido efectuando en el país, que lo puedo resumir como la pérdida de libertad: económica, política, de información, de seguridad, de disentir, de educación, propiedad privada, etc.

Los grandes ganadores:

El gobierno, al tener el dominio de PDVSA y por ende el ingreso y dominio económico. De hecho el Sr. Chavez, en discurso ante la Asamblea Nacional el 15-01-04, indico que el había provocado la crisis en PDVSA… “había que provocarla para tomarla, ya que sin PDVSA es imposible llevar a cabo la revolución”

Los 23000 trabajadores botados, ya que hemos tenido la oportunidad de crecer personal y profesionalmente, al superar nuestras vicisitudes y consolidar nuestros principios de honestidad, equidad y profesionalismo.

… y si tenemos que volver a hacerlo, lo haríamos …si iríamos al paro nuevamente.